Arango Mejía, Dionisio

Dionisio Arango Mejía

Juez y político Dionisio Arango Mejía, un sobresaliente del activismo político, nació en Abejorral el 8 de abril de 1851, fue educado en el colegio fundado por el pedagogo José de Jesús Restrepo. Posteriormente, gracias al apoyo del entonces gobernador de Antioquia, Pedro Justo Berrío, ingresó en 1869 a la Universidad de Antioquia, en donde se ilustró en ciencia política y derecho, sin llegar nunca , sin embargo, a ser doctor, título que le concedió la institución de forma simbólica después de su muerte.

Dionisio Arango comenzó su carrera profesional como administrador particular de Hacienda en los circuitos de Occidente y Sur. Luego, en 1875, asistió como diputado a la legislatura del Estado Soberano de Antioquia que presidía Mariano Ospina Rodríguez, periodo en el que fue elegido candidato para ser representante en el Congreso en 1876.

Dado su vínculo con el partido conservador estuvo, entre 1877 y 1885 – año en el que llega a su fin el apogeo liberal en el país - consagrado a labores de agricultura que le permitieron sostener a su familia; pero en 1885, al iniciarse el período de la Regeneración liderado por el presidente Rafael Núñez, volvió a sus labores en el derecho, siendo designado juez del Circuito de Abejorral, y posteriormente ejerciendo como subsecretario de Hacienda. 

En los años de 1889 y 1890 fue fiscal del Tribunal de Antioquia, con lo que se fortalecería su faceta de tribuno y de criminalista. Durante este último año inició, pues la Magistratura, en la que de desempeñaría por las siguientes dos décadas. En 1888, 1890 y 1904 fue representante al Congreso, llegando a hacerse presidente del mismo en los dos últimos períodos y, aunque le fue ofrecida entonces por Sanclemente la procuraduría, la descartó por motivos familiares y personales.

Sin embargo, su carrera no se detuvo. En su último período como congresista llegó a ser presidente de la Asamblea de Antioquia y fue gobernador de Antioquia en dos oportunidades, la primera de 1897 a 1898 bajo el gobierno del presidente Caro, período en el que su Gobernación inauguró la Compañía Antioqueña de Instalaciones Eléctricas, con lo que el departamento dio un importante paso hacia la modernización.

En su segunda temporada de gobernación, entre 1906 y 1908 bajo el mandato del general Rafael Reyes, Dionisio Arango tuvo que enfrentar y tutelar sobre la nueva división territorial del país en la que Antioquia quedó fraccionada en cuatro nuevos departamentos, a saber, Medellín, Sonsón, Jericó y Antioquia, cada uno con su capital en las ciudades de estos nombres.

En el año de 1919 fue llamado de nuevo a la procuraduría en la que, esta vez, sí intervino hasta 1920, fecha en la que se posesionó de la Magistratura, que comenzó a ejercer otra vez en 1921. Fue nombrado presidente de la Corte Suprema de Justicia y se desempeñó en ella largamente, ocupando este cargo como el último y más importante de su vida. Murió en Medellín, a los 89 años, el 23 de septiembre de 1940.