COLOMBIA PACIFICO
TOMO II
Pablo Leyva (ed.)
© Derechos Reservados de Autor

EL MUNDO Y SUS COSAS

 

Testimonio de Don Santiago Caicedo Merizalde, Río Naya
Recopilado por María Cecilia Silva

 

LA SIERPE QUE ERA UNA ISLA 

Ah, pero en ese tiempo había una sierpe que era una isla... si, en la cabicera del río Naya y hubo una creciente horrible, horrible, la más grande de todas las que ha habido. Pero claro no ve que la sierpe esa no vuelve porque ya bajó y de eso hace cuarenta años; venía con la cola pa’ bajo a media noche por debajo del agua y con una cadena iba haciendo quilirim, quilirim... y el río tenía que tar hondísimo pa’ ella caber; se veía de noche con luna así... a lo largo como una isla. El río taba grandísimo, bravo y uno temiendo, pero ella se perdió en el mar y la centella la partió; pero esa serpiente es una cosa que no puedo explicar porque... es que unos familiares. Una mamá y un hijo pa’ hablarle clarito, se jueron atrás de un cerro, de una loma y allá se volvieron sierpre porque ah... haciendo cosas que no se pueden y se tuvieron varios años allá. 

Después de esos años, era “límito” que viva allá más. Se errotó y se tenía que ir. Entonces, la loma se errumbó, hizo cañas pa’ ella salirse y se fué, pero esa todavía existe, parece como un chorreron de esos de cal pero de agua, así como labrado y ya no se seca más y donde ella vivía es una laguna que también ta´lla en la cabicera. 

 

EL MUNDO TIENE SUS COSAS 

El espíritu de uno según las obras, si son meritorias, en la otra vida se le da su protección y si hizo malas obras tiene que hacerse al lado del diablo. Por eso uno tiene que ser bondadoso y caritativo con el vecino o con los amigos. Ayudarse los unos a los otros. Mire, por ejemplo la gente se baña allá porque aquí es peligroso porque hay madre de agua, eso es pal que le convenga pero uno no sabe cuando le ha de convenir. 

Ay niña, es que el mundo tiene sus cosas; el duende es un hombrecito yo lo ví en revelación una vez que taba aprendiendo una oración de esas pa’ ir al monte y dejé mi machete ahí... salí y no taba; pero ví que el duende lo tenía al lado de una lanza puesto por allá. Era un hombrecito y cuando me vió, se pasó pa´lla y jugaba con yo. Me hice la señal de la cruz pero él no se fué. El es bueno, ayuda cuando uno le pide, le regala una piedrita blanca pa’ poder hacer todo lo que quiere, con esa le da la suerte, la plata, todo. 

Pero si le monta pelea tiene que dejarse caer porque si uno aprende más que él, se jode, Toca hacerle la juercita pa’ que crea pero no tumbarlo, porque si le gana lo deja ahí y al otro día viene y lo mata, uyyy! 

El vive en el monte. Por eso cuando uno invoca la oración viene y cuando uno se la sabe bien es cuando lo invita a la pelea.

 

DE CURANDERO 

Yo aprendí a curar de ver una señora y también porque anduve con siete maestros, rodando por ahí, en una cura de eso que le dicen la “próstata” con un accidente muy grave que me aconteció y yo le iba poniendo cuidado a las plantas que ellos me daban. 

Es que he sido hasta de buenas con las personas, es por que soy de buena fé y me han analizado... y esa señora Genoveba me llevó al monte y me dijo, “le voy a dar un regalo porque me voy a morir, anda mijo a buscá un machete y vamos po’ ahí adentro de esa montaña”. 

Y nos juimos pal monte y yo con mi machete trochando y me fué diciendo “vea, esa planta ajuntada con esta sirve pa’ eso; y esta otra ajuntada con esta... y esas otras pa’ aguantar enfermedades”. Bueno y estando bien adentro, dimos la vuelta así... pa’ salirnos, entonces me dijo, “esa planta es pa’ curar culebra y se revuelve con ésta y tan, tan, y lo mismo ésta, que sirve pa’ salvarse de un mal que le ha dado a uno”. Y bueno, me dijo también que ejercitara solo las plantas del lado de la entrada pero no las de la salida porque esas son pa curar culebra y uno tiene un gran peligro. Si, tiene que tener respaldo porque hay muchos maleros que lo joden por la mala fé y lo matan a uno por que le pasa al curandero el veneno del otro. Lo envolata pa’ hablarle clarito. Lo traman por que ellos están ahí como un gavilán pa’dentrar a matarlo a uno. Claro que existe la creyensa que el colino es un resguardo. Se pone un pedazo de guineo en la puerta de la casa o por ahí y si alguien viene con mala fe y lo pisa, entonces el mal no hace. Es como una contra porque a dónde usted ve una mata de guineo el rayo no baja, por eso uno siembra su mata de guineo en la esquina como otra cualquiera y se protege de brujos y de males,

 

EL ESPIRITU DE LAS PLANTAS 

Las plantas las uso según los accidentes. Ellas mientras no ten ojiadas sirven, pueden ser las de la esquina pero sirven. Es que las personas de mala fé las miran y las dañan. 

Siii, este mundo tiene sus cosas, es que uno las plantas tiene que saber cómo las va a coger... hay que hablarles y hablarles. A veces tan durmiendo. Siempre cuando uno va por la mañana tan dormidas, entonces yo les converso pasitiiico, las toco o las meneo. Es que las plantas tienen su sombra que es el mismo espíritu, Por eso hay que tocarlas pa’ que el espíritu sienta y se mueva... y también tienen ojos. Más ojos que hojas porque cada hoja tiene dos y son iguales a los de uno pero chiquiticos. Claro que uno no los alcanza a descubrir, pero son para ellas mirar, por eso curan y como también tienen su potencia entonces ahí mismo uno va trabajando con ellas.

 

LOS DUEÑOS DEL MONTE 

Los dueños del monte son San Pedro y San Pablo y son los santos de las plantas, por eso ellas curan,  porque tienen su fé. Por eso con el corazón de San Pedro voy cogiendo las hojitas y todas las planticas. Yo mento a San Pedro con la fé, “en el nombre de San Pedro, de Jesús María y José”, y le digo pa’ qué se va a coger... ellas son muy buenas pero hay que saberlas ajuntar.  

Por ejemplo, si la yerba del espanto, pues sirve pa’ cerrar el ojo si el tipo ta’ espantao. Como el ojo también lo ponen por espanto, ahhh... eso as susto que le dan a uno y entonces le dan esa planta. 

Hay muchos accidentes que el médico no cura, no saben ni siquiera, no creen en eso, es como deciii pasmo, que a cuando a las mujeres en el tiempo que dan a luz se desmandan y antonces les viene el pasmo, les cae eso y las perjudica y les da como un ataque. A unas la quijada se les cierra, a otras les duele la cabeza demasiadamente y así por el estilo... y hay que darle frío, incencio con aguardiente y otras cosas. Pero también existen otras enfermedades que no se curan con plantas, hay que ir donde el médico... es que la cosa está compartida, trabajamos en llave. 

Vea, una vez las hermanitas del hospital me llamaron “que mire que este muchacho que tá ojiao” y les dije ¿”no me regañará el médico”?, “nooo, no tá aquí ahora”, y tenía ojo, y el médico le repartía una cosa y otra y no podía, hasta que llegué yo y lo alivié. 

Yo por curar no cobro, lo que me quieran dar; cigarrillos, tabacos o así. Porque póngale cuidado, me dicen: ¿cuánto vale? Y les contesto tanto y, “bueno entonces mañana venimos pa’ arreglar y ya no vuelven más”, por eso a algunos los llamo atajamás, porque ni pa’ la vela de San Pedro que yo se la prendo todos los días a las seis de la tarde, hasta que se acabe. Y También cuando una ta’ en parte peligrosa o cuando llega un enfermo se prende ahí mismo pa’ que lo ilumine a uno... eso es como una fe porque sin eso nada se puede hacer, nada, nada.

 

EL OJO, UNA ELECTRICIDAD  

El ojo es como una electricidad. Si, hay gente que le pone el ojo a usté, lo ojean, no se da cuenta,y sigue sufriendo; se le va grabando en la hiel y se la va secando.  

Si, es que cuando alguien que tiene mal de ojo simpatiza con uno y lo mira, ahí mismo lo ojea y no es porque le tenga rabia. Por eso,  pa’ evitar que ellos lo miren así encandelao, así encarnizao como una vaca, es mejor bajar la vista, es que esos son conocidos, no ve que miran y los ojos se le quieren chorriar, les lagrimean como agua. 

Siii, hay muchos síntomas en la vida; hay muchos males que son del diablo que tienen sus poderes, por eso los brujos tratan con él. Charlan con el diablo y aprenden con libros... saben adoraciones, leyendas y magia. Claro que ese vicio de hace mal a la persona también lo hacen con plantas malas. 

Siii, a uno lo pueden hasta matar cuando le tienen rabia, o lo hacen inservible que no puede trabajar. Porque usted se levanta con frío, amuela su machete, la mujer le hace el desayuno y toca acostarse. Otra vuelta a la cama con el machete amolado y todo. A mi amigo le pusieron un daño así... la gente de mala fe. Pero nooo, es el mismo diablo el que no quiere que uno tenga nada. Es ahí cuando se tiene que buscar apelación, no ve que el diablo no duerme, él está despierto todo el tiempo, tentando al que se descuide y como los corazones no se ven, nunca se sabe quien es de mala fe... claro que con las oraciones encarnando a Dios,  se puede proteger. 

Como le decía el ojo es como una eletricidad y a uno le da fiebre y dolor de cabeza, del cuerpo, de huesos, de la nuca, pereza pa’ trabajar, ta’ uno intranquilo y no le dan ganas de moverse. Yo diagnostico es medido. Yo le mido los pies o las manos y si sale un dedo mas grande que el otro está ojiao, y pues las otras enfermedades también a práctica, a pura práctica.  Miro al enfermo y según la idea entonces ya sé que tiene. Según la idea en el ojo ¡Cuando está descolorido o así! Es la prática, la prática. Unos se enferman porque los médicos dan pastillas muy calientes y más bien se agravan. Es que los médicos de allá que vienen aquí son apenas practicantes y son raros de atinar con los accidentes. Si, no dan resultado y nosotros con las hierbas en cambio sí. Por ejemplo este señor Pedro, es mejor porque trabaja con drogas y plantas. Todo mezclado... ayyy, eso si que es bueno pero no con plantas distinguidas, sino con otra planta según la droga. No puede ser planta amarga porque a la droga no se le puede meter amargo.

 

 

Regresar al índice                         Siguiente Capítulo

 

 
Comentarios () | Comente | Comparta c