Totó, La Momposina

Toto la moposina

Ficha Bibliográfica

Título: Totó, La Momposina
Colección: Música; Biografías
Temas: Música

Cantante y bailarina de música bullerengue. Su música tiene su origen en el mestizaje del Caribe. Totó nació en 1940, en Talaigua Bolívar, un pueblo situado en la isla de Mompós que fue uno de los principales centros de la colonización española y en el que, por ello, hay población indígena, negra y blanca. 

Es considerada una de las mejores en su género por los especialistas en música del mundo y es reconocida por la vitalidad y espontaneidad que muestra en sus presentaciones y por sus mezclas de ritmos indígenas, de los esclavos africanos y por los ritmos provenientes de España, todos los cuales se encuentran presentes en la isla de Mompós. 
La música la lleva en los genes, no en vano es parte de una familia de cinco generaciones de músicos. Su padre Daniel Bazanta era un reconocido percusionista y su madre Libia Vides era bailarina y cantante. Por eso, desde muy temprana edad se interesó por la música y los bailes tradicionales del Caribe, los aprendió e iba de pueblo en pueblo indagando por sus costumbres musicales y por la Cantadora de cada lugar, una cantante que encarna el folclor de la zona. En 1974 se dedicó a la música de manera profesional.
Su música está cargada de cumbias, bullerengues, chalupas, garabatos o mapalés, sones, guarachas, rumbas y sextetos y su nombre le rinde honor a la tierra en que nació. En sus conciertos están presentes los tambores y otras percusiones tradicionales del Caribe colombiano e instrumentos autóctonos como la gaita hembra y la gaita macho y en el escenario la han acompañado músicos como Darío Castro, Marco Vinicio Oyaga, Freddy Soto, Eduardo Baena, Rafael Victor Medrano, Tomás Benítez y Rafael Marquiel.
Totó la Momposina no se conformó con lo que había aprendido en sus viajes a los pueblos caribeños. Viajó a Francia a estudiar historia de la danza en la universidad de la Sorbona en París y allí permaneció durante cuatro años. Luego estuvo en Cuba realizando estudios sobre el bolero, realizó giras por Latinoamérica y Colombia y en 1991 regresó a Europa para grabar un disco al que llamó “La Candela Viva”, en los estudios del famoso músico Peter Gabriel con su sello Realworld. El disco fue aclamado por la crítica y esta cantante ingresó a la escena global del la World Music. 
Otro de sus famosos admiradores es Gabriel García Márquez, a quien en 1982 acompañó a Estocolmo a la entrega del premio Nobel de literatura que éste ganó ese año para presentarse en concierto durante la ceremonia. Su primer álbum, grabado en 1982, tuvo una tirada inicial limitada, por lo que es considerado una pieza de colección.
En 1996 le introdujo metales y bajo a la percusión y lanzó un disco llamado “Carmelina”. Pasaron tres años y publicó su más ambicioso trabajo, “Pacantó”, el cuál fue grabado entre Colombia, Inglaterra y Francia y editado por World Village en el 2002. En esa obra Totó debuta como compositora e incorpora a su banda músicos africanos.

Se dice que Pacantó es un disco moderno que rememora dos momentos históricos de la música colombiana, aquel en el que se dieron las primeras fusiones entre la cultura india y africana y la época dorada de las grandes bandas colombianas. 
El famoso sello disquero de música nativa del mundo, Putumayo Records, reunió a la Momposina con la chilena Mariana Montalvo y la brasileña Belô Velloso en un disco al que llamaron Putumayo Presents Latinas: Women of Latin America. 
Otro proyecto de la Momposina que sorprende fue el experimento musical que realizó para reunir a tres generaciones de cantadoras para que cantaran y bailaran juntas, ella, su hija, Eurídice y su nieta, María del Mar.