Núñez De Balboa, Vasco

Vaso Núñez de Balboa

Ficha Bibliográfica

Título: Núñez De Balboa, Vasco
Colección: Militar; Navegación
Tipo de documento: Texto
Fuente de catalogación : CO-BoBLA

Conquistador español (Jerez de los Caballeros, Extremadura, 1475 - Acla, Panamá, 1519). Vasco Núñez de Balboa se hizo célebre por dirigir la primera expedición europea que llegó al mar Pacífico, conocido también como Mar del Sur. Pertenecía a una familia de origen gallego que había sido rica y poderosa, pero que estaba en decadencia cuando él nació. Recibió una educación propia de su condición social, al entrar como paje de Pedro de Portocarrero, señor de Moguer, donde se formó como escudero.

En 1501 partió para América con la expedición de Rodrigo de Bastidas, con la cual recorrió la costa Caribe de la actual Colombia. Por estos años era un muchacho inquieto, notable por su destreza con la espada, actividad en la que sobresalía en una época en la que los caballeros eran magníficos esgrimidores. Aunque su papel en la expedición de Bastidas no fue sobresaliente, la experiencia allí adquirida le sería de gran utilidad posteriormente.

Al regresar Bastidas a España, Balboa se quedó en La Española, donde posiblemente participó en las acciones de sojuzgamiento de los nativos del área, puesto que se le dieron tierras en un puesto denominado Salavarrieta de la Sabana, como a vecino fundador. En este lugar, cuyo principal recurso era la cría de cerdos, Balboa contrajo numerosas deudas y en 1509 deambulaba por Santo Domingo, confinado por sus acreedores. Al año siguiente, el 13 de septiembre de 1510, el bachiller Martín Fernández de Enciso zarpó de Santo Domingo con el fin de apoyar la expedición de Alonso de Ojeda, quien había recibido licencia para poblar Urabá. Entre su tripulación llevaba como polizón a Balboa, el cual una vez superado el peligro de ser devuelto a la isla, se presentó ante el bachiller. Enciso montó en cólera y amenazó con abandonarlo en la primera isla desierta que encontraran. Su desmedida reacción no fue afortunada: la tripulación empezó a argumentar en favor de Balboa, señalando la utilidad que les podía reportar por ser conocedor de la zona y, además, transformó al polizón en héroe popular de la expedición. En general, el manejo que el bachiller dio a las diversas situaciones que tuvo que enfrentar en el viaje, minó la confianza que la tripulación tenía en él. Una vez en Urabá, se empezaron a presentar problemas de abastecimiento y de salubridad, tal como había sucedido con los emplazamientos de Juan de la Cosa, en 1504, y del propio Ojeda, con quien finalmente Enciso no se logró encontrar.

Balboa propuso cambiar el lugar del asentamiento a la orilla occidental del golfo, donde las tierras eran mejores y más frescas y, además, los indios no colocaban veneno en la punta de sus proyectiles. La iniciativa fue aceptada, a pesar de que con ella se creaban problemas de jurisdicción con Diego de Nicuesa, a quien le correspondía el control de ese territorio. En el nuevo emplazamiento los colonos ocuparon la aldea del cacique Cémaco, en noviembre de 1510, donde fundaron Santa María de Antigua del Darién, el primer asentamiento permanente de españoles en tierras continentales americanas. Entretanto, Enciso continuó creándose conflictos con los miembros de la expedición, con lo cual la oposición en su contra se agrupó alrededor de Balboa. Para conjurar esta situación se envió una comisión para que buscara a Diego de Nicuesa, quien se encontraba en Nombre de Dios, y le pidiera que gobernara la colonia. Aunque la comisión tuvo éxito, muy pronto los emisarios tuvieron razones para arrepentirse. Sin haber llegado al Darién, Nicuesa empezó a hablar de las medidas disciplinarias que adoptaría y de las modificaciones que introduciría en el reparto de los tesoros de Ja expedición. Estas noticias fueron suficientes para que los colonos no lo dejaran desembarcar en Urabá y lo obligaran a abandonar el golfo, en una travesía en la cual desapareció junto con su tripulación. Balboa enjuició a Enciso por estos hechos, pero luego le permitió partir hacia España. Tal decisión lo convirtió en jefe único de la colonia desde abril de 1511, pero significó tambien enviar a un enemigo a la Corte, lo que, a la larga, le causaría mayores problemas.

Por el momento, su jefatura fue confirmada en Burgos en diciembre de 1511, al nombrársele gobernador y alcalde interino de la colonia, en reemplazo de Ojeda. Aunque Balboa sólo recibió tales cédulas a mediados de 1513, pudo gobernar sin mayores contratiempos durante poco más de tres años. Luego de la partida de Enciso, Balboa sometió a Chimba, cacique de Careta, y estableció relaciones amistosas con el cacique Comogre. Durante la recepción que este último le hizo, Panquiaco, el hijo del cacique, informó a los colonos sobre el Mar del Sur y sus riquezas. Por el momento, Balboa continuó la labor de sometimiento del área del istmo, densamente poblada y formada por numerosos pueblos políticamente autónomos. La expedición al Mar del Sur no fue olvidada. En enero de 1512 Balboa envió una comisión que informara al rey sobre las noticias recibidas y solicitara el envío de más hombres para llevarla a cabo. Aunque esta comisión nunca llegó a su destino, las noticias sobre su naufragio sólo fueron recibidas por los colonos un año después.

Por el momento, Balboa buscó mantener la disciplina de la colonia iniciando nuevas exploraciones del territorio. Se dirigió hacia el sur de Santa María, subió por el río Atrato, y sometió a varios caciques que se habían aliado en su contra. Concluida esta jornada, los colonos enviaron en septiembre de 1512 una nueva delegación ante el rey, para informarle que ya se había logrado la conquista de la provincia de Urabá y reiterar la solicitud de apoyo para llevar a cabo la expedición al Mar del Sur. Sin embargo, nuevas circunstancias apresuraron la marcha de los acontecimientos. En la colonia se empezaron a presentar actos de rebeldía contra Balboa y éste, al conocer el nombramiento que se le había hecho a finales de 1511 como gobernador y alcalde interino de la colonia, y las acciones que se adelantaban en su contra en la Corte, emprendió el viaje sin esperar refuerzos el 1 de septiembre de 1513. Inicialmente se dirigió hacia Careta, entró a las tierras de Ponca e hizo la paz con él, guerreó con el señor de Cuareca y luego se encaminó a una gran sierra, desde donde divisó el Mar del Sur a finales de septiembre de 1513. Luego sometió a los caciques de Chiape y Coquera, y bordeó con sus naves la costa del mar, donde obtuvo abundante cantidad de perlas. En el viaje de regreso, continuó las acciones de sometimiento contra los señores del área hasta regresar a Santa María, en enero de 1514.

Desde allí envió su relación al rey sobre el descubrimiento, junto con el quinto real, que ascendía a veinte mil castellanos, doscientas perlas y algunas curiosidades de la región. Como reconocimiento de su gestión, se revocó una sentencia en su contra y se le nombró adelantado del Mar del Sur. Sin embargo, el disfrute de su descubrimiento fue corto. Las acusaciones de Enciso en su contra tuvieron eco en la Corte, y Pedrarias Dávila fue nombrado gobernador de Castilla de Oro, con lo cual Balboa quedó bajo su mando. A finales de julio de 1514 llegó el nuevo gobernador al Darién con mil quinientos hombres, buena parte de los cuales enfermó y murió al poco tiempo. Para paliar los estragos de las enfermedades y del hambre, generados por la llegada masiva de colonos, se enviaron numerosas expediciones a diferentes partes del Darién, que no iban a poblar sino a ranchear, según afirmó Pascual de Andagoya, testigo presencial de los hechos. Las relaciones entre los dirigentes se tornaron tensas. En abril y en octubre de 1515 Balboa escribió al rey quejándose de los excesos cometidos contra los indios por los hombres de Pedrarias, y señalando que, a causa de éstos, la mayoría de los indígenas sometidos se habían rebelado, sin que el gobernador tomara acciones para controlar la situación.

Por su parte, Pedrarias buscó opacar los logros de Balboa, y cuando en marzo de 1515 llegó a Santa María su nombramiento como adelantado de la Costa del Pacífico y gobernador de Panamá, lo ocultó por un tiempo y luego adoptó maniobras dilatorias para impedir que Balboa tomara posesión de su cargo. El adelantado, luego de llevar a cabo una corta correría por el Dabaibe, al sur de Santa María, fue apresado por Pedrarias cuando se enteró que había conseguido hombres para dirigirse a Panamá y asumir su cargo. La mediación del obispo fray Juan de Quevedo logró superar la crisis y las paces quedaron selladas cuando se acordó que el adelantado se casaría con una hija del gobernador. Gracias a este acuerdo, Balboa pudo continuar sus exploraciones en el Mar del Sur, pero al conocerse la llegada de un nuevo gobernador, Lope de Sosa, surgieron rumores sobre sus supuestos proyectos de alzamiento. Al parecer tales rumores carecían de fundamento y el problema radicaba en que el gobernador temía que el adelantado testificara en su contra durante el juicio de residencia que le haría el nuevo gobernador. Pedrarias hizo ir a Balboa a Acla, donde fue tomado preso y se le condenó a muerte. Su ejecución fue llevada a cabo en enero de 1519; sin embargo, cabe anotar que en algunos documentos e importantes y muy bien documentadas biografías del conquistador, se señala que su muerte fue a mediados de enero de 1517 [Ver tomo l, Historia, pp. 69-75].

MARTA HERRERA ÁNGEL

Bibliografía 

ANDERSON CHARLES, L. G. Vida y cartas de Vasco Núñez de Balboa. Buenos Aires, Emecé, 1944. ROMOLI, KATHLEEN.Vasco Núñez de Balboa, descubridor del Pacífico. Madrid, Espasa Calpe, 1955. 2á ed.: 1967.

Esta biografía fue tomada de la Gran Enciclopedia de Colombia del Círculo de Lectores, tomo de biografías.

arte2.jpg (6256 bytes)

 

Vasco Núñez de Balboa en Blaa Virtual

Consulte la biografía de Núñez de Balbaoa, escrita por Soledad Acosta de Samper

Lea el texto "Compendio Histórico-Descubrimiento y Colonización de la Nueva Granada" de Joaquín Acosta.