NOTTA 140.

Desde el primero de Dizbre. astta el treze de dho mes duraron las confesiones, concurriendo tres sacerdottes de noche y dia, q. desde luego pasarian de mas de dos mil personas. las q. llegaron a estte Santto Sacramtto., y a la que menos segun la expresion de mis conpañeros, y lo ocurrido a mi avia mas de doze años no avia llegdo. aun de los propios q. existian en el sittio, anotando personas dhos mis conpañeros de veintte, treintta, quarta. y demas de sesentta años de edad y ser aquella la prima. a que no pude menos de attender por averme a mi ocurrido lo propio. Junttamte. en estte tpo. despaché las famas. que no querian domiciliarse alli, a los sittios de su boluntad, dando quentta aquellos Juezes Ecccos. y seculares pa. que los domiciliasen, abrigasen y no permittiesen bolbiesen a sus rochelas, y pa. que constte lo anotto y firmo de que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 141.

El treze a las dos de la tarde reciví un chasqui por uno de los propios arrochelados que venia de orn., del Cura y Vicario de Magangué, a ttraerme un papel de tres dedos de ancho y cinco de largo y en la sigte. expresion: Mui R. P. No sé que tenga V. P. faculttades pa. remittirme gentte a mi vecindario y que las abrigue, por lo que al recivo de la suia me permittí desenbarcasen de sus barqtas., y mandé se rettirasen donde esttaban antiguamte.

Pe. Barttmé. Ollaga

Viendo estta ynumanidad, me quedé suspenso y sin detterminacion porq. io ignoraba del todo las causas dedonde proviniera. Preguntté a el porttador pr. los conpañeros. Me respondió que el cura les avía dho q. se fueran adonde quisieran pero que ttodos los años le avian de llebar sus primicias, y p. q. constte lo anotto firmo y certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 142.

El mismo dia a las ocho de la noche, llegó una barquetta con cinco onbres de la voca de Nechí, diciendo q. venian por mi porque el Capn. Agrra, o Alcalde de la Ermandad, y el Cura Dn. Phe. Monttaño avian echado ttodo que io avia puestto pa. domiciliarlos y que ya ellos ttenian aviertto el plano. Les consolé diciendo irian concluido allí; que el Cura, mas dijeron, a los que morian los mandaba enterrar en el montte, que les avia quittado dos casttnos. de oro por caveza pa. confesarlos, y q. luego quiso, sin ottras cosas q. da orror el expresarlas, para su mr. consuelo y que se rettirasen. Les dije me aguardasen denttro del termino de dos meses, q. no se mettiesen en las cimarroneras y q. estubiesen pronttos pa. mi hida. Con estta utltima resolucion se fueron mui conttenttos, y pa q. constte lo anotto y firmo de q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 143.

El dia quinze mandé quattro onbres con un Cabo al Caño de Lana, y el cittado Errera, en consecuzon, de su padre y fama. y orn. para si enconttrasen ottros de la propia q. los demas y los pudiesen aver sin armas las trajesen, y pa. que constte lo anotto firmo y certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 144.

El diez y seis a las seis de la tarde, con el padre del susodho, madre, cinco ermanas, tres ermnos. pequeños y quattro onbres de los q. esttaban arrochelados con las concubinas q. esttaban arrocheladas en aquel caño, vinieron, la madre y erms. vesttidas con un refajo de lienzo de la palma y estto unicamente pa. cubrir desde la cintura astta las rodillas; el padre con unos calzones de lo propio, tan largos q. no le llegaban a la mitad del muslo, con vottornada. de majaga por detras y por delantte, expresandome el hijo tener su padre una cria de cerdos muy grandes; que tenía fuera del maíz sembrado, mas de quattrocienttas fanegas vendidas, lo mismo de arroz y q. siendo asi todos los años el dinero lo escondía y no les daba de comer mas que yuca y maiz y de vesttir lo que veia. Siendo el y sus ermanas los que trabajaban la acienda, mandé ymediattamte. a el hijo se rettirase a la acienda pa cuidarla y junttamte. buscase el dinero q. oculttaba su padre y que luego que tubiese proporcion visttiera a su madre y Ermanas con la decencia q. requería a su nacimto. y pa. que constte lo anotto y firmo de que certtifico dho dia mes y año.

Palacios de la Vega

NOTTA 145.

Estta noche viendo protterbo aquel onbre aconsejé a el Cura que (para) amedrentarlo y que se confesase noseria malo ponerle en el zepo de la Sacristtia, a que me respondió que lo aconpañase yo para el efectto. Assi lo hice y ya preso el dho, por ber si mas se amedranttaba y consega. el fin que deseaba, le dije q. avia de permittir la Magd. divina q. si no se confesaba y arrepenttia de sus culpas en aquella ocasion q. dentrro de poco tpo. avia de querer acerlo y no lo avia de poder conseguir, y pa. que constte lo anotto y firmo de que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 146.

El diez y siette viendo aquella fama incapaz de confesion por no saber ni los primeros rudimtos. de nra. Sta. Fee, mandé a el Cura los fuese rudimdo. como era de obligacon. que avia echo con los demas siquiera en lo q. era preciso sine qua non y q. si se querian confesar con migo me avisase a el sittio de Ojo Largo que de alli benda. pa. el efectto. A las ocho de la mañana salí a ber mi nueba poblazon. donde registtré sesentta y una casas sin ottras tanttas q. se esttaban enpezando, y a las diez salí de estte sittio de Majagal. pa. el de Ojo Largo, y pa. q. constte lo anoto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 147.

Llegué al sittio del Sr. Sn. Josef de Ojo Largo a las dos de la tarde de dho dia a cuia enttrada allé a el Sr. Cura y Vicario que esttaba en mi aguarda y seguí a su casa donde tube mi morada, y por no perder tpo. estta tarde, despues de los cunplimtos. regulares, salí a dar bueltta al sittio q. cierttamte, me gusttó por el vecindario q. consistía de treze ranchos, una Iga. calda y ottra aciendola y la casa o bujido del Sr. Cura. No me causó estto tantta admiración sino q. en ttodos los ranchos no avia seis personas. Al ber estto no con poca admirazon. le preguntté al Cura de que proventtos se manttenia; me respondió q. de los provtos. que allí tenía no se podía manttener, q. el tenia un atto de ganado con unas mil cabezas, algunas crias de zerdos, y q. su erm°. acia carnes y lo venda. en Zaragoza y de estto se manttenia. Seguí pregunttandole por sus feligreses; me dio noticias de las rochelas donde paraban, de las escomuniones que les avían echado los Sres. Obispos pa. q. se reuniesen y fundasen, de las veces q. las Justticias an querido acerlo y no an podido, de como se morían sin sacramtos, y se enterraban en los monttes y enfin de sus procederes tan conttrarios a nra. religion. No conttentto con estta narracion le dije q. pa. el día siguiente diez y ocho me la diera in scrittis pa. proceder, y pa. que constte lo anotto firmo y certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 148.

El diez y ocho a las quattro de la tarde me dió el dho Vicario la susodha declaracion in scrittis y en aquella ora mandé apronttar pa. el día sigte. caballos pa. hir al sittio de la Palizada, principio de las rochelas perttenectes. a Ojo Largo y pa. que constte lo anoto firmo y certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 149.

El diez y nuebe a las quattro de la mañana, después de celebrar el Sto. Sacrificio de la Misa, en conpa. de dho Vicario y diez onbres de mi ausilio, dando orn., a los diez resttanttes con el Cabo quedasen de resguardo de aquel sittio, salí. Llegué a la enttrada de La Palizada a las cinco de la tarde, donde ize altto astta que caiese la noche. A las siette de ella oi un grande ruido de tanbores y grittera. de baile. No me pareció mal la proporcion pa. la cojida y en estta ora mandé dos espias, la una pa. q. me avisase quando esttaba la gentte junta y el ottro pa. q. en traje de aquellas genttes esttubiese con ellos, procurando a los q. tubiesen armas aconsejarlos dejasen o se las quittasen y para que constte lo anotto y firmo de que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 150.

A las diez de la noche, ya incapaz de sufrir tantto mosquitto como en aquel sittio avia, pues me pusieron pies, manos y cara inchados, avisó la espa. esttar toda la gentte juntta y el vaile en lo mejor y q. esttaban en un corral q. avia sido de ganado; q. todos eran zanbos y negros y algunos mulattos; q. nadie tenia arma alga.. Enttré en la Palizada con nuebe onbres y a el llegar a el corral, mandé que dos tomasen la puertta y los demas q. a ttrechos circundaran el corral. Echo estto enttré solo con un onbe. a el que mandé que de inproviso llegase y quittara los dos tanbores q. esttaban tocando. A estta accion se siguió la de presenttarme en medio de ttodos diciendoles nadie se menease. Todos se quedaron inmobles al ber aquella vision inesperada y de tan esttraño traje pa. ellos. Las mujeres mittigaron el sustto a fuerza de llanto; di uná voz a los defuera los q. enttraron y como obejas cojieron y mandé llebar a los onbres a un rancho solos, y a las mujeres a ottro, astta el dia sigte. y pa q. constte lo anotto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 151.

El veintte a las tres de la mañana mandé conducir todas las mujeres al sittio de Ojo Largo y a los onbres, custtodiados de los de mi ausilio que recojesen los aberes suios y de ellas pa. llebarlos a dho sittio, como lo hicieron en menos de una ora, viniendo cada uno con un vangaño colgado del onbro, una esttera y un machette. Les preguntté por los trasttes de las mujeres y me respondieron aquí ba todo. Con ellos me regresé al sittio, donde les mandé q. imediattamentte formasen unas chozas pa. metterse intterin acian casas, con pena al que se huiese remittirlo ymediattamte. a Cartagena pa. la Carolina, lo q. hicieron con ttantta humildad que era una admirazon., y pa. q. constte lo anotto y firmo de q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 152.

El veintte y uno di orn. pa. q. previniesen envarcaznes. para seguir el día sigte. a los sittios de Ojo Largo y junttamte. vestías pa. seguir de allí a el de Musanga y para que constte lo anotto y firmo de q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 153.

Estte dia mandé quattro onbres q. destruiesen los ranchos de la Palizada, exceptto el corral de ganado y casa, y pa. q. constte lo anotto y firmo de q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 154.

El veintte y dos a las siette de la mañana me enbarqé. con cattorze onbres; fui a el caño de Ojo Largo, que llegé. a sus rancherías a la una del día. Avia cattorze ranchos, todos con mujeres y hijos. Fui entrando en todos con mucho agrado y preguttandoles por los onbres me respondieron q. avían hido a mattar un tigre q. se esttaba comiendo sus puercos despues de aberse comido la ternerada del Cura. Preguntté que adónde; me respondieron que oyera la gritteria de los perros y alli esttaban, y diciendoles que io iba a mattarlo, pa. q. no se asusttasen con la gentte, parttí con cinco onbres. Llebado del ruido de los perros, al cabo de andar como quartto y media ora, me hallé en la battida y uno de los onbres grittando confesión. Arrebattado me mettí en un burrucal donde oí los gritttos del onbre y lo allé arrimado a el tigre que avia dado una lanzada por el garguero y el tigre le ttenia las manos y su ozico tan pegado a su cuerpo y cara que no falttaban dos dedos, y junttamte. el miserable attrabesado con una lanza por el muslo dro. q. un conpadre suio, por darle al tigre, los atrabesó a el y a el tigre, y no avía quien lo faboreciera todo desangrado porq. los conpañeros esttaban huiendo del animal. Al insttanttte di un gritto á los de mi ausilio que me diesen un machette, porq. no se attrevian a llegar allí; viendo no venían tan prontto le quitté de la cinttura el q. tenía pto. el erido y descargando un violento golpe corté las manos y desnuqué a el animal q. caió en trra., junto con aquel pobre desangrado. Di vozes pa. q. viniesen, que ya esttaba muertto y enttonzes concurrieron ttodos, ttantto los míos como los de los ranchos. Le quittaron la lanza; mandé enttre quattro lo llebasen corriendo a un rancho y junttamte. al tigre. Todo se hizo; confesé del mejor modo a el herido; interin despaché un chasq. pa. q. viniese el Cura (a) administrale los Stos. Sacramtos., y pa. q. constte lo anoto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 155.

A las ocho de la noche de estte día llegó el Cura con nro. Amo y administró a el paciente y mandé conponer una barquetta pa. q. lo llebasen con toda comodidad a el sittio, y junttamte. pa. llebar aquella gente q. viajasen tres varqtas. capazes por no aberlas allí. El restto de estta noche pasé en amonesttar aquellas genttes a que fuesen acer sus casas a su parroqa, pa que viviesen allí; q. estto no inpeda. pa. q. los onbres no viniesen a sus labranzas de Maizes y yuca como decían; q. de lo conttrario onbres y mujeres, todos los avía de remittir a Cartagna pa. que los castigasen. Muí obedtes. fueron disponiendo sus trasttes, y ellos propios desbarrataron los ranchos pa. que les sirviesen las maderas pa. las casas, y pa. que constte lo anoto y firmo de que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 156.

El veintte y tres a las cinco de la mañana llegaron las barqtas. pedidas, enlas q. imediatamte. mandé enbarcar mujeres y muchachos y los trasttos recojidos y que se remittiesen a dho sittio, y en las resttanttes con los onbres ye demas gentte de mi ausilio. Me regresé y llegé. a las nuebe de la noche; y pa. q. constte lo anotto y firmo de que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 157.

El veintte y quattro despaché tres Cabos pa. q. de mi orn. fuesen a avisar a los de los Corrales, Pansenguita y Musanga, pa. que viniesen a celebrar Pasquas a su Parroqa., que de lo contrario experimentarían el mas serio casttigo, que viniesen sin reserba alguna, y pa. q. mas fuerza le hiciera les di orn., por escritto pa. que se lo leyesen, y pa. que conste lo anoto y firmo de q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 158.

El veintte y cinco vinieron los Cabos y con ellos mas de quattrocienttas personas de onbres, mujeres y niños en tal disposicion que siendo la Iga. mui capaz no cupo en ella la gentte quando fui a canttar la Misa de Gallo; el dia sigte, me pidieron licencia los onbres pa. hir a los ranchos a ttraer puercos, gallinas y demas comesttibles pa. mantener sus familias porq. en aquel sittio absolutamte. avia nada. Fueron mui conttenttos y bolbieron tanvien y no siendo suficte. lo que trajeron aconsejó el Cura q. por uno de sus vaqueros les vendiese carnes pa. manttenerse y sino tenían conq. conprarlas las q. gasttasen en aquellos días de Pasqa. yo la pagaría porq. esttaba mui conplacido al ber como sin fuerza ni violencia alga avían venido aquellas criaturas, quando no avian vasttado las superiores, y pa. q. constte lo anotó y firmo de que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 159.

Con mucho conttentto de ellos y regocijo mio celebré las Pasqas. de nro. Sor. Jesuchristo y el dia veintte y nuebe de dho mes, dí orn. pa. que todos, reparttidos en trozos, abriesen el plano para q. fundasen sus casas. En estte execicio se gasttó asta el cinco de En°. del año de 88 que. esttando a las doze del dia registtrando el terreno para enpezar a delignar las casas, me dió un insulto o sofocazon. de sangre que caí pribado en trra. hiriendome un codo y la caveza. Pronttamte. me llebaron a mi morada, donde dandome quattro sangrias de veintte y quattro oras bolbí, pero existtí en cama astta el cattorze de dho mes, q. acabé de experimenttar la poca malicia de aquellas gentes, pues en todo estte tpo. no abandonaron el sittio, y q. si existian en sus inicades consistian en el ningun abrigo y govno. de los Juezes q. gobernaban aquellos parttidos. En estte dia enpezé a delignarles sus casas, a cada uno segun las proporciones y familias tenia y les dí orn. pa. q. sacasen sus maderas y demas necesario. El quinze vino a berme el cittado Agusttin de Errera en la Notta 135 y me dijo avia muertto su padre. Le pregunté que si en Majagl. y confesó, y me respondió que a los dos dias de falttar yo del Sittio de Majagl. se huió su padre del zepo y los demas q. esttaban pa. confesarse; q. se llebó a su madre y sus erms. sin confesarse como el y las llebó al sittio donde esttaba; que sin dolerle ninga. cosa de su cuerpo se fue secando por insttanttes, aunq. comia demasiado astta q. el dia de Nochebuena amaneció sin frío, sin calentura, sin querer ablar a nadie y sin quererse levanttar ni comer y q. viendo su madre q. conttinuaba, detterminó llebarlo al Rettiro pa. que se confesase y muriese como Christiano; que lo enbararon y que al llegar a envicar la varqta. en el dho sittio espiró quedandose mas negro que un carbon y bocearon el Sto. Olio y q. reconociendo el Cura q. era un descomulgado desde sus anttecesores y q. esttaba difuntto no le administtró, y q. no queria darle entierro en la Iga.. Que avia enconttrado la platta de su padre escondida y q. avia conprado gros. pa. vesttir a su madre y Ermas. y el q. allí traia veintte y cinco Ps. pa. que dijera misa por su padre. Dije se los diese al Sr. Vicario y yo tenia por quien aplicar y amonesté al cuidado de su madre y Erms. con lo q. se rettiró y para que constte lo anoto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 159.

El diez y seis a la una del dia reciví ottro chasqui del Cura del Algarrobo, diciendome no dilattase mas viaje; qué dos veces avia echo prevención pa. mi recivo y no lo avia logrado; a que conttestté que Dios medte. concluida la obra enpezada pasaría a darle gustto y cunplir con mis orns. En estte dia mandé hiciesen mattricula de ttoda la gentte q. ya avia en Ojo Largo y concluida me avisaron ser mas las gentte q. esttaba en aquellos sittios q. los que avian venido y pa. que constte lo anotto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 160.

Estta noche me vino avisar un Cabo avian traido al sittio dos onbres muerttos a picada de culebra, y vistto por el Cura dijo no averlos visto en aquel sittio en todo el tpo. de su Curatto; q. savia vivian en Perico amanzebados con quattro mujeres y que les avía amonestado muchas veces pa. que cumplieran con el preceptto Eccco. y q. ni el ni sus manzebas habian parecido. Les dije prodiese; arreglado a su conciencia y deposittando los cadaveres q. en esttaban vertiendo sangre por quanttos pozos tenía en su cuerpo. Los enterró el sigte. día y yo remittí un Cabo con dos onbres pa. que me trajesen aquellas mujeres y indagasen si en aquellos sitios de Perico avía mas gentte, y pa. q. constte lo anotto y firmo de que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 161.

El diez y siette trajeron las quattro mujeres y seis muchachos y esttas confesaron q. desde la voca de Perico astta salir a Cauca avía mas de quattroztas. famas de libres y Indios; q. esttaban viviendo como ellas q. spre, los avían conocido alli q. tanvien avia en el río viejo, y en el Caño de Tiquizio. Con estta nottizia me alegré y mandé disponer envarcaciones y vesttias pa. seguir el sigte. día a los Corrales, y pa. q. constte lo anotto firmo y certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 162.

El día diez y ocho al amanecer salí pa. el sittio de los Corrales q. llegé. a el a las doze del dia. Enconttré treintta y un ranchos, treze vacios, y los demas con barias mujeres. incapazes de llebarlas a Poblado porque esttaban absolutamte. en cueros ellas y sus hijos, pneguntté por los onbres y respondieron esttar pescando y siendo sittio admirable pa. sienbras y tener ganado no enconttré ni una matta de Planttano ni menos de ottra semilla. Mandé no saliese ninga. de su rancho astta q. no viniesen sus varones. Vinieron a la una del dia esttando yo revisando aq. sittio y avisandome uno de los de mi ausilio vine pronttamte. a el envarcadero donde les hice enbarcar en una de mis envarcaziones, traer a las mujeres, y en las varqttas del pescado reparttiendo mis bogas en ellas parttí al sittio de Ojo Largo y llegé. a el a las onze y meda. de la noche, y pa. que constte lo anotto y firmo de que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 163.

El día siguientte diez y nuebe, aviendo mandado a los apresados el dia anttecedte. rozasen y linpiasen el sittio donde avian de poner sus avittaznes., seguí a Panseguilla, q. llegué a las nuebe de la noche, y en el restto de ella reparttiendo mi gente pa que tomase las puerttas de los ranchos hice la cojida de ttodo el vecindario que avia quedado excepcto de dos aciendas particulares que alli avia con esclabos de Dn. Josef Serrano, vezino del Rettiro, pero que aunque avía otras de mui poca enttidad de mattas de Planttano y algunas de cacao mandé a sus amos pa. q. se avecindasen en su sittio, que echo estto a sus tpos. correspondtes. podían hir a conseguir sus sienbras y cojer sus fruttos correspondtes. y venderlos en su pueblo o donde tubiesen por convente. Remittí esta gentte con diez onbres y seguí a Musanga, que llegé. el siguiente vien rendido, donde descansé astta las quattro de la tarde. En aquella tarde por medio de dos Cabos, mandé junttar ttodos los que avian resttado de aquel sittio, y me los trajeran a mi presencia, y pa. que constte lo anotto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 164.

A las seis de la tarde me presenttanon quinze onbres, nuebe mujeres y onze criaturas,. diciendome que en quattro ranchos los avian encontrado vacios con una mesitta en medio, una cruz, una mecha con azeite de caiman y una tutuma con agua. Preguntté a las ottras mujeres q. significaba aquello. Me respondieron las mujeres cojidas: Paire mio, las mugeres de aquellos ranchos decían que mi Paire era Diablo q. andaba por los ayres y que pa. su guardar casa ponn. aquella cruz y luz y nosotras no lo quiximos creer y por eso esttabamos aguardando a nro. Paire. Les preguntté donde esttaban y me dijeron: Ay no mas, Paire mio; mettidas en el montte. Agoritta salirán con la noche. Con estta notta. mandé hi a las mujeres a sus ranchos y a los onbres los mandé enbarcar con orn. a una de ellas me avisase asi q. salieran las ottras del montte, como lo hizo y coxí enttre ocho y nuebe de la noche. En aquella ora hice enbarcar, y regresé pa. el sittio de Ojo Largo q. llegé. a las ocho de la noche del dia sigte., y para que constte lo anoto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 165.

El veintte y uno mandé seis onbres y un Cabo a rio Viejo y me trajesen todas las famas. que alli avía arrocheladas. Estte dia tube notta. de aber solttado Dn. Pedro Monrroy todos los conrreos de Lopez q. tenia en la carzel a. remittir a Cartagna. y q. las mas de las genttes q. esttaban abecindandose las avía despachado pa.sus sittios anttiguos, diciendo q. pa. bregar con ellos avia de esttar el P. alli spre. Con estta notticia pasé al sittio del Majagual por certtificarme de la verdad. Enconttré ser todo ciertto y q. lo avía echo el Capn. porq. savia de ciertto venia Lopez a prenderme por orn, del Virrey, la gentte y a los demas. Estando en dho sitio estta noche reciví una carta de Dn. Franco Rettamosa en q. me decia la desesperacion de Lopez; de aber mattado la mujer, la esclaba y a si propio, no obsttantte de ttener en su poder el mandamto de de prision del Illmo. Sr. Ovispo de estta Diocesis con el ausilio del Exmo Sor. Dn. Antt°. Caballero y Gongora. Virrey de estte Nuebo Reyno de Granada. Gran senttimientto tube con estta notta. pero al ber Dios avia tomar do la Justta. por su mano, se me mittigó y dí gracias a Dios por sus veneficios. En estta propa. noche supe avia arrivado Dn. Josef Aguero q. avia venido del sittio de Magangué y sega. a la ciudad de Zaragoza con un chanpan de viberes. En aquel insttantte fui a berlo por informarme mas del echo de Lopez, el que me dijo se alló en su muertte, y q. fue su desesperacion por no aver podido mattar a los que le protexian; que se avia attrabesado las entrañas y degollado despues de aver muertto a su mujer, dando de puñaladas a su concubina y esclaba y malttrattando a su hijo; q. murió inconfeso, y q. alla enttre el Cura y el Juez hicieron creer a las genttes vulgar, avia recivido sacramtos. y lo enterraron en sagrado por no malquisttarse con el Ottero que es el Dios de aquel sittio; que el estubo presentte en ttodo y q. le enconttraron en un baul el mandamto. de prision unicamentte y doscienttos pesos y que el dia sigte. de su entierro salió de Magangué. Con estta noa. me regresé pa. descansar el restto de la noche, y pa. que constte lo anotto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 166.

El veintte y tres salí con veintte onbres a el rio de Perico y en siette dias lo dejé linpio, remittiendo los Indios a sus pueblos y a los libres a los sittios donde eran feligreses y todos con su oficio de ruego y encargo a aquellos Curas y Juezes pa. que recojiesen a sus ovejas y no las permittiesen salir de sus rebaños, y echo estto bolbí río arriba pa. seguir a Tiquizio, la Llana y demas parajes, y pa. q. constte lo anotto y firmo de que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 167

El veintte y nuebe enttré en el Caño de Mamatoca en el q. allé cinquentta y dos famas, de Indios y libres, q. remittí como los anttecedtes. a sus sittios y Pueblos. De alli seguí a Tiquizio donde allé mas de cientto y tanttos amanzebados q. con el titulo de mazamorreros vivian alli tendo. sus mujeres propias votadas. Di quentta aquel Juez de lo ocurrido, pa. q. tomase las providencias q. correspondian, o de traer sus mujeres propias alli, o de rettirarlos aq. hiciesen vida con sus mujeres, y para que constte lo anotto y firmo de que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 168.

De estte sittio parttí al Palenque del Guamal, sittio de genttes forajidas, y enttré en el el primero de Fbro. En estte día cojí diez onbres en quattro varqtas. pescando en cueros absolutamte. Los mandé aprisionar pa. q. esttos fuesen al Nortte pa. cojer los demas. Declararon los avittadores q. avía y en la conformidad q. esttaban q. el que menos tenia ocho o diez mujeres robadas; que solo se mantenian de la pesca y lo que robaban a los pasajeros de Cauca y rio de la Magdalena; que ttodos los dias se mattaban unos a ottros por cualquier cosa; q. avian muchos que tenian armas de fuego, en partticular los deserttores que se avian arrochelado que se avían huido de sus amos y que todas las crias que avía esttaban sin bautismo y que avía onbres y mujeres y muchos viejos q. alli avían nacido y sin bautismo se avían muertto. Con estta notticia y ber la gentte de poco animo, me regresé a Ojo Largo con animo de pedir mas ausilio, y seguir a la demolición de aquel Palenque, y pa. que constte lo anoto firmo y certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 169.

El seis miercoles de Zeniza llegé. a Ojo Largo con diez onbres y aquella ora que eran las nuebe pasé un oficio a el Capitán Agrra. de Majagual pa que me diése quarentta onbres de ausilio pa. seguir a la destruccion del Guamal. Me conttesttó por palabra el dho dia que ya savia avía cesado mi Comision, porque no me daba ausilio, y q. procurase desocuparle su jurisdiccion. Con estta notta detterminé predicar la quaresma en aquel sitio de Ojo Largo, pa. de estta suertte asegurar mas aquellas famlas., lo que hice quattro semanas y junttamte. rudimenttar aquellos fieles en la doctrina Christiana, pa. que se confesasen siquiera aquella vez. No lo conseguí, q. el diez y nuebe de dho mes a las nuebe de la mañana llegó el Capn. Agrra. de Majagual Condn. Ramon García a acerme saber mi enplazamientto a estta de Carttaga., el que ovedeciendo firmé esttar prontto a mi venida ymediatta, y pa. que constte lo anotto y firmo de que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 170.

El doze de dho mes, saviendo esttaba de comisionado Dn. Diego Antt°. Nietto, Sargto. Maior de Milicias y Alcalde de la Villa de Monpos, a el sittio de Majagual pa. que hiciese Informazon. sumaría de mis procederes de aquellos sugettos de mas reputazon. del sittio, junttamte. otro oficio a cada uno de los Juezes Eccos. y secular pa. que certtificasen mis echos; ottros pasé a el Cura de Ojo Largo pa. que como testtigo de vistta certtificase junttamentte, como tanbien a el Alcalde de Tenerife que de mucho avía sido testtigo, como tanvien hice chasqui a ttodos los juezes de uno y ottro esttado, a quienes avía remittido familias pa. que lo certtificasen, y no aviendo podido conseguirlas, las de los dos ulttimos astta el veintte y dos de fro. que esttube aguardando, siendo tan urgente el preceptto de Su E. me remittí a estta de Carttaga. sin demora, y pa. que constte lo anotto y firmo de q. certtifico.

Palacios de la Vega

FINIS

SOLI DEO HONORE ET GLORIA


 

Comentarios () | Comente | Comparta c