ORÍGENES DEL HOMBRE AMERICANO

Silbato mujer. Cultura Nebaj. Museo Popol-vuh. Ciudad de Guatemala. Fotografia: Luis A escobar

Los orígenes del indígena americano aún no se han definido y quizá nunca se aclaren totalmente. Los expertos creen que los primeros hombres llegaron durante el pleistoceno, procedentes del Viejo Mundo. Jonathan Norton Leonard, en su libro "Ancient America", nos dice que La fecha de la llegada del hombre al Nuevo Mundo continuamente se empuja hacia atrás, a la época prehistórica. Hasta 1950, los antropólogos pensaron que el hombre había puesto pie en el Continente Americano hace cerca de 15.000 años. Sin embargo, recientes hallazgos y métodos modernos para datar, indican que el hombre llegó desde hace mucho más tiempo. Un esqueleto encontrado en Los Ángeles ha sido fechado como de 23.600 años y a otros dos esqueletos encontrados en San Diego se les ha dado la sorprendente edad de 44.000 y 48.000 años. Si las fechas de San Diego son confirmadas, no han sido aceptadas por todos los expertos, tendrían profundas implicaciones en la historia del hombre en las Américas".


El mismo autor nos sigue relatando, en forma amena y envidiable, la síntesis del desarrollo del hombre americano. Nos recuenta cómo en un lugar, "Clovis" (USA), se encontraron las lanzas de piedra, muy bien talladas, llamadas por ésto, "Clovis points", a las que se les fijó la fecha de alrededor del año 10.000 a.c. Con esta arma tuvieron la oportunidad de defenderse mejor y de conseguir progreso y comida por medio de la cacería. Se considera también la fecha 2.500 a.c. la del cultivo del maíz, fuente principal alimenticia de los precolombinos. Inclusive nos entrega la fecha increíble de 80.000 años a.c. es decir, antes de que llegara el hombre a América, correspondiente a los "fósiles con polen de granos de maíz encontrados en pozos excavados profundamente debajo de la ciudad de México". Después del año 3.000 a.c. se cultivó el maíz en Tehuacán en cantidades suficientes para soportar una considerable agrupación que dependiera en su mayoría de la agricultura.

Posteriormente, hacia el año 2.000, el "mágico grano" se comenzó a mover a través del Itsmo de Panamá hacia Sur América. Sin embargo, existen otras teorías, también de expertos en cuanto al comienzo y aprovechamiento del maíz, en especial la del peruano Duccio Bonavia, quien asevera que el desarrollo del cultivo del maíz, tuvo su origen en el Perú.

Y en cuanto a las primeras manifestaciones artísticas o afán de comunicación, se acepta que 3.000 a.c. ya aparece la cerámica a lo largo de la costa ecuatoriana y que de allí pasó a Mesoamérica alrededor del año 2.300 a.c.

Las anteriores fechas e informaciones nos sirven muy bien como idea general del posible desarrollo del indígena americano. Hasta las fechas comentadas anteriormente no existen pruebas de grupos musicales pero sí de la primera gran manifestación o expresión de hombre americano que es la cerámica. Esto es de suma importancia pues a lo largo del desarrollo de muchas culturas hasta la llegada de los conquistadores, el indígena se expresa principalmente por millones de figuras, primitivas, elaboradas, ligadas a sus diferentes creencias y finalmente realizadas para expresar toda clase de sentimientos.

Pongo un ejemplo que quizá parezca extraño, Beethoven es el compositor que, especialmente con sus sonatas para piano, logra expresar los más diversos sentimientos del hombre. Pues bien, los precolombinos acudieron, desde épocas anteriores a Cristo, a la cerámica y escultura para expresar las más variadas pasiones y sentimientos estéticos. El barro fue para ellos el conducto mágico de expresión y comunicación. En cierto sentido se podría decir también que la cultura griega no se entiende totalmente sin su expresión Escultórica. Notemos que la historia del arte precolombino comienza con las "figuritas", mujercitas desnudas pequeñas, que arrojaban a las tumbas de los muertos figuritas de barro, agradables, delgadas y que así entraban en conexión con sus creencias religiosas o sentido sexual, es decir, fertilidad. Como sea, principiaba cerca del año 2.000 a.c. la utilización del barro y a este hecho se puede ligar la iniciación del desarrollo musical. Allí pudo haber comenzado la elaboración en barro, de los primeros instrumentos musicales que después irían a convertirse en algo verdaderamente, excepcional, no sólo a nivel de la cultura precolombina. El barro o la cerámica ya demostraban las capacidades del indígena precolombino. Ya para el año 100 después de Cristo, las "figuritas" de barro de Teoihuacán representan algo más: trompetas y bailarines. El barro era el idioma y para esa misma fecha se encuentra ya la sorprendente cultura de los OLMECAS que logró una de las más espectaculares y armoniosas esculturas de toda América hasta nuestros días.

 
Figuras que cantan y danzan. Mural palacio de las mariposas Teotihuacan
Comentarios () | Comente | Comparta c