Grandes centros comerciales y recreacionales en Santafé de Bogotá:
Origen, características y tendencias de desarrollo
Jan Marco Müller
Revista Perspectiva Geográfica
© Derechos Reservados de Autor
 

3. Los centros comerciales y recreacionales de Santafé de Bogotá

3.1 Clasificación de los centros comerciales y recreacionales

En Santafé de Bogotá existen catorce centros comerciales y recreacionales que cumplen con las exigencias de la definición. Todos estos centros tienen más de 150 locales y cuentan con cines o tratan de establecerlos. Solamente los centros comerciales "Metrópolis" y "Unisur" con 145 y 140 locales respectivamente (véase más adelante) cayeron bajo este límite pero se incluyeron en el estudio debido a sus modernas salas de cine. En el proceso de selección, los centros comerciales tipo "San Andresito" ocasionaron ciertas inquietudes. Se trata de un tipo especial de centros comerciales que apareció a medianos de los años 80 en Colombia y donde se vende mercancía de contrabando legal o ilegal con el consentimiento del estado. Esta política tiene como fin el desalojo de vendedores ambulantes de las calles. Según su número de locales (en muchos casos superior a los 300, a veces hasta 500) son los centros comerciales más grandes de Bogotá y por lo tanto deberían ser incluidos en la investigación - sobre todo porque muchos cuentan con el típico diseño interior de los centros comerciales, como por ejemplo elementos de adorno o escaleras rodantes.

Finalmente, estos centros no se incluyeron porque no cumplen con requisitos fundamentales establecidos en la definición. Por ejemplo, carecen de varias características elementales de los centros comerciales y recreacionales, como instalaciones de esparcimiento y parqueaderos. Además, muchos de los negocios presentes en estos centros no se pueden clasificar porque venden productos de una mezcla de ramos. La diferencia más fundamental se refiere al tamaño de los locales: los centros tipo "San Andresito" tienen un tamaño medio de los locales que está por debajo de los 20 m². Tiendas con menos de 4 m² de superficie no es raro encontrarlas. Por lo tanto, estos centros comerciales informales se excluyeron puesto que los catorce centros comerciales y recreacionales escogidos tienen un tamaño medio de los locales superior a los 50 m². Con los límites mínimos de 150 locales comerciales y una superficie media de 50 m² por local se puede calcular un área comercial mínima de 7.500 m² necesaria para ser incluida en el estudio.

Tabla 1: Lista de los centros comerciales y recreacionales en Santafé de Bogotá

1 Entre paréntesis: Abreviatura que se utiliza en este estudio para el centro comercial y recreacional.
2 Si un negocio ocupa dos o más locales consecutivos, éstos se cuentan como un solo local. Consultorios y
oficinas forman únicamente parte de este número si éstos se ubican sobre los niveles comerciales.
3 El "área comercial" es la suma de las superficies de todos los locales comerciales.
Fuente: Elaboración propia, según datos de los centros comerciales y recreacionales

De acuerdo con las entrevistas hechas con las diferentes administraciones, consultas de oficinas estatales y propias visitas, los centros fueron clasificados en tres grupos dependiendo de su dotación, su oferta y los estratos socioeconómicos que los visitan (tabla 1).

3.1.1 Centros del estrato alto

A este grupo pertenecen cinco centros con características muy diferentes. En primer lugar hay que mencionar el centro comercial "Hacienda Santa Bárbara", inaugurado en 1989, que se construyó sobre los terrenos de una antigua hacienda en el barrio de Usaquén. La casona, construida en 1847 en estilo republicano, fue integrada en la nueva edificación. Con su fuerte arborización, sus amplias zonas libres y su dotación orientada hacia necesidades muy exclusivas, el centro se convirtió en un punto de atracción no solamente del estrato alto, sino también de turistas. A esto contribuye un hotel anexo con un centro de convenciones. Hernán VIECO, el arquitecto encargado de la planeación del centro comercial, logró conjugar las edificaciones antiguas y nuevas de una manera muy equilibrada, dando a la "Hacienda Santa Bárbara" la apariencia de "un parque en el que uno también puede comprar" (CORREA MUÑOZ 1990, P.14).

El segundo centro comercial del estrato alto es el "Centro Andino", construido sobre el antiguo terreno del colegio alemán de Bogotá en medio de la hoy "Zona Rosa" de Bogotá. Fue inaugurado en 1993, junto con un centro de negocios anexo. Tiene una dotación muy lujosa y se caracteriza por un alto porcentaje de instalaciones de recreación, incluyendo un centro de cines "Multiplex" que sirve como "ancla". Un almacén ancla "clásico" como por ejemplo un almacén por departamentos no fue previsto para evitar que éste atrayera clientes por debajo del estrato alto. Este centro comercial genera profundos cambios en sus alrededores que se manifiestan en una fuerte verticalización de las construcciones vecinas, llegando en algunos casos hasta los diez pisos de altura.

El tercer centro comercial del estrato alto, el "Centro Chía", es uno de los más interesantes de Bogotá, ya que fue construido en las afueras de la capital, a 15 km de la periferia urbana. Con sus largos techos de ladrillo que casi llegan al suelo, el "Centro Chía" da la impresion óptica de una finca sabanera. A esta imagen rural del centro comercial corresponden también un "Agrocentro" anexo y una ordeñadora pública en la rotonda de comidas en donde los visitantes pueden observar la producción de leche a través de grandes vitrinas. Sin embargo, el centro comercial con sus negocios de muebles, antigüedades y arte no se dirige hacia los habitantes de los pueblos vecinos, sino a clientes socioeconomicamente acomodados y hacia un consumo a largo plazo. Es una inversión dirigida hacia el estrato alto bogotano. Un gran parque detrás del centro comercial atrae a la gente los fines de semana, mientras que de lunes a viernes se ven pocas personas. El flujo bajo entre semana genera problemas funcionales en cuanto a la fluctuación de locales. Más adelante será discutido de qué manera este centro comercial sirve para valorizar la finca raíz adyacente.

El cuarto centro del estrato alto es el más antiguo: "Unicentro". Fue construido en forma de la letra "W", tiene dos pisos climatizados y está rodeado por un gran parqueadero con cupo para 2.000 carros. En los extremos del pasillo interior se encuentran dos almacenes por departamentos entre los cuales se mueven los clientes. Por su diseño, este centro comercial es muy interesante, ya que representa un tipo de transición entre los centros de los años 60 y los centros comerciales y recreacionales de nuestros tiempos: por un lado, todavía no existe un patio de comidas (los negocios gastronómicos están repartidos en todo el centro) y por el otro lado, "Unicentro" ya cuenta con centros de cine y de bolos, o sea grandes instalaciones de recreación. Construido en el entonces borde de la ciudad en la avenida 127, "Unicentro" tenía que luchar en los primeros años con grandes problemas funcionales y una alta fluctuación de los negocios. Debido a esta situación insegura, "Unicentro" quedó durante muchos años el único gran centro comercial de Bogotá. En los años siguientes se invirtió más bien en centros pequeños y medianos que nacieron en grandes cantidades a lo largo del eje de la carrera 15 que lleva para "Unicentro". Desde el punto de vista de hoy, hay que estimar a este desarrollo como una gran suerte para este centro comercial y recreacional, ya que "Unicentro" se convirtió de esta forma en el núcleo de un importante subcentro de Santafé de Bogotá. Debido a su tradición, "Unicentro" es el centro comercial y recreacional que más atrae clientes de estratos diferentes y que tiene la más grande área de influencia. Para muchos, eset centro comercial es el destino del paseo dominical, también para familias de clase más baja. Tal como el centro histórico de Bogotá, "Unicentro" en el norte de Bogotá también se convirtió en un punto de referencia geográfico. La posición de "Unicentro" como polo de desarrollo en el norte de la ciudad es decisivo para esta situación, ya que muchas líneas de transporte público terminan su recorrido frente al centro comercial. En 1996 se dió el primer paso para una completa remodelación de "Unicentro". Fuera de una nueva corporate identity para el centro (rojo-azul en vez de rojo-blanco), se remodelaron todas las áreas públicas. Además, se instalaron ascensores panorámicos, nuevos mostradores y una nueva señalización. Entre las novedades se destaca también que el parqueadero ya no es gratuito - una medida que demuestra la creciente incorporación de "Unicentro" a la ciudad.

Finalmente, el quinto centro del estrato alto es el "Centro Granahorrar", un centro relativamente pequeño que se ubica en el corazón del distrito financiero de Bogotá en la Avenida Chile. El centro fue construido en 1982 por el banco Granahorrar que estableció su sede central en el cruce de la Avenida Chile con carrera 11 y conectó sus cuatro torres empresariales a través del centro comercial. El centro con su fachada lúcida de mármol y sus torres espejadas se construyó alrededor de la antigua iglesia "La Porciúncula" creando un complejo arquitectónico muy encantador. El "Centro Granahorrar" tiene tres niveles comerciales que rodean un patio cubierto por una cúpula transparente. Es el único centro comercial cuyos pisos están enteramente cubiertos por tapetes y por su ubicación en el sector financiero también el único centro que es visitado mucho más entre semana que los sábados y domingos.

3.1.2 Centros de los estratos medio-alto y medio

A este grupo pertenecen cinco centros comerciales. Primero, hay que mencionar el impresionante "Búlevar Niza", cuyo diseño con tres pisos comerciales fue decidido por un concurso de arquitectos. En su plano y su forma este centro se parece a un templo religioso: una nave larga y techada de 30 metros de altura, coronada por una cúpula, que tiene dos naves secundarias, dos coros cruzando la nave principal y en los extremos un par de torres respectivamente. "Búlevar Niza" es una catedral de consumo en el sentido textual de la palabra. El centro fue financiado por el banco estatal B.C.H. dentro del marco de un programa de vivienda. A pesar de su arquitectura fina y extravagante de mármol y piedra arenisca, "Búlevar Niza" solamente se puede clasificar como centro elevado de los estratos medios debido a su oferta de menor calidad. Sin embargo, es el centro que más forma parte integral del espacio urbano: no se entra por puertas laterales para pasear entre dos almacenes ancla, sino se entra por un lado y se sale por el otro. Se nota que "Búlevar Niza" no fue planeado por expertos de comercio sino por una oficina de planeación urbana. Así, mientras que la arquitectura es una maravilla para los clientes, es un dolor de cabeza para los comerciantes. El centro comercial tiene muchos locales en ubicaciones desfavorables y una alta fluctuación de los almacenes ancla. No obstante, "Búlevar Niza" ha introducido nuevas formas en el mercado de los centros comerciales en Colombia. Por ejemplo, fue el primer centro comercial de Bogotá que reservó un piso entero para negocios de diversión.

El más nuevo centro comercial y recreacional de Santafé de Bogotá es "Salitre Plaza", inaugurado a finales de 1996 en la nueva ciudad satélite Ciudad Salitre. Con sus tres niveles comerciales se dirige hacia el estrato medio viviendo en los alrededores. Mientras que la arquitectura exterior de "Salitre Plaza" con sus grandes muros es muy pobre y poco encantadora, su diseño interior es espectacular. La galería principal es un espacio gigante que con sus estructuras de hierro y el ascensor panorámico da una imagen muy futurista al centro comercial. En "Salitre Plaza" se celebra el espacio. Una mención especial merecen los grandes invernaderos, ubicados en los extremos del edificio. Con su vegetación no contribuyen solamente al ambiente visual, sino permiten además a través de sus grandes ventanales tener un panorama del espacio urbano afuera.

Al grupo de los centros de los estratos medios pertenece también el centro comercial "Metrópolis" que fue desarrollado como centro de un proyecto de urbanización construido a principios de los años 80. Este centro comercial y recreacional es bastante pequeño con sus 145 locales y ha tenido graves problemas estructurales en el pasado que fueron generados especialmente por la construcción de un gran almacén "EXITO" en poca distancia. A esta situación contribuyó también el mal diseño del "Centro Metrópolis" que tiene varios pasillos oscuros o sin salida. En ningún otro centro comercial investigado cambió tantas veces el almacén ancla. Gracias a la ampliación con un centro de convenciones y tres cines, el centro se pudo estabilizar un poco en los últimos años.

El cuarto centro de este grupo es la "Ciudadela Comercial Galerías" que nació como ampliación de un antiguo almacén por departamentos de la cadena estadounidense Sears Roebuck. Este centro comercial forma el núcleo de un subcentro bien frecuentado en la calle 53 y aprovecha especialmente el gran número de empleados que trabajan en los alrededores. Este centro comercial tiene un corte demasiado pequeño de los locales, en algunos casos con menos de 10 m² de superficie, razón por la cual el centro tiene una oferta de baja calidad llevando a un proceso de "San Andresitocización".

El quinto centro comercial y recreacional que se dirige a los estratos medios es el "Centro Comercial Cedritos", ubicado en el norte de la ciudad. Es el centro con las mayores deficiencias estructurales, puesto que se hicieron graves errores en la fase de planificación, especialmente en cuanto a su ubicación en una calle secundaria y su conexión vial. La deficiencia estructural se manifiesta en un número alto de locales vacíos (39%) y la ausencia completa de bancos y cajas de ahorro y vivienda. Además, el "Centro Cedritos" se ubica en un sector donde están presentes todos los estratos sociales. Por lo tanto, ha sido necesario colocar vigilancia armada en las entradas del centro comercial.

3.1.3 Centros de los estratos medio-bajo y bajo

A este grupo que apenas apareció en los últimos años pertenecen cuatro centros. Primero, hay que mencionar "Plaza de las Américas" que dentro de poco tiempo se convirtió en el centro comercial y recreacional más frecuentado y exitoso de toda Colombia. El centro fue construido en el suroccidente de la capital colombiana sobre los terrenos de un antiguo hipódromo y tiene la forma de la letra "Y". Las tres alas de la "Y" se unen en un atrio central denominado "Plaza de las Américas" que dió su nombre al centro comercial. Este espacio sirve para eventos culturales y representa con su superficie de 2.400 m² la sala techada más grande de Colombia. En el frente del atrio se ubica un gran almacén por departamentos como almacén ancla. Contiguo al centro comercial está planeada la construcción de un parque polideportivo. "Plaza de las Américas" tiene muy pocos locales vacíos. Los fines de semana la afluencia de gente es tan grande que se presenta un caos de tránsito generado por las calles estrechas alrededor del centro que no fueron construidas para tantos vehículos. Especialmente los domingos "Plaza de las Américas" está repleto de familias. En cuatro años "Plaza de las Américas" se ha vuelto el centro comercial y recreacional más conocido de Bogotá, igualando a la fama de "Unicentro". Sobre todo los domingos ambos centros están compitiendo como destino turístico del estrato medio-bajo.

El centro más antiguo de este grupo es el "Centro Comercial Ciudad Tunal", inaugurado en 1987, el cual como "Búlevar Niza" fue construido por el Banco Central Hipotecario dentro del marco de un programa de vivienda. Lo especial de este centro comercial y recreacional es su ubicación en el sur de Bogotá donde generalmente no hay clientes con altos recursos económicos. El sector más pobre y más violento de Bogotá - Ciudad Bolívar con sus barrios marginales - queda a distancia visual del centro comercial. El centro cuenta con varias instalaciones de funciones centrales, entre ellas un centro médico. Un "ancla" muy especial es una iglesia conectada con el centro comercial. El "Centro Comercial Ciudad Tunal" se define a sí mismo como conjunto cívico-comercial, que quiere ser centro cultural del sur de Bogotá (CASTILLA 1987, P.14). Por eso, la administración organiza eventos culturales junto con las autoridades locales y grupos ciudadanos. Al contrario de los demás centros comerciales de Bogotá, "Ciudad Tunal" no tiene avisos comerciales en periódicos y revistas. El centro hace propaganda en las cadenas de radio que se escuchan en el sur de Bogotá, tiene folletos que se distribuyen en los barrios y tiene carros con altavoces pasando por las calles.

Finalmente, hay que mencionar dos centros que fueron inaugurados en 1995. Ambos se ubican en zonas que con 410 y 395 unidades de vivienda, respectivamente, se caracterizaron por tener la mayor actividad edificadora del Distrito Capital en 1994 (CAMACOL 1994, P.45). Por un lado, se trata del "Centro Suba" que fue construido como ampliación funcional del centro histórico de Suba, un municipio antiguamente independiente que quedó atropellado por la metrópolis. Tal como "Plaza de las Américas" cuenta con un atrio para eventos culturales y un gran almacén de la cadena S.A.O.

Por el otro lado, se trata del centro comercial "Unisur" que nació sobre la Autopista Sur en el límite municipal entre Bogotá y Soacha. Tal como el "Centro Suba", se encuentra en medio de un barrio de estrato bajo, teniendo una arquitectura sencilla pero interesante. Fue construido en un estilo morisco-andaluz y enlucido con azulejos en diferentes colores. La sílaba "Sur" en el nombre del centro comercial sobresale ópticamente y parece ser una respuesta al nombre del "Unicentro" del estrato alto. La oficina de planeación municipal de Soacha apoyó la construcción del centro comercial y recreacional, especialmente porque Soacha casi no tiene áreas de diversión y recreación. Por ejemplo, había solamente un cine en la ciudad. Planeación municipal espera que Soacha progrese a través del centro comercial. Es probable que los inversionistas y la administración municipal de Soacha esperen que "Unisur" de un impulso para la invasión de estratos socioeconomicamente mejores.

Presentación

Anterior

Continuar


Comentarios (0) | Comente | Comparta c