Alcantuz, Lorenzo

Plaza de la Villa, Sogamoso

Sogamoso, 1741- Santafé, 1782 
La Revolución Comunera de 1781 se considera el antecedente más importante de la gesta de la independencia nacional del 20 de julio de 1810, que acaba en la Nueva Granada con el dominio español de más de tres siglos. Los líderes de la Revolución de los Comuneros del Socorro eran los campesinos José Antonio Galán y Lorenzo Alcantuz.

La insurrección se desencadena mediante violentos motines en Simacota, Mogotes, Barichara y Curití en diciembre de 1780. San Gil se une rápidamente a las protestas y es allí en donde Alcantuz lleva a cabo un simbólico acto revolucionario pisotea y rompe las armas reales, símbolo del poder español.

La valerosa acción del comunero sogamoseño fue castigada cruelmente por la Real Audiencia, al igual que la de sus otros compañeros de lucha, Galán, Isidro Molina y Juan Manuel José Ortiz. Fueron ahorcados en Santafé el primero de febrero de 1782, decapitados, se dividió su cuerpo en cuatro partes y fueron quemados en la hoguera; la cabeza de Lorenzo Alcantuz fue exhibida posteriormente en San Gil. La memoria nacional lo recuerda como mártir y como uno de los primeros héroes de la independencia.