LA EDUCACION CIVICA EN COLOMBIA:
UNA COMPARACION INTERNACIONAL
varios autores
© Derechos Reservados de Autor
RELACIÓN CON LOS MAESTROS/AS CON LA EDUCACIÓN CÍVICA Y LAS CIENCIAS SOCIALES

 

A la pregunta: “Qué materia(s) relacionada(s) con la educación cívica enseña en este año escolar”, los/as maestros/as colombianos/as respondieron con una gama muy amplia, hecho  que revela la dispersión de la enseñanza de las ciencias sociales : como una primera opción, registraron ciencias sociales y ética, cada una con un 27% ; seguidas por democracia con un 21%; religión con 14%; filosofía con 2% y un 10% que no se ubica en éstas

La mayoría de los/as maestros encuestados/as , 82%, enseña en las clases evaluadas, distribuyéndose entre ciencias sociales 28% y 46% de otras materias. Cabe observar que las ciencias sociales representan un menor peso en la enseñanza que una serie de materias o de ejes complementarios o adyacentes, lo que apunta a la dificultad de integrar distintas perspectivas que intervienen en la formación democrática.

Una proporción considerable, 38%, son directores/as de los cursos de las clases evaluadas, frente a un 57% que no lo son.

Mientras en la mayor parte de los países que participaron en el Estudio Internacional de Educación Cívica, los/as profesores/as están de acuerdo,  por lo general,  en que la educación cívica debe integrarse en el conjunto de los saberes de las ciencias sociales, con una inclinación que ronda entre el 85 y el 90% [1] , aunque no se desdeñan otras opciones, las cuales tienen de todos modos un valor mucho menos significativo, en Colombia hay un relativo equilibrio de preferencias que apuntan a que sea, a la vez, una materia específica: 63% de acuerdo o totalmente de acuerdo; una asignatura integrada al conjunto de las ciencias sociales: 76%; y un eje transversal o incluida en todas las asignaturas enseñadas en la escuela: 80%. A la vez, hay un mayoritario rechazo a que sea un asunto solamente extracurricular  : 76% .

Hay aquí un cierto ideal de conciliación en el sentido de  que la educación cívica se comprenda en sí misma como tema independiente , se articule al mismo tiempo  con los saberes de las ciencias sociales y, en fin,  permee además  todo la formación escolar.

 

 


[1] Tornye-Purta, 2000. Capítulo 8, gráfica  8.5.

 

 

 

Comentarios (0) | Comente | Comparta c