6. SISTEMAS DE CONTROL DE EMISIONES

En la mayoría de los casos se piensa que las emisiones automotrices sólo provienen de los gases que salen por el tubo de escape, pero estos corresponden solo al 60% de la contaminación emitida por el vehículo, el porcentaje restante corresponde en un 20% a las emisiones evaporativas de los depósitos de gasolina, como el tanque de combustible y la cuba del carburador y en otro 20% a los residuos de la combustión que escapan de la cámara hacia el interior del motor y a los vapores del cárter (ver figura 6.1).

Para obtener niveles de emisiones bajos, es necesario mantener la correcta operación de los sistemas de combustible y encendido; no obstante esto no es suficiente, por lo cual se han diseñado sistemas de control de emisiones a fin de disminuir la carga de polución producida por los vehículos, ya que ésta alcanza aproximadamente el 70% de la contaminación del medio ambiente.

La función primordial de los sistemas de control de emisiones es la de disminuir la salida de los gases contaminantes, en unos porcentajes determinados por leyes expedidas para tal fin en cada país donde inclusive se especifica para cada ciudad.

Figura 6.1 Fuentes de contaminación en un vehículo


 

6.1. SISTEMA DE VENTILACIÓN POSITIVA DEL CÁRTER PCV

Su función es la de extraer los gases o los vapores del cárter para introducirlos (recircularlos) en la cámara de combustión y así puedan ser quemados, (figura 6.2)

Figura 6.2 Sistema de ventilación positiva del cárter



En cierto rango de rpm se abre la PCV que esta conectada al múltiple de admisión, creándose un vacío dentro del motor, que permite la entrada de aire fresco al mismo por medio de unos conductos desde el filtro de aire y la salida de los gases nocivos hacia la cámara de combustión pasando por el múltiple de admisión. El flujo de gases depende exclusivamente de la válvula PCV, y la abertura de este depende del vacío creado en el múltiple de admisión.

6.2 SISTEMA DE CONTROL DE EMISIONES EVAPORATIVAS

Este sistema evita que los vapores generados en los depósitos de combustible salgan a la atmósfera, reteniéndolos o condensándolos en un canister o caja de carbón activado, para que posteriormente sean introducidos a la cámara de combustión y puedan ser utilizados (ver figura 6.3). De está forma se disminuye emisión de hidrocarburos livianos, causantes de la formación de smog en la atmósfera.
Este sistema cuenta con una válvula de salida de vapores del tanque, que regula el paso hacia el canister, y una válvula de purga conectada al múltiple de admisión o una electroválvula controlada por el computador en los vehículos con sistemas electrónicos, que permite que por vacío el vapor condensado salga del canister.

6.3 SISTEMA DE RECIRCULACIÓN PARCIAL DE LOS GASES DE ESCAPE (EGR)

Es uno de los sistemas más complejo e importante; su función primordial es la de disminuir la cantidad de óxidos de nitrógeno que salen de la cámara de combustión, introduciendo una parte de los gases de escape nuevamente al motor, para que el CO2 absorba el calor y la temperatura de la cámara disminuya. Se utiliza principalmente en los motores Diesel, donde no es posible la utilización de convertidores catalíticos de tres vías para el control de las emisiones de CO, HC y NOx.

Figura 6.3 Sistema de control de emisiones evaporativas



La EGR (ver figura 6.4), interconecta el múltiple de escape con el de admisión, y su apertura esta controlada por la cantidad de vacío que llega a la cámara superior de ésta, haciendo deflectar un diafragma que abre la válvula en el extremo inferior.

La cantidad de vacío esta regulada por el computador, por medio de uno o un conjunto de solenoides (electroválvulas) y por la señal de un potenciómetro localizado en la parte superior de la EGR, que le informa la posición de esta.

6.4 SISTEMA DE INYECCIÓN DE AIRE AL TUBO DE ESCAPE

Este sistema utilizado en los modelos de vehículos de los años 70 y algunos de los 80, inyecta aire al múltiple de escape y al convertidor catalítico, con el fin de controlar la temperatura de ambos dispositivos y de quemar los HC y CO remanentes en los gases de escape. Consta de un compresor (ver figura 6.5), que introduce aire a la tubería del sistema y un conjunto de electroválvulas de vacío controladas por la computadora, que dirigen el aire del compresor hacia el múltiple de escape y el convertidor catalítico.

Cuando el motor está frío, el aire se dirige hacia el múltiple de escape para generar allí la oxidación de los HC y el CO de los gases de escape, generando así una reducción de la contaminación y el calentamiento rápido del tubo de escape, y por ende del sensor de oxigeno y el catalizador.

Figura 6.4 Sistema de recirculación de los gases de escape


 

Figura 6.5 Sistema de inyección de aire


Cuando se ha calentado el motor, el aire se dirige hacia el catalizador para evitar su sobrecalentamiento y contribuirle en la reacción química de oxidación que en él se produce.

6.5 EL CONVERTIDOR CATALÍTICO

La función del convertidor catalítico es la de evitar la salida de gran porcentaje de gases contaminantes a la atmósfera, generando en su interior una combustión de baja presión y por reacciones químicas de sus componentes. Específicamente evita la salida de más de un 90% de CO, HC y NOx.

Está compuesto por un monolito cerámico (ver figura 6.6), el cual lleva incrustado materiales catalizantes como el Rodio, el Paladio y el Platino, que permiten realizar dos reacciones de oxidación:

C0 + 02 = C02
HC + 02 = CO + H20

y una de reducción

NOx = N 2 + O2

De esta forma, un vehículo puede estar equipado con un catalizador de oxidación o con dos catalizadores, uno de reducción seguido de uno de oxidación, o con un catalizador de tres vías que hace las tres reacciones pero en una sola unidad.

Figura 6.6 El convertidor catalítico


 

Comentarios (0) | Comente | Comparta c