CIUDADES HERÁLDICAS DEL ALTO MAGDALENA

Las ciudades y villas fundadas por los españoles en las épocas de la Conquista y la Colonia tenían derecho a obtener del rey título y escudo de armas, blasón que las distinguía y enaltecía y les daba una posición preeminente incorporándolas a la monarquía, ante la cual estaban representadas por el alférez real, elegido por el cabildo.

Cuando se inició la independencia el cabildo de Santafé subrogó al rey en esta facultad y a varias poblaciones de su jurisdicción les concedió el título de villa y el derecho a darse escudo de armas.

Al constituirse la república, la democracia fue la antítesis de la monarquía y todo lo que a esta última representaba fue proscrito, en primer término sus símbolos, que eran la más solemne encarnación de su imagen. De esta forma los escudos de armas fueron desapareciendo para las ciudades y también para las familias, mas no para la república, que lo primero que hizo fue darse bandera y escudo de armas.

Hacia la mitad del actual siglo XX empezó un renacer de los escudos para los departamentos, ciudades, municipios, entidades estatales y particulares, no propiamente como símbolos heráldicos con timbre de nobleza sino simplemente como distintivos.

Ahora el alcalde los otorga por decreto o el concejo municipal por acuerdo, aunque muchas poblaciones lo tienen hoy día sin decreto ni acuerdo, dado en una oportunidad especial.

Villa de San Bartolomé de Honda

Escudo de Honda.

Erigida en villa por cédula real del 4 de marzo de 1643, su cabildo le dio escudo de armas en 1808, como acto conmemorativo de la jura del rey Fernando VII el 25 de diciembre de este año.

Se describe como el "águila de dos cabezas", coronada, sobre un puente de mampostería de un ojo.

Enrique Ortega Ricaurte, Heráldica colombiana, publicación del Archivo Nacional de Colombia, Bogotá, Editorial
Minerva, 1952, págs. 157-159.

Villa de la Purificación de Nuestra Señora

Fundada por el capitán Diego de Ospina Maldonado el 25 de mayo de 1664.

Se le dio escudo de armas por cédula real de Carlos II de España en 1681. Son sus símbolos el río Magdalena, un champán, dos ramos de laurel y en el centro una cornucopia derramando sus frutos, presidido el escudo por una corona.

Julián Caycedo Manrique, Documentos importantes para la historia de la fundación de la villa de Purificación y biografía de su fundador Zipaquirá, Imprenta El Vaticano, 1964.

Ciudad de Neiva

De orden del conquistador don Sebastián de Belalcázar, descubridor del Alto Magdalena en 1538 (de la parte baja o valle de las Tristezas lo había sido don Gonzalo Jiménez de Quesada el año anterior), el capitán Juan de Cabrera fundó la ciudad de Nuestra Señora de la Concepción de Neiva hacia mediados de 153 o en 1540. Una segunda fundación hizo el capitán Juan Alonso el 18 de agosto de 1550 ò  1551 con el nombre de San Juan de Neiva en el sitio llamado Villavieja. Destruida por los pijaos en 1569, el capitán Diego de Ospina y Medinilla la fundó en el sitio actual el 24 de mayo de 1612 con el nombre de Nuestra Señora de la Concepción de Neiva.

Por Decreto No. 415 de 30 de noviembre de 1977 de la alcaldía especial de Neiva se le dio escudo a la ciudad, "de figura suiza modificada a la española", presidido por una corona. Son sus emblemas una serranía de cuatro picos, uno de ellos el nevado del Huila; el río Magdalena una canoa, palmeras y un cercado.

Ciudad de Girardot

El caserío que venía formándose en el sitio de La Chivatera, paso de Flandes sobre el río Magdalena, fue erigido en distrito por ordenanza núm. 20 del 9 de octubre de 1852 de la cámara provincial del Tequendama.

Por su situación crucial en las comunicaciones terrestres entre el centro del país y el occidente y la navegación fluvial por buques de vapor desde finales del siglo XIX hasta el tercer decenio del actual siglo XX, fue creciendo vertiginosamente hasta convertirse en una ciudad moderna.

En 1952 se conmemoró el centenario de su erección en distrito y con tal motivo se le dio escudo, no se sabe por parte de cuál entidad, oficial o cívica, cuyos emblemas son: el puente del ferrocarril, una rueda, símbolo de la industria; un toro pasante símbolo de su feria ganadera, dos ramas de cafeto. El escudo está sostenido en el cuerpo de un águila, cuya cabeza circunda una cinta o divisa con la leyenda "Siempre adelante".

Comentarios () | Comente | Comparta c