HISTORIA DE LA CULTURA MATERIAL
EN LA AMERICA EQUINOCCIAL TOMO III   
VÍAS, TRANSPORTES, COMUNICACIONES
VICTOR MANUEL PATIÑO
© Derechos Reservados de Autor

 

LIBRO PRIMERO 

VÍAS TERRESTRES

 

CAPITULO 1

VOCABULARIO

CAMINO, del latín camminus (COROMINAS, 1984, A-CA, 787) * .

ATAJO, de TAJAR, cortar (Ri-x, 1986, 381-382).  

VÍA, del latín, " camino"," carretera"," calle". Derivados: ENVIAR, 

ENVIO , DESVIAR; 

VIANDANTE, VIAJE, VIAJERO (Ri-x, 797-798).

SENDA su derivado SENDERO,del latín semita ( RI -x, 204-205).

VEREDA = Vía tradicional de los ganados trashumantes, “camino viejo y angosto”, del bajo latín vereda y ésta del latín veredas, “caballo de posta”, y veredarius, “correo o mensajero del Estado” (RI-x, 785-787).

TROCHA, de origen incierto (RI-x, 651-653), ha dado el americanismo “trochar”, abrir con el machete una brecha o camino entre la maleza.

RASTRO, del latín rastrum, pasó del significado primitivo de “rastrillo de labradores” al de “huella, pista en general”. De allí ARRASTRADERO, “trocha por donde se arrastran canoas de un río a otro” (ME-RE, 1985, 789-790).

TRILLO, de trillar, “marcar huellas en un camino a fuerza de frecuentarlo”, del latín tribulum (RI-x, 633).

RUTA, del latín vía rupta, “camino abierto en el bosque”, de donde DERROTERO (RI-x, 62-63).

HOLLADERO, sitio por donde van las HUELLAS, derivado de hollar, pisotear (G-MA, 1984,377).

CALZADA, sería carretera construída o pavimentada con cal (A-CA, 742-744), y por extensión,afirmada.

CARRERA, vía para carros, camino; CARRENDERA, carrera, camino real”. CARRIL es “camino para carros”, y por ende, la huella que dejan las medas. ACARREAR, ACAflEO, así como CARRETA, CARROZA,

CARRETELA, CARRETÓN, CARRETERA y otras derivaciones relacionadas con el transporte, todas proceden de cano, latín carrus (A-CA, 896-898).

BRECHA, del francés brèche, equivalente al viejo español “portillo”, se empezó a usar a principios del siglo XVII (A-CA, 659).

PiSTA, del italiano pista, pesta, “huellas", “pista” y su derivado DESPISTAR (ME-nr, 566-567).

PASO, PASAR, PASAJE, PASADIZO, PASADERA (“cada una de las piedras empleadas para cruzar un arroyo”) y otras acepciones derivadas, del latín passus (ME-RE, 420-421).

SARTANEJA, SARTENEJA, depresiones a espacios regulares en un camino. Palabra de origen incierto, pero común en América (RI-x, 172-174). “Sartanejas estrechas y profundas”, para referirse al camino de Petapa en Guatemala, dice un autor colonial de fines del siglo XVII (Fuentes y Guzmàn, 1969, 1, 259), y otro del siglo siguiente en el mismo país (CORTÉS y LARRAZ, 1958, 1, 257; II, 122, 146). Un autor colombiano del siglo XIX dice SARTANEJOS (CAMACHO ROLDÉN, 1973, 1, 17), y otro venezolano de igual período, SALTANEJA = surcos transversales en un camino (ALVARADO, 1955, III, 233). Para referirse a este fenómeno, un viajero colonial por el páramo de Guanacas en los Andes centrales, dice “amirezes o serras” (SANTIESTEBAN: ARELLANO MORENO, 1970, 113), evidente deturpaeión de “almirez”. Es lo mismo, o lo contrario a veces, de CABALLON, CAMELLÓN, “lomo entre surco y surco (A-CA, 708). Cuando no es camino de herradura sino carretera, se dice RIZADO a las desigualdades del pavimento, debidas a subbases deficientes. A esto se llama en la costa ESCALERILLAS (ALARIO Di Filippo, 1983, 1, 304).

La terminología sobre vías acuáticas, transportes y comunicaciones, se verá en los acápites respectivos.

Poco se ha conservado de las lenguas americanas respecto a caminos terrestres.

En maya sacbé, plural sacb e ob, se aplicó a las calzadas o caminos hechos por acción del hombre (BUSTILLOS CARRILLO, 1964, 11).  

Capac-ñan, “bello camino”, era el nombre de la gran calzada incaica (VON HACEN, 1976, 11). Para distinguir los caminos de penetración, de herradura o peatonales, usan en el Ecuador la forma cha quiñá n (Butoos GuEvARA, 1970, 134, 178, 185), de chaki, “pie”, y ñan, “camino”.

Caà-pe pena llámase en tupí el trillo primitivo que se hace quebrando ramas y arrancando matas (L0PE5, 1956, 118).

En el idioma chibcha, la palabra le con 15 acepciones, servía para distinguir el camino (G0NZALEZ  DE PEREZ, 1987, 207-208).

* Véase Bibliografía, al final. (regresar *)

REGRESAR AL ÍNDICE

SEGUIR AL SIGUIENTE CAPITULO

 

 

Comentarios () | Comente | Comparta c