VI. FINALES DEL SIGLO XIX

23

En la segunda mitad del siglo XIX, en medio del fragor de las conmociones políticas y las guerras civiles, propias de la época, se acrecienta el afán de conocer el país y explorar sus recursos naturales; la noción de un territorio inmensamente rico es difundida por los viajeros europeos, cuyas crónicas abren caminos a los inversionistas, empresarios de obras de progreso como los ferrocarriles, la navegación fluvial, el telégrafo y el teléfono.

Los mapas y estudios de la Comisión Corográfica dan origen a la nueva geografía colombiana, cuyos estudios se aglutinan en un movimiento de geógrafos naturalistas, de arqueólogos, antropólogos, etnólogos, movimiento que conlleva una política nacionalista de revaluación de lo propio. Se crean comisiones científicas, las universidades abren cátedras naturalistas.

En los comienzos de esta segunda media centuria se consagra el coronel Joaquín Acosta como historiador, geógrafo y publicista de mapas de Colombia en Paris.

El coronel Agustín Codazzi ha sido el maestro, a cuyo alrededor se conforma una nueva generación de geógrafos, naturalistas y escritores: Manuel Ancízar y Felipe Pérez, escritores e historiadores de la geografía. Manuel Ponce de León, Manuel María Paz, José Gerónimo Triana, el botánico por excelencia. Indalecio Liévano, Ramón Guerra Azuola.

Son varias las geografías y mapas de Colombia que por entonces se publican, inclusive en Europa; desafortunadamente hoy son ediciones agotadas y desconocidas algunas.

23. (1889) Carta de Colombia

Representa la división eclesiástica del país en 1889, con la Arquidiócesis de Bogotá, en la que está comprendido el Tolima Grande y 9 diócesis.

(Atlas geográfico e histórico de la República de Colombia. Basado en los trabajos geográficos de Agustín Codazzi, París, Imprenta de A. Lahure, 1889, lámina XIX).

Comentarios (0) | Comente | Comparta c