Colombia: estructura industrial e internacionalización 1967-1996
Luis Jorge Garay S
©
Derechos Reservados de Autor

 

SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE, SENA

En Colombia el Servicio Nacional de Aprendizaje–Sena-ha sido por excelencia la entidad estatal encargada de proporcionar capacitación y formación básica para los trabajadores. Cuando se creó en 1957, el país se encontraba en la segunda fase del modelo de sustitución de importaciones, por medio del cual se pretendía fortalecer un proceso de industrialización que impulsara el desarrollo económico. La cobertura de la educación básica y media era aún deficiente y las tasas de deserción escolar elevadas. En conjunto, la fuerza laboral se caracterizaba por sus bajos niveles educativos, que en su mayoría no superaban la primaria. En este momento el Sena debía proporcionar un vínculo entre el nivel básico de educación y el mercado laboral, familiarizando a los alumnos que ingresaran a sus cursos con los conocimientos, habilidades, tecnologías y conceptos organizacionales requeridos en el trabajo en las diferentes actividades productivas.

De esta manera, se instauró lo que se conoce como contrato de aprendizaje, con el cual los empresarios se comprometían a aportar un 2% del valor de la nómina al Sena y a preparar un aprendiz por cada veinte trabajadores. El Sena, en contraprestación, debía ofrecer a los aprendices los servicios de formación básica para el trabajo, la capacitación en las diferentes técnicas productivas y algunos oficios que el sector productivo requiriera. De esta manera, el aprendiz quedaba amparado por un contrato laboral y podía combinar su tiempo entre las actividades productivas de su empresa empleadora y su capacitación en los centros de aprendizaje en cursos técnicos que tenían una duración entre dos y tres años.

En 1963, el Sena delimitó los tipos de formación de los trabajadores de acuerdo con el nivel de educación y la población a capacitar: habilitación para oficios semicalificados, aprendizaje y complementación para oficios calificados, y especialización para técnicos medios. En este período el Sena se caracterizó por imitar las tecnologías existentes y enseñar su aplicación y su conocimiento.

La década comprendida entre 1965 y 1975 permitió percibir las debilidades del modelo de industrialización adoptado, así como la premura por incrementar los niveles de cobertura en capacitación.

En esta fase, el Sena promovió nuevos cursos dirigidos al sector agropecuario y comercial, para promover el crecimiento del empleo en estos sectores. En 1968, el decreto 3123 le otorgó al Sena el carácter de establecimiento público encargado de cumplir la política social del gobierno en lo relativo a la formación de la fuerza de trabajo.

En este contexto se amplió la cobertura de la institución a nivel nacional, se comenzó a impartir la enseñanza tanto en los centros como en las propias empresas y se dirigió la atención hacia sectores industriales con mayor complejidad tecnológica. Asimismo, en 1974 se incorporó de forma explícita el desarrollo tecnológico dentro de sus funciones. Algunos de los centros de aprendizaje se involucraron, entonces, en actividades de gestión de calidad, asistencia técnica, informática, etcétera, que buscaban incrementar la productividad y eficiencia de las empresas.

De 1976 a 1980, los servicios del Sena se ampliaron al sector informal con la adopción de métodos flexibles de autoformación. Esta política respondió a una coyuntura de relativa desindustrialización y escasa demanda interna. Se hizo un esfuerzo por rediseñar los programas de aprendizaje en módulos que impartieran una formación general y especializada.

Entre 1983 y 1989, debido al relativo deterioro de la actividad económica y al incremento sustancial de las tasas de desempleo, el Sena redefinió la orientación de sus cursos y dirigió nuevos esfuerzos para atender el conjunto de sectores socioeconómicos, para alcanzar una cultura del trabajo productivo. Se hizo gran énfasis en la actualización pedagógico-técnica de los docentes y en la modernización de los equipos. Para incrementar la cobertura de los servicios, se creó una nueva modalidad de Formación Abierta ya Distancia -FAD-, yen 1984 se promovió la modalidad de divulgación tecnológica que consistía en difundir en las comunidades y en las empresas la experiencia acumulada por el personal del Sena, por ejemplo en materia de tecnología, cooperación internacional, casos empresariales.

Regresar al índice | Siguiente

 
Comentarios (0) | Comente | Comparta c