TRATADO DE ORTOLOGÍA CASTELLANA
 

 

ORTOLOGÍA es el arte de pronunciar bien. Tiene cuatro partes: la 1ª enseña lo concerniente a los sonidos elementales; la 2ª lo concerniente a los acentos; la 3ª , las reglas para distinguir las combinaciones de vocales que forman diptongos y triptongos, de las de otra naturaleza; y la 4ª, el modo de aplicar a la versificación castellana los principios ortológicos.

 

PARTE PRIMERA

 

SONIDO ELEMENTAL es el que no puede dividirse en dos o más sonidos. Los sonidos elementales se dividen en vocales y consonantes. Vocales son los que se pueden producir sin el auxilio de otros, y son a, e, i, o, u. La a, la e y la o son vocales llenas; y la ¡ y la u son débiles. Consonantes son los sonidos que no se pueden producir sin el auxilio de las vocales.

Los sonidos consonantes son, en castellano, los representados por los caracteres o signos siguientes: b, c, ch, d,f, h, j, l, ll, m, n, ñ, p, q, r, rr, s, t, y, x, z.

Aquí se halla la c como representativa del sonido que tiene antes de e y de i; la g, como representativa del sonido que tiene antes de a, de o y de u.

La x no representa sonido elemental; entre dos vocales suena como ks, y en los demás casos, como gs.

La b se pronuncia con los dos labios, y la y con los dientes superiores y el labio inferior.

La h antes de ue suena como una g muy suave.

Es un gran defecto confundir la ll con la y, y esta última consonante con la combinación hi.

En la combinación tl la l es líquida.

La z tiene en España un sonido que se produce uniendo la lengua a los dientes. El de la c antes de e y de ¡ se produce de la misma manera, pero con más suavidad.

En la América española, la cantes de e y de i y la z en todos los casos, representan el mismo sonido que la s.

La y antes de vocal es consonante, y suena como en mayo, ayudar. Hace las veces de ¡ en las terminaciones ay, ey, oy, uy y en la conjunción

Sílaba es un sonido elemental o una combinación de sonidos elementales pronunciados en una sola emisión de la voz.

Así, la parte de una palabra que se pueda separar de las demás, pero que no se puede dividir sin alterar los sonidos de que consta, es una sílaba. Por ejemplo, libra consta de dos miembros que podemos separar, li y bra. Pero no es posible dividir ninguno de ellos en dos o más partes. De bra pudiéramos sacar el sonido a, pero ya no sería posible pronunciar la h ni la r.

Las palabras de una sola sílaba se llaman monosílabas; las de dos, disílabas: las de tres, trisílabas, y las que tienen cuatro o más sílabas, polisílabas.

Diptongo es la combinación de dos vocales que se pronuncian en el mismo tiempo que una sola.

Triptongo es la combinación de tres vocales que se pronuncian en el mismo tiempo que una sola.

Cuando se agrega una consonante a una vocal o una vocal a una consonante, esta combinación se llama articulación simple, como las que hay en el y en tu.

Dos consonantes juntas antes o después de una vocal, forman articulación compuesta. Ejemplos: bri, abs

Cuando la vocal está después, la articulación es directa; cuando está antes, se llama inversa; por consiguiente hay articulaciones directas simples y directas compuestas, inversas simples e inversas compuestas. Ch, H, Ll, Rr, N, y, y, no entran sino en articulaciones directas simples.

La L y la R se llaman líquidas cuando entran en articulación directa compuesta, y las consonantes que van antes de éstas formando articulación compuesta, se llaman licuantes.

 

PARTE SEGUNDA

 

Acento es el esfuerzo que se hace sobre una de las vocales de cada palabra, dándole un tono más recio o alargando el tiempo en que se pronuncia. Las palabras, por razón del acento, se dividen en agudas, graves y esdrújulas.

Agudas son las que llevan el acento en una vocal de la última sílaba, como rival, estáis; graves (que también se dicen llanas) las que lo llevan en una vocal de la penúltima, como mano , albéitar; y esdrújulas, las que lo tienen en una de la antepenúltima, como médico, cáustico.

Ciertas personas verbales a las que se agregan enclíticos, es decir, voces monosílabas que se ligan con el vocablo precedente, vienen a tener el acento antes de la antepenúltima sílaba, y éstas se llaman sobreesdrújulas. Ejemplo: alcáncemelo.

Carecen de acento los monosílabos que sean artículos, adjetivos posesivos, preposiciones, conjunciones y partículas componentes; el relativo que, cuando no equivale a qué cosa; quien, cuando no equivale a qué persona; cual cuando no es interrogativo ni está en exclamación ni en enumeración, y los pronombres me, nos, te, os, se, le, lo, la, les, los y las. Califícanse de proclíticos los monosílabos que, careciendo de acento, se ligan con el vocablo que les sigue. Tienen débil el acento las preposiciones y conjunciones de más de una sílaba, como sobre, pero.

Se hace débil el acento de los adjetivos y adverbios cuando van antes del vocablo que modifican. En el plural de los sustantivos, adjetivos, pronombres y artículos, se acentúa la misma sílaba que en el singular. Se exceptúan carácter y régimen cuyos plurales son caracteres y regímenes

Las formas reguilares de los verbos se acentúan corno las de los verbos acabar, conceder y combatir. A sí, delinear, por ejemplo, dice delineo y no delíneo.

Los verbos de la segunda y de la tercera conjugación cuya raíz acaba en vocal tienen varias formas que comúnmente se acentúan mal y que se deben acentuar conforme a la regla anterior. Ejemplos: caímos, oído. Conforme a ella deben también acentuarse la primera y la segunda persona del plural del presente de subjuntivo de los verbos haber, ir, ser y ver.

Se acentúan de un mismo modo, y siempre en la raíz, las tres personas del singular y la tercera del plural del presente de indicativo y del subjuntivo, y el singular del imperativo.

La acentuación de algunos verbos acabados en iar ofrece dificultad. Respecto de ellos se debe atender a las observaciones siguientes: Los que sean compuestos y derivados se acentúan como las dicciones de que se han compuesto o derivado. Ejemplos: acaricio, enfrío.

Se exceptúan amplío, contrarío, glorío, inventarío y varío, derivados de nombres que no tienen acento en la i, y vacío, derivado de uno que sí tiene. Vanagloriarse se forma de vanagloria y no de gloriarse.

El uso es vario
en vidrio, cario,
folio y paliar;
chirriar, historie
auxilio, excorie,
y en expatriar.

Alío, descarrío, espío, expío y filío tienen el acento en la i de la terminacion; lisia, rumia, y sacia lo tienen antes.

Los verbos en rrar tienen el acento en la u en la primera persona del presente de indicativo y en las semejantes. Se exceptúan los en cuar y guar. Ejemlos: graduo, insinúo, crocito, averiguo. En las palabras compuestas que no lo sean de una partícula componente inace;rtuatla ni de un enclítico, hay des acentos: el de 2ª elemento se llama principal, y el de 1ª, secundario. Este es débil, como se observa en tornaboda Si entre las dos últimas vocales de una palabra hay x o dos consonantes, esta palabra no puede ser esdrújula; se exceptúan las dicciones que entre las dos últimas vocales tienen licuante y líquida, como vértebra.

Tampoco será esdrújula la palabra si entre sus dos últimas vocales tiene una de las consonantes Ch, Ll, N, R, Y. Asimismo es grave o aguda una dicción cuando en su última o penúltima sílaba hay diptongo: justicia, justiciero.

De estas dos últimas reglas se exceptúan ciertos vocablos compuestos de una persona de verbo y un pronombre; como sorprendiéronme, acaríciala, y los adjetivos en locuo como grandílocuo. Todo triptongo es acentuado, y tiene el acento en la segunda vocal, como se ve en buey. Si una dicción termina en una sola vocal, el acento cae comúnmente sobre la penúltima sílaba. Ejemplos: puerta, caballo, tribu.

Si termina en dos vocales llenas, el acento cae sobre la primera. Ejemplo: cano

Si acaba en una vocal llena y otra débil se acentúa la llena, como en convoy.

Si termina en débil y llena y no tiene más vocales, el acento recae sobre la débil como en día.

Si termina en la misma combinación de débil y llena, y tiene otra u otras vocales, el acento cae en la que precede a la combinación final, como en delicia.

Si la voz acaba en dos débiles, el acento pertenece a la primera de ellas, como en Tibacuy.

Si acaba en consonante que no sea n ni s, tiene acentuada una vocal de la última sílaba, como abad, cordial, asumir. La y final de muchas voces en ay, ey, ay, uy se considera como consonante para los efectos de esta regla.  

De las siete últimas reglas, que son las que sirven para conocer el lugar del acento por la terminación de la palabra, se exceptúan muchas voces. Si en medio o al principio de dicción hay dos vocales, llena y débil, el acento va sobre la llena, como en peine. cauto. Se exceptúan:

1º Balaústre, saúco, aína, desvaído, paraíso, saína, saíno, oíslo y traílla.

2º Toda voz derivada, formada con una terminación que empiece por vocal débil acentuada. Ejemplos: leía, oído, creíble, feísimo, heroína, ateísta, Tadeíta. Descúbrese si la ¡ inicial de una terminación es acentuada, observando cómo se pronuncia en dicciones que no tengan vocales reunidas, como perdiDO, comprensIBLE, granadINO, cantarlNA, fatallSTA, hermanUCO. De esta regla se exceptúa reina, y en ella puede incluirse jesuíta, aunque sólo tiene dos débiles.

3º Las palabras en que hay h antes de la vocal débil, como bahía, mohíno.

4º Los plurales de los nombres agudos, que conservan el acento del singular, tales como baúles, países.

5º Los vocablos compuestos, tales como pisaúvas, aúno, reúno, en que el acento principal o el único que haya no debe cargar sobre el primero de los dos elementos. A estos vocablos se agregan añilo y maúllo.

6º Judaízo, hebraízo y otros verbos derivados de adjetivos en aico.

 

PARTE TERCERA

 

Las combinaciones de dos vocales forman diptongo, excepto en los casos siguientes, en los cuales cada vocal es una sílaba:

1º En las palabras que tienen dos vocales llenas. Ejemplo: Páez, Jaén, reo, fealdad.

2º En las que tienen débil y llena, o llena y débil, siendo acentuada la débil. Ejemplos: raíz, balaústre, reúna, ateísmo, creí, lío, ganzúa.

3º En toda inflexión del verbo en que haya que separar las vocales para dar a dicha inflexión el número de sílabas que debe tener. Ejemplos: fiamos, liemos, acentuamos. | (1)

4º En las voces compuestas de una que acabe por llena y otra que empiece por débil, ambas sin acento. Ejemplos: aunar, preinserto.

5º En los vocablos que tengan una débil y una llena, con el acento en la llena, si son derivados de otros en que las vocales no formen diptongo. Ejemplos:      brioso, naviero, diario, viaje.

6º En las voces que tienen vocal duplicada. Ejemplos: piísimo, duúnvirato.

7º En Sión, cruento e incruento.

 

 

  Cada una de las formas de un verbo que en la 1ª persona del singular del presente de indicativo tenga dos sílabas, tendrá tantas como la correspondiente del verbo amar. Todo verbo que, en cuanto a número de sílabas, sea igual a acabar en la 1ª persona del singular del presente de indicativo, lo será en todas sus inflexiones. El que en dicha persona sea igual a agonizar, lo será en todas sus otras formas. (regresar 1) Ejemplos: Huir, huí y huíamos tienen respectivamente el mismo número de sílabas que amar, amé y amábamos, porque el verbo huír dice huyo en la primera persona del presente de indicativo. Disleiría, desleído tienen las mismas que acabaría y acabado, porque deslío cuenta las tres que cuenta acabo. Desafiemos tiene cinco, que son las que hallamos en agonicemos. Para saber cuántas silabas tiene en la 1ª persona del presente de indicativo un verbo de los que contienen combinación de vocales como creo, lío, no hay que hacer otra cosa que aplicar las reglas que hemos expuesto. Hay inflexiones verbales que no quedan comprendidas en esta regla o que se exceptúan de ella.
Tales son anduviese, habla y los futuros y pospretéritos que no contienen todo el infinitivo del verbo a que pertenecen, como valdría: pero el número de silabas de todas estas inflexiones puede determinarse fácilmente aplicándoles las reglas ya establecidas en esta tercera parte de la ortología.  
Pudieran todavía ofrecer alguna dificultad los pretéritos de los verbos ir, ver, ser y dar. Respecto de éstos debe saberse que no contienen ninguna reunión de vocales que no sea diptongo.

     

Comentarios (0) | Comente | Comparta c