La encomienda

 

La Encomienda es una institución que consiste en la entrega de tierras e indios que viven en ellas a los conquistadores, en merito a sus servicios a la Corona, cualesquiera sean la extensión territorial y el numero de aborígenes que en ella tienen asiento FA carácter mismo que se esboza en esta definición excluye toda forma de contacion estadística sobre a) el numero de las encomiendas b) el tamaño de las tierras dadas en usufructo, y c) el numero de los indígenas que pasaban bajo el control del encomendero.

A juzgar por las disposiciones de la Corona, el fin de la Encomienda era eminentemente el de la creación de poblados, lo que específicamente se señalaba en dichas leyes, con una triple intención: a) la de establecer núcleos tendientes a la agrupación de personas, con vistas a la creación de focos de consumo de los artículos de la economía española; b) la de desarrollar la producción en zonas mineras, y c) la de impedir el crecimiento agrícola de productos de producción española.

Antes de que el rey atendiera en sus pragmáticas y cédulas al ordenamiento de la Encomienda, en tanto que institución, algunos  jefes de los grupos conquistadores habían comenzado el otorgamiento de encomiendas a sus capitanes y validos. En lo que hoy es el territorio colombiano, Gonzalo Jiménez de Quesada por su propia voluntad, inicio prontamente estos "repartimientos".  La Encomienda debió dar principio en esta forma hacia 1538, esto es, con las primeras promociones de inmigrantes conquistadores, 46 años después del primer viaje de Cristóbal Colon Ya en 1539 hay noticia de que Gonzalo Jiménez de Quesada, destacado como conquistador del país, otorga al capitán Pedro de Puelles (en el mes de mayo) el cacicazgo de Chía, "mientras Su Majestad provea" (2).

La institución de la Encomienda crea un fenómeno demográfico que puede caracterizarse por una movilización muy dinámica de la población aborigen dentro del territorio nacional, política de la que no está ausente la necesidad de debilitar la fuerza aborigen por medio de la dispersión, comenzando por advertencias como las establecidas e las encomiendas dispensadas por Jiménez de Quesada, en el sentido de que el agraciado terna derecho a sacar los indios pertenecientes a los predios que le habían sido asignados y que se hubiesen huido a otras regiones u otros caciques" (3)

Un caso que pone ejemplo este reacomodo de la población por obra de la Encomienda, es el siguiente: en 1627, con motivo de la fundación del pueblo de Nuestra Señora de las Nieves (Provincia de Cartago), los aborígenes trasladados a este emplazamiento lo hicieron a regañadientes alegando que "sus moradas estaban situadas, en buenas aguas y tierras fértiles". Chinchina, en esa zona, fue la única que hizo resistencia al traslado.

 

(2)
 Juan Friede. Gonzalo Jiménez de Quesada, Tomo 1, Documento 21.
(3)
Juan Friede, op. cit, citado por Álvaro Delgado, op. cit.
Comentarios (0) | Comente | Comparta c