II. EUROPA Y ESPAÑA A FINES DEL SIGLO XV
 

OBJETIVO GENERAL DEL TEMA
 

Identificar y analizar los rasgos más sobresalientes de la sociedad europea de
fines del siglo XV, para entender las especificaciones de la sociedad española en
lo económico, social y cultural durante el período y sus relaciones con el mundo
colonial americano
 

A. NOCIÓN GENERAL
 

Usted estudiará ahora qué hechos de carácter político, social y cultural, así como
qué necesidades de carácter económico, llevaron a la Europa moderna a la idea
de movilizarse hacia otras regiones del planeta. Es decir, de qué manera respondió
Europa a la necesidad interna de búsqueda de nuevas tierras, de nuevas materias
primas, metales preciosos y de nuevos mercados. De la tendencia expansionista
europea, cuyo movimiento hacia lo que va a ser el nuevo mundo no se dió
como un proceso consciente, puesto que el proyecto originario estuvo ligado con
la aventura asiática, surgirá el encuentro de dos concepciones de la cultura y de
la vida social que habrá de tener en América Latina y en Colombia en particular,
una síntesis que conocemos con el nombre de mestizaje.
 

B.  CARACTERÍSTICAS DEL DESARROLLO DE  EUROPA Y ESPAÑA A FINES DEL SIGLO XV
 

1. ESTADO Y POLÍTICA:


Con el desarrollo de las ciudades europeas, resultado del aumento del
comercio y el triunfo de la economía monetaria, y en consecuencia el
debilitamiento de la economía señorial y el retroceso del fenómeno de la
dispersión feudal, Europa asistió al proceso de consolidación de la unidad
nacional y de la formación de la monarquía absoluta como sustituto del
autonomismo medieval. Países como Francia, Inglaterra y España, vieron
desarrollarse el nuevo estilo de gobierno y estado. Junto con esto, la época
renacentista vio el surgimiento del espíritu científico y la aparición de nuevas
corrientes de pensamiento que interpretaron las necesidades de la época
en términos de individualismo político, religioso, artístico y lingüístico. Sin
embargo, la evolución de los diferentes países europeos, seguirá una
dirección de acuerdo con las especificidades de cada uno de ellos. Italia y
Alemania no lograrán su unidad nacional sino ya avanzado el siglo XIX,
en tanto que España, por ejemplo, consolidará una monarquía absoluta en
la cual jugarán rol determinante los sectores terratenientes y la Iglesia católica,
luego del quebrantamiento del poder de las ciudades en la batalla de Villalar
en 1520.


2.  SOCIEDAD Y ECONOMÍA


El descenso de la actividad comercial, el estancamiento de la agricultura, el
empobrecimiento de las ciudades como resultado, entre otras causas, de
la expulsión de moros y judíos, tendrá como una consecuencia general la
desesperada búsqueda por parte de España de la riqueza allende los
mares. Una radiografía de la época puede verse en el panorama social que
trazó tan magistralmente la novela picaresca española representada en
El Lazarillo de Tormes o en Vida del Buscón.

Si recordamos que España ." era a fines del siglo XVI una sociedad
básicamente campesina, que no había entrado dentro del proceso de
modernización capitalista - es decir, la servidumbre campesina continuaba
y era un supuesto de la estructura latifundista; que, de otro lado, la iglesia
ejercía un control semejante de la sociedad, y que, además, representaba
un papel similar al del sector agrario laico, y que en otro aspecto los
sectores medios -mercaderes, comerciantes- no constituían ya la vanguardia
del proceso modernizante- podemos, pues, comprender, la naturaleza de lo
que va a ser y los rasgos que habrán de caracterizar el proceso de conquista
y colonización en el Nuevo Mundo. Todos estos elementos van a constituirse
en lo que podemos denominar la estructura señorial, fuertemente cerrada y
conservadora de la España de las primeras décadas de los siglos XVI y XVII
y en el por qué de su reproducción en la sociedad hispanoamericana colonial,
conforme a las peculiares condiciones que se habrán de desarrollar en el
continente latinoamericano.

Comentarios (0) | Comente | Comparta c