Colombia: estructura industrial e internacionalización 1967-1996
Luis Jorge Garay S
©
Derechos Reservados de Autor

DESEMPEÑO MACROECONOMICO 1967-1996

MODELO MIXTO DE DESARROLLO 1967-1974

A finales de los años sesenta, Colombia, al igual que el resto de las economías latinoamericanas transitaba por un proceso de sustitución de importaciones, el cual, ya desde inicios de esa década comenzaba a complementarse con diversos incentivos de apoyo a las exportaciones. Sin embargo, a pesar de la creación de mecanismos como el Plan Vallejo en 1959, por medio del cual se buscó incentivar la importación de insumos utilizados en bienes destinados a la exportación, factores tales como la fuerte inestabilidad de la tasa de cambio, la escasez de divisas y medidas arancelarias con fuerte tendencia proteccionista, dificultaron de manera decisiva el abandono definitivo del modelo de sustitución de importaciones.

El ascenso al poder de Lleras Restrepo, en 1966, significó un cambio radical en las políticas del desarrollo económico colombiano. Las reformas llevadas a cabo durante esta administración modernizaron el aparato institucional colombiano. Entre éstas se destaca, por encima de las demás, el decreto 444 de 1967 por medio del cual se unificó la tasa de cambio y se estableció un sistema de devaluación gota a gota -crawdingpeg- con el propósito de eliminar la incertidumbre en torno al comportamiento del dólar. Otras medidas adoptadas, como el desarrollo de mecanismos y organismos de promoción de exportaciones --tal el caso de la creación de Proexpo, debieron haber contribuido a que éste fuera el período de mayor crecimiento de la economía colombiana en años recientes.

La administración Pastrana ( 1970-1974) mantuvo o depuró las medidas adoptadas durante la administración anterior. Con el fin de mantener e impulsar el crecimiento de la economía Pastrana basó su plan de gobierno en lo que denominó Las cuatro estrategias. La primera de ellas consistió en orientar buena parte de los recursos de inversión hacia el desarrollo urbano, especialmente hacia la vivienda. La segunda estrategia buscó mantener el fomento a las exportaciones con el fin de lograr las importaciones necesarias para conseguir romper los obstáculos que impedían el crecimiento. Estas dos estrategias se cumplieron con relativo éxito. La tercera estrategia pretendió incrementar la productividad agrícola, así como mejorar la distribución en la tenencia de la tierra como medio para obtener incrementos sustanciales en la competitividad de los productos exportables de origen agrario. La última estrategia pretendió la mejora en la distribución del ingreso y en el suministro de los servicios sociales mediante una mayor dependencia en impuestos progresivos.

Cabe resaltar que el importante crecimiento del PIB registrado hasta 1974 fue, en buena medida, producto del impulso dado por el sector manufacturero, el cual creció aun promedio anual de casi el 8% (Cuadro 1.1). Este período, por tanto, se caracterizó por un fuerte crecimiento tanto del PIB global como del manufacturero, lo cual, sin embargo, no llevó a variaciones de la misma índole en otras variables como el PIB per cápita -medido en dólares-, que en términos históricos no creció tanto como cabría esperar. Medido en pesos constantes, sin embargo, este fue un período de crecimiento significativo. Aunque el crecimiento neto fue el más alto alcanzado en Colombia, en términos internacionales no fue relevante. El fenómeno adverso, reproducido con el crecimiento de la economía, fue el aumento de la inflación debido en buena parte al elevado gasto público.

Cuadro 1.1

Regresar al índice | Siguiente

 
Comentarios (0) | Comente | Comparta c