Capítulo Diez y Seis

De las rrebeliones de Florençia así contra el Papa como contra el Emperador, y del número de ligas que hizieron en favor o disfavor d'ellos, y de los tienpos en que las hizieron, y del número dejente asímesmo con que entró musiur de Lutreque, general de Françia, a ocupar el rreino de Nápoles . En este mesmo libro veinte y çinco, pasado el capítul diez, de cuya verdad o de lo contrario  ya emos dado quenta, se siguen tres capítulos que son onzeno, dozeno y trezeno, que tratan negoçios particulares de Florençia, sobre la rrebilión ( si ansí la quisiéremos llamar) , que aquella rrepública auía hecho contra la administraçión de los Médiçis, y por consiguiente del Papa Clemenre, cabeça entonçes de aquel linage, las quales cosas, como e dicho otra uez, el Jouio las escriuió mui açertadamente; y demás d'esto ellas son cosas particulares de aquel pueblo, y no conçiernientes a ystoria general, avnque no las uuiera escripto, no por eso perdía su corónica ningún punto de honrra, y también, avnque estuuieran mal puestas y con neçesidad de alguna enmienda, yo confieso que se la pudiera dar mala por falta de faltarme a mí   notiçia de los enbaraços florentines; que en quanto a la particularidad çiudadana no an venido a mi notiçia, hasta que después vino el golpe de la guerra, y españoles en ella, sobre aquella señoría, que entonçes también sabrédezir lo que passó, como el Jouio, avnque no tan adornada ni polidamente.

Y ansí, vengamos al capítulo catorze y quinze, que ambos yrán debaxo de vna mesma çensura, por ser toda vna materia, y  abreuiándolos, digo que dize el autor, que estando Lutreque en Bolonia, se juntaron allí los comisarios de todos los confederados contra el Emperador, para dar la horden que temían en hazelle la guerra, ya que el otro nf;góçíode Rroma auía parado con la libertad del Papa. La qual enpresa, avnque al prinçipio auía sido debaxo de aquella pretensión / de libertar al Sumo Pontífiçe, pero en la uerdad todos ellos dize que se mouían con pasión, porque les ençendía los ánimos grandemente el arrogançia y crueldad grandísima de los soldados del Emperador, los quales amenazarían que auían de destruir y arruinar las más nobles çiudades de Ytalia, ya Florençia entre ellas. Y dize luégo que aquellos ynsaçiables bárbaros eran ynçitados a ello de la grandeza del saco de aquella rriquísima çiudad, y que esta fama mouió a los florentines a rrenouar la liga con los 4 françeses y veneçianos, lo qual hizieron con más presteza de lo que conuenía, y ansí vuo otros çiudadanos de aquella rrepública que lo contradixeron.

Y quenta las rrazones de ambas partes, y luégo toma a dezir cómo el Papa Clemente se enojó muncho quando supo esta confederaçión y que desde luego propuso de echarse en los braços del Emperador, avnque estaua ynjuriado de su exérçito, para poder allanar a los florentines y auer la administraçión, como antes, de la Toscana. Y encareçe estimaua el mesmo Clemente tomar a entrar en aquel negçio, y que estuviese a su deuçión Florençia. Después de lo qual, en el capítulo quinze que sesigue, quenta cómo juntos todos los exérçitos, salió Lutreque de Bolonia, después de auerle venido nueuos socorros d'esguíçaros y alemanes y de gascones, y tras esto trata el camino que lleuó con su exérçito y no sé qué manera de pendençia entre Valerio Orsino y vn Orfeo Aufido, de la facçión guivellina, en las montañas de Camarino ( cosa donosa, por que lo dexemos dicho agora dempasada, que hasta los casos mui particulares de v nos yandos con otros en qualquier pueblo, como los del Emperador ayan lleuado lo peor, lo a de contar, a fin de que en tiempos venideros se piense aquellos acaeçimientos auer sido cosas de más tomo) , y quenta ansí mesmo luégo çierto desastre que aconteçió a trezientos soldados veneçianos en aquçl viaje, y después a lo último trata del número de los exérçitos ligados contra la parte ympirial, el qual número quenta de la manera que en la declaraçión d'ello luégo diremos y ansí tornando agora sobre el canto llano d'estos dos capítulos. . .

[Falta en el manuscrito desde el folio 64r. hasta el 111 v. inclusive, o sean los folios correspondientes a los capítulos: final del XVI, XVII, XVIII, XIX, XX, XXI, XXII, XX/II .Y principio del XXIV.]

Comentarios () | Comente | Comparta c