Capítulo XII. El Banco de la República, 1946, 1954 y la reforma de 1951

Parte C. Inflación y crédito bancario: la política monetaria de 1946 a 1951. 

Inflación y Revaluación de la Tasa de Cambio Real 

La evolución monetaria del período 1946-1951 estuvo determinada, principalmente, por la caída en las reservas internacionales y por un aumento, más que compensatorio, en el crédito a los bancos comerciales y al Gobierno Nacional. Las reservas pasaron de 178 millones de dólares en 1946 a 93.9 millones de dólares en 1949, con una ligera mejoría en 1950-1951 (véase cuadro 3). Esta recuperación del nivel de las reservas fue, en buena medida, el resultado de la reducción en las importaciones que se habían elevado considerablemente después de la segunda Guerra Mundial, dada la necesidad de reponer la capacidad instalada de la industria. Como resultado, a partir de 1949 se produjo un superávit en la balanza comercial. 

Cuadro 3. Principales indicadores del sector externo (1946-1954) 

 Año

(1b Precio del café colombiano en Nueva York (ctvs. de dólar por libra de 453,6g)

(2) Indice del precio real del café colombiano en Nueva York (1950=100)

(3) Reservas internacionales brutas

(4) Exportaciones totales reales (miles de pesos de 1950)

(5) Importaciones totales reales (miles de pesos de 1950)

(6) Balanza comercial real (4-5)

(7)Tasa de cambio nominal (pesos/dólar)

(8) Tasa de cambio real (pesos/dólar) 1950=100

1946

22.5

55.5

178.167

623.829

713.485

-89.656

1.75

120.5

1947

30.1

60.5

135.658

725.466

955.904

-230.438

1.75

125.3

1948

32.6

60.4

105.125

717.662

757.502

-39.840

1.76

116.9

1949

37.6

73.4

93.850

787.666

621.751

165.915

1.96

115.9

1950

53.3

100.0

122.800

771.860

711.112

60.274

1.96

100.0

1951

58.7

99.0

112.217

1.049.193

907.724

141.469

2.39

124.6

1952

57.0

98.9

141.775

1.135.137

976.102

159.035

2.51

130.4

1953

59.9

105.3

185.975

1.326.027

1.197.390

128.637

2.51

119.9

1954

79.9

140.2

225.900

1.347.339

1.352.769

-5.340

2.51

110.5

Nota: Para deflactar las cifras en pesos se usa el índice de precios del costo de vida obrera en Bogotá, calculado por el Banco de la República. Para las cifras en dólares el índice de precios al por mayor de ese país. La tasa de cambio real es la tas de cambio nominal por el índice de precios de Estados Unidos, dividido por el índice de precios e Colombia.
Fuente: Revista del Banco de la República, varios números.

 

La principal preocupación de las autoridades monetarias durante estos primeros años de la posguerra fueron los altos índices de inflación registrados. Ello fue el resultado de una tasa de crecimiento de la oferta monetaria nominal de dos dígitos, hasta 1951 (véase: cuadro 4 y gráfico 4). Entre 1946 y 1951, el coeficiente de correlación entre el índice de precios (costo de vida obrera en Bogotá) y la oferta monetaria fue de .98.

 

Cuadro 4. Inflación y crecimiento de la oferta monetaria (1946-1951) 

 Año

Inflación

Crecimiento de la oferta monetaria (M1)

Crecimiento de la oferta monetaria real

Tasa real de redescuento

1946

9.3

22.5

12.1

-5.3

1947

18.3

10.8

-6.3

-14.3

1948

16.4

17.3

0.8

-12.4

1949

6.7

16.9

9.6

-2.7

1950

20.5

21.4

0.7

-16.5

1951

8.9

-0.9

-9.0

-4.9

Nota: La inflación se calculó con base a el índice del costo de vida obrera en Bogotá, calculado por el Banco de la República.
Fuente: Revista del Banco de la República, varios números.

 

El proceso inflacionario empezó a manifestarse en Colombia a partir del año 1942, cuando se registró un aumento de los precios de 8.7%. En los siguientes tres años, el aumento en los precios estuvo por encima del 10%; los mayores incrementos se alcanzaron durante 1949, cuando el índice del costo de vida obrera en Bogotá subió un 20.5%. Sobre este fenómeno comentó Lauchlin Currie en el informe sobre Colombia, rendido en 1951 al Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento: "La inflación ocurrida en Colombia durante la guerra, como en otras partes de la América del Sur, resultó de la expansión de los medios de pago y la contracción simultánea de las existencias de bienes. Durante el conflicto, el enorme ensanche del valor de las exportaciones estuvo acompañado de una contracción de las importaciones'' 7.

Mientras que en el período 1942-1945 el aumento de la oferta monetaria se debió a las reservas internacionales, tal como se vio en el capítulo anterior, entre 1946 y 1950 el factor más importante fue el crédito a los bancos comerciales y al Gobierno Nacional. Además y al igual que en el período anterior, el grueso del incremento en la oferta monetaria se explicó por la base; tan sólo en 1946, el aumento en el multiplicador (8.9%) fue significativo (véase cuadro 5).

Es bueno destacar que durante el período 1946-1951 hubo una drástica reducción del coeficiente de reservas bancarias a depósitos (R/ D), ya que éste cayó en un 33%, ayudando a elevar el multiplicador de 1.66 a 1.8 l. Es probable que esa reducción (que se empezó a dar desde comienzos de los cuarenta) se diera por el aumento en el costo de mantener el excedente de reservas que se produjo como resultado del aumento en la tasa de inflación a partir de 1942.
 

Gráfico 4. Oferta monetaria real e índice de precios 

 

Cuadro 5. Descomposición del crecimiento de la oferta monetaria entre base y multiplicador (1946-1951) 

 Año

Crecimiento de la oferta monetaria (M1) (%)

Crecimiento de la base monetaria (%)

Crecimiento del multiplicador (%)

Interacción entre el crecimiento del multiplicador y el de la base (%)

1946

22.46285

12.40176

8.935287

1.125803

1947

10.82700

10.08489

0.743238

-0.001129

1948

17.31174

17.79007

-0.412467

-0.065862

1949

16.89374

15.23322

1.670179

-0.009659

1950

21.38478

17.07272

3.427062

0.884999

1951

-0.846078

-4.120349

3.441888

-0.167617

Nota: crecimiento de la oferta monetaria=crecimiento de la base + crecimiento del multiplicador + efecto de interacción entre el crecimiento de la base y el del multiplicador.
Fuente: Revista del Banco de la República, varios números y cuadro 6.

 

Gráfico 5. La oferta monetaria y la base (1946-1954) 

 

El crecimiento en la oferta monetaria y en los precios fue motivo de preocupación para las autoridades económicas y los directivos del Banco de la República durante todos estos años. En mayo de 1946 en las "Notas Editoriales" de la Revista del Banco de la República se comentó: "Las cifras estadísticas correspondientes a febrero, muestran un nuevo y apreciable aumento en los medios de pago, de $ 18.743.000, que representa el 3% con relación a enero y el 27.3% con relación a febrero de 1945. Este aspecto de la situación reviste gravedad si se tiene en cuenta la influencia que el medio circulante ejerce sobre los precios y el costo de vida, especialmente cuando su aumento no corresponde a una elevación paralela de la producción nacional" 8. El doctor Luis Angel Arango en el Informe Anual del Gerente del Banco de la República de 1948-1949 reitera: "La dirección del Banco Central ha señalado en repetidas ocasiones los graves peligros que entraría el sostenido incremento de los medios de pago, y recomendado que las actividades del país, así públicas como privadas, se orienten con un criterio de moderación acorde con los recursos disponibles"9.

 

Cuadro 6. Principales agregados monetarios 1946-1951 (promedio anual / miles de pesos corrientes) 

 Año

Oferta monetaria

Depóstos a la vista (D)

Circulante en poder del público (C)

Base monetaria

Multi

plicador

R/D

C/D

Tasas de redescuento

1946

539.850

316.163

223.686

324.450

1.6639

.3187

.7075

4.0

1947

598.299

341.340

256.959

357.170

1.9751

.2936

.7528

4.0

1948

701.875

396.211

305.664

420.711

1.6683

.2904

.7715

4.0

1949

820.448

452.991

367.457

484.799

16924

.2590

.8112

4.0

1950

995.899

568.374

427.525

567.567

1.7547

.2464

.7522

4.0

1951

987.473

583.150

404.323

544.181

1.8146

.2398

.6933

4.0

Nota: Oferta monetaria=circulante en poder público (C) + depósitos a la vista (D)
multiplicador = (I+(C/D))/((C/D)+(R/D)) donde R son las reservas de los bancos comerciales.
Fuente: Informe Anual del Gerente del Banco de la República a la Junta Directiva, varios años.

 

La preocupación de los directivos del Emisor era entendible. En el clima político polarizado que predominó en el país a partir de los primeros meses de 1947, la inflación, por su impacto redistributivo y por la reducción de los salarios reales que acarreaba, venía a acentuar las confrontaciones. Por ello, el Embajador Británico en Bogotá informaba a sus superiores en 1949: "... uno de los problemas sociales más apremiantes es el incremento del costo de la vida..." 10.

Otro efecto negativo que vino a tener el crecimiento de los precios a partir de comienzos de la década del cuarenta, fue la revaluación de la tasa de cambio real, ya que los precios de los principales socios comerciales subían a ritmos menores. Como se aprecia en el cuadro 7 y en el gráfico 6, a partir de 1942 el peso se revalúa, año tras año, con respecto al dólar. Como resultado, para 1947 el peso había caído en un 33.3% con respecto a 1942 11.

 

Cuadro 7. Tasa de cambio real pesos/dólar (1924-1954) 

Año

Tasa de cambio real (1950=100)

Tasa de cambio nominal (pesos/dólar)

Indice de precios de Estados Unidos (1950=100)

Indice de precios de Colombia (1950=100)

1924

116.0474

1.007300

61.73594

27.34042

1925

112.2041

1.015900

65.15892

30.09954

1926

96.66041

1.017000

63.08068

33.86199

1927

83.15082

1.024200

60.26894

37.87526

1928

78.42107

1.021800

61.12469

40.63440

1929

88.23189

1.033400

60.02445

35.86864

1930

102.4870

1.035000

54.52322

28.09291

1931

99.76276

1.035000

45.96577

24.33047

1932

112.4724

1.050000

41.07579

19.56470

1933

136.7003

1.245000

41.56479

19.31338

1934

173.3579

1.625500

47.18826

22.57466

1935

208.0801

1.783000

50.48900

22.07301

1936

187.2453

1.751600

50.97799

24.33048

1937

179.4746

1.767900

54.40097

27.34043

1938

 146.9237

1.788200

49.51100

30.74468

1939

135.3952

1.752300

48.65525

32.12766

1940

142.4542

1.751800

49.51100

31.06383

1941

161.0761

1.754400

55.13447

30.63830

1942

167.0993

1.752600

62.22494

33.29787

1943

150.4720

1.747900

65.15892

38.61702

1944

125.5944

1.746500

65.52567

46.48936

1945

115.4008

1.752000

66.74816

51.70213

1946

120.4751

1.751400

76.16136

56.48936

1947

125.3095

1.754542

93.52078

66.80851

1948

116.9148

1.760508

101.2225

77.76595

1949

115.9176

1.959525

96.21026

82.97872

1950

100.0000

1.960000

100.0000

100.0000

1951

124.5809

2.388442

111.3692

108.9362

1952

130.3845

2.510000

108.3130

106.3830

1953

119.8683

2.510000

106.8460

114.1489

1954

110.4653

2.510000

 107.0905

124.1489

Nota: la Tasa de cambio real es igual a la tasa de cambiom nominal por el índice de precios de E.E. U.U. y dividido por el índice de precios de Colombia. Para el índice dde precios al por mayor de E.E.U.U., IMF, International Financial Statistics, varios números; para Colombia se usa como ínice de precios el del costo de vida obrera en Bogotá (1937-1954) y el de algunos materiales de consstrucción en Bogotá (1924-1936), calculados ambos por el Banco de la República.

 

Gráfico 6. Tasa de cambio real pesos / dólar, 1924-1954(1950 = 100) 

 

Para tratar de reducir la creciente sobrevaluación de¡ peso, el 10 de diciembre de 1948 el Gobierno decretó una devaluación con respecto al dólar de $ 1.75 a $ 1.95 12.

Esta fue la primera de seis devaluaciones nominales que se realizaron en el período 1948-1967 13. Sin embargo, como la inflación doméstica superaba la externa, inexorablemente se volvía a caer en la revaluación en términos reales 14. Fue sólo a partir de 1967, con la instauración del régimen de minidevaluaciones, cuando se puso fin a este período de cambios periódicos y abruptos en la tasa de cambio nominal 15.

En términos reales, el efecto de la devaluación de 1948 fue bastante transitorio, ya que para 1950 la inflación hizo que la tasa de cambio real se revaluara en 13.7% (con respecto a 1949) y que cayera hasta el nivel que había tenido en 193 l. Esto llevó a que en 1951 se decretara una nueva devaluación del peso de $ 1.95 a $ 2.50, o sea del 28% 16.

Como veremos posteriormente, la devaluación de 1951 coincidió con una drástica reducción en la oferta monetaria nominal (y real), generada por un plan de estabilización que se inició en septiembre de 1950. Como resultado de dicho plan, los precios sólo subieron en un 8.9% durante 1951, razón por la cual la devaluación nominal se tradujo en una devaluación real del 24.6%.

 

Las causas de la inflación y el tope a la cartera bancaria  

Como ya se ha explicado, en el periodo 1946-1951 se dio una reducción de las reservas internacionales y por lo tanto, del componente externo de la base monetaria. En el cuadro 2 se aprecia que dicho componente pasó del 96.2% de la base en 1946, al 49.3% en 1951. Además, como fueron los aumentos de la base y no las del multiplicador, los causantes de la expansión en la oferta monetaria, hay que preguntarse: ¿cuáles fueron los componentes del crédito doméstico que en proporción mayor afectaron la base? Los dos principales podrían ser: el crédito del Banco de la República a los bancos comerciales y al Gobierno Nacional (directamente o por medio de la compra de bonos oficiales). Sin embargo y como veremos a continuación, el crédito al Gobierno no fue el factor dinámico dentro del crecimiento del componente doméstico de la base. Esto, debido a que el período no se caracterizó por la presencia de un cuantioso déficit fiscal; por el contrario, a partir de 1949 se generó un ligero superávit en las finanzas del Gobierno Central (véase cuadro 8).

Entre 1946 y 1951 lo que más contribuyó al exagerado crecimiento del componente doméstico de la base monetaria, fue el crédito a los bancos comerciales. Dicho crédito subió del 22.4% del total de préstamos e inversiones del Banco de la República, en 1946, al 49.2% en 1951 (véase cuadro 9). En el mismo período los préstamos al Gobierno Nacional (cupo ordinario), nunca representaron más del 3.6% del total de préstamos e inversiones del Banco de la República. Además, las inversiones en documentos de deuda pública pasaron del 75.4% del total en 1946 al 35. 1 % en 195l. Es claro que los préstamos a los bancos comerciales fueron el motor de la inflación que se produjo en los primeros años de la posguerra.

 

Cuadro 8. Indicadores de las finanzas del Gobierno Central 1946-1951 

 Año

Ingresos corrientes (miles de pesos de 1950)

Gastos corrientes excluyendo pago de la deuda (miles de pesos de 1950)

Déficit fiscal (1-2) (miles de pesos)

Déficit fiscal como % del PIB

1946

403.039

431.193

-0.282

-0.52

1947

456.575

484.250

-0.277

-0.50

1948

431.069

449.838

-0.188

-0.53

1949

472.316

425.338

0.470

0.75

1950

522.266

474.132

0.481

0.75

1951

617.746

575.690

0.421

0.79

Notas: los datos ha sido deflactados por el índice del costo de vida obrera en Bogotá, calculado por el Banco de la República.
Fuente: Informe Anual del contralor General de la República, varios números. Los gastos en deuda pública del gobierno central se obtuvieron del Cepal, El Desarrollo Económico de Colombia, Anexo Estadístico, cuadro 36 y de Milton Taylor y Raymond Richman, Fiscal Survey of Colombia, John Hopkins University Press, USA, 1965, pág 15. Para 1950-1954 se excluye sólo el pago de intereses de los gastos corrientes y no lo de amortización. Para 1946-1950 se tuvo que excluir tanto la amortización como el pago de los intereses pues no fue posible encontrar la información desagregada.  

 

En la sesión de la Junta Directiva del Banco de la República del 4 de abril de 1946, el Superintendente Bancario manifestó que había en ese momento un crecimiento excesivo de la oferta monetaria, causado por los préstamos bancarios: "El señor Superintendente hace notar que la venta de divisas destinadas al pago de mercancías ha resultado en la práctica una medida ineficaz para evitar la expansión del medio circulante, debido a que los bancos particulares están concediendo préstamos al comercio, por sumas cuantiosas" 17. Además, el Superintendente sugirió: "...podría estudiarse si es el caso de aumentar los encajes bancarios, de limitar la concesión de crédito a los niveles actuales y de elevar el tipo de interés en las operaciones de redescuento" 18.

 

Cuadro 9. Préstamos y descuentos del Bano de la República (% del total) 

 Año

Préstamos a bancos comerciales no afiliados

Préstamos a bancos accionistas

Préstamos a particulares

Préstamos al gobierno nacional

Préstamos a otras entidades oficiales

Inversiones en documentos de deuda pública

1946

0.13

22.33

0.29

1.40

0.45

75.39

1947

10.59

23.53

7.76

0.39

 9.04

48.69

1948

13.01

27.88

5.89

3.22

9.06

40.94

1949

9.28

28.86

12.75

3.58

7.89

37.65

1950

8.22

34.92

16.43

2.52

1.78

36.13

1951

5.78

43.41

13.50

0.14

2.05

35.13

Fuente: Revista del Banco de la República, varios números.

 

En 1950 la inflación alcanzó el nivel realmente preocupante, de 20.5%. Desde diciembre de 1949 hasta septiembre de 1950, los préstamos a los bancos comerciales se incrementaron de 468 millones a 640 millones, o sea en un 36.8% 19. Como resultado, la opinión pública empezó a inculpar a los bancos, del creciente aumento en los precios. No obstante, el Gerente del Banco del Comercio expresó en su informe del segundo semestre de 1950: "Los banqueros hemos sido acusados de provocar la inflación por la oferta elástica de crédito que dizque para fines especulativos hacemos al mercado" 20

Frente a la anterior situación, el 28 de septiembre de 1950 se celebró un acuerdo interbancario, a solicitud del Ministro de Hacienda, que: "...tuvo por objeto... paralizar el crecimiento de los medios de pago y, particularmente, la influencia que sobre ellos hubiera podido ejercer el crédito bancario, así como hacer menos fuerte la presión del factor monetario sobre los índices del costo de la vida..." 21.

Para tal efecto, los bancos se comprometieron a congelar sus préstamos, a partir del primero de octubre, al nivel de septiembre 30. Para lograr este congelamiento, se recurrió a un "pacto de caballeros" 22.

Los efectos del "pacto de caballeros" de septiembre de 1950 fueron desastrosos, ya que este llevó a una drástica reducción de la oferta monetaria real. Durante 1951 hubo una caída de la oferta monetaria nominal (promedio anual) del 0.9%. Esta ha sido la única ocasión, desde 1924, con excepción de los años 1929-1931, en que la oferta monetaria nominal ha caído en un año. Más grave aún, como los precios aumentaron, se produjo una caída de la oferta monetaria real del 9.0%; o sea, la mayor reducción en toda la historia monetaria del país, desde que existen cifras confiabas de la oferta monetaria (que es a partir de 1924).

El impacto sobre el sector real de la contracción monetaria causada por el plan de estabilización, a fines de 1950, fue bastante acentuado. El crecimiento del PIB per cápita en 1951 fue negativo (-0.1) y esto a pesar de que ese fue, según el Ministro de Hacienda: "...un año de magníficas cosechas en que todo ha resultado propicio para la producción agrícola" 23. El mismo Ministro de Hacienda agregaba que debido al excelente año agrícola: "...podría creerse que el año económico debería haber sido muy atractivo y no lo fue así. Sectores muy importantes de la industria y el comercio en general afrontaron un período de ventas bajas, con transacciones lentas y volúmenes considerablemente inferiores a los de los años anteriores" 24.

El balance del acuerdo interbancario fue bastante negativo. Al respecto se comentó en las Notas Editoriales de la Revista del Banco de la República en diciembre de 1951: "Prevalece entre el público la idea de que las dificultades económicas de los meses pasados radican en un escaso volumen de medios de pago ... 11 25. El mismo Banco de la República reconoció que los efectos de la congelación de la cartera a fines de 1950 fueron excesivos. En un informe de 1950-1951 el Gerente de esa institución, doctor Luis Angel Arango, expresó sobre el plan de estabilización: "...quiero anotar que con tal determinación no se pretendió disminuir los medios de pago, sino simplemente detener su aumento... No obstante, circunstancias imprevistas redujeron el crédito bancario, con las consecuencias naturales sobre el volumen de la circulación" 26.

Parte de la explicación de¡ fracaso en los intentos por contener la inflación entre 1946 y 1951, está en la carencia, en ese momento, de instrumentos de control monetario adecuados. En efecto, el principal instrumento con que contaba el Banco de la República era la tasa de redescuento, pero, como ya se indicó, este se había fosilizado, pues desde 1933 no se variaba su nivel. El profesor Currie, en el informe de la Misión que dirigió en 1950, comentó: "Hasta cierto punto, la falla de los esfuerzos realizados para contener la expansión del crédito puede explicarse por lo poco adecuado de los medios de restricción disponibles" 27. No es por tanto sorprendente que en 1951, se hubieran acogido las propuestas de David L. Grove, quien había estado en Colombia en 1949-1950 evaluando la estructura de la banca central 28.

Como veremos, las recomendaciones del señor Grove iban dirigidas a dotar al Banco Emisor de instrumentos que le permitieran un papel más activo en el manejo de la política monetaria. Muchas de esas propuestas fueron recogidas en el Decreto Legislativo 756 de abril de 1951, que reformó el sistema bancario colombiano.

Notas de pie de página 

7

 Lauchlin Currie, Bases de un programa de fomento para Colombia, Banco de la República, Bogotá, 1951, pág. 329.

8

"Notas Editoriales", Revista del Banco de la República, Vol. XIX, No. 22 1, marzo 1946, pág. 13 l.

9

Informe Anual del Gerente del Banco de la República a la Junta Directiva, 1948-1949, pág. 28.

10

Vemon Lee Fiuharty, La Danza de los Millones, Régimen Militar y Revolución Social en Colombia, (1930-1956), El Ancora Editores, Bogotá, 1981, pág. 224.

11

Desde comienzos de los cuarenta la sobrevaluación con respecto al dólar se produjo en otros países de América Latina (Argentina, Brasil, Chile), que también tuvieron niveles de inflación por encima del de EE. UU; Carlos Díaz-Alejandro, 'The 1940's in Latin América", en Andrés Velasco (editor), Trade, Developnwnt and the World Economy, Basil BlackweU, Great Britain, 1988, pág. 217.

12

Eduardo Wiesner, Política Monetaria y Cambiaria en Colombia, Asociación Bancaria 'e Colombia, Bogotá, 1978, pág. 163.

13

En junio de 1948 el Decreto 1949 dio un primer paso hacia la implantación de tasas de cambio múltiples, que existieron hasta 1967. En efecto, ese decreto creó los certificados de cambio que eran de libre mercado pero no de libre aplicación. Las exportaciones no tradicionales eran pagadas con estos certificados que entre junio y diciembre de 1948 se cotizaron a $ 2.73, en promedio. Este régimen constituía un claro mecanismo para fomentar las exportaciones no-tradicionales pero fue eliminado en 195 l. Véase: Wiesner, Op. Cit. pág. 163 y J. Teigeiro y A. Eison, "The Export Promotion System and the Growth of Minor Exports in Colombia, IMF Staff Papers, July, 1973.

14

Gabriel Melo Guevara, Devaluaciones en Cadena, Itinerario de la Moneda Débil, Populibro, Bogotá, 1966, fue uno de los primeros comentaristas sobre estas devaluaciones nominales recurrentes.

15

Para una reseña del manejo cambiario a partir de 1967 véase: Roberto Steiner, "El Manejo de la Tasa de Cambio y el Estatuto Cambiario: Los objetivos de largo plazo y los desafíos coyunturales', en Veinte años del régimen de cambios y de comercio exterior, Banco de la República, Bogotá, 1987.

16

El profesor Lauchlin Currie, quien por ese entonces era consejero económico de Colombia, sugirió en 1951 que el peso fuera devaluado a 2.75 por dólar. Pero como él mismo explica: "El Presidente (Laureano Gómez) se aterró con la cifra e insistió en que ella resultaría en un alza de precios inflacionario. Propuso en cambio una devaluación del 10 por ciento. Yo había convencido al Comité de que esto sería completamente inadecuado, y gradualmente, a través del Ministro de Hacienda, persuadimos al Presidente de que aumentara la cifra de 2.20 a 2.30, a 2.40 y finalmente a 2.50. Resueltamente se negó a considerar una cifra más alta, así que transamos por esa"; Lauchlin Currie, "Un episodio olvidado en la historia económica colombiana: la devaluación de 1951, Estrategia No. 34, junio 1980, pág. 47.

17

Acta de la Junta Directiva del Banco de la República, No. 1574, abril 4 de 1946.

18

Ibíd.

19

Antonio Alvarez Restrepo, Memoria de Hacienda, 1951, Imprenta del Banco de la República, Bogotá, pág. 25.

20

Banco del Comercio, Informe y Balance del Segundo Semestre de 1950, Bogotá, febrero, 195 l.

21

Ibíd

22

Melo, Op. cit., pág. 23.

23

Antonio Alvarez Restrepo, Op. cit., pág. 1 l.

24

Ibíd.

25

"Notas Editoriales", Revista del Banco de la República, Vol. XXIV, No. 290, diciembre 1951, pág. 219.

26

Informe del Gerente del Banco de la República a la Junta Directiva, 1950-1951, págs. 178-179.

27

Currie, Op. cit, pág. 343. 

28

'Memorando sobre la Banca Central Colombiana", Banca y Finanzas, abril 1986, pág. 19.

Anterior / Siguiente

Comentarios () | Comente | Comparta c