ORIENTACIONES CURRICULARES PARA
CIENCIAS SOCIALES EN EDUCACIÓN MEDIA
© Derechos Reservados de Autor

SABERES Y ÁMBITOS DE LAS CIENCIAS SOCIALES

 

"Así, tengo la impresión (y evidentemente no hablo como científico – no soy físico, no soy biólogo,

no soy químico) de que la ciencia contemporánea está en camino de superar este pozo y de que

cada vez más los datos de los sentidos serán reintegrados a la explicación científica

como algo que posee significado, que tiene una verdad y que puede ser explicado" . 52

 

Los saberes de las ciencias sociales se apoyan en distintas creencias y perspectivas filosóficas que fundamentan el estatuto de las disciplinas y que distinguen las grandes opciones epistemológicas, teóricas, metodológicas e incluso técnicas: así, por ejemplo, las tradiciones empiristas marcan el énfasis en la descripción de los fenómenos y en su dimensión medible; las positivistas en el establecimiento de leyes universales; las neopositivistas en la conformación de sistemas teóricos lógico deductivos o en teorías densas en inducciones e inferencias de hechos comprobables y en leyes estocásticas; las pragmatistas en la dimensión técnica e instrumental; las idealistas neokantianas en la comprensión histórico hermenéutica; las fenomenológicas y existencialistas en las tramas sociales vistas desde el mundo de la vida; las marxistas en la configuración histórica y material de la lucha de clases.

No puede haber ninguna norma que prescriba a priori la ventaja de ninguna de estas perspectivas. Así como no existe hoy una única religión oficial en Colombia, tampoco puede ordenarse por decreto o por fuerza ninguna creencia filosófica o pedagógica y ningún método científico. Lo único que puede pedirse es que los/as científicos/as, los/as investigadores/as y los/as docentes se esfuercen hasta donde sea posible por ser coherentes, por indicar a los/as estudiantes horizontes con distintas posibilidades de interpretación y por mantener una disposición abierta a la confrontación razonada, es decir, dialógica, de los resultados.

La enseñanza de las ciencias sociales, como la de otros saberes: naturales, físicos, estéticos, éticos, religiosos, no puede prescindir de una consideración filosófica sobre el sentido de la ciencia y sobre el fundamento último de su saber. Hay allí un campo de enorme importancia para la articulación de la enseñanza en todos los niveles y, por supuesto, una responsabilidad enorme en el papel articulador de la filosofía en la educación media, como epicentro de una razón comunicativa.

Las ciencias sociales comprenden, además, saberes disciplinarios distintos organizados históricamente en torno a la determinación de un tema central que proporciona una perspectiva para el análisis y la síntesis. Una clasificación de esos saberes disciplinarios puede hacerse de muy distintas formas. Para trazar la que aquí se ensaya, se han tomado como fuentes de referencia tres perspectivas diferentes 53 : las teorías del sistema de la acción de Talcott Parsons 54 , el modelo teórico implícito en la antropología estructural 55 y el modelo teórico del marxismo 56 : de todos ellos se entresacan los temas comunes que todos los tres modelos teóricos consideran, prescindiendo de las relaciones causales distintas y hasta opuestas que establecen entre ellos.

 

MATRIZ DE LAS CIENCIAS SOCIALES PARA LA ORGANIZACIÓN

DE PROGRAMAS (NUCLEOS PROBLEMICOS) Y DE COMPETENCIAS

 

TEMAS O AMBITOS DOMINANTES

DISCIPLINAS MAS RELEVANTES

1. Espacio

Geografía

2. Tiempo

Historia

3. Sujeto

Psicología

4. Población

Demografía

5. Producción

Economía

6. Poder

Ciencia Política

7. Sociedad

Sociología / antropología

8. Familia y Comunidad

Trabajo Social

9. Códigos científico y técnicos

Ciencias de la Cultura

10. Códigos estéticos y expresivos

Ciencias de la cultura: En especial: Lingüística, Semiología, Literatura

11. Códigos integradores: ideológicos, jurídicos, éticos, morales, de comportamiento

Ciencias de la Cultura, en especial sociología, filosofía, antropología, derecho,

12. Códigos trascendentes: filosóficos y religiosos

Ciencias de la Cultura

 

El punto de partida es la relación más inmediata de tiempo y lugar con la naturaleza y con el mundo (historia y geografía) y con el/la sujeto que es el principios de toda acción social y también la premisa de posibilidad de sí mismo (psicología): estos tres ingredientes componen las condiciones de la acción del / la sujeto en el mundo.

A ello sigue la consideración de la población, la producción y el poder, ámbitos que han sido los tópicos en los cuales se han centrado la demografía, la economía y la política. Dicha reflexión puede ser de orden analítica y estructural (relación de factores en un todo) o histórica (evolución de las estructuras en el tiempo). La orientación tradicional de estas disciplinas se ha referido a lo que Habermas ha denominado el mundo de los sistemas . 57

Por su parte, los ámbitos de la sociedad y la familia y la comunidad han sido tópicos de la sociología, la antropología y el trabajo social, disciplinas que se han centrado en la organización de la sociedad, considerada en distintos niveles: macro (sociedad como un todo), meso (instituciones sociales) y micro (familia, comunidad) y con distintos propósitos (interés sociológico y antropológico en la explicación, comprensión o transformación; interés del trabajo social en las técnicas de descripción e intervención). Los saberes de la antropología, la sociología y el trabajo social representan una bisagra entre el mundo de los sistemas y el mundo de la vida, dependiendo de su vocación filosófica y axiológica y de su orientación analítico – estructural (relación de factores en un todo) o histórica y hermenéutica.

A su turno, los ámbitos 9 a 12 toman la cultura expresada en cuatro códigos de distinta naturaleza: científicos y técnicos; estéticos y expresivos; integradores: ideológicos, jurídicos, éticos, morales y de comportamiento; trascendentes, esto es: filosóficos y religiosos. Tales códigos ha sido estudiados por la historia cultural, la sociología de la cultura, la antropología cultural, la lingüística, la literatura, las humanidades y las artes, el derecho y la filosofía. Configura este conjunto de códigos una gran matriz concerniente al mundo de los significados. Dichos códigos han sido examinados tradicionalmente, como en los otros ámbitos disciplinarios, en términos de su organización analítica y estructural o en función de su evolución histórica y de su significado hermenéutico.

Los límites de las disciplinas son fluidos, dado que todas ellas se ocupan de un tema de temas (la sociedad) visto desde diferentes prismas, en parte por razones sustantivas, en parte por tradiciones que entrañan algo de rituales académicos. Cada saber disciplinario se distingue no sólo por la preferencia por un tema que organiza su perspectiva, sino además, por unas "claves dominantes" o "gramáticas" que constituyen el entramado o la red de conceptos filosóficamente organizados y heurísticamente dispuestos que sirven para considerar su tópico 58 : son las teorías de cada disciplina, construidas como un acumulado que se enriquece de generación en generación, en función de la crítica, de la investigación y , naturalmente, sobre la base de las preguntas que cada situación histórica plantea en distintos contextos sociales. En la mayoría de las disciplinas hay una tensión creadora entre la exposición analítica y estructural y la presentación histórica. Teorías dominantes conforman lo que se ha denominado grandes paradigmas, alrededor de los cuales se articula el saber de una época: por ejemplo, la teoría de la gravitación de Newton, el marxismo, el darwinismo.

Al mismo tiempo, cada saber disciplinario construye métodos y técnicas apropiados para el tratamiento del tema disciplinar según su objeto y según su teoría, lo mismo que modos de relacionar de forma más o menos orgánica especialidades dentro del conjunto de una disciplina.

Como se ha indicado, desde la segunda mitad del siglo pasado se ha multiplicado la hibridación de saberes, métodos y técnicas de las ciencias sociales, provocado por la aparición de ámbitos transversales como son la ecología, la pobreza, el género, la cultura o, en nuestro caso, la violencia. Tal ductilidad teórica ha sido facilitada por cinco razones: primera, el progreso de la investigación no sólo interdisciplinaria, sino transdisciplinaria 59 . Segundo, la flexibilidad de la organización universitaria de las ciencias sociales y de otros saberes. Tercero, la aparición de teorías integrales que asumen el reto de abordar la complejidad. Cuarto, una educación universitaria que favorece la formación general en los primeros años y la hibridación especializada en dos o más ámbitos en los estudios graduados, posgraduados o posdoctorales (fisicoquímica, psicolingüistica, por ejemplo). Quinto, el progreso de la revolución digital que pone en segundos al alcance del investigador o del estudioso una información virtualmente infinita, lo cual libera un tiempo extraordinario para la tarea de pensar.

Todo ello hace posible una movilidad entre disciplinas, de enorme importancia para la educación básica y media, en donde lo crucial no es formar al estudiante en un saber disciplinario especializado (para lo cual existe la universidad), sino en un panorama general que ofrezca una orientación del saber social en su conjunto para la construcción de sujetos y de ciudadanos, organizado, es decir, seleccionado en forma significativa y dispuesto de modo pedagógico, según las necesidades impuestas por el contexto desde donde se mira el panorama general de las ciencias sociales (Colombia, Bogotá, una de las veinte localidades de la capital).

Dado que la historia moviliza los saberes de todos los ámbitos, dicha disciplina se convierte en el eje pedagógico por excelencia para una formación integral en ciencias sociales, siempre que los/as maestros/as posean la ductilidad suficiente para integrar en la exposición temporal las distintas dimensiones analíticas e históricas de los distintos ámbitos de las ciencias sociales.

 

 

 

52 Lévi-Strauss, Claude. 1990 Mito y Significado. Madrid, Alianza    volver

 

53 Este plano para auscultar una organización general de las ciencias sociales y transformarlo en una guía pedagógica, fue elaborado por Gabriel Restrepo dentro del trabajo que un grupo de académicos hiciera en 1996 para reconceptualizar las pruebas de ciencias sociales del ICFES. Aquí se retoma con muchas variaciones.    volver

 

54  Parsons, Talcott. 1978 (1970). Autobiografía Intelectual. Elaboración de una Teoría del Sistema Social . Traducción de Gabriel Restrepo. Bogotá, Tercer Mundo ("On Building Social System Theory: A personal History". Daedalus, Vol 99:4 (fall, 1970), p. 826 - 881). ---------------1968 ( 1937). The Structure of Social Action. A Study of Social Theory with special reference to a group of recent european writers. New York, The Free Press, , McGraw Hill). Dos tomos. ---------- 1964 (1954 y 1949). Essays in Sociological Theory. Revised Edition. New York. The Free Press. -------- 1962 (1951). Toward a General Theory of Action. New York, Harper and Row. ---------- 1970 (1951). The Social System. London, Routledge and Kegan. -------------, 1966. Societies. New Jersey, Prentice Hall. ---------------1971. The system of modern societies. New Jersey, Prentice Hall.---------1977. The evolution of societies. New Jersey, Prentice Hall.    volver

 

55  Leach, Edmund y Lévi Strauss. 1970. Lévi-Strauss, antropólogo y filósofo. El oso y el barbero. Trad. de José Llobera. Barcelona, Anagrama. Lévi- Strauss, Claude. 1990. Mito y significado. Trad. Héctor Arruababuena. Primera reimpresión. Madrid, Alianza (1987 español, 1978 en francés). ---- 1958. Anthropologie structurale. Paris, Plon.  volver

 

56  Marx, Karl . 1953. Grundrisse der Kritik der politischen Ökonomie. Berlin, Dietz Verlag. Marx, Karl, 1964 . El Capital. Crítica de la economía política . Trad. de Wenceslao Roces. Tercera Edición. México, FCE (primera ed. en alemán 1867, primer tomo, 1885, segundo, 1894, tercero, primera en español en FCE. 1946).   volver

 

57  Habermas, Jürgen.1987 (1981, 3a. y 4a. ed. revisadas, 1985, 1987. Teoría de la acción comunicativa. Versión de Manuel Jiménez Redondo. Madrid, Taurus.   volver

 

58  Por heurística se comprende la disposición de una teoría para abrirse a la consideración significativa de hechos distintos y nuevos. volver

 

59   Interdisciplinario alude a un trato o diálogo exterior entre dos disciplinas que colaborar en un propósito común. Lo transdisciplinario implica una interiorización por parte de un investigador de los principios, teorías, métodos y técnicas de dos o más disciplinas.  volver

 

 

 

Comentarios (0) | Comente | Comparta c