EL ALTO MAGDALENA EN LA CARTOGRAFÍA DEL SIGLO XX

Francisco Javier Vergara y Velasco, el primer geógrafo y cartógrafo de este siglo, ilustra su Nueva geografía de Colombia, Bogotá, 1901, con un conjunto de croquis y cartas geográficas que luego, de 1906 a 1909, recoge y amplía en su Atlas completo de geografía colombiana.

Años después, a partir de 1920, la oficina de Longitudes, adscrita al Ministerio de Relaciones Exteriores, empieza a publicar los primeros mapas modernos, con mejores instrumentos científicos, que hacia los años cincuenta perfeccionan el Instituto Geográfico Militar y Catastral y su sucesor el Instituto Geográfico Agustín Codazzi con más avanzadas técnicas.

Muchos fueron los mapas que trazaron, y junto con los antiguos, que les sirvieron de base, hoy son piezas de antología geográfica en los atlas publicados por el Agustín Codazzi. Mapas de la nación; de los departamentos y municipios; de las islas, provincias y ciudades; de los caminos, carreteras, ferrocarriles y ríos, labor portentosa que revela el esfuerzo creador del hombre colombiano.

El entusiasmo por la geografía se acrecentó como medio para conocer el país, su orografía e hidrografía, el suelo y el subsuelo, las costumbres de sus gentes, su agricultura, ganadería y comercio, las minas, las vías de comunicación, todo lo cual estaba complementado por el estudio de la historia patria.

Tan importante proceso se inicia y desarrolla por entidades e instituciones oficiales y privadas, como la Academia Colombiana de Historia en 1902 y la oficina de Longitudes, también en este año pero iniciada en 1910; por la Sociedad Geográfica de Colombia en 1903, que culminan con el Instituto Geográfico Agustín Codazzi en 1950, relicario de la imagen gráfica del país en todas sus dimensiones.

1906

1906. El codo de Girardot.

El codo de Girardot

Curva del río Magdalena entre la desembocadura en éste de los ríos Sumapaz y Bogotá al sur y el río Coello y la angostura de Gallinazo al norte.

Francisco Javier Vergara y Velasco, Atlas completo de 'eografía colombiana, la. entrega, Bogotá, Imprenta Eléctrica, 1906, pág. 7.

1906

El salto de Honda

Formado al término de la angostura de Arrancaplumas, rente a la desembocadura de Quebradaseca y el río Gualí, por grandes peñascos casi a flor de agua que obstruyen la navegación.

Francisco Javier Vergara y Velasco, Atlas completo de geografía colombiana, la. entrega, Bogotá, Imprenta Eléctrica, 1906, pág. 7.

1907

De la Sabana al Alto Magdalena

Mapa del occidente de Cundinamarca sobre el Alto Magdalena entre las quebradas Paquiló (Guataquí) y Chaguaní (Cambao). Comprende la región oriental del río, ribera de la margen derecha.

Francisco Javier Vergara y Velasco, Atlas completo de geografía colombiana, 4a. entrega, Bogotá, Imprenta Eléctrica, 1906, pág. 36.

1907

Camino de Honda a Santafé

Comprende el sector de Honda, Puerto Bogotá y Bogotacito, donde termina el Alto Magdalena, y la parte de Cundinamarca desde allí hasta Agualarga (Albán), La Vega y Vergara, a través de la cual se muestra el camino real de Honda a Santafé, pasando por el alto del Sargento, Guaduas, el histórico alto del Raizal, donde el general Tomás Cipriano de Mosquera firmó el Decreto del 12 de abril de 1861 que creó el estado soberano del Tolima, segregado del de Cundinamarca.

Francisco Javier Vergara y Velasco, Atlas completo de geografía colombiana, 4a. entrega, Bogotá, Imprenta Eléctrica, 1906, pág. 37.

1909

Croquis del Alto Magdalena

Curso del río Magdalena en tres perspectivas:

la. De Neiva al río Baché.

2a. De Villavieja al río Cabrera.

3a. De Yagó a Cuchimbal.

Francisco Javier Vergara y Velasco, Atlas completo de geografía colombiana, 6a. entrega, lám. la., Bogotá, Imprenta Eléctrica, 1906, pág. 65.

1909

Croquis del Alto Magdalena

Continuación del curso del río Magdalena en cuatro perspectivas:

4a. De Cuchimbal a la quebrada Santa Rosa.

5a. De Santa Rosa a Girardot.

6a. De Girardot a Infiernito.

7a. De Guataquí a Opia.

Francisco Javier Vergara y Velasco, Atlas completo de geografía colombiana, 6a. entrega, lám. 2a., Bogotá, Imprenta Eléctrica, 1906, pág. 66.

Comentarios () | Comente | Comparta c