Alcántara Quijano Montero, Pedro

Obra: Ricaurte en San Mateo. Pedro Alcántara Quijano

Ficha Bibliográfica

Título: Alcántara Quijano Montero, Pedro

Nacido en Bogotá, el 19 de octubre de 1878, Pedro Alcántara Quijano trabajó como profesor en la Escuela de Bellas Artes de Bogotá por más de 30 años, fue escenógrafo del Teatro Colón de Bogotá, y educó diversas generaciones de escolares en el país.  Fue un pintor, escenográfo y grabador que prefirió los temas históricos, las flores y los retratos. Pedro Alcántara Quijano Montero es autor de “Ricaurte en San Mateo”, “Niño con Casco”, “La misa de los conquistadores”, “La Pola conducida al cadalso” y “Reyerta del 20 de julio” entre otras muchas obras entre las que quizá su labor docente es lo más significativo: enseñó dibujo por quince años en el Colegio León XIII; diez años en el Colegio Alemán y diez años en el Colegio de Nuestra Señora del Rosario, Alcántara también fue escenógrafo del Teatro Colón de Bogotá.
En 1907 regentó la cátedra de xilografía en la Escuela de Bellas Artes de Bogotá; en 1916 viajo a Europa y estudió en La Academia de San Fernando en Madrid, España, país en el que obtuvo, en 1929, una medalla de oro en la Exposición Ibero Americana de Sevilla; el 10 de septiembre de 1930 fue nombrado Académico de Número de la Academia Colombiana de Bellas Artes. En el año de 1932 realizó junto a Raimundo Rivas el inventario artístico de las capillas bogotanas San Juan de Dios, Capilla del Sagrario, La concepción, Santa Bárbara, Santo Domingo, San Diego, La Veracruz, iglesia de Belén, La Candelaria, el Convento de las Monjas de la Enseñanza y el Convento de San Francisco, trabajo publicado en Bogotá por la Academia Nacional de Bellas Artes en 1934. Había estudiado en la Escuela de Bellas Artes de Bogotá, en donde fue alumno, entre otros, del maestro Recio. De sus primeras lecciones de pintura en esta institución, el maestro Alcántara Quijano perfiló su talento hacia un estilo académico, que expresaría durante la elaboración de toda su obra, en su predilección por los temas históricos, los retratos y el dibujo de flores. 
En 1882 ya su talento daba testimonios, como lo demostró su merecimiento al segundo premio de grabado que ofreció el V concurso de la Escuela, reconocimiento que ganó por una interpretación hecha sobre una foto de la estatua de Colón (hoy ubicada en la avenida El Dorado de Bogotá). Asimismo, obtuvo el segundo premio en la exposición del 20 de julio realizada en 1899, con su cuadro “Dafnis y Cloe”. Empezando el siglo XX, en 1907, fue nombrado director de la cátedra de Xilografía de la Escuela de Bellas Artes. Posteriormente, en 1916, salió del país y visitó Europa, en donde exploró Francia, Italia y España, en cuya capital frecuentó la Academia de San Fernando. De regreso al Nuevo Continente, visitó algunos países de Centro América y finalmente arribó a Colombia en el año de 1918, para continuar con su labor docente.
Entre 1929 y 1931 su carrera brilló con varios premios e importantes exposiciones. Obtuvo primero la medalla de oro en la Exposición Ibero-Americana celebrada en Sevilla; después fue nombrado Académico de Número en la Escuela de Bellas Artes de Bogotá, correspondiente en ese momento de la de San Fernando en Madrid; finalmente participó en el Primer Salón de Artistas Colombianos con su óleo “Intimidad”. En 1932, y en compañía de Raimundo Rivas, elaboró el inventario artístico de las iglesias bogotanas La Capilla del Sagrario, San Juan de Dios, La Concepción, Santa Bárbara, Santo Domingo, San Diego, La Veracruz, la Iglesia de Belén, La Candelaria, Monjas de la Enseñanza y San Francisco. También realizó este inventario en la Iglesia de San Ignacio, esta vez acompañado de Antonio Gómez Restrepo. La compilación de este trabajo apareció publicada en el libro Iniciación de una guía de arte colombiano, editado por la Academia Nacional de Bellas Artes en Bogotá, en 1934.

Aparte de los premios obtenidos en los años 1934 y 1940, en los que ganó, primero, la medalla de oro en la Primera Exposición Nacional de Palmira, en el departamento del Valle; y, segundo, el premio de segunda categoría en el Salón de Artistas Colombianos con su acuarela “Patio de la casa de los marqueses de San Jorge”, el final de su carrera se desarrolló de una a otra exposición. En 1944 participó en el V Salón de Artistas Colombianos con sus cuadros “La Pola conducida al cadalso” y “Mercado”. En 1945 el artista hizo una exposición retrospectiva en la galería de arte del Teatro Colón de Bogotá, en la que presentó13 acuarelas y más de 30 óleos. Los temas de sus cuadros en esta ocasión fueron “Paisajes de Cachipay”, “Retratos”, “Naturalezas muertas”, y algunos sobre episodios históricos, como “La recepción en el palacio del Virrey Solís”. En diciembre de 1949 expuso en compañía de Inés Sicar de Gómez en el Museo Nacional y, posteriormente, en 1951, participó en la Primera Bienal de Madrid con su cuadro “Estudiantes”. El 26 de agosto de 1953, el maestro Pedro Alcántara Quijano murió en Bogotá.

Imagen tomada de: Colarte

Consulte el artículo "La pintura de historia en Colombia" de Camilo Calderón en la: Revista Credencial. N°170