Cierre vial de la calle 12

Con gran satisfacción anunciamos que el próximo lunes 15 de febrero comienzan los trabajos de reparación vial de la calle 12, entre carreras 5a y 4a. Debido a estas intervenciones, esta calle no estará habilitada para el paso vehicular y será necesario que los automóviles que suban por la calle 12 hagan un desvío (consulte el mapa de desvíos). La duración de estas obras es incierta, pero la Alcaldía manifestó a la Biblioteca Luis Ángel Arango que dará celeridad a todo el proceso, ejecutando labores durante las 24 horas de los siete días de la semana, para poder terminar esta obra y continuar con la cuadra entre carrera 4a y carrera 3a lo más pronto posible.


Tome Nota:

1. Nuestra programación cultural no sufrirá cambios por las obras.
2. El Parqueadero de la BLAA tendrá una sola entrada y salida, que será la puerta de Entrada habitual al parqueadero: Carrera 5a # 11-68.
 

Álvarez Gardeazabal, Gustavo

Gustavo Álvarez Gardeazabal

Escritor y político colombiano nacido el 31 de octubre de 1945 en Tuluá. Cursó sus estudios básicos en el Colegio de las Madres Franciscanas. Luego de graduarse de bachiller en el Colegio de los Salesianos de Tuluá continuó sus estudios en la Universidad Pontificia Bolivariana, donde estudió Ingeniería Química hasta que se vio obligado a retirarse tras haber escrito su libro “Piedra Pintada,” el cual criticaba fuertemente al rector. Ingresó a la Universidad del Valle en Cali de donde se graduó con un título en letras en 1970.
Sus primeros cuentos fueron publicados en La Estafeta Literaria de Madrid y La Revista Mundo Nuevo de París. En 1971 publicó su libro Cóndores no entierran todos los días tras ganar el Premio Monacor, el cual le brindó gran reconocimiento literario. Seguidamente, recibió el premio Cuidad de Salamanca en 1973 y publicó varias novelas, entre las que figuran La Boba y el Buda (1972), Dabeiba (1973), El bazar de los idiotas (1974), El Divino (1986), El último gamonal (1987), Los sordos ya no hablan (1991) y Las cicatrices de Don Antonio (1997). Muchas de estas novelas han sido traducidas a distintos lenguajes; entre ellos, inglés, alemán, italiano, serbio-croáta, rumano y otros doce idiomas. 
Además de su vocación por la literatura, Gustavo Álvarez Gardeazábal también ha dedicado gran parte de su vida a la docencia. Es así como dictó clases en la Universidad de Nariño en Pasto, después en Cali en la Universidad del Valle y en la Universidad de San Buenaventura, con tal éxito que muchas veces era necesario conseguir auditorios para acomodar a los numerosos asistentes. En 1980 renunció a la docencia en forma de protesta frente a algunas reformas del gobierno, las cuales, desde su punto de vista, limitaban la libertad de expresión de los profesores universitarios.  Gustavo Álvarez Gardeazábal incursionó en la política al ser elegido Concejal de Cali y de Tuluá. Eventualmente llegó a la alcaldía de Tuluá en 1988, su ciudad natal, y fue reelegido en 1992. En 1999, cuando ejercía la labor de Gobernador del Valle del Cauca fue enviado a la cárcel bajo cargos de conducir negocios con narcotraficantes.