NOTTA 1.

En el diez y ocho de Julio obedeciendo al superior mandatto pa la existtencia de mi Pueblo releji de nuebo por fiscal pa. q. rudimentase a mis Indios en la Doctrina Christiana en los mismos terminos expresados en mis diligencias anttecedenttes, a Eugenio Eredia, y junttamtte. de juez adh. Josef Gonzz. onbre blanco Christiano pa. que auxiliase a el fiscal y mandase a los Indios executtar lo expresado en mi penúltima Notta y á Anttonio Gandía, de Cabo de los libres pa. que con ellos ausiliasen a los dos en caso de necesidad y de ayer revelia en ellos los remittiesen a la Villa de Ayapel, y pa. que constte lo anotto y firmo de q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 2.

El diez y nuebe de dho mes a las diez de la mañana hice saber a los libres mi decretto y juntamte. a mis Indios a son de caja en su lengua para que ovedeciesen a los q. dejaba pa su govierno, repitiendoles el mandatto de que cada padre de familia despues de echa su casa hiciese una estancia de cacagual y Plattanal para manttener sus familias; que hicieran sus rozas de Maiz, Yuca, Ñame, y q. cuidado como no savian la docttrina pa. mi buelta. Todos obedecieron pero me preguntaron que adonde yba y quantto tpo. tardaria, a que les respondí jedsio quin mare, quiere decir que denttro de cinco meses. Se pusieron tristtes pero así que les dije que lo mandaba el hijo del Sol q. entre ellos quiere (decir) el Rey, mejoraron de semblantte, y pa. que constte lo anotto y firmo que certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 3.

Este día me cercaron la casa las Indias de la prima y segunda conquista llorando y diciendome no me fuera porqe. todos se morirían. Les dije que prestto venia y pa. conttenttarlas mandé sacasen un restto de abalorios que me avian quedado, cascabeles, espejittos, tronpas y cinttas. Se lo fui dando y despues les mandé un trago de agte. para despedirlas y viendo no querian hirse les mandé a unas q. el dia siguiente me fueran a sacar yesca de corozo pa. el camino, a ottras guayacán pa. encender, a
ottras q. me hicieran cattabrittos pa. viveres, a ottras pettacas. A ttodas les fui dando su oficio q. con estto es fueron conttenttas, y para que constte lo anotto y firmo de que certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 4.

Di orn. el veinte a las cinco de la mañana pa. que ocho Indios fueran al monte a cortar leña pa. canaletes, a ottros ttanttos a cortar latta para palancas, a ottros a corttar orquettas, a ottros a corttar majaguas pa. enpattes, a ottros a sacar mangle pa. componer las embarcaciones y a ottros que hiciesen toas. nuebas, y estto que lo mandase el fiscal por ber si ovedecieran. Ovedecieron prontamte. y pa. q. constte lo anotto y firmo.

Palacios de la Vega

NOTTA 5.

El veintte y uno mandé un chasqui a la Villa de Soledad por ttener noticia aber llegado una embarcazon. de viveres, pa. comprar lo necesario para el viaje. Este dia a las nuebe de la mañana vino el fiscal avisarme que una India estaba a la muertte por no poder parir. Prontamte. fui quando la llebaban enttre ottras dos a el rio, y apenas llegaron ttodas tres se bottaron a el agua mettiendose astta q. que les dió a los pechos. Absortto en ber aquello preguntté al fiscal qué era. Me respondió: Padre, la del medio es la India q. dije a V. P. esttaba con dolores de partto y ya yba a parir; las ottras dos son sus madrinas por ser primeriza. En estta relación esttaba quando dando un grande gritto la Inda. sanbulló juntto con las dos. Quando resollaron fue con la criatura, era enbra la nacida así que la labaron vien y la madre acabó de parir. Salieron del agua y llebaron a la parida a un chinchorro o amaca, poniendole un brasero de candela debajo pa. que allí escurriesen las inmundicias del partto. Preguntté al fiscal que p. que acian aquello. Aq. me respondio que pa. que no tubiese la recien nacida llagas nunca y para que nadie pisara aquella sangre porque moria la parida; que era sectta q. ttenian los Indios. Cada hez mas me marabillaba pero a poco ratto de entrar la Inda. en el chinchorro le trujo ottra Inda en una totuma un poco de aceite de canime y unttandose el dedo margaritto defloró a la Indiecitta. Absorto de ber estto la reñí diciendo como acia aquello y me respondió pur pur que caba baime musu que pa. que no tubiese dolor cuando se junttase con macho. Despues le ttrajeron ottra totuma llena de Jagua, y pusso a la recieni nacida echa un tizon diciendo era pa. q. no la picasen mosquitos y jejen, y despues con lo propio la unttaron a ella de la cintura abajo que es la faga que se ponen, y de ratto en ratto traían tutumas llenas de agua y bañaban a la madre y a la hija de pies a cabza. Aquello lo acian pa. que no les diese calentura. Pidio de comer la Inda y le trajeron unas mazorcas de maiz maduras y vien seco las fueron desgranando y se las dieron. Viendo estto mandé corriendo a mi casa por una taza de caldo de mi puchero, y juntamte. di orn, pa q. pusiesen otro con gallina y demas necesanio pa la parida. Vino el caldo pero mas no hubo forma de querelo tocar. Pregunté q. porq. no lo tomaba; me respondieron q. pa. q. no se le caiesen sus dientes y muelas, y q. por eso p. aprettarlo mas comian maiz duro. Dando gracias a Dios fui a mi casa pa. apunttar estta notta, y a constte lo anotto y q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 6.

El veinte y dos me trajeron los Indios a las doze del dia los canaletes echos, palancas, orquettas, enpattes, y el Mangle pa componer las varqttas. Mandé juntar los libres pa. señalar vogas y q. aparejasen las enbarcaznes. y pa q. constte lo anotto y firmo de que certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 7.

El veinte y tres a las ocho de la mañana vino el Cazique y me avisó que dos Negros avian mattado una India. por forzarla, hija del Govor.; que al un negro le avian mattado los Indios y el ottro se avia mettido en el monte por la quebrada de S. Mattheo huiendo, que todo avia sabido en la voca de la angostura. Prontamte. mandé junttar la gente de auxilio y apronttar dos embarcaznes. y fui en seguimto. del fugitibo por dha quebrada. A las doze encontré diez y seis Indios armados de lanza, flecha y vodoquera diciendo C kai kattequi kaikatte cunbasa por vida del negro veali bau lo hemos de mattar. Salté en trra. y les dije que yo lo cojeria, que se fueran al Pueblo. Obedecieron; salí por trra. en su seguimto. y por mas esquisittas diligencias q. hice en ttodo el dia, no lo pude enconttrar. Me regrese al embarcadero q. lleg. a las diez de la noche, y bolbí a mi casa astta el sigte. día, y pa. que constte lo anotto y firmo de q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 8.

Esta noche se alborotó la Indiada contra los negros libres q. avia en el Pueblo. Se refugiaron a mi casa ttodos. Salí al insttantte fuera, y tocando yo propio la caja se junttaron los Indios, y conociendo el q. era cauza del motín contra los libres, lo mandé cojer y darle veinte y cinco azotes y ponerle unas carlancas. Con esto se sosegó la Indiada, y con enfado la mandé retirar a sus casas pena del q. de ella saliese cinquentta azotes y carlancas. Todos se fueron callados, pero sospechoso yo de ottro alborotto pasé en vigilia ttoda la noche, pa q. constte lo anotto y firmo q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 9.

El veinte y quattro sali de madrugada pa. la angostura con diez onbres dejando anttes orn. no permittiesen salir del Pueblo Indio alguno, pon ningn. prettextto, y si alguno biolentamte. quisiere salir lo prendiessen y lo llebasen al sitio de los azotes. A las tres de la tarde llegué a la voca de la añgostura y desembarcandome seguí monte adentro con la gente. A pocos pasos encontré un rancho y en él la India muerta, con la caveza echa pedazos, y una erida arriba del gueso Pubis, con las tripas de fuera, y mas adelantte a el Negro colgado de los genitales, atrabesado de flechas y puntas de vodoquera. Mandé descolgar a el negro ya fettido, lo llebasen a la enbarcazon. y lo propio a la India. Llegué a las cinco de la tarde que en estta ora mandé dar sepultura a los cadaberes y pa que constte lo anotto y firmo q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 10.

Al amanecer del veintte y cinco, mui asusttado el fiscal me avisó que los Indios avian buelto a desenterrar al negro, y juntamente lo avian colgado en un guarumo en la quebrada de Sn. Mattheo. Fui a ber la sepra. y no tteniendo señales de ttal cosa, en el insttantte parttí a la quebrada y encontré ser muerto el ottro negro fugittibo acabado de mattar a lanzadas, ttodo el bañado en sangre y el suelo. Mandé llebarlo al Pueblo y darle sepultura. No se oya nada en la Indiada ni menos faltaba alguno. Mandé junttarlos y aciendoles varias pregunttas sobre quien avia mattado aquel negro, solo respondían encojiendose de onbros haima no sé, no sé. Mandé se retirasen los Indios, y pa. q. constte lo anotto y firmo q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 11.

A las siette de la noche este dia mandé llamar a mi Indio Vettc por medio de su mujer. Vino el Indio y despues de darle un buen trago de aguardte. le pregunté sobre la muertte del negro. Me respondió no sabía nada porq. el estaba en el monte aciendo canaleses. Saq. de pronto el relox diciéndole pícaro aora berás como yo sé quien mattó a el negro. Me puse el relox al oido, diciendole oye y berás como me abla. Se lo arrimé tanvién a su oreja. Se quedó el Indio asorrado al oir el golpe del volante, y a ber le decía yo como me abla, pues sabe lo q. me está diciendo Vette sabe, Vette sabe. Entonces el Indio de miedo confesó q. el padre de la muerta, sus dos ermanos y un tio avian matado a los dos negros y luego como enojado me dijo Padre ibidi, Gaibana huaica na fara pali q. quiere decir Padre, preguntta a ese echicero q. tienes en la mano si es berdad lo q. yo te digo. Le pregunttaba al relox es verdad lo q. dice Vette; me lo arrimaba al oido y luego le decía guaicaua Vette verdad es lo que dice Vette. Pues cuidado le repliqué como dices nada del oido porq. estte me lo dice ttodo y tte e de dar doze azottes. Le dí ottro trago y le despedí pa. q. se fura. Quedando yo en casa con gran cuidado y pa. ttener alguno descanso mandé q. quattro libres estubiesen de espias ttoda la noche mudandos unos y durmiendo ottros, y q. al mas minimo movimto. de los Indios me diesen aviso. Asi se efectuó como mandé y pa que conste lo anotto y firmo que certifico.

Palacios de lá Vega

NOTTA 12.

El dia siguiente a las seis de la mañana mandé tocar la caja pa. que se junttasen todos los Indios y Indias chicos y grandes. Al tercer toque vinieron todos, se pusieron en dos filas, de medio de ellas saqué al Padre de la muerta, a los Erms. de la dha, y el tio. Me arrimé a los quattro con el relox en la mano y les dije, arrimandosele a los oidos un chica Arauju, ya oyes arauju. Lo propio hice con los demas pua cauca puica bali cunbasa hume pues sabeis lo q. me está diciendo que bosotros mattasteis a los dos negros. Me replicaron prontamente pua cunbasa bali sodo pechiche, pues porq. mattó el negro a mi hija y diciéndo estto les mandé dar cinquentta azottes y ponerles unas carlancas, en presencia de ttoda la indiada, y diciendoles a ttodos Cauca jaibana Padre angaruma dé dé cuidado con lo q. se abla porq. ttodo me lo dice estte brujo, vayanse corrierido a la casa. Como ovejas se fueron quedando los quatro presos, y pa. q. constte lo anotto y firmo q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 13.

Al siguiente dia a las siete de la mañana vinieron todos los Indios y las Mujeres de los presos a pedir por ellos q. soltara pc. ya no bolberian aver mas. Solté los presos diciendoles que si bolbian alborottar, los avia de aorcar de un palo como ellos hicieron con los negros. Les mandé fueran ayudar a componer las embarcaznes. En partticular los pressos fueron y asisttieron mui santtate. y pa q. constte lo anotto y firmo q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 14.

El Veinte y ocho di orn. pa. que los Indios fueran aciendo sus casas y labranzas, y los libres siguieran la composición de varqtas. No hubo este dia nobedad partticular, mas que pedirme licencia los Indios pa. acer vevezona con sus chichas y guarapo. Pa. alegrarse se la concedí y muí alegres se fueron por sus maizes pa. acer estto y pa. q. constte lo anotto y firmo q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 15.

A las diez de la noche de este día me avisaron los centinelas q. en cinco casas de Indios avía grande alborotto y q. no savia de que. Salí de casa con quattro onbres pa examinar estta novedad; llegué a la casa de los Indios. primte. conquisttados y allé mas de sesenta Indias sentadas en el suelo del zarzo con una gran pila de maiz en medio con canolttas a los lados mascando todas el maíz y echando tal mascaduras con toda la vava, en aquellas vasijas; ottras en los fogones con grandes ollas pa. cozer lo que molian con los dientes y sustanciaban con la baba; los maridos de aquellas durmiendo junto de ellas; otras asando Planttano maritú, y battatta pa. cortar las chichas; ottras asando Planttanos Dominicos pa. q. comiesen los maridos spre. que despertasen. Todas estaban con bastante algazara motejandose unas a ottras a quien tenía más baba pa. echar en su porcion de mascado. Pues en estto constta la perfeccion de la chicha. En estta noche icieron la prevencion en ttodas cinco casas pa. la vevezona, y pa. q. constte lo annotto y firmo q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 16.

El Veintte y nuebe al amanecer todos los Indios varones se fueron arrimando a mi casa con lanzas y flechas, vodoqueras y anzuelos. Me dispertió el centtinela asustado pensando algun asalto. Salí prontamente fuera y les pregunté q. querian. Me dijeron montrua vaiama vitto agiditu itua duduania quiere decir queremos hir al monte a mattar animales, y al rio a cojer pescado pa. comer en la vevezona. Les dije que fueran. Dando salttos de conttenttos se fueron a sus oficios, y pa. que constte lo anotto y firmo q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 17.

Este dia a las seis de la tarde vinieron los Indios del monte, con grande numero de caza de manaos, saxinos, Danttas, y Iguanas, Morocoyes, Marimondas, Culebras, y tres Danttas. Ttodos se fueron a mi casa pa. q. yo tomase lo q. quisiera. Tomé un quartto de Dantta y un Puerquecito manao vivo y les dije no queria mas. Se llebaron mui conttenttos lo restante. A poco tpo. llegaron los Pescadores; me llebaron cada uno una sartta de Pescado de lo q. avían cojido en partticular los azottados eran los q. mejor pescado y mas porción y se retiraron, y para que constte lo anotto y firmo de que certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 18.

El treintta compuestas ya las enbarcaciones mandé junttar la Indiada para bottarlas a el agua. Prontamte. obedecieron, y aviendolas echado me pidieron aguardte. Se lo mandé dar. Ttodo este dia se gasttó en estto y pa. que constte lo anotto y firmo q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 19.

El treintta y uno ttodo se gasttó en dar fuego pa. celebrar mi Padre Stto. Domingo y dar disposiciones de componer mi Iga. con el posible adorno q. en mi podia caber, y pa q. constte lo anotto y firmo de que certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 20.

El primero de Agosto empleado en la diligencia anttecedentte en la celebración de mi gran P. Stto. Domingo. me avisó un Cabo que el Indio llamado Gattica, se avía dado un insulto y q. echaba mucha sangre por la voca. Fui inmediatamte. a su casa y lo allé casi cadaber. Le dije un evangelio en la caveza, le vauptizé y con estte se alibió. Mandé darle un poco de agua de vorraja con una Zedulita de la Inmaculada Concepcion de Maria, y apenas la vevió quando se attajó la sangre. Se alibió el Indio y le mandé dar una taza de susttancia, y encima un vaso de vino con un Bizcocho y con estto se durmió el Indio. Maravillados los demas de la Prova. divina, Padre Padre Aimara piparama gattica Padre tu eres brujo ya esttá bueno Gattica. Pero a poco ratto vinieron quattro Indias con sus hijas cargadas, diciendome Padre Pechiche purpur vetua sir gattica Padre, nuestras hijas esttan mui malas ponlas buenas como a Gattica. En efectto no esttaban buenos, les di a cada una en una totuma azucar y Borraja y les dije sodo chicaji cucuru chibari doye pechichi quiere decir mujer cueze en una olla estto con agua y luego dale a beber a tu hijo. Me replicaron purusitause Padre Pechiche pero ponle la mano en la caveza a mi hijo. Le dije a cada una un evangelio y se fueron muí conttenttas presuadidas q. solo con aquello ya esttaban buenos sus hijos. Se fueron avisando unas a ottras y fue estte dia un jubileo. Todas trajeron sus hijos, ottras les dolía la caveza puru caima, ottras los pechos guacaima, ottras la varriga vicaima; en fin todas estaban enfermas. Les repartí dos cajones de azucar y un cajon de varias yerbas q. tenía, las fui vendiciendo, y muí conttenttas me decian Padre Padre viva imara que brujo eres Padre. Yo les respondí Padre aima guaimara Dioso Piachiruma quiere decir que el Padre nada tiene de brujo, Dios lo cura. Me respondieron aima piachirurna Dioso vnuseri no cura Dios como no lo miramos Padre guaica y a Padre sí? Se fueron a sus casas mui alegres. Seguí mi oficio q. se paró astta el dia siguientte, y pa. q. constte lo anotto y firmo de que certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 21.

Esta Noche dispuse eleguir el día sigte. Capittanes y Cazique. Mandé llamar a el Indio Vette q. ablaba algo español, le dije avisara a ttoda la Indiada pa el día sigte. que viniesen a mi casa vesttidos a su huso, estto es q. se pinttasen, se compusieran sus plumajes y Guruperas y que asi se presentasen a las Diez del Dia sigte., q. no se pinttase el Indio Cheguerre q. era Cazique, ni los Capittanes elegidos en Cazeres, ni el Indio Pachiru, ni las mujeres de esttos, y pa. que constte lo anotto y firmo q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 22.

El dia dos vinieron los indios en la disposizon. mandada, y ttodos se senttaron en la puertta de mi casa. Mandé enttrase el Cazique y Capittanes y que se senttasen en un escaño q. pa. ellos tenia prevenido. Despues ttoda la Indiada la mandé poner en dos filas, junttamente q. sacasen una mesa con dos plattos llenos de garbanzos y Abas, y les dije señalando al Cazique y Capittanes guaiquiñeca Casique y q. Capittanes quiere decir bosotros quereis a esttos Cazique y Capittanes? Me repondieron guaica guaica, si, si. Tomé los garbanzos y abas y les dije enseñandoles los garbanzos puaguaraiguaica q. aquellos garbanzos quieren decir sí y tomando las abichuelas les dije estto pua garay gua ay quiere decir que no los querian. Les fui dando a. cada uno un garbanzo y una aba diciendoles que si los querian echasen el garbanzo en un plato limpio y si no q. echasen el aba. Fueron todos echando su garbanzo y bottando las abas en el suelo, todos mui conttenttos. Les mandé dar un trago de aguardte. y se retiraron. Seguí con mi disposizon. de compostura de Iga. y fuegos q. se concluió estte dia, y Industrié a el Indio Vette como avia de enseñar a los Indios pa. el recivimto. de su Cazique y Capittanes, y pa. q. constte lo anotto y firmo q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 23.

El tres di orn. pa. q. hicieran en la Iga. dos barbacoas a especie de Bancos el uno pa. el Cazique a la Izquierda del Altar maior y el ottro al frente pa. los Capitantes y fuera de mi Iglesia a un lado colgaran diez barras de yerro de diversos calibres pa. que las tocasen con eslabones en ygual de campanas. Echo estto adiesttré quattro Cabos pa. q. a el amanecer del dia sigte. adiesttrasen a la Indiada con el Indio Vette pa. que saliesen vesttidos de sus pinturas, sus plumajes y taparabo y formados en union de compa. con sus machos al onbro, su alfaba y arco corto a la espalda, y que asi fueran desttras de su Cazique y Capittanes, y q. al entrar en la Iga. y al salir asi dispuestto rindiesen las armas. Asi lo executaron mis Cabos en estte dia y que al amanecer del sigte. rompiesen el nombre con todo Jubilo y alegria. Salí a las cinco de la tarde a dar una buelta por mi Pueblo, y allé a todos mis Indios mui afanados unos componiendo sus Guruperas, ottros pinttandose con sus espejos, otros armando sus plumajes y arcos, las Indias unas en lo mismo y ottras conponiendo sus chichas, todos mui conttenttos y yo lo mismo. Me retiré a mi casa a descansar y pa. q. constte lo anotto y firmo de q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 24.

Se rompió el dia quartto de Agto. con grande alegria de los mios y regozijo de mi corazon al son de mis dhas campanas, truenos y coetes y cajas. Al ber estto mis Indios dieron todos con sus chinfonias o instrumenttillos de su uso, con tronpas, los muchachos y mujeres con sus tanborcittos. Todos tocando asi llegaron a mi casa. Salí a berlos y al berme ellos avian mil movimtos. con sus cuerpos en demostracion de mucho conttentto. Mandé entrar a el Cazique y Capittanes; vesttí al Cazique de cortto converttidos de seda de mi Escriviente, le peiné y puse su turbante juntto con su espada, una vanda rosada y le dí mi vaston. Estaba el Indio arrogante, daba sus paseos en la sala y se miraba y mas quando daba algun tropezon por no estar echo a zapattos, que era continuo mi miraba. Me pidió un traguito de aguardte.; se lo di. A los Capittanes los vestti tanvien pero de mas ordinaria ropa. Ya vesttidos y con su plumaje les puse su machette a la cintura. Despues hice dos vanderas con dos pans. encarnados, y en medio de los pañuelos un papel pinttado con una cruz, y por el lado opuestto ottro con un Jesus. Esttas se las di a los Capittanes pa. q. llebasen en medio de las compas. de Indios. Del Cazique le saqué la espada y se la puse a el onbro poniendole en estta forma juntto a mi q. iba con mi Cruzifico a los Pechos delantte de mi compa. Mandé tocar la caja y demas instrumtos. y de esta suerte fui astta la Puerta de la Iglesia. Alli se hizo parada dividiendo en dos alas la compa. a la Puerta de la Iglesia quedando las vanderas una en cada querno. Alli bolbi a pregunttarles si querian aquel Cazique y Capnes. Me respondieron q. sí. A estto se siguieron los truenos, repiques, cajas, campanas, e instrumentos de mis Indios. Con estta celebridad enttré a la Iga. con el Cazique y Capittanes; sentté a dho Cazique a un lado y en frentte a los Capittanes dando orn. pa. q. ttodos los Indios arrimdo. sus armas y plumajes a la pared de la Iga. entrasen. Los fui incando de rodillas formados en compa. de diez hombres al frentte y las vanderas en medo., y a las Indias todas, separadas con ottra en la caveza y sus pechiches en sus Brazos. mandé se pusiera mi Escrivientte con el Cazique pa. decirle quando se avia de arrodillar, senttarse y levanttarse; a el Maymo. con los capnes. y diez ombres dettras de toda la Indiada de guardia pero sin armas; ottros ttantos fuera de la Iga. pa. repicar, disparar coetes y truenos. Todo asi Iluminado el Altar y Iga. toda me revestí pa. celebrar el Stto. Sacrificio de la Misa. Ya tenia insttruido cinco libres pa oficiarla. Se empezó la Misa pero apenas enpezaron a cantar los libres quando enpezaron los Indios a tocar sus Instrumtttos., las Indias sus tanborcittos. Fue tal el gozo q. se me llenó el alma, q. no podia ni articular ni menos seguir pero considerando era del agrado de Dios los dejé en su regozijo. Duró la Misa una ora y dos minutos. Obserbaba de vez en quando el movimto, de mis Indios, y reparé que si se lebanttaba el Caziqe. ellos tanve. se lebanttaban; si se senttaba todos lo acian en el suelo; si se arrodillaba lo mismo, mas me arrebattaba de conttentto. Despues de aber consagrado oy al Cazique q. les dijo ytua ytua hiade Padre quiere decir traed chicha a el P. No oy movimt°. en los Indios pero salieron unos quanttos y llenaron el circuitto de la Iga de mucuras de chicha, por poca prevencion de los guardias. Ya pa. consumir se arrimaron dos Capittanes y ottros dos Indios cada uno con su totuma de chicha diciéndome itua itua hiade sanbui toma Padre, veve estta tutuma de chicha. En aquel lance les dije angaruma ytustus Padre irse a su sittio q. yo luego veveré. Me pedian el Caliz pa. ellos vever sanbui piparama doie itua, dame esa totuma pa. nosotros vever gaica sanbui con estto se retiraron prontamte. Sumí las especies sacramles. y conclui el sacrificio, spre, ellos en la esperanza de lo q. me pidieron. Me desnudé y reserbé los vasos sagrados en su Baul propio con su llabe pa. estte efectto correspondtte. quando reparé toda la Iga. llena de mucuras. Mandé las llebasen afuera que yo beberia, y formando los Indios como anttes tengo dhos pa. q. rindiesen Armas a la salida de la Iga. al Cazique y Capittanes, salí con ellos con ttodas las Indas. detras tocdo. sus instrumttos. y canttando estta lettrilla bimba Padre ejé, ejé ééé piparama Indio óóó bueno Padre bueno Padre pa. los Indios. Considere el Lector como esttaria mi gozo. Salí a la puerta en la forma dha. Todos los Indios al berme se quittaron sus Garzottas y plumajes y juntto con las armas las pusieron en el suelo. Fui pasando por encima de ellas con los dhos y despues se bolbieron a formar en compa. Mandé sacar una cruz grande que esttaba frentte a la Iga. y se la di a uno de los Capittanes pa. q. enarbolada la llebasen junttamte. Todas las luzes q. esttaban en la Iga. las fui reparttiendo enttre los demas Capittanes, al Cazique ydemas libres q. alcanzaron pa. q. alumbrasen la Stta. Cruz. Viendo las Indias q. pa. ellas no avia luces fueron corriendo a su sarzo y cada una trajo su anbila encendida. Todas las formé en dos alas juntamte. con los demas q. tenian luces yendo hasta Cruz delantte. Enttoné con mis canttores el Tedeun Laudamus y en estta disposicion di buelta a ttodo mi Pueblo astta bolber a la Iga. en donde dejé la Sta. Cruz y asi segui astta mi casa donde los Indios bolbieron a rendir sus armas pa. que yo entrase. Mandé sacar dos vottijas de aguardte. pa. q. vevieran mis Indios y libres y q. luego fuesen a sus casas a descansar y q. a la tarde hicieran su bevezona, y pa. q. constte lo anotto y firmo de q. certifico en dho dia mes. y año.

Palacios de la Vega

NOTTA 25.

Eran las quattro de la tarde quando vino el nuebo Cazique y Capittanes y vesttidos a su moda en cueros y vien pinttados con sus plumajes y armas, acompañados de varios Indios y Indias tocando sus instrumenttos. Llegó a mi y me dijo mune Padre angaruma videe Itua Padre, ven con nosottros pa enpezar la vevezona. Mandé venir dos Cabos conmigo. y fui a la casa de su festin. A mi llegada mandó el Cazique a las mujeres q. ttodas las armas suias. escondiesen en el montte como es costtumbre enttre ellos. Prontamte. las llebaron al montte. Ya me tenían echo mi asientto de chontta con varias parumas pa. q. no me lastimase. Me sentté y quittandose su plumaje me lo puso diciendome mune Padre tuche casique Indio Padre mio, Tu eres el Cazique de mis Indios, y los Capittanes hicieron lo propio con mis Cabos y estto sin cesar su Musica. Esttando en estto vino un Negro, se incó de rodillas alabando al SSm°. Sacramento del Alttar y me vesó la mano como les tenía enseñado hicieran spre. q. me viesen. Al ver esto se incó de rodillas el Cazique puesttas las manos en el pecho como el Negro esttaba y me decia: di tu, Padre, como decia el Negro, puajara sain Cunbasa Padre. Le fui diciendo el alabado, y el Indio respondiendo tan claramte. como yo. Luego me vesó la mano y al puntto se lebanttó diciendo Indio unchica mesud sodo pechiche gegua ansica Padre quiere decir vengan mis Indios, mujeres, muchachos y niños a vesar la mano del Padre. Todos vinieron y hicieron lo que el de suerte q. duró estto mas de ora y meda. que se concluió y enpezaron a traer sus chichas y guarapos. Le daban al Cazique y el me daba a mi así q. yo bebi, todos vevieron. A poco ratto se pusieron calienttes de la vevida y empezaron sus vailes acordandose de las Ceremonias de la Iga. ya se incaban de rodillas, ya se senttaban, ya acian garabatos con la mano en la cara, por quererse persignar, ya se arrodillaban como tengo dho, alabando Dios. Las Indias me traian los Pechiches pa. q. les pusiese las manos, ttodo estto sin dejar de vever. Ya eran las diez de la noche quando me levantté para hirme a mi casa quando ttodos enpezaron a llorar diciendo Pare varej vañe nade vau bali catra che qua ay quiere decir Padre se ba pa. abajo, ahora se morirá y ya no vendrá mas aquí. Les dije q. si bolberia, que bajaba porq. Virrey me llamaba. No los podia consolar astta que les dije que no me hiria mañana. Entonces siguieron su vevezona y vaile y viendo que ya se caian de vorrachos me fui a descansar a casa q. ia eran las doze y meda. de la noche, y pa. q. constte lo anotto y firmo de q. certifico dho dia mes y ano.

Palacios de la Vega

NOTTA 26.

Al amanecer el seis q. ésttaban los Indios en lo mejor de su borrachera mandé doze onbres a corttar Planttanos p. vastimtos.; a ottros a mattar nuebe cerdos y q. los salasen; a ottros q. hiciesen el enbarco pa. el dia sigte. de ttodo lo necesario. Asi se efecttuó, y pa. q. constte lo anotto y firmo de que certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 27.

El seis salí de Sn. Cipriano en consecuzon. de mi nueba Comision con dos enbarcaciones, una de quatttro y ottra de seis, con dos Indiecittos de Pajes, un Maymo., un Escriviente, y quinze onbres pa. el manejo de las enbarcaznes. Estte dia andube rio abajo astta la Playa del Rosario sin novedd. partticular, endonde hice altto pa. la dormida, pa. que constte lo anotto y firmo de q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 28.

El siette a las cinco de la mañana sali del Rosario rio abajo y a las nuebe se formó una tempestad tan orrorosa de agua, vientto, truenos, rayos y centellas q. me persuadí era pa. mi y ttoda mi gentte el fin del mundo. Al mismo tiempo crecia el rio a baras. Mandé que al insttantte envirasen las enbarcaznes. a la orilla de un Barranco de mas de cien baras de elevazon. y q. las attasen con dobles amarras y a seguras. Subimos todos al barrnaco de piedra y poblado de arboles de seiba de Toló. Alli me guarezi sin dar lugar el temporal ni de sacar toldos. A poco ratto caió a disttancia de nosottros como de cinqta. baras (un rayo) q. abraso barios arboles sin acernos mas lesion que quedar ciegos y asusttados. Por mas de quattro oras solo se oian los bramidos del rio y lamtos. de mi gente astta q. a las tres de la tarde quiso Dios darnos serenidad pero el rio cada bez en maior crezte. y fue preciso acer aqui altto astta el dia sigte. y pa. q. constte lo anotto y firmo de q. certifico.

(Sin firma.)

NOTTA 29.

Al amanecer el ocho segui viaje y llegué a la Playa del Guarumo. Ya estaba el rio mui bajo. Ice altto despues de comida la gente. Mandé sacar los toldos pa descansar de la noche anttecedentte. Pusieron los toldos y despues de rezada la Corona de Maria, aseguradas las varqtas., me di al descanso. Eran las dos de la mañana qd°. me despierttó la gente diciendo Sor, nos aogamos. Pronttto saltté de la canoa pero me allé con el agua a la cintura, porq. avia echd°. el rio una puntta anegada la playa y llebado las estteras de la gentte donde dormian. En aquella ora mandé arrimar las eribarcaznes., hice enbarco de mi gentte y me votté rio abajo pa. buscar trra. A las dos legas. la allé donde se hizo de comer pa. todo el dia y pa. que constte lo anotto y firmo de q. certifico.

(Sin firma.).

NOTTA 30.

El nuebe a las siette de la mañana segui viaje y llegué a las tres de la tarde a una quebrada llamada Vettansí por la q. vi salir barias tusas de maiz secas y teniendo noticia q. en ella avitaban gran numero de negros esclabos fuitibos de sus amos, entré en ella. A las cinco de la tarde llegué a una sienega mui dilattada con barias Islas y en ellas ranchos abittaznes. de gentte. Mandé seguir a canalete pero la gentte dijeron no avia vaqn°. de aquella sienega q. segun notticias llegaba al Sinún, y q. si nos perdiamos todos pereciamos. Bolbi attras astta enttrar en Sn. George donde hice altto pa. la dormida, y pa. q. constte lo anotto y firmo q. certifico.

(Sin firma.)

NOTTA 31.

Seguí viaje el diez a las nuebe de la mañana. Estte día lleg. a la ladera de Sn. Lorenzo donde hice mansion pa. la dormida. Estta noche dispertté oyendo barios bujidos y pasos juntto a mi. Llamé a la gentte y rendidos de sueño no disperttaron. Saqué la cavza. del toldo; vi un orroroso tigre parado en dos pies y agarrado de las tirantes del toldo de un voga. Al ber estto y el peligro de la gte. agarré mi escopetta q. enseñado de los contratiempos spre. dormia con ella y levanttando el toldo por un lado descerrajé el tiro al tigre el q. dio un bramido tan orroroso q. hizo estremecer la trra. Con uno y ottro ruido asusttada la gentte se levanttó. Esttaba el tigre en el suelo por aberlo rompido toda la trasera y pensando la gentte esttaba de pie se fueron a las varquettas y me dejaron solo. Di voces pa q. me trajeran o me tiraran un machete pa. acabarlo de mattar. No se detterminaron y saliendo de la cama con la escopetta enpuñada por el cañón a golpes con la coz lo acabé pero la hice pedazos en disposicion de no poder mas bolber a servir. Seguí a las varqttas. dando una fuertte reprension a aquellos vogas infames por el echo despues de aberles liberttado la vida, mandandoles dispusiesen de comer en aquella ora pa. seguir viaje y pa q. constte lo anotto y firmo de q. certifico.

(Sin firma.)

NOTTA 32.

Echa la comida sali el onze al amanecer de estte sittio y segui rio avajo astta las cinco de la tarde q. lleg. a la hacc°. de Sta. Rosa donde se hizo altto. Estta noche ttoda se paso en vigilia con ogueras encendidas por el mucho tigre q. avia en aquel sitio. Esttaban tan attrevidos q. llegaban cerca a las ogueras y salian huiendo. Viendo estto mandé disponer a media noche la comida del dia sigte., y pa q. constte lo anotto y firmo de q. certifico.

(Sin firma.)

NOTTA 33.

El doze a las quattro de la tarde llegué al sittio de las Cattas y transitto a la Villa de Ayapel pr. trra. Seguí por trra. y mdé, condujeran las enbracaznes. pr. el rio a la sienega de la dha Villa y llegué a las nuebe de la .noche y pa. q. constte lo anotto y fimo de q. certifico.

(Sin firma.)

NOTTA 34.

A las cinco de la tarde del 13 llegó una varqtta. diciendo q. la ottra se avia perdido en la sienega por no traer vaqueano. Lo mandé buscar el qual asi que vino lo despaché con cinco honbres en busca de la enbarcazon. perdida, y pa. que constte lo anotto y firmo de q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 35.

El dia siguiente a las cinco de la tarde llegaron las enbarcaznes. q. dixo el vaqn°. avia enconttrado en la Isla de las Brujas, ya sin vestimt°. la gentte y desanimada considerando perecer. Les mandé dar un refresco y q. descargasen las enbarcaznes., y pa. q. constte lo anotto y firmo de que certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 36.

Desde el Cattorze astta el tres de Sepbre. se gasttó en la prevencion de viveres y armas correspondtes. pa. la gentte de mi ausilio, y no aviendo en estta Villa mas que carnes paradas, hize Chasqui a Monpós por lo resttantte, y pa. que constte lo anotto y firmo de q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 37.

El tres a las ocho de la mañana pasé un oficio al Capn. Agrra. de la Villa de Ayapel, Dn. Vicente Gonzz. Belandres por esttar la Villa sin gentte para que en merittos de Justicia y servicio de anbas Magestades me buscase los vogas necesarios pa. mis enbarcaciones. A las onze de dho dia correspondió diciendo no podía dar cumplimt°. a mi orn. astta el sigtte. dia, y pa. q. constte lo anotto y firmo de q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 38.

El quattro a las quattro de la tarde me presenttó el dho Capn. Agrra. veintte honbres espresandome por palabra no aber enconttrado mas. Mandé a esttos hicieran el enbarco de viveres, armas y demas necesario para seguir el dia sigtte. En estta ora tube noticia que avia en un paraje llamado Stta. Rosa varios Ayapelanos q. andaban huiendo. Mandé dos de mis Cabos con orn. del Capn. Agrra. pa. que trajeran los resttanttes. Al punto se puso en execuzon, y estte dia a las nuebe de la noche llegaron con la gentte q. falttaba, y pa q. constte lo anotto y firmo de q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 39.

Todo prebenido y enbarcada la gentte salí el cinco a las nuebe de la mañana a hacer la travesia de la Sienega de Ayapel, que en estto se gasttó ttodo el dia por no poderse usar de la toa si solo de canalette y palanca. Llegué a las cinco de la tarde a la voca del Caño de Varro, caño por donde desagua Cauca en estta sienega. Aqui hice mansion  pa la dormida sin aver ocurrido cosa particular, y pa. que constte lo anotto y firmo.

Palacios de la Vega

Comentarios () | Comente | Comparta c