Tomo IV  -  Volumen I
Geografía Humana de Colombia 

Región Andina Central
© Derechos Reservados de Autor

Los habitantes  

Los Coconuco cuentan con una población aproximada de 6.600 habitantes, distribuidos de la siguiente manera:

  Tabla número 1

Cabildo  No. de Familias   No. de habitantes  
Coconuco  443 2.504   
Purace 517 2.300  
Paletará   339   1.800   
Total   1.229   6.604 

               fuente Oficina Asuntos Indígenas, Popayán, 1991.    

Según una encuesta del Plan Nacional de Rehabilitación, PNR (1992), de 4.869 habitantes en los resguardos de Coconuco y Puracé, 1.780 son personas menores de catorce años (36.5%), 2.720 tienen edades entre 14 y 50 años (55.9%) y 369 son mayores de cincuenta años (7.65%).  

El patrón de asentamiento es disperso. En Paletará las familias permanecen en el piso térmico muy frío-húmedo; construyen sus viviendas con madera o ladrillo. Cerca a la casa está la huerta en donde se tienen plantas medicinales y productos para el consumo. El terreno restante, de mayor superficie, se dedica a potreros y productos agrícolas para el mercadeo.

En los resguardos de Coconuco y Puracé, las familias pueden poseer dos o más parcelas, obtenidas por herencia y/o recuperación de tierra (2) . En estos casos, se construye la vivienda permanente en la parte baja del resguardo (2400 - 2700 m.s.n.m.) donde cultivan principalmente el maíz; en la parte alta (2800 - 3200 m.s.n.m.), donde está la mayor proporción de la tierra recuperada, tienen el ganado y como cultivo predominante la papa.  

Parte de los miembros de estos hogares, hombres o mujeres acompañados de niños, van diariamente a realizar labores agropecuarias en la zona alta.  

Los indígenas de estos dos resguardos han venido adquiriendo casas en la zona urbana de Coconuco y Puracé; por su parte, los cabildos de estos resguardos también dispusieron de terrenos para la construcción de vivienda nucleada.  

La unidad social está constituida por la familia nuclear (padres e hijos), a veces ampliado por parientes como los abuelos.  

Las parejas inician su convivencia en unión libre; después del nacimiento de los primeros hijos, algunas optan por el matrimonio católico.  

Los nacimientos se llevan a cabo en la vivienda, con la asistencia de parteras y promotoras de salud. Los niños se socializan y aprenden las actividades cotidianas en el seno familiar. También existen hogares comunitarios del programa del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar; hay escuelas rurales y dos colegios de enseñanza secundaria en Coconuco y Puracé.  

Los indígenas y campesinos provenientes de otras regiones del Cauca, así como de otros departamentos, que llegaron a trabajar en las antiguas haciendas de la zona, entraron a formar parte de estas comunidades.

 

El idioma 

Los Coconuco son monolingües en español. De idiomas con filiación lingüística diferente sólo quedan nombres de plantas y animales y topónimos. 

Por documentación escrita sabemos que hasta mediados del siglo pasado, los Coconuco hablaban su propio idioma. Así, en la “Historia del Reino de Quito” (1789), el padre Juan de Velasco manifiesta: 

Los de Coconuco y Purasé en lo alto de la inmediata cordillera, son de puros Indianos, que casi son los únicos que están en el servicio de los Españoles, en las provincias hasta aquí descritas. Hablan su dificilísimo idioma, casi todo gutural. Son soberbios y altivos, y es necesario tratarlos con grande miramiento para no perderlos. Sus países son poco fríos y muy abundantes de frutos y ganados mayores y menores. En el distrito de Purasé está el gran monte nevado del mismo nombre; y en el de Coconuco el lago de las papas, donde tienen su más retirado origen los dos grandes ríos de Cauca y Magdalena. (3)  

Por su parte, en su viaje de 1823, G. Mollien afirmaba que el idioma hablado en Puracé tenía predominio de consonantes: 

Los indios de Purasé son sumamente apacibles; las palabras de su idioma tienen muchas consonantes, que lo hacen muy áspero; es el mismo que se habla en Totoró. Les gusta la agricultura y se entregan con pasión a los trabajos del campo; (...) (4) .  

En 1852, el General Tomás Cipriano de Mosquera escribe que"(...) algunos pueblos conservan su idioma, especialmente de las naciones de los Noánamos en el Chocó, de los Coconuco en Popayán, (...)". Este autor también presenta algunas palabras del idioma de los Coconuco: Manche era el espíritu, ser supremo; se atribuía el mal a Púil que también era la nominación para la luna, Puitchr era el dios del bien y el nombre del sol, Panzig era su diablo y Cuai su demonio. Denominaban Palash al cielo, Sil a las estrellas, Silg o Siill a los planetas y Sité-silg a las pléyades; el mes era llamado Canapuil, que se traduce como una luna. En referencia a la organización politica, Yasgüen era el jefe supremo, los Caciques “gobernaban una sección de pueblos”; continuaban los Caschú, equivalentes a gobernadores y los Caribic quienes eran las autoridades de menor rango. Entre los productos agrícolas designaban como burá al maíz, huahue a la arracacha y papa a la oca y la patata (5) .

José María Vergara y Vergara retoma de “La Geografía de los Estados Unidos de Colombia” (Nueva York: 1852) escrito por el General Mosquera, un verso en el idioma de los Coconuco (6) :


surubu Jonia     
subí a una altura
Nevin ra            allí me senté
canan cruz       
encontré una cruz
nigua gra        
me puse a llorar.  

En su obra el General Mosquera traduce el verso como: “Allá en la altura donde está la cruz, me siento a llorar mi desgracia” e interpreta que se trata de una triste evocación de la conquista (7) .

Henry Lehmann también hace referencia a la existencia de un idioma hablado en la zona de los Coconuco:

Although the other languages have disappeared, the Popayán language still exists in the Moguex, Totoró and Polindara dialects. About a hundred years ago, the Coconuco, the Puracé, the Tunía, and Guanaco were still speaking their respective languages (8) .  

Jesús María Otero, por referencias de los lingüistas Brinton, Lehmann y Rivet, informa que el Coconuco, junto al Totoró, el Polindara, el Guambiano y el Guanaco, relacionados por algunos lingüistas dentro del “Grupo Coconuco”, conforman una serie de dialectos pertenecientes a la Familia lingüística Chibcha (9) .

 

REFERENTE ECONÓMICO

 

 Preparación del suelo con yunta de bueyes. Resguardo de Puracé (Municipio de Puracé)

 

Los Coconuco centran su actividad económica en la ganadería y el cultivo de papa, en menor escala tienen cultivos para el autoconsumo. En el resguardo de Coconuco los comuneros también se emplean en una empresa privada de cultivo de flores, mientras que en el resguardo de Puracé ha sido determinante para su economía la explotación de azufre por parte de la Industria de Minas Puracé.

La tenencia de la tierra en estas comunidades se ha modificado sustancialmente con la recuperación de la mayoría de los terrenos que dentro y alrededor de los resguardos estaban en posesión de latifundistas.  

Coconuco cuenta aproximadamente con 13.219 hectáreas de tierra. De esta cantidad, antes del proceso de recuperación de tierras, el resguardo sólo conservaba 1.688 hectáreas; de las 11.531 hectáreas adquiridas, el Incora entregó en forma de venta 2.609 a empresas comunitarias y 8.922 fueron entregadas recientemente al cabildo para ampliar y reestructurar el resguardo (10) .

Mina de azufre. Municipio de Puracé (Resguardo Puracé) Cauca

El resguardo de Puracé tiene aproximadamente 13.451,6 hectáreas de tierra. Esta cantidad incluye las 3.413 hectáreas de la zona de reserva natural Parque Nacional Puracé, las 600 hectáreas que están en concesión a Industrias Puracé S. A. (Bussler, 1987: 1) y las 3.782 hectáreas que ha entregado el Incora al cabildo (11) .

Por su parte, la Comunidad civil de Paletará se constituyó completamente con “grupos comunitarios” de recuperación de tierra. Doscientas noventa y ocho (298) familias tienen 6.003 hectáreas de terrenos, y cuarenta y un (41) hogares se encuentran sin posesión ni asentamiento alguno (Perafán et al, 1993). Del total de tierra ocupada, el Incora ha entregado al cabildo de Paletará 4.913 hectáreas (12) , las 1.090 hectáreas restantes se encuentran en posesión de hecho, sin legalizar.

La actividad productiva en la tierra recuperada se realiza en forma mixta: colectiva y familiar; para ello los grupos y empresas comunitarias destinan un área, de mayor extensión, para la producción comunitaria y asignan un lote de terreno a cada socio para una producción a nivel individual o familiar. 

  

 

Regresar al índice              Continuar con los Coconucos

 

(2) E l término “recuperación “(y sus derivados) ha sido acuñado por los indígenas del Cauca para denominar al proceso de hacer reconocer el derecho de propiedad sobre territorios que históricamente, en diferentes épocas y por diversas circunstancias les fueron quitados. Sin embargo, el término rebasa el campo jurídico y alcanza connotaciones culturales de pertenencia. (Regresar a 2)

(3) Velazco, Juan de 1981. Historia del Reino de Quito en la América Meridional: Historia Moderna. Caracas: Biblioteca Ayacucho, p. 287 ISBN 84-660-0069-O. (Regresar a 3)

(4) Mollien, G. 1944. Viaje por la República de Colombia en 1829. Bogotá. Biblioteca Popular de Cultura Colombiana. p. 267 (Regresar a 4)

(5) Mosquera, Tomás Cipriano de. 1852. Memoria sobre la Geografía Física y Política de la Nueva Granada. Nueva York: Imprenta de S. W Benedict pp, 41-45. (Regresar a 5)

(6) En el libro Poesía Indígena de América. Bogotá: Arango Editores, 1988; p. 23. Recopilación y presentación de G.A. Arévalo; estos versos se atribuyen al pueblo Chibcha, sin la parte de la izquierda. (Regresar a 6)

(7) Vergara y Vergara, José María. 1974. Historia de la Literatura en Nueva Granada. Bogotá. Banco Popular Vol. 63 tomo 1 (1538-1790). pp. 39-40.   (Regresar a 7)

(8) Lehmann, Henry 1946. The Moguex ­Coconuco, En: Handbook of South American Indians. Vol. 2 (1946); p. 971. Citado por: Arboleda, J. E. En la montaña del hielo y el fuego: la mina de azufre de Puracé en la visión de los habitantes de la región. Popayán: p. 28 Tesis (Antropólogo,), Universidad del Cauca.(Regresar a 8)

(9) Otero, Jesús María. 1939. Los dialectos indígenas en el Departamento del Cauca. En: Popayán: Revista Histórica y Científica / Organo del Centro de Historia y de la Sección de Publicaciones de la Universidad No. 176 (febrero 1939); pp. 3-7. (Regresar a 9)

(10) instituto Colombiano de la Reforma Agraria (Incora). 1992. Resolución número 02 de 10 de febrero de 1992. 1994 Información sistematizada, Popayán 09/07/ 94. (Regresar a 10)

(11) Instituto Colombiano de la Reforma Agraria, (Incora). 1994 Información sistematizada, Popayán 09/07/94. Estos datos sólo incluyen la cantidad de tierra entregada al cabildo y no la entregada en forma de venta a las empresas comunitarias. (Regresar a 11)

(12) Instituto Colombiano de la Reforma Agraria (Incora). 1994 Información sistematizada, Popayán 09/07/ 94. (Regresar a 12)


Comentarios () | Comente | Comparta c