COLOMBIA PACIFICO
TOMO II
Pablo Leyva (ed.)
© Derechos Reservados de Autor

 

SOMOS LOS CAMPESINOS DEL MAR

 

Testimonio de Don Justino Minota Cuero y Don Lucho
Isla Coco, Micay
Recopilado por María Cecilia Silva  

 

Ahora tiene uno que pelase la cabeza pa’ coge algo, el pescado se agotó; lo acabaron los pesqueros con esas armas... y nosotros vivimos es de la pesca. 

Don Justo: Antes cuando yo nací no eran los mismos vientos que están ventiando hoy, porque ahora son más lentos. 

Si... es que los vientos son los dueños de todo. Por los vientos las aguas virán, si tá pa’ arriba las aguas viran pa’ arriba, y si pa’ bajo, viran pa’ bajo. Corriente muy enorme viento a contra, y agua a contra, crece la marea. 

Antes un sureste era muy fuerte pero al otro día no ventiaba ese mismo. Hoy tenemos este de abajo del norte, que va ya quince días continuamente soplando, todo el día, toda la noche. Y por los puntos cardinales, oriente, oriente; norte-norte y sur. Es que geográficamente el sur es abajo pero prácticamente el sur es arriba. Quiero darle a entender niña que por la práctica nosotros decimos que este viento es de abajo y allá es el norte pero en la geografía tá arriba, ve... y fíjese, antes los vientos eran muy duros y calmaban el mar, lo mermaban; calmaban las olas y ahora no, el que está soplando sopla, sopla y sopla.

 

LOS CAMBIOS DEL MAR 

El mar cambia con las lunas porque si hizo llena no deja de venirse el aguacero, un viento contrario y cambios de temperatura, . . . la llena de luna tiene sus consecuencias. Lo mismo con la puja que es la creciente de agua, por eso uno siempre dice, hoy primer día el pescado no pica. 

Se sabe que a toda hora hay marea y vaciante que es la quiebra, que es la que va mermando el agua como ahorita. En cambio con la marea, aumenta pero hasta cierto punto porque la temperatura no la autoriza que se pase de los límites, y si se pasa, es porque hay puja. 

Existen épocas en que el agua aumenta por impulso natural y es de acuerdo con los vientos y las aguas porque a toda hora el mar tiene su impulso, así no haiga viento tiene un impulso dominador y si se enfurece, más fuerza todavía. 

Pero, ahora, así como le explico, el impulso es distinto del antiguo; es que el mundo ha cambiao y en cambio el mar bravo no; ahora se calma cuando le da la gana... dos, tres días y después vuelve a su ser y sigue bravo y para la pesca eso es malo porque si usted se va en una canoa y se volca, se hoga. Así como ta’ ahora se levanta y no pica pescao... pero acetemos que pique y ¿quién lo pesca si usté ya se hogó?

Antes cuando más agitaba el mar era noviembre, diciembre, enero que era todo el tropel del mar y a veces hasta febrero, eso también ha cambiao, este año, enero estuvo bueno y marzo bravo. Sabíamos que “nochebuena mansa, cuaresma brava”, pero ahora, no hay épocas definidas.  

Antes los meses que se enfurecía el mar no nos embarcábamos. Ahora usted sale a pescar con “él” manso y al regreso está bravo. Un día salimos con el nieto de don Lucho pero se enfureció el mar. Eran las siete de la mañana y allá afuerita se nos cerró el universo, ni el uno supo del otro, ni el otro del otro. Todo se cubrió y hubo un vendaval de viento y de olas. Se embraveció el mar y todo aquello y a salvar cada uno su bulto en la forma que Dios lo ayude y yo salí milagrosamente. Me favoreció la experiencia... yo sabía que la bocana era pa’lla, entonces corrí pa’ ca de pa’rriba y sabe ¿por qué? buscando la orilla y yo me detallo la resaca y salvo mi situación, ¿entendido? bueno, pero eso lo la misma experiencia. 

La temperatura y  la profundidá sigue lo mismo, en cambio los aguaceros poco, estos meses estamos sufriendo de agua, pero eso si, que cuando venga el invierno mata gente.

 

ANTES SE PESCABA EN ABUNDANCIA 

Yo principié a pescar a los quince años piloteándole a papá. Había mucho Pescao en abundancia, yo lo acompañaba después de mis estudios, Me dediqué a eso y crié a mi familia en la pesca y todavía con estos años se me ve pescando en la playa del ají. 

Se pescaba con calandro, que es un cabo o sea una cuerda con anzuelos, doscientos tenía el más grande. Se cogía timburo, pelara, barbeta, tiburón, toyo, corbina, berrugata, pargo, bagre y de todas las clases de pescao. 

El pescao venía en mayo, no hay otro mes más adecuado pa’ entrar la sardina. 

Desde que yo abrí mis ojos el mes de mayo ahí se ve si va a haber cardumo, y si usté lo coge es pa’ utilizarlo en el momento. 

Cuando salía de pesca y veía la mancha de toyo que es un tiburón dañino, se golpea el potrillo pa’ que se asuste y no dañe la atarraya, entonces se coge la carnaá, se trocha y se pone al cabo pa’ pescalo. Es que en cada parte del mar se cogía una clase de pescao distinto porque si usted se corría pa’ ca, cogía de uno y si nos cansábamos nos íbamos un poco más allá y de otro, más ajuera otra clase y si no quería demorarme pues de lo que había cerca. Pa’ volar corbina es distinto, no se trocha el cardumo por que ella pica con la sardina viva. Pa’ que no se muera le hago tres huecos al potrillo (canoa) y así, por uno flota el agua fría por otro la caliente, entonces todo el día ta’ bañándose ahí.., pero eso era antes por que ahora tiene uno que pelase la cabeza pa’ coge algo. Vea esos señores con préstamos del convenio salen por la tarde y dentran por ahí a las siete o ocho de la mañana y muchas veces no alcanzan a pescar una canasta y pierden la gasolina y el tiempo... Y así la vida se les va yendo.

 

EL PESCAO, LO ACABARON LOS PESQUEROS 

Claro que pesca debe haber porque viven pescando con todos esos inventos, lo pasa es que el pescao ta’ agotao. No da rendimiento es porque lo han acabao los pesqueros con esas armas de pesca. Si aquí onde estamos hubiera camarón, lo menos habían 50 pescando a todas horas, se tiene que agotar, ¿no? y pa’ uno no hay ni pa’ comer. En veces se coge alguno porosito y en vez de botarlo al agua como antes, se lo tiene que comer.. en cambio los pesqueros los cogen en cantidades y ¡buuuum!, botan al agua los chiquitos pero muertos ya porque si quedaran vivos, las cosas estarían bien, es que ellos tienen sus horas pal arrastre y pa’ levantar la red y en ese trayeto de andar rondando y voltiando, se mueven y en estropío matan el pescao y cuando ya montan la red, toda esa cantidad, inclusive el grande, está muerto y nosotros... los campesinos del mar, acá sufriendo. 

Eso son flotillas de barcos, ¡Cantidades!, en veces hasta 25, subiendo y bajando de día y de noche en todas las bocanas, pues se agota por que se agota... y cogen con esa tornamenta, con esa máquina arrastrando el trasmayo, entonce como el pescao es vivo como nosotros, no se mete sino que va así por el lado y lo pasea toito y por donde encuentra la salida se sale .. por eso el trasmayo pequeño es el que más daño hace porque ahí cae elque peca y el que no peca, mata chico y grande. Lo que dentró ahí se quedó, se hogó, se murió; en cambio el otro, el más grande deja salir el chico. Es que imagínese esos buques subiendo y bajando arrastrando no sé cuántas horas... lo que no coge de subida, lo coge de bajada, lo arrastra por la fuerza y lo hace meter, ahí cae de todo. 

Y dizque hay una veda, que son 90 días, o sea tres meses, pero a los dos ya están los pesqueros en el agua; ¿qué van a esperar? y si llega “ésta”, si llega el billete. No ve que esos impuestos que les cobran son muy alterados... no, ¡No señor Presidente!, no nos podemos aguantar porque el pueblo está en hambre y acá tamos “jume y deme el pucho” y nosotros vivimos es de la pesca. 

La gente ta’ levantando de aquí. Van a buscar sus camellos por otro lado. Se van a aventurar la vida por más allá; nos quedamos los viejos hasta que nos muramos pero los que están en la aspiración, se tienen que ir.

 

LA VIDA ANTES ERA FAVORITA 

La vida antes, pues era favorita por lo que había comida en abundancia y con la pesca se conseguía todo lo demás. Se vivía bien, no se necesitaba plata. Con 20 centavos usted conseguía la muda de ropa. En esa época no se codiciaba tanto la plata y si alguno se enfermaba lo llevaban donde los botánicos expertos. 

Don Lucho: Llegamos a esta playa muy chiquiticos, veníamos del coco... antes vivíamos allá, pero una noche el mar se enfureció como nunca lo hemos visto. Allá en la playa los potrillos, todo tranquilo y nosotros roncando, cuando de pronto, olas grandísimas vinieron; corrían a tumbarnos los ranchos aquí... tumbaron looootes de arena porque se hacían barracas y pum, pum, palos y echa y echa y nos tumbó la casa a todos, se nos cayó, se la llevó el mar y corrimos a refugiarnos en la parte más alta hasta el amanecer y todo se cubrió de agua y de arena, por eso tocó venirnos pa’ ca. Esto antes era monte silvestre y había mucha culebra pero nos juimos amañando porque había bastante pescao.

 

EL MUNDO TA’ LLENO DE ILUSIONES 

Don Justo: Una vez aquí, tando yo muchachon me fui con un compañero a cogé carnaa pa’ pescar con una atarraya, dimos una vuelta a esa punta negra que cruza así de pa’ bajo y vimos una candela que salió del monte hacia la orilla de la resaca... me dijo el amigo, “compa Minota usté vio esa luz que vino del monte” y yo le contesté, “ si la vi pero deje y verá que hoy nos entendemos”; yo iba en la proa de la canoa y tiré la atarraya, cuando voltié vi la visión parada junto a mí. Se embarcó con nosotros y se había convertido en un aparato, en un diablo, en un demonio, en una tentativa negra, negra, y ahí no me quedó otro camino “que zamparle una pataá y caí con eso al agua” y pegó un tremenda gritería. Todos los del pueblo fueron a ver que nos había pasao y les dije, “pues una visión trató de hacernos daño pero nos dimos duro”... Ah, porque si a uno lo atacan en lo moral y en lo material, tiene que defenderse.  

Otras visajitas se me han aparecido pero más lentas. Un día viniendo de allá con el finao Camilo, vimos una nube que casi nos tapaba; casi nos cubría de allá, pá ca... y era un fantasma que nos daba vuelta y nos enloquecía hasta que tuve que fondiáme a la canoa, clavar el canalete (remo) y quedános ahí hasta el otro día, porque no sabíamos ni donde estábamos. 

Y una noche que la mar taba mansita y la luna llena, nos fuimos con mi compa Lucho y la mujer, cada uno en su potrillo, a visitar Buenaventura. Ibamos cuando pa ca pa’ bajo, una luz... salió del monte como una vela y “chujúm”, al agua esa luz. Tonces, le dije a mi mujer que también iba, “eso es una ilusión porque el mundo tá lleno de ilusiones”, y seguimos remando despacio con el canalete cuando más adelante, brillaba como una lámpara cóleman una luminaria en el agua, blanquiiita. Blanqueaba como un pueblo, antonce se me ocurrió, “mire esa mancha de cardumo lo bonita”, porque cuando uno anda pescando y se topa las sardinas, se ve el reflejo así. Me fondié y me puse a esperar a mi compa que venía atrás y le grité, “compa, mire eso ¿Será cardumo o rayamanta?” y me contestó, “rayamanta no entra acá a la orilla, cardumo tampoco es”. Salimos bogando pa’llá a ver qué era eso que iba guardao entre el agua y mi compa, “Justino, esto no es cosa buena”, así, que más afuera nos fondiamos y el compa se puso a rezá el avemaría y la oración del Carmen.., las rezó bonitamente y nos encomendó a la santísima Trinidá y se salió del potrillo; le grité Don Lucho no le haga caso a eso porque es espíritu malino y a esos no se les hace caso, no ve que son uno mismo”. Siii, nosotros mismos por los malos hechos nos volvemos mal espíritus, nos volvemos una visión así. Seguimos y esa luminaria ahí, no nos dejaba andá pa’ ninguna parte, nos iluminaba pa’lla y pa’ ca y toda el agua se volvió luminaria.., y a las cuatro de la mañana cuando llegamos a Buenaventura se fué levantando pa’ los elementos, pal aire se fué yendo; cuando fue llegando el día, se fué guardando pal noroeste. 

 

EL SOL Y LA LUNA, ¡AJA!

Antes había pescao en abundancia, vendíamos el atao a 60 centavos, se le regalaba al vecino... Y todos éramos amigos del mar.

Me gustaba pescá con mi sol. En cuanto a la luna se trate, depende porque si la noche ta’ bonita y la acompaña la luz de la luna ¡Maravilla! pero no en todo tiempo sale tan frondosa que lo invite a uno, por eso siempre digo, el sol y la luna, ¡ajá!...  

 

Regresar al índice                              Siguiente Capítulo

 
Comentarios () | Comente | Comparta c