DIA INTERNACIONAL CONTRA LA DISCRIMINACION RACIAL

 

Juan de Dios Mosquera

La Organización de Naciones Unidas institucionalizó el 21 de marzo como fecha significativa para sensibilizar y recordar que el sistema del apartheid con sus atrocidades y crímenes no debe volver a ocurrir jamás en ningún lugar de la tierra. Que debemos trabajar sin descanso por la comprensión de la diversidad humana y cultural propiciando la convivencia fraterna y la justicia social, como pilares para la construcción permanente de la paz. El 21 de Marzo de 1.960 cuando más de 5.000 personas africanas estaban reunidas pacíficamente para protestar por las nuevas leyes de segregación racial del apartheid, en las afueras de Sharpeville, municipio cercano a Veeringing, en Suráfrica, fueron reprimidas a tiros pór la policía racista, resultando asesinadas 69 personas y heridas más de 200.

RACISMO Y DISCRIMINACION RACIAL DOS MALES QUE AFECTAN LA CONVIVENCIA ENTRE LOS COLOMBIANOS

Los colombianos sabemos reconocer, autocríticamente, la grave situación de racismo y discriminación racial que afecta la convivencia respetuosa y fraterna entre las "razas" y culturas regionales del país.

Son conflictos que hemos evadido afrontar, por nuestra obstinada ignorancia sobre el racismo. Son tan normales y culturales las actitudes racistas y las prácticas discriminatorias, que pasan desapercibidas en nuestras palabras y ante nuestros ojos. Y cuando alguien nos descubre y nos llama la atención, nos apresuramos a decir ¡NO! ¡Pero yo no soy racista! ¡En Colombia no hay discriminación racial! ¡Yo le digo Negro, pero por cariño!

En Colombia, como en toda América Latina, seguimos interiorizando la herencia colonial española, que impuso en nuestra conciencia colectiva la imagen de la supremacía y la dominación de la "raza blanca" y su mundo cultural, sobre las "razas" y culturas no blancas: africanas, indígenas - americanas, asiáticas.

El racismo, como forma de pensar e identificar a la persona afrocolombiana e indígena, es masivamente difundido, inducido y reproducido por los medios de comunicación hablados y escritos, en el sistema educativo, en especial, los programas curriculares y los textos educativos, y en el trato personal, el folclor y las bromas o chistes de las relaciones cotidianas.

EL RACISMO EN LA TELEVISION

Los programas de TV siguen enfatizando y difundiendo los estereotipos racistas contra la persona negra. Los afrocolombianos son presentados como servicio doméstico, pobres, ignorantes y hay propagandas donde siguen siendo los salvajes. Además, sólo es protagonista en la música y los deportes.

Las pocas noticias sobre los países de África, muestran a los pueblos como miserables y hambrientos. No hay programas que enaltezcan la Africanidad y la presencia múltiple de las culturas africanas en la construcción histórica y la vida actual de la sociedad colombiana.

En programas humorísticos se permiten chistes y frases que ridiculizan a la persona negra, en general.

En TV, así como en radio, los locutores y narradores se dirigen a la persona negra, en especial, a los deportistas, con peyorativos discriminatorios como: "Los Negros", "El Negro", "El Negrito", "El Moreno", "El Morocho". La persona negra es "racializada" en todo momento, mientras no se hace lo mismo, no se da el mismo trato a la persona blanca, nunca se refieren al deportista blanco como: "el Blanco", "el Blanquito", "el Amarillo", "el Cafecito". A la persona blanca siempre se le trata como persona.

No se producen ni emiten programas permanentes sobre la historia, la cultura y el protagonismo africano y afrocolombiano.

Las personas negras vinculadas con la TV son muy pocas y con papeles estereotipados. No se promueve la diversidad racial en los contenidos y las imágenes publicitarias.

EL RACISMO EN LOS PERIODICOS Y REVISTAS

Los periódicos siguen presentando tiras cómicas como "El Fantasma", "Tarzán", "Mandrake", que simbolizan el poderoso blanco, que descubre y protege a los "salvajes africanos", de los malos que los atacan para robar las riquezas de sus territorios. También existe la "Negra Nieves", mujer trabajadora del servicio doméstico, que piensa torpemente sobre los problemas del país.

Cuando los deportistas afrocolombianos triunfan los estigmatizan con titulares racistas como: "Pantera Negra", "Gacela Negra", "Diablo Negro", "Dólares Negros". También son comunes expresiones como "noche negra", "mercado negro", "hora negra" y "dólar negro".

EL RACISMO EN EL SISTEMA EDUCATIVO

En el Ministerio de Educación no existe investigación curricular en torno a la Identidad Africana y Afrocolombiana en la sociedad y la educación nacional. La perspectiva educativa que se imparte es homogeneizante, blanco-centrista y deculturizante. El llamado programa de etnoeducación, para Comunidades Negras e Indígenas, carece de fundamentos científicos, personal competente y recursos presupuestales; sus propuestas no están siendo integradas a la política educativa nacional en forma integral.

El Ministerio de Educación es cómplice de la ignorancia de los colombianos sobre la Africanidad y la trascendencia de la presencia africana en Colombia. No existe un sólo Centro de Estudios Africanos y Afrocolombianos ni en el sistema universitario estatal ni en el privado.

Los programas curriculares, y los textos escolares de primaria, secundaria y Universidad, no reconocen la presencia africana en el mundo ni la Afrocolombianidad. Los estudiantes, entre ellos los Afrocolombianos, no estudian la historia, la etnología, la geografía, la economía, la cultura (literatura, música, arte, teatro, filosofía, pintura, religiosidad) y el desarrollo sociológico y político contemporáneo. El continente africano es visto como un país de selvas inhóspitas y de "Negros" salvajes y pobres, que sufren de hambre y son explotados por los blancos. Es la imagen creada por los medios de comunicación. Así mismo, los textos no integran la imagen de la persona negra en las ilustraciones de los contenidos.

Las políticas culturales del Banco de la República, el Instituto Colombiano de Cultura - COLCULTURA- y el Museo Nacional, excluyen de sus programaciones la música, la pintura, el teatro y el arte africanos.

LA DISCRIMINACION RACIAL

Es el trato de marginalidad, exclusión y abandono que reciben las Comunidades de las clases dirigentes blancas, desde sus partidos políticos, la empresa privada, y los gobiernos que controlan el Estado y el presupuesto nacional. Es un trato injusto que condena a las Comunidades Negras a vivir en condiciones infrahumanas y desiguales con respecto a las Comunidades blancas.

Si comparamos los datos estadísticos sobre las Necesidades Básicas Insatisfechas y el Nivel de Desarrollo Humano - NDH - de los municipios afrocolombianos con los municipios blancos, encontramos un doloroso y vergonzoso estado de violación sistemática de los derechos humanos de las Comunidades Afrocolombianas.

Ha sido tal la indiferencia racista de los gobiernos que no disponen de estadísticas ni mecanismos de planificación, que les permitan medir los grados de atención a las Comunidades. Ni en el Departamento Nacional de Estadística - DANE - ni en el Departamento Nacional de Planeación - DNP -, existen unidades de atención a la realidad afrocolombiana.

El propio gobierno ofrece el mejor cuadro de la realidad para demostrar la discriminación racial y el trato de exclusión que reciben los afrocolumbianos. No hay personas afrocolombianas en los altos cargos del Estado: consejerías, ministerios, generalatos de las fuerzas armadas, altas cortes judiciales y cuerpos diplomáticos.

La educación primaria y secundaria tiene una baja calidad y cobertura en los municipios. Es muy baja la presencia de estudiantes negros en las universidades públicas y privadas, por la imposibilidad económica para acceder a ellas, y la falta de apoyo gubernamental.

En los territorios no hay instituciones técnicas modernas que ofrezcan capacitación laboral ni universidades con programas que preparen a la juVentud para ser promotora del desarrollo empresarial e integral de la comunidad. Los jóvenes negros viajan a las ciudades del interior en busca de las oportunidades educativas que se les niegan en sus regiones, realizando toda clase de sacrificios. En la mayoría de los casos, terminan en el subempleo y la frustración personal.

RECOMENDACIONES EN PRO DE LA ELIMINACIÓN DEL RACISMO Y LA DISCRIMINACION RACIAL

Los ministerios de Educación y Comunicaciones deben promover campañas educativas de información y sensibilización en pro de la eliminación del racismo en las instituciones educativas y en los medios de comunicación, y la sociedad colombiana en general.

Creación de un Comité Gubernamental para la Eliminación del Racismo y la Discriminación Racial, integrado por representantes de las organizaciones afrocolombianas, organismos de Derechos Humanos, Defensoría del Pueblo, Procuraduría, Consejería de Derechos Humanos, Consejería de Política Social, y los Ministerios de Gobierno, Defensa, Comunicaciones y Educación.

Expedición de una norma legal que prohíba y sancione los mensajes de chistes y expresiones que produzcan los prejuicios y estereotipos racistas e inciten al racismo en los textos escolares, campañas publicitarias, medios de comunicación.

El Ministerio de Comunicaciones ha de adelantar programas de divulgación y promoción de la historia, identidad cultural y protagonismo de las Comunidades Afrocolombianas. Debé propiciarse la organización y acceso de personas negras a la TV, como productores de programas.

El Ministerio de Educación debe promover la creación de Centros de Estudios Africanos y Afrocolombianos, en las universidades públicas y privadas, que investiguen y proyecten la identidad y el protagonismo dentro de la nación y el mundo de los pueblos africanos y afrocolombianos.

El Ministerio de Educación esta obligado concertar con las organizaciones un programa de acciones afirmativas para asegurar un mayor ingreso de jóvenes a las universidades públicas y privadas.

El Presidente de la República debe expedir un decreto ordenando adicionar la estructura interna de todas las instituciones gubernamentales con una unidad de atención a las Comunidades Afrocolombianas. Son prioritarias en las siguientes instituciones: Departamento Nacional de Planeación, Departamento Nacional de Estadística, DANE, Ministerios de Salud, Educación y Medio Ambiente.

El Gobierno Nacional tiene que fortalecer la Dirección de Asuntos para las Comunidades Negras, con el presupuesto y las condiciones locativas y de personal adecuado para el cumplimiento de sus funciones.

El Consejo Nacional Electoral garantizará la adecuada vocería y representación de las organizaciones en la Cámara de Representantes, concertando con ellas una nueva reglamentación de la Ley 70 sobre la participación electoral.

CONTINUAR

 

 

Comentarios (1) | Comente | Comparta c