Darío Achury Valenzuela

 

 
 
 

Darío Achury Valenzuela (nacido en Guatavita, Cundina-marca, en 1906) es uno de nuestros más injustamente olvidados ensayistas, y al mismo tiempo uno de los más deslumbrantes estetas de la prosa glosística y erudita; tal vez el más importante, pues nadie como él se ha aplicado de manera tan monástica a indagar sobre un dato específico o sobre una obra concreta (la de la monja Francisca Josefa de Castillo o la de Juan Rodríguez Freyle), con el compromiso de dejar agotado el tema y con un manejo tan impecable y lúdico del idioma que leerlo es un placer que no cansa a pesar de la prolijidad de sus glosas.

Y es explicable (no justificable) su olvido: Achury se ha consagrado a parcelas temáticas más bien desconocidas y poco apreciadas por los críticos literarios colombianos: la obra de la monja de los siglos XVII y XVIII Francisca Josefa de Castillo y Guevara, la vida del poeta Hernando de Bengoechea (que una reciente edición ha tratado de rescatar), las historias caseras de prohombres boyacenses o el recuento filológico de pequeñas expresiones y palabras perdidas en la selva de obras mayores de la literatura universal o colombiana. Pero también es un gran lector de poesía y un experto en temas bíblicos y evangélicos, como corresponde a su militancia católica.

Achury fue durante buena parte de su vida un discreto empleado público que fue acumulando algunos pequeños honores dentro de la fauna intelectual del país: miembro del grupo artístico-literario conocido como Los Bachués, jefe de Publicaciones de la Contraloría, jefe de Comunicaciones del Ministerio de Guerra, por tanto director de la Revista del Ejército, co-fundador del Instituto Caro y Cuervo, miembro de la Academia Colombiana de la Lengua, director de Extensión Cultural del Ministerio de Educación, director de la magnífica colección Biblioteca Popular de Cultura Colombiana...

Aquí incluimos dos de sus textos más representativos: uno de los "Comentarios" a los Afectos espirituales de la monja tunjana (se hubiera podido escoger cualquier otro; todos son exquisitos) que se van intercalando al final de cada uno de los "Afectos" en la edición titulada Análisis crítico de los afectos espirituales de sor Francisca Josefa de la Concepción de Castillo (1962); y la indagación erudita sobre el más famoso verso de Guillermo Valencia, que termina con la expresión "recamado viso" (¿o "recamado biso"?), y que figura en su libro Palabras con azar (1975).

• Bibliografía ensayística:

Últimos caciques de Boyacá. Bogotá, Capitolium Casa Editorial, 1934.

Examen crítico de los Afectos espirituales de sor Francisca Josefa de Castillo. Bogotá, Imprenta Nacional, 1956.

Análisis crítico de los afectos espirituales de sor Francisca Josefa de la Concepción de Castillo. Bogotá, Ministerio de Educación Nacional, 1962.

— Sor Francisca Josefa de Castillo y Guevara. Obras completas. Bogotá, Banco de la República, 1968. 2 Vols. Introducción de Darío Achury Valenzuela.

Cita en la trinchera con la muerte: vida y muerte del poeta-legionario colombiano Hernando de Bengoechea, muerto en acción de guerra por la causa de Francia (1889-1915). Bogotá, Colcultura, 1973.

Palabras con azar. Bogotá, Instituto Caro y Cuervo, 1975.

— Juan Rodríguez Freyle. El Carnero. Caracas, Biblioteca Ayacucho, 1979. Edición crítica y estudio preliminar de Darío Achury Valenzuela.

   
 
Comentarios (0) | Comente | Comparta c