NOTTA 66.

A las diez y meda de la noche mandé prevenir tres enbarcaznes. y llamar los Cabos de mi gentte, los q. a mi vistta adbirttiendoles la disposizon. que les avia dado pa. la cojida de Caño de Barro se enbarcasen en dos enbarcaznes. con la gentte correspondtte. y fuesen a recorrer las laderas opuesttas. Interin yo recorra. la ottra, y q. al amanecer hiciesen travesía pa. bolber aquel sittio. Ttodo lo executaron segun se mandó, y yo salí a las onze de dha noche y pa. q. constte lo anotto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 67.

En el restto de estta noche cojí las familias de treintta y nuebe ranchos, y enttre ellas onze conrreos de Lopez, las q. llebé al sittio del levanttamto. q. aun existtia allí el chanpan de veintte y quattro, y pa. q. mas se sattisfaciera de las imposturas q. avía oido contra mi, mandé salttasen en trra. a un español preso q. allí traia, conpañero de Lopez, a el q. en mi presencia le pregunté, qual avía sido la causa de aquel lebanttamtto. y respondió de estta suertte q. esttando el día onze durmiendo con su mujer, lo mandó llamar Lopez con toda priesa, que fuera con sus armas en nombre de Dios y el Rey y que si no hiba hiria el a quittarle la vida; q. asorado se levto. y fue a el rancho de Lopez, ya aclarando el día, y alló allí junta toda la gentte de las laderas, unos de guardia en el puertto, ottros en la círcumferencia de los ranchos, ottros en las vocas de los caminos de trra., ottros de espias en el río en varqttas. y ottros mattando dos zerdos y una baca pa. dar de comer a la gentte y a el con barias mujeres desttapando vottijas de aguardte. y dandoles en tutumas a beber. Q. viendo estto lo pregunttó q. pa. que fin era llamado. Le respondió q. pa. q. defendiesen a su persona porq. esttaba aguardando a un pícaro ladron q. venia a rrobarle, y q. el que no hiciera lo q. el mandaba le quittara. la vida y replicandole que castta de onbre era ese ladron me dijo q. era uno q. se avia fingido sacerdotte q. traía unas ordenes falsas del Virrey, y se avía levanttado con mas de quarenta onbres, q. venia robando y mattando por el mundo; que el asi q. me vió q. abanzé a Lopez quiso defenderlo y q. le dio un tenblor mui grande y no se attrebió a tirar; q. el fue que me defendió de la lanzada q. me tiró una concubina de Lopez con la coz de su escopetta, y q. esttaba prontto a declarar lo propio aunq. fuera delantte del Rey como tanvien que dijo Lopez que avía ablado y cenado con migo, y q. despues de la zena le avía aconsejado el Alcalde q. hiciera aquello porque yo era un ladron solapado con figura de frayle, y pa. que constte lo anotto y firmo de que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 68.

Al despedirse el chanpan pa. seguir su runbo, q. eran las siette y quartto de la mañana, me avisaron de no aver sufizte. bastimto. pa. la gentte. Lo mandé dettener y al precio q. avia de bender en Zaragoza compré sesentta arrobas de carne, una pettaca de tabaco, catorze vottijas de aguardte. cinco de vino, una fanega de sal, diez cattabres de puerco, con dos arrobas y meda. cada uno; un saco de pan aviscochado, y pa. que constte lo anotto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 69.

A las nuebe de la mañana del quinze llegaron los Cayos con su pressa, con treze delinqutes. con Lopez y nuebe familias arrocheladas. Di orn, aprisionasen a ttodos los conrreos del ottro juntto a los demas separados, q. con la maior pronttitud comiese la gentte pa. seguir a Majagual en consecuzon. del dho Lopez, y pa. q. constte lo anotto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 70.

A las doze y quartto del día, comida y enbarcada ttoda la gentte y presos, di orn. pa. que los mismos Cabos con la gentte respecttiba siguiese al desttino de la noche anttecedentte, y q. fuesen arrasando todos los ranchos de las familias que avian sacado en los q. enconttrasen astta llegar frentte al asttillero astta donde llega la Jurisdizon. de Majagual, donde los aguardaba pa. en aquella noche llegar a dho. sittio, y pa. q. constte lo anotto y firmo de que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 71.

A las cinco de la tarde de dho dia sali del astillero concluida la cojida de genttes y arrasamtos. de ranchos, y aviendo caminado rio abajo como lega. y meda. reciví un chasqui de Dn. Pedro Monrroy Capn. Agrra. del Majagual, dandome quentta de una orn, superior q. obstenia en su poder, y junttamtte. pidiendome no dilattase mi parttida pa. aquel sittio, y persuadiendome no fuese alga. ficcion pa. saber lo ciertto de mi vajada y escapara el Lopez, mandé asegurasen aquella varqtta. pa. que no se separase un puntto de las mias astta la enttrada en Majagual, y pa. q. constte lo anotto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 72.

Apenas avia pasado ora y meda. de navegacion, quando se apareció ottra enbarcazon., con siette onbres, el hijo de dho Capitan Aguerra de Majagual, con un cabo de aquel sittio, y preguntandole adonde era viaje, respondieron q. en busca de un chasq. que avian remittido al P. Misionero, y junttamtte., si venia el P., pa. su recivimiento. Mandé attracar aquella envarcazon. a la mía, y q. inmediattamte. aprettasen con los remos pa. la prontta llegada, considerando ser ciertto mi pensamto., y pa. q. constte lo anotto y firmo que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 73.

A las diez y minutos de la noche, llegué al Majagual donde salttando solo en trra., dí orn. q. por ningun titulo ninguno salttase astta mi nuebo mandatto. Partti en casa de dho. Capitan Aguerra, el que salió mui conttentto a recivirme. Demostrandole mi orn, superior obedeció y prometió dar ttodo ausilio, y no firmó por no saver leer ni escrivir. Le preguntté por Lopez, y obserbé gran mutazon. pues no me savia responder, y solo me expresó q. avia sabido abia pasado por alli; q. si el le hubiera vistto le hubiera aprisionado; que naturalmte. abria pasado a Magangué pa. balerse de su pattron Ottero. Viendo estto, con una sonrisa agradable cortté la conbersación y le dije diese orn. de aprisionar en su carzel los conrreos q. alli venian del dho, de su becindario pa. fundarles alli. Mui asorado se armó de un par de pistolas, no sé si con llabe por que no se le veinan, de un puñal de mas de tercia, junttamtte. una espada ancha de mas de siette quarttas. Asi salió astta la puertta de su casa con grande animo desde la qual llamó uno de sus cabos y le mandó prevenir los Zepos y Carzel, y q. le trajese alli veinte onbres armados. Ttodo lo executtó su Cabo, y por no attreberse a ir aun con tantta gentte, me suplicó le acompañase pa sacarlos de las varquetas. Viendo estto le dije se sosegase, q. yo iria por ellos. Mandé aquel su cabo q. fuese al puertto y llamase a uno de los mios, a el que a mi presencia le dije entregase a aquel cabo y onbres los q. venian attados; que los trajesen alli pa. q. los viese el Sr. Capittan. Efecttuó lo mandado y llebaron a su prision, y pa. q. constte lo anotto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 74.

Eran las onze de la noche quando despedido del Capittan Agrra. pasé con pretexto de descansar a la casa morada de Dn. Franzc°. Xavier Melendez, Cura y Vicario en propiedad de aquel sittio aq. despues de saludar y oferttarle mi persona y faculttades preguntté si avia oido pasar a el mencionado Lopez con sus sequazes; a cuia preguntta el citaddo Padre, ottro Ermno. suio Sacerdotte, su Padre de generazon, y ottros barios q. tenia de acompañados pa. mi Recivo, dijeron que no solo ellos sino todos los de aquel sittio lo avian vistto; q. la noche anttecedentte llegó con su mujer y ottras quattro, varias varquettas de trasttes, y muchos acompañados; q. derechamente se fue en casa del Capittan Agrra, su Am°. y favorecedor, adonde descargó todo lo q. traia; q. aquel dia almorzó y comió en dha casa, no obsttantte que le amonesttó el dho Cura que está descomulgado en comunicar con aquel honbre, por aver echo armas conttra un sacerdotte como el propio lo decia y de aconsejarle ottros q. lo asegurase. Que el mismo Capn. aquella tarde, dandole envarcazon. suia propia, y refuerzo de onbres pa. q. yo no lo pudiese alcanzar, lo enbarcó con sus concubinas, quedandose el pre dho Capn. con su mujer y vienes; q. estto me lo expresaban por ser publico y nottorio y q. de oculttarlo se le podia seguir perjuicio, y pa. mas afirmar su dho me expresaron esttaban en el sittio dos delinquenttes con Lopez, asegurados del Capittan q. les vendria perjuicio alguno, y los quattro que prendió Lopez de mi gentte vien lasttimados. Preguntté qual era la avitazon. de los delinquenttes y qual la morada de los quattro mios, y llamando un esclabo suio me dijeron estte sabe. Ya eran las doze de la noche quando acabé de saber la verdad que en estta ora pasé un oficio a dho Capn. Aggra. pa. q. me diese ausilio pa. aver una prision a el que me respondió q. su persona y facultades esttaban a mi disposizon.; q. usase de la gentte q. gusttase como si fuese mia. Con estta respuestta mandé a el esclabo del Sr. Vicario, fuese a llamar a los quattro q. avia traido aprisionados Lopez. Lo ejecutó y vinieron al puntto mui conttenttos. Les di notticia donde esttaba Ilario Gonilla el q. avia erido a uno de ellos, conplize con Lopez y su conpañero, y orn. pa. q. en aquel insttantte me los trajeran presos. Así fue; a las dos y meda. de la mañana trajeron los dos presos que los mandé poner en seguro astta el día sigte., y a esttos q. fueran a descansar astta el mismo día, lo q. io hice tanvien dando las orns. correspondttes. a mi resguardo, y pa. q. constte lo anotto y firmo q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 75.

El diez y seis a las ocho de la mañana mandé comparecer los quattro mencionados y q. me presenttasen los dos presos pa. que cariados dijesen la verdad de las preguntas sigtes. A las nuebe de la mañana comparecieron antte mi quattro testtigos, los dos presos de aquella noche y los quattro presos por Lopez. Primeramte. preguntté a los presos aq. ora llegaron aquel sittio con el Lopez; respondieron q. despues de media noche; q. adonde avia deposittado sus envarcaznes. y trasttes; respondieron q. los trasttes, cajas de ropa pa. vender, ropas de su huso, cajones de mercaderia, y todo lo q. avia traido en casa del Capn. Agrra. Dn. Pedro Monrroy, y q. las enbarcaznes. el propio a sus esclabos mandó q. las escondieran en los caños secrettos del Rio; que ellos no sabian donde ni en quales porq. eran muchos. Mas les preguntté q. tpo. avia esttado Lopez aq. me respondieron que astta aquella tarde del dia anttecedentte. Mas les pregunté q. en que enbarcazon. se avía hido; respondieron q. en una de Monrroy, q. le avia dado tanvien gentte, aunq. el se llebó algnos. como fue a su compadre y ottros. Con estta declaracion preguntté a los mios si era ciertto lo q. decian aquellos; respondieron que si. Mas les preguntté como los avía aprisionado; que buenos testtigos eran los q. esttaban presos q. por defender la envarcacion y aberes q. avia denttro, despues de apalear y erinlos, los amarraron de pies y manos a un esttantte endonde de todos eran el ludibrio, y q. despues q. salieron a buscar a las mujeres los desamarró Lopez y los envarcó en su piragua, y presos los llebó astta el Majagual diciendoles por todo el camino les solttaria y daria a cada uno cinquentta pesos si ellos declaraban en conttra del frayle, y q. estto mienttras esttubo en Majagual se lo estubo diciendo promettiendoles mayores venttajas; q. ellos quisieron aberle cojido el dinero anttes de declarar pa. quedarse con el y decir la verdad y no lo pudieron conseguir. Sattisfecho con esttas declaraciones, mandé rettirar los presos a la carzel y los demas a mis envarcaznes., y pa. que constte lo anotto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 76.

A las diez de estte dia diez y seis pasó a azerme visita el Sr. Capittan Aguerra, a quien en ella di notticia de la prision de la noche anttecedte. y declarazon. de los míos, aq. me respondió q. eso vien lo savia el q. Lopez avía sido un pícaro y no se admiraba de sus procederes; q. era lasttima. no averle cojido los doscientos ps. q. ofrecía por las declaraznes. No obsttantte de estto a su despedida le pasé un oficio con uno de mis Cabos pa. q. procediese a ttomar las declaraznes. de lo ocurrido y demas q. corresponde como a Juez Compettentte, y pa. q. constte lo anotto y firmo de q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 77.

El restto de estte dia diez y seis y el diez y siette, pasé en informarme sobre el asunto del chasq. que me remittió el Dn. Pedro Monrroy, como de los cimarrones q. avia en aquellas ymediaciones. y pa. q. cosstte lo anotto y firmo de q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 78.

El diez y ocho a las ocho y meda. de la mañana me paso un oficio el expresado Juez obligandome a q. le ausiliase pa. la demolicion de Palmaritto, Sapo y Zapata, como me expresaba con su chasqui con prevencion de ser en aquella noche, con la asisttencia de su persona, y viendo mui dibersos sus inttenttos de lo q. yo esttaba informado q. ocurría en aquellos sittios, le conttestté diciendo esttaba pronto a faborecerle, y q. en attencion a ser un onbre de una edad abanzada no se molesttase; q. yo daria ttodo cumplimtto., que me apronttase las envarcaznes. y genttes necesarias pa. el poner el sol y pa. q. constte lo anotto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 79.

A las cinco y media de la tarde de dho día me respondió a mi contesttacion gratto a mi parecer remittiendome seis envarcaznes. y cinquentta onbres de ausilio y a poco ratto su persona expresandome llebar yo sus acciones, y así que sin misericordia destruiese ttodos aquellos sittios porq. eran sittios de vandidos. A ttodo le dije q. si, no demostrando mi inttentto; me suplicó q. ya q. no fuese su persona por los años y lo devil, segun yo decía, llebase a su hijo y a un cabo de su resguardo. Tanvien lo concedí y despedí; y para que constte lo anotto y firmo de que certifico dho dia mes y año.

Palacios de la Vega

NOTTA 80.

A las seis y quartto de la tarde, di orn. para poner dos envarcaznes. de las mias de guardia, cada una con diez onbres, en la voca de La Mojana, pa. q. no dejasen salir envarcazon, alga. sin orn. in scriptis de aquel Juez, en aquella noche ni menos el día sigte. astta mi regreso. Ottras dos con la misma porcion de honbres, q. en aquella ora saliesen, y tomasen las dos vocas del Sapo, con orn. de no permittir la salida ni enttrada de enbarcación alga. sin q. las detubiesen alli; junttamtte. ottras dos con treinta onbres y dos Cabos, pa. q. tomasen la voca de Zapta. con las mismas orns. q. las dos anttecedtes., como tanvien q. apronttasen una varqlla. de dos, pa. q. en ella fuesen como pescadores dos de mi maior sattisfaccion de espias al Palmaritto con orn, que al puntto de la meda. noche se largasen a darme notticia de lo q. hubiese ocurrido en aquel sittio, y pa. q. constte lo anotto y firmo de q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 81.

A las nuebe de la noche, echo el enbarque de la gentte necesaria, salí pa. el Palmaritto, con orn. q. ni aun los canalettes se perciviesen; y pa. q. constte lo anotto y firmo de que certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 82.

A la una y quartto del diez y nuebe, ya proxmo. a la enttrada del Palmaritto, vinieron mis espias, y dijeron aver treintta y nuebe casas de vecinos y q. segun avían nottado no de gentte levanttada; que avía estanco Rl. de tabaco, un tente. Capn. Agrra. llamado Dn. Anttonio Sn.payo, un recaudador de Alcabalas que le avían pregunttado q. a que avían venido alli, y q. respondieron q. a pescar q. de donde eran dijeron q. avían salido de Majagual y q. reconoció en sus pregunttas no aver malicia; que ttodas las casas o ranchos q. avían visto allí reconocían ser de gentte infeliz. Les preguntté si desde q. de alli se separaron avían avitaznes. de genttes despierttas; me respondieron q. desde las onze de la noche solos ellos eran los despierttos. Con estta indibidual, mdé. apresttasen las enbarcaznes. con los canalettes y envicasen al Puertto del Palmaritto. Ya en el, q. eran las dos largas de la madrugada, mandé salttasen ttodos con el mr. silencio en trra., y a las espias que con el mismo pusieren quattro onbres en los caminos de trra., con orn. que no dejasen salir a ning°. q. no llebase el santtto que le daba, si vien q. lo aprendiesen, y a ttodos los q. viniesen de aquellas cancheras inmediattas los dejasen entrar francamte. A el hijo del Captan. con su Cabo di orn. pa. que fuese colocando dos onbres en cada puerta de rancho, con orn. que la mas minimo movtto. q. hiciesen sus avitadores me diesen aviso con un fogonazo; q. no permitiesen, ni conversación, ni menos encender yesqueros pa. fumar tabaco, ni menos salir alguno de su avitaznes. Todo asi dispuestto me dieron notticia de una casa grande q. esttaba labrando el tente, de aquel sittio que ya esttaba techada, la q. vistta puse quattro onbres de centinela para en ella hir recogiendo gentte. Parttí con quattro onbres a la puntta de Palmaritto, desde enpezé la cojida; enttre en el primer rancho, donde avia siette mujeres solas durmiendo; las mandé bestir y conducir a la casa predha ad-irttiendolas no se asusttasen, ni menos afligiesen, que aquello lo acia buscando un reo. Con estto se sosegaron, y fueron donde mandaba. Con estta disposizon. hice la cogida sin el mas minimo ruido ni alborotto, tantto en hombres como en mujeres, ni menos acer armas, ni a ellos perjuicio en lo mas minimo q. avia en sus pobres casas, que se concluió a las cinco y meda. de la mañana, dando orn. q. spre. existiese una Centtinela en cada casa pa. el resguardo de lo que conttenian, y pa. que constte lo anotto firmo y certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 83.

A las seis de la mañana del veintte, no aviendo enconttdo. en casa alguna a el tente., recaudador de Alcabalas, ni menos estanquero, me informé de sus avitaznes., y fha remittí un oficio Polittico pa. que me hiciesen el fabor de conparecer. Eran las ocho de la mañana y nuebe minutos. quando se presentaron, absorttos con la novedad, y al ber la orn. que me presenttó superior el Capitan Agrra. pa. su demolicion mas les hice una reconvencion partticular pa. liberttarlos de ttodo sustto o miedo, diciendole esttaba enterado de los siniesttros fines porque aquel Capn. Agrra. avia recivido aquel orn. superior, y q. si el le presenttaba todas las familias de Sapo, y Zapatta solo pa. aberiguar la verdad de la oposicion de aquel Juez, desde luego le promettia a mas de no acerles perjuicio como lo tenian esperimdo., aria tttodo lo posible. para ponerles allí Iga. pa. que existtiesen. Mui conttentto con mi propuestta, me promettió q. denttro de seis oras me tendria toda la gentte juntta, aciendole la gracia de darles siete onbres de los q. tenía cojidos. Se la concedí y pa. q. consste lo anotto y firmo de q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 84.

A las doze de dho dia me avisaron no ayer novedad partticular ni en la voca de La Mojana ni menos en la del Sapo y Zapatta, y q. el Capittan Agrra. del Majagual venia ya a disttancía como de una lega. a ber lo por mi executtado, y pa q. constte lo anoto firmo y certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 85.

Era la una del dia quando arrimó al Puertto de Palmaritto el Capittan Agrra. con un Esno. el q. aviendo saltta-o e ido a la casa de mi morada me dijo como no avía observado la orn, superior que me avia dado, aq. le respondí q. primero era menestter recojer las famas., disponer de ellas, examinar las casas y proceder segun ellas, q. astta la presentte no avia allado mottibo para esso. No le senttó vien mi respuestta y se rettiró con su SSrio., y pa. q. constte lo anoto firmo y certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 86.

En estta ora vino un chasqui de la Zapata dandome aviso aver enconttrado quattro ranchos vacíos de gentes, pero con algunos trasttes, y en uno de ellos un saco de cacao; q. avian sacado los trastttos y el cacao; lo ttenian enbarcado, y q. avian dado fuego a los ranchos. Mandé pronttamtte. que trajesen aquellos utensilios, y q. por ninguno titulo sin mi orn. bolbiesen hacer lo echo, y pa. q. constte lo anotto firmo y certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 87.

A las cinco de la tarde conparecieron el tente, con toda la gentte promettida, diciendo q. muchos se avían hido profugos, huiendo del Capn. q. le avia meses que los queria coxer sin dar mottibo ninguno mas q. no averle querido vender a menos precio sus senbrados; a cuio tpo. llegó una de mis enbarcaznes. de la voca de Zapata, con los trasttes espresados en la notta anttecedte. y esttando allí sus dueños, delante del Capn. y ttodo el concurso se los enttrege., mandé se retirasen astta el dia sigte. y avezindasen en aquellas rancherias. Muí conttenttos me pidieron licencia pa. vailar aquella no noche y se rettiraron, y pa. q. constte lo anotto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 88.

El veintte y uno me hiço presenttazon. el tente. Capittan Agrra. en nombre de ttodos aquellos vecinos por escritto y firmado todo, del tpo. q. acia la existtencia de aquellos sittios, de lo ciertto que solo aquellas trras. eran buenas pa. labrarse como de aver avido spre. un tente. Capittan Agrra., un recaudador de Alcabalas y esttanco Real, de aver esttado spre. pronttos a el pago de sus Alcabalas, como obedtes. a los mandattos de ttodas aquellas Justticias, sin la menor repugnancia a ellos, ni menos aver esperimdo. en aquel sittio asesinattos, ni lebanttamto. alguno. Pidieron junttamte. dispusiesen un tente, de Cura pa. gozar del pastto espirittual por no poder tenerlo, a causa de estar tan disttantte la Parroqa. del Majagual q. es la mas cerca y aver onze leguas de camino. Vien impuestto y enterrado de ttodo su escritto, decretté informe al Capn. Aguerra Dn. Pedro Monrroy, sobre lo expuestto por los vezinos de Palmaritto, y estto con la maior pronttittud y remittiendole el expedte. a su casa morada. Despedí toda la gentte, aquellos donde avían esttado la noche anttecedte. astta nueba detterminacion, y para que constte lo anotto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 89.

A las tres y media de la tarde me remittió el expedte. el expresado Capittan Agrra. echa su informacion, y no obsttantte de expresarme en su chasqui ser unas genttes infames levanttadas contra ttoda orn. superior, ser un sittio capa de quanttas disoluciones caben abrigo de conttrabandos etc., expresa en ella ser verdad quantto esponen en la presentazon. q. me hicieron que aquel terreno es el unico q. ay para el pastto de ganados de ttodos aquellos sittios, y q. era posible dejasen de esttar allí sus amos, q. era el terreno unico de labranza de maíz, arroz etc. que abasttecian todos los sittios y pueblos q. conttenia Cauca; que era ciertto avían pagado spre. sus alcabalas sin demora alga. q. no avía oído decir hubiera partticular levanttato., q. solo si no concurrían nunca a la Iga. por esttar disttantte. Al ber estta declaracion tan opuestta al anttecedte. expedte. q. me remitio por chasqui, detterminé dar quentta a el Exmo. Sr. pa que proveyese de Iga. y para que constte lo anotto y firmo de q. certifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 90.

El veintte y dos de madrugada, muí confuso el expresado Juez por ver descubiertto sus marañas y declaradas por si propio, sin despedirse se rettiró al Majagual dejando expresado anttes a aquellos vezinos q. ia q. no avía yo querido acer lo que el queria, en quantto me fuera el lo aria. Ttodos alborottados vinieron a mi con esttas razones pero los sosegé asegurandoles de lo conttranio, y pa. q. constte lo anotto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 91.

A las ocho de la mañana, cuando el tente. Capittan aguerra (estaba) en mi casa, vino uno del vecindario a quejarse, diceindo q. uno de mis vogas le avia quittado quattro ps. y un machette, lo que oido mandé a dos Cabos, ttodos me los presenttasen en aquel puntto lo que echo y pregunttado a el q. puso la queja quien era el echor señalandome con permiso del tente. mandé q. lo aprendiesen astta que enttregase lo hurttado. Al puntto se efecttuó mi mandatto e hice enttrega de el a dho tente. pa. q. lo casttigase, y pa q. constte lo anotto y firmo q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 92.

A las diez de dho dia pasé a el expresado tente. un oficio polittico espersandole querer registrar aquellas trras, y aciendas, tantto las q. esttubiesen en trra. firme, como las q. esttubiesen a orillas de aquellos caños circunbezinos, para lo qual necesittaba de vesttias y enbarcaciones correspondtes., y junttamte. su persona pa. q. viese y certtificase lo que por mi fuese echo, en sus resulttas, y pa. q. conste lo anotto y firmo y certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 93.

A la una de dho dia conttesttó a mi oficio. Mandó cinco caballos enjarezados y con el porttador un recado attentto esttar prontto a quantto mandase; que detterminase hora de la salida por trra. para benir acompañarme, y pa. q. constte lo anotto firmo y certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 94.

A las tres de la tarde del expresado dia salí con el tenientte, un Cabo de aquel sittio, ottro de los mios y mi Ssrio., y para que constte lo anotto y firmo de q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 95.

A las quattro menos diez minutos de dha tarde, despues de aver pasado por barias rozas de maiz, arroz, yuca y ñame, llegué a un corral de ganado con su buena casa de canpo, y demas necesario. Pregunttando por sus dueños respondieron ser del Señor Teniente que aunq. era vecino del retiro, vivia alli ttodo el año pa. el cuidado de sus ganados. De alli seguí, y a disttancia como de meda. legua allé ottro atto en la misma disposizon. diciendome era de Esteba Baldomino que esttaba en Carttaga. por ciertto pleitto que tenia; q. era vecino de Tacusuan, disttantte de aquel sittio como unas veintte leguas. De alli segui, allé ottro mas grande que los anttecedtes. Me dijeron que era de Dn. Salbador Serrano, y siguiendo pa. dar bueltta a el sittio allé una sienega dilattada, vevedero de aquellos ganados, la que pasando con el aga. a los estribos regresé a mi morada, y a las siette de la noche, y para que constte lo anotto y firmo de q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 96.

Estta noche aviendo obserbado en estta tarde q. los dueños de las aciendas que a vistto nadie o ningunos vezinos de Majagual siendo la Parroqa. mas ymediatta,  preguntté a el Tenientte si todos los que existtian en aquel sittio y labraban aquellas trras o tenian ganados eran de dibersos parttidos como lo que avia vistto, a que me respondió solo aver un mulatto vezno. del Majagual, que todos eran de dibersos y q. estta era la causa pral. porque no queriendo pagar esttos obenciones a el Cura de dho Majagual, porque sus curas propios se los volvian a azer pagar, avian sacado aquella provida el Capittan a insttancias del Cura para desttruir aquellos parajes acomulados ser levanttados, y asi se verificaba no querer bautizar a los parbulos que alli nacian ni menos entterrar los cadaberes ni socorrerles en ninguna necesidad espirittual y si por algun eventto q. eran raros se bautizaba o entteraba alguno era pagando los dos Curas; que les obligaba aquel Cura no obsttantte de q. pagasen algun entierro, bautismo o casamto. a pagar ttodos los años barias cofradias y Ermandades como si fueran sus feligreses. Mui attentto a estta narracion propuse acer salida el dia siguientte pa. acabar de rexistrar todos aquellos sittios, y para que constte lo anoto firmo y certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 97.

El veintte y tres con los acompañados del anttecedentte dia seguí a concluir la visita de aquellos terrenos, y allé seis corrales mas de ganado, y todo lo demas del terreno rozerias de gentte sumamente infelices pues la maior consttaba de almud y medio de maiz, ottro tantto de arroz, y barios pies de yuca. No me dejó de marabillar ber estto, la presenttazon. de los vecinos y informacion del Capn., pero separando ttodo estte asuntto preguntté donde acian el cumplimto. de Iga. ttanttas genttes. Lisa y llanamte. me respondió el tente, y cabo q. de eso no se trattaba en aquel sittio; q. fuera de él, Dn. Estteban Serrano, Dn. Salbador Serrano, y un gallego q. ttena. ottro atto q. bajaban del rettiro disttancia de mas de veinte leguas la semana a cumplir con la Iga., todos los demas ninguno cumplia q. por regular allí se morian las genttes sin saber lo q. era Iga., los demas por su suma pobreza pues ya obserbaba que astta sin camisa andaban las mujeres y los demas por conttrobersias de los Curas porq. los propios se hiban los remittian pa. estto a los Curas de las Jurisdicciones donde esttaban y lo de aquella Jurisdizon. medte. q. no les pagaban sus cofradias e ermandades les remittian a los propios pero ttodos eran pa. tirar de sus obensiones que se pasaban años sin saber quando era Semana Santta, q. ttodo eran Pasquas, por lo q. prettendian con tantta insttancia un tente., y pa. q. constte lo ano. y firmo de que certtifico en dho dia mes y año.

Palacios de la Vega

NOTTA 97.

El veintte y quattro salí con los dhos acompados. en una piragua a rregistrar el Caño de Sapo. A su entrada, como a disttanza. de medio quartto de legua, alié un rancho con quattro mujeres, la una de edad abanzada y las ottras como de veintte y veintte y cinco años; siete muchachos, cinco enbras y dos varones; en la circunferencia de el cattorze mattas de Plattanos. Pregunté que mas acienda tenian; me respondieron que aquella no mas. Les pregunté quien las manttenia; me respondieron q. uno que se llamaba Tío Mexia, q. estaba pescdo. Mas les preguntté si eran casadas; me respondieron q. una era viuda y las ottras soltteras.. Mas les preguntté a quien eran aquellos hijos; me respondieron que dos eran de la viuda y los ottros de las soltteras. Preguntté por sus padres; me dijeron q. unos eran de Tio Mexia y que como el no les daba polleras que avian echo los otros con ottros que pasaban por alli; pero todo el ajuar era unas enaguas de listtado azul sin mas camisa y ni menos enagas. blancas y las criaturas en cueros, una olla y tres camas de chontta sin ni una esttera ni almoada. Con mucho agrado me despedí de ellas; segui viaje y a disttancia como de cinquentta pasos allé otro rancho. Estte esttaba mas alajado pues se conponia de nuebe mujeres, tres muchachos y una enbra como de siette años. Esttaban almorzando una tutuma de leche. Les preguntté quienes eran y de que sittio. Me respondieron q. eran parienttes de los ganaderos que esttaban en el atto de Dn. Estteban Serrano, y q. eran de Tacasaluma y tanvien los que las manttenian sus parienttes; que vien los conocia su Am° y Paysno. el del rancho anttecedentte; q. ellas no vivian malmte.; q. pa. q. nadie supiera sus falttas no mas que con sus parientes acian. Les preguntté por su acienda; me respondieron no ttenian, que del atto les traian la comida. A frentte de aquel rancho divisé ottro; pasé a el y allé dos venerables ancianas echas un arco, senttadas en el suelo en unas ojas de Planttano, de edad como de settentta o ochentta años, su color mulattos, sin mas ropa q. un trapo en la cintura, con unos pollitos alrededor. No dejé de dar gracias a Dios al ber aquel espectaculo. Les preguntté quienes eran; me respondieron callando; preguntté al tente. y no me supo dar razon. Viendo estto seguí por trra. por ver si divisaba alguno y a poco ratto vi venir tres muchachas como de diez y seis años y ocho años, con la misma ropa que las viejas y unos razimos de Planttanos a el honbro. Les preguntté por la gentte y me respondieron todas: hi arreo, vaia el onbre, por ay venira. Las dejé seguir su runbo y proseguí. A disttancia como de cien pasos allé una roza de maiz que no pasaria como de dos almudes y barios muchachos y muchachas cojiendo mazorcas. Obserbé que a nra. vistta un chiquillo como de diez años echó a correr acia el monte. Mandé al Cabo aprettase el paso y me lo cojiera, y yo seguí su runbo quando a disttancia de diez baras mas adelante de donde se cojió el muchacho, tres como de doze años con ottras ttanttas muchachas todos junttos procreando. Vi el colmo de la maldad en criaturas. de ttan cortta edad y siendo ya la una (de la) tarde me regresé al sittio del Palmaritto pa. comer, donde me declararon que ttodas las demas familias de aquel terreno vivian en aquella disposicion y que eso no me causara maravilla, y pa. que coustte lo anotto y firmo de q. certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 98.

A las quattro de la tarde di onr. a los Cabos que junttasen todas las famas. y que a el amanecer el sigte. dia las llebasen a el corral de Dn. Estteban Serrano para celebrar en su orattorio el Santto Sacrificio de la Misa y q. la oyesen, a causa de aber recivido en aquella ora una cartta suplicattoria pa. que en su orattorio dijese siquiera una Misa para que la oyesen sus ganaderos pues ia avia años que no lo lograban, y pa. que constte lo anotto y firmo de que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 99.

El veintte y cinco a las cinco de su mañana, fui al corral para el inttenttto espresado en la notta anttezedte. donde ya allé todas las famas. recojidas. Celebré el Stto. Sacrificio de la Misa y exortté aq. no se fuesen de sus avitaznes.; -que yo les pondria su Cura; que ia veian no les avia echo perjuicio; q. pasaba al Majagual por el dia sigte. pa escrivine a Su Exa. sobre el asuntto. Todos se pusieron mui alegres y yo con demostraciones de lo mismo. Me despedí de ellos y regresé a dho sittio, donde a mi llegada dí orn. previniesen las envarcaznes. pa. seguir el dia sigte. al Majagual; que se rettirasen las que esttaban en las vocas y junttamte. a el tente. Capitan Agrra. y a sus Cabos recojiesen ttodos los parbulos q. estubiesen sin bautismo, con sus padrinos si los tenian y si no con sus prop. madres pa. q. con migo fuesen a vaituzarse a dho sittio del Majagual, y pa. que constte lo anotto y firmo de que certtifico.

Palacios de la Vega

NOTTA 100.

Estte dia a las cinco de la tarde se dejó ver una varquilla pescadora, sola, sin gentte, en medio del rio. Solo la corrte. la llevaba. Mandé pronttamte. saliesen quattno onbres a cojerla, pensando se abria huido de algun puertto por mal amarrada. Al cabo como de media ora la trajeron al puertto, con una mujer q. su aspeccto demostraba como de veintte a veintte y cinco años, en cueros, muertta, rebenttada y toda llena de gusanos. Mandé pronttamte. enterrarla, or esquisittas diligencias que hice por saber quien era o dedonde avia salido nunca lo pude conseguir si solo q. aquello subcedía conttinuamentte porque como el Cura no los queria enterrar si no llevaban la platta, se balían de aquel modo, pa. que el agua se llebase los cuerpos y nadie supiera dedonde salia, y pa. q. constte lo anotto y firmo que certtifico.

Palacios de la Vega

Comentarios () | Comente | Comparta c