5pixeles.gif (45 bytes) 5pixeles.gif (45 bytes) Puerto Colombia

Puerto Colombia. Imagen

mapa_26.jpg (9036 bytes)
    
Desde 1860, la Confederación Granadina y particularmente el entonces Estado Soberano de Bolívar estudió el proyecto de construcción de un ferrocarril que uniera el puerto fluvial de Barranquilla con el Mar Caribe. En 1865 se contrata la obra a la compañía alemana Hoenisberg-Wessel y Co. De tal manera que para 1871 se inauguraría el ferrocarril entre Barranquilla y el puerto de Sabanilla, en donde venía funcionando el edificio de la Aduana conocido hoy como el Castillo de San Antonio de Salgar. Para entonces, los buques fondeaban en la bahía frente a Sabanilla y descargaban sus mercancías en bongos que eran conducidos por un remolcador a la orilla donde se acomodaban en los vagones del ferrocarril para ser transportadas hasta Barranquilla.
En 1878, el ingeniero cubano Francisco Javier Cisneros llega al lugar contratado por el gobierno para la construcción de la prolongación de los rieles de este, el Ferrocarril de Bolívar hasta un sitio en donde fuese posible la construcción de un puerto terminal del ferrocarril que permitiera el atraque de buques de alto calado. En 1884 Cisneros funda con varios socios ingleses la que se llamará The Barranquilla Railway and Pier Co. Y adquiere el Ferrocarril de Bolívar. Los trabajos de prolongación de la línea continúan hasta 1887, año en el cual las paralelas llegan de Sabanilla a Puerto Velillo, pero, trazadas sobre una franja de tierra muy baja que se avanza sobre el mar, las olas las destruyen en tres ocasiones sucesivas, de manera que Cisneros decide buscar una bahía que ofreciera mayor seguridad para la construcción del ferrocarril y el muelle.
Para 1888 lega con los rieles al pie del Cerro Cupino, sitio que por sus características geográficas considera ideal para la construcción del muelle y ese mismo año funda Puerto Colombia al pie del cerro y adecúa un muelle de madera. Más tarde, en junio de 1893, se inaugura el primer gran muelle construido en acero, hierro y madera, construido por un viaducto de de 720 metros de largo que alcanza una profundidad de puerto de 40 a 45 pies según la marea y cuyo muelle de atraque tieen una longitud de 180 metros y un ancho de 15 metros.
Al convertirse este en el principal puerto de entrada y salida del país y ante la expectativa de apertura del Canal de Panamá que incrementaría aún más el tráfico, se decide llevar a cabo la ampliación del muelle. En 1912 llega al país una comisión de ingenieros ingleses contratada para llevar a cabo el proyecto de ampliación, en 1913 se da inicio a las obras a cargo de los ingenieros Joe Mathews, Clímaco Villa y su ayudante Juan Antonio Colina de la Rosa, y finalmente, el nuevo muelle ampliado y construido en concreto reforzado se inaugura en 1923, pasando a ser el tercer muelle más largo del mundo, despues de los muelles ingleses de South End y Southport.
A partir de 1924, solo un año despues de inaugurada la gran obra, ante el afán de los barranquilleros por convertir a su ciudad en puerto marítimo y fluvial, se retoman las dragas de Bocas de Ceniza, obra que, tal como lo había previsto el ingeniero Cisneros, se traduce en una tragedia para las costas y las bahías cercanas: como consecuencia de los dragados desparecen las franjas de tierra que hacían de las bahías de Puerto Salgar y Puerto Colombia excelentes fondeaderos naturales protegidos de los vientos y las olas de altamar, al tiempo que la costa se ve invadida de sedimento alejándose cada vez más del mar.
En 1933 el Ferrocarril de Bolívar pasa de nuevo a manos del gobierno empeñado en acabar con el mismo para concentrar la actividad portuaria en el puerto marítimo y fluvial de Barranquilla, que se da al servicio en 1937.
Los buques de gran calado, sin embargo, siguen utilizando el muelle de Puerto Colombia por ser el mejor y más seguro fondeadero a pesar de los intereses políticos que insisten en la conveniencia de Bocas de Ceniza, ante esta situación, en 1943, el gobierno prohibe el atraque en el muelle y dispone levantar las paralelas para dejar a Puerto Colombia en el más profundo abandono, incomunicado con la vecina ciudad de Barranquilla.
 

 

 

 


Para regresar al índice haga click aquí
Obtenga información sobre los diseñadores de esta página