15. CEDULA REAL SOBRE POBLACIONES DE ESPAÑOLES Y SUS RELACIONES CON LOS INDIOS.

El Rey.

Nuestro gobernador o juez de residencia que es o fuere de Tierra Firme, llamada Castilla del Oro. Sabed que la más principal y derecha intención con que nos movemos a enviar y enviamos nuestras gentes a descubrir y pacificar y poblar esas tierras es para que los indios y gentes de ellas sean convertidos en nuestra Santa Fe Católica, y para ello conviene que se hagan entre ellos pueblos de cristianos, para que con la conversación y comunicación, especialmente en la administración de los Divinos Oficios en las iglesias e monasterios, ellos vengan en conocimiento de nuestra Santa Fe Católica, y que a causa que los pobladores que hacen los dicho pueblos no tienen fin más de a disfrutar la tierra, sin pensar de permanecer en ella, no acen edificios que duren, ni procuran de curar ni granjerías ni otras cosas necesarias a la conservación de los dichos pueblos, y que viendo los dichos indios las dichas mudanzas y desasociegos de los cristianos, esperan que cada día se han de ir  y dejarlos, y asi no se quieren sujetar ni pacificar, y que para remedio de lo suso dicho convenía que los pueblos de los cristianos se hicieren y asentasen entre los indios entre los indio en los lugares y partes mas convenientes, y tuviesen con ellos mas conversacion y trato, y se pudiesen hacer granjerías y criar ganados y otras cosas necesarias a la conservación de los dicho pueblos, para que pudiesen durar y permanecer, por ende yo vos mando y encargo que ahora y de aquí adelante, cada y cuando se hubieren de hacer y edificar de nuevo pueblo de cristianos en esa tierra hagais que se hagan y asienten en los lugares más convenientes que se hallaren, donde haya sitio y términos y las otras calidades que se requieren, para tener crianzas y granjerías y las otras cosas necesarias y que convengan para que los dichos pueblos puedan permanecer y durar y se puedan sostener los pobladores de ellos, aunque el servicio y ayuda de los indios les faltare, y adonde los dichos indios puedan tener más conversación con los dichos cristianos, para que más presto vengan en conocimiento y sean enseñados e informados en las cosas de nuestra Santa Fe Católica y no hagades ende  al. Fecha en Toledo diez y nueve días del mes de mayo de mil y quinientos y veinte y cinco años. Yo el Rey. Refrendada el secretario Cobos. Señalada Obispo de Osma. Doctor Carvajal. Obispo de Canaria. Doctor Beltran. Doctor Maldonado.

(Friede, Documentos, I, pag, 117-118)

Fuente

FRIEDE, JUAN, Colección de documentos inéditos para la Historia de Colombia (1509-1550). 10 Vols. (Bogotá, 1955-1960).

Comentarios () | Comente | Comparta c