Datos Generales de la región Pacífica

Longitud desde Panamá hasta el Ecuador 1.400 kms.
Superficie aproximada 76000 km2
Población año 2.000:1.240.000
Produce el 50% de la madera, aserrada del país, y el 30% del oro de aluvión.
Tiene más de 1.200 especies de peces, 400 de importancia comercial, de las cuales hoy solo se utilizan 80.
Tiene el puerto principal del país. Buenaventura, y la Base Naval de Bahía de Málaga.

El Manglar

El Pacífico Colombiano División Educación Ambiental y Otros
Inderena - Patrocinio del Banco de Occidente
Edito láser, 1985

Este inhabitable laberinto de canales, esteros y raíces, contiene uno de los sistemas ecológicos más interesantes, tanto por su adaptación a un medio particularmente difícil, como por su alta productividad.

El régimen de mareas (de 4 a 6 mts) a que se encuentra sometido el litoral así como las continuas lluvias que durante todo el año azotan las costas e influyen en el caudal de los ríos, definen un paisaje que cambia hora por hora.

El hecho de que los sedimentos arrastrados por los ríos se mezclen con las áreas depositadas por el mar determina que los suelos sean fangosos, inestables y carentes de oxígeno.

Sin embargo, una de las propiedades más extraordinarias de los manglares consiste en su capacidad de avanzar y arrebatarle territorio al mar; sus raíces retienen los sedimentos que traen los ríos y con ellos van construyendo en forma lenta e imperceptible, las islas que poco a poco parecen decididas a cambiarle su fisonomía a la Costa. Pero la importancia mayor de manglar no estriba en esas características especiales de compenetración con el medio salobre de los estuarios tropicales, sino en servir de base para la productividad marítima de vastas regiones oceánicas, las hojas del mangle que caen al suelo y al agua son cubiertas por bacterias y hongos que las descomponen, permitiéndoles liberar sustancias que sirven de alimento a pequeños crustáceos, especialmente a los camarones.

El proceso degradatorio de las hojas libera gran cantidad de minerales y en los estuarios habitan enormes colonias de pequeñas algas que se alimentan de esos minerales. Mientras tanto moluscos, peces, gusanos y cangrejos trinaran y aprovechan los restos de hojas y de minerales.

Todos estos organismos son la base de alimentación para los peces de la zona y se calcula que una tercera parte de las especies marinas del mundo depende de la cadena alimenticia que en ellos se inicia.

La producción de los Manglares en el Pacífico Colombiano es alta, de 12 toneladas de hoja por hectárea, superior a la de los de Tailandia, Panamá y Puerto Rico que oscila entre 5 y 7 toneladas.

Desde la desembocadura del río Mataje hasta cabo corrientes, los manglares son la última frontera que separa el océano de las selvas tropicales. La conservación y el manejo racional de los 281.300 hectáreas con que pueblan el Pacífico Colombiano, es el fundamento de que depende la producción pesquera del presente y del futuro.

Las plantas de los manglares en el Valle del Cauca y animales asociados

Selvas Inundables del Valle del Cauca.
María Isabel Salazar R., Miryam Monsalve Benavides, Diego Miguel Garcés Guerrero.
C.V.C. Cali 1999
Edición Imágenes de la Naturaleza Págs. 46 a 5.

Las principales especies de árboles de mangle del Departamento del Valle del Cauca son relativamente pocas: mangle rojo (Rhizophora mangle y R. Barrisom), mangle blanco (Laguncularia racemosa), mangle negro (Aviceumia germinans), mangle piñuelo (Pelliciera rhizophorae) y nato (Mora megistosperma).

En el Departamento del Valle del Cauca se encuentra también el mangle bobo o jelí (Conocctrpus erectus), el cual crece sobre playas y habitat marginales, como en la isla Ají y en bahía Málaga y tolera altas concentraciones de sal y suelos relativamente secos.

Además de los árboles de mangle, dentro de los bosques de manglar se encuentran otras especies de plantas, algunas con capacidad de tolerar aguas salobres. Es el caso de ciertas especies de las familias Myrsinaceae y Fabaceae, ocasionalmente asociadas con mangle rojo. Hacia el borde del manglar crece la especie endémica Crenea Patentíneruis y algunas Poaceae y Ciperáceas que dan un aspecto especial a las orillas de los esteros y sirven además, como alimento para algunas especies de aves.

Entremezclados con árboles de mangle negro y blanco, en subtratos de arena y fango con influencia de las mareas, se encuentran diversas especies de plantas, entre las cuales predomina la majagua (Hibiscus tiliacus) reconocida por su flores amarillas o rojo anaranjadas. Son frecuentes además, la caña agria (Costas plowmaníí), una Rubiáceas (Rustía occidentalis) y una Fábaceae de flores blancas y aromáticas, atractivas para varias especies de insectos, principalmente abejas.

En las orillas de los esteros, se desarrolla también una especie de helecho conocida con el nombre local de ranconcha (Acrostichum aureum), el cual invade rápidamente los claros de manglar y forma poblaciones tan densas que no dejan fijar nuevos embriones de mangle y dificulta su regeneración natural.

Aunque los manglares son relativamente homogéneos, hospedan también una importante diversidad de plantas epífitas, trepadoras y en raras ocasiones parásitas, muchas de las cuales no toleran la sal, como varias orquídeas, musgos, liqúenes, anturios y bromelias (Aechmea sp., Guzmania sp., Vriesea sp., Tillandsia sp.). Crecen sin embargo, sobre las enormes raíces aéreas y las ramas de los árboles de mangle, a muy poca distancia del agua salada. Las bromelias almacenan agua dulce entre sus hojas y mantienen las condiciones adecuadas para la vida de un importante número de especies de animales que no toleran agua salada, como ciertas ranas e insectos, para quienes las bromelias son verdaderos oasis en el "desierto salobre" del manglar. Existe también una epífita conocida como hierba tortuga (Tuberostylis rhizophoraé), la cual crece exclusivamente sobre las raíces aéreas de mangle rojo. En lugares donde la concentración de sal en el agua y en el suelo es menor y el substrato es más estable, el mangle rojo cede su dominio al nato (Mumrnegistosperma), un árbol imponente que alcanza alturas de aproximadamente 35 metros y se caracteriza por sus raíces tablares, anchas y largas, además de sus abundantes lenticelas. Su fruto es una inmensa legumbre solitaria y alberga 1 ó 2 semillas provistas de cámaras de aire para flotar.

Asociadas a estos bosques se desarrollan algunas plantas menos especializadas ecológicamente y presentes también en otros habitat, como la suela (Pterocarpits officinale), el calabacín (Amphitecnia sp.), algunas palmas (Mauritiella pacífica, Euterpe cuatrecasana) y ciertas Rhizophoraceae (Cassipourea sp.)..

Animales asociados al manglar

La fauna se distribuye dentro de los pequeños habitat del ecosistema de manglar de acuerdo a las capacidades de cada especie para resistir la deshidratación, tolerar la radiación solar, afrontar diferentes niveles de aguas, grados variables de salinidad y de oxigeno y, para aprovechar la oferta de alimento y refugio.

En los planos de lodo sometidas a inundaciones periódicas por acción de las mareas, se encuentran numerosos organismos, como crustáceos (principalmente camarones y cangrejos), gusanos marinos, moluscos (ostras y caracoles) y peces algunos de los cuales poseen características "anfibias".

Adaptados para vivir en fondos blandos y alimentarse por filtración o consumiendo directamente material orgánico como hojas y embriones recién caídos o parcialmente digeridos por hongos y bacterias, estos organismos resultan fundamentales para la red alimenticia de los océanos, pues a su vez son consumidos por animales de mayor tamaño como ciertos peces que llegan cuando sube la marea, o como las aves acuáticas provistas de largos picos especializadas para buscar alimento en el lodo.

Sobre las raíces y troncos de los árboles de mangle se hallan varios crustáceos, cirripedíos y moluscos. En las bromelias viven insectos, como las cucarachas de la familia Blaberídae y como estados inmaduros de coleópteros y dípteros, algunos de ellos acuáticos. En la base délas bromelias también hay nidos de hormigas, principalmente de los géneros Camponotus sp, y Odontomachus sp.

Los cuerpos de agua, llamados localmente esteros o estuarios, enriquecidos con aguas de origen marino y fluvial, constituyen un habitat estratégico para organismos que permanecen en los fondos, como las jaibas (Callinectes toxotes), algunos peces (Bothidae y Blennidae) y ciertos celenterados, como erizos y estrellas de mar. Para la reproducción y el desarrollo temprano de un gran número de animales, los esteros también constituyen el lugar ideal. En el caso de los camarones marinos (Penaeus sp.) y de agua dulce (Macrobrachíum sp.), de los peces (Lutjanidae, Ceniropomidae, Mugilidae, etc.) y de ciertos moluscos (Anadara sp.).

Esta abundancia y diversidad de organismos es a su vez, consumida por "cazadores especializados" como los peces aguja (Belonidae), los jureles (Carangidae), los tollos (Carcharinhidae), los pelícanos (Pelecanus occidentalis), las fregatas (Fregata magnifisceus), los marrines pescadores (Ceryle y chloroceryle) y los seres humanos.

Manglares y pesquería

Selvas Inundables del Valle del Cauca.
C.V.C. Cali, 1999

La alta productividad y la extraordinaria complejidad de las relaciones tróficas del ecosistema manglar estero proporcionan las condiciones ideales para albergar y alimentar a más de 2.000 especies de peces, crustáceos y moluscos, durante diferentes etapas de su desarrollo. Muchas especies marinas aprovechan las corrientes de las mareas para realizar migraciones hacia el manglar. Diversos habitantes del manglar, a su vez, las aprovechan para emigrar hacia el mar. Periódicamente millones de camarones jóvenes de agua dulce (Macrobrachium) remontan los ríos después de pasar los estadios tempranos de desarrollo en aguas del manglar.

Comentarios (0) | Comente | Comparta c