CAPITULO III
 

Organización política de la Nueva Granada. -Los primeros gobernantes del Istmo bajo la Constitución de 1832.-Cambios en los gobiernos provinciales. -Provisión de la sede episcopal vacante.- Cuestión Russell.-Pasos iniciales en la educación popular.-Elección del doctor Márquez.-El Estado Libre del Istmo.-Administraciones de Chiari y de Pineda.-La navegación por vapor el Istmo.-Gobierno del General Barriga.
 

Organización política de la Nueva Granada. Lo primeros Gobernadores del Istmo bajo la Constitución de. 1832.-Irrevocable ya el hecho de la disolución de la Gran Colombia, los Departamentos centrales de esta gloriosa nacionalidad formaron una entidad política á la cual le dio el nombre de Nueva Granada la Convención que para organizarla de manera legal se reunió en Bogotá á fines de 1831. Al año siguiente fue expedida la Constitución del nuevo Estado, cuyos destinas confió el pueblo sufragante al General Santander. Los Departamentos fueron elimina dos y dividido el territorio en provincias, las provincias en cantones y los cantones en distritos parroquia les. El Istmo continuó con sus dos provincias, la de Panamá y la de Veraguas, para las cuales fueron nómbrados respectivamente Gobernadores don Juan José Argote y el General José de Fábrega. Los nuevos agentes dependían directamente del gobierno central. Herrera conservó el mando militar de ambas circunscripciones. Durante la administración de Argote se estableció en Panamá la primera fábrica de velas de sebo y la de sombreros de paja toquilla; pero los propositos que tuviera el gobernante para llevar á cabo otros progresos de orden económico en la provincia, se vieron detenidos por la enfermedad que desde Septiembre de 1833 lo obligó á separarse del mando, del cual se encargó el suatituto, don Juan Bautista Feraud.

Cambios en los gobierno, provinciales. Provisión de la Seda episcopal vacante.,Cuestión Russell.-En el bienio de 1834 á. 1836 pasaron por la gobernación de Veraguas don Manuél J. Guizado y don Manuel María Ayala; por la de Panamá don Manuel J. Hurtado, redactor del acta de independencia de 1821 y antiguo Ministro de Colombia en Lóndres. Para la diócesis istmeña, acéfala por la muerte del Obispo Durán (1823) y por no haberla aceptado Manuel. Vásquez Gallo (1828), nombró Gregorio XVI, en Julio de 1835, a Juan José Cabarcas, Gobernador del Obispado, quien poco después fue consagrado en Cartagena.

Al final del gobierno del señor Hurtado fue la metrópoli del Istmo teatro de un . ruidoso incidente quo estuvo á punto de producir una guerra entre la Nueva Granada Inglaterra y que provino de un encuentro personal que por asuntos. dé intereses tuvieron el panameño Justo Par y el Vicecónsul inglés, Jóse Russell, con resultado para el primero de una herida. de estoque en la tetilla izquierda y para el segundo .de algunos golpes en la. cara. Ya separados los contendores llegó al rugar del suceso el Juez 2o. Cantonal., Juan Antonio Diez, é informado de que estaba herido Paredes, su primo, se abalanzó sóbre Russell y le asestó con el bastón un golpe tan fuerte que lo derribó al suelo y puso en peligro su vida, pues permaneció varios meses en cama.

 

Don Pedro de Obarrio

Renovado en Febrero de 1836 el personal gubernativo de las provincias, don Pedro de Obarrio. se hizo cargo del mando de la de Panamá cuando la situación creada por el asunto Russell había tomado un carácter grave por la parcialidad con que procedió en la causa el juez del conocimiento, condenando éste á seis años de presidio por haber herido á Paredes, más las costas del juicio, en tanto que ninguna pena impuso á Diez por los maltratos á Russell. Al tener noticia el Gobierno británico de sentencia tan extraña, exigió la . inmediata libertad de Russell, una indemnización á éste por daños y perjuicios, destitución de las autoridades judiciales que no habían cumplido con su deber y devolución de la oficina consulár que había sido sellada. Para sostener su reclamación envió una .escuadra al Atlántico, que bloqueó las costas de la Nueva Granada, y al puerto de Panamá un buque de guerra  La actitud inglesa obligó al Gobernador Obarrio á tomar las medidas conducentes á la formación de un cuerpo de guardias nacionales para la defensa del territorio, encomendada al General Pedro A. Herrán por el Gobierno Nacional, que estaba resuelto á no acceder á la presión británica; pero prevaleció al fin el buen sentido, arreglando el. conflicto honrosa mente (Diciembre de 1836) el General José Hilario López.

Pasos iniciales en la educación popular; Elección del doctor Márquez.-A pesar de temerse el peligro de una guerra con la Gran Bretaña, las autoridades de Panamá, dentro de los recursos de que disponían, le dieron algo de impulso á la instrucción pública: así el 16 de Julio de 1836 se abrió en el barrio de Santa Ana la primera escuela de niñas, cuyo pénsum lo constituían las cuatro operaciones de números enteros, gramática castellana, moral, religión, dibujo, costura y bordado. Creandose también en este año las prime ras escuelas alternadas, en Chepo y en la isla de San Miguel destinándose para su sostenimiento la quinta parte de la renta de aguardientes. Pero, si la educación popular alcanzaba con aquello algunos frutos, en lo material bahía una retrogradación lastimosa, pues careciendo el Istmo de buenas vías de comunicación debido á la indiferencia con que lo veía el Gobierno central; el estancamiento del progreso en las provincias de Panamá y Veraguas era visible y la ruina de sus. poblaciones inminente.

Fue entonces cuandó llegó (1840) de paso para el Ecuador adonde iba con el carácter de Ministro de la Nueva Granada, el doctor Rufino Cuervo, y tal impresión le produjo la decadencia de la metrópoli istmeña, numerosos edificio en ruina, multitudes, vagando por las calles en busca de trabajo en época en que una res costaba $ 10.00 sencillas ó sean B. 4.00, y un caballo $. 5.00, iguales á B. 2.00-q en carta dirigida á un amigo de Bogotá estampó la frase de "El que quiera conocer á Panamá que venga porque se acaba". Esta situación vino á empeorarla. la guerra civil que estalló en la Nueva Granada, cuyos gérmenes nacieron cuando, al acercarse el término de su mando, se empeñó el Generál Santander en que su sucesor fuera el General José María Obando; medida cuyo resultado fue la división d partido liberal, pues la parte más respetable de él se separó del Presidente para apozar la candidatura del doctor José Ignacio de Márquez, á la cual le dió también su apoyo el antiguopartido bolivianó que estaba anonadado desde a muerte de Bolívar. El doctor Márquez triunfó y se encargó del Poder Ejecutivo en 1837; pero el encono quedó la tente, y los vencidos en las urnas se lanzaron al campo de la lucha armada en 1840.

El Estado libre del istmo.-Gobernaban respectivamente las provincias de Panamá y Veraguas el doctor Carlos de Icaza y el señor Carlos Fábre (1838- 1840) cuando estalló la guerra civil en la Nueva Granada. Las noticias que con posterioridad s recibieron sobre el desastre de las fuerzas legitimistas en la Polonia, lo que aliento poderoso á la revolución, hizo surgir en los panameños la idea dé sustraer el Istmo de los horrores de la lucha en que se habían empeñado ardorosamente los partidos, y proclamar su independencia del resto de la República. Llamado el Coronel Tomás Herrera para que se pusiera al frente de la empresa, la llevó á cabo el 18 de Noviembre de 1840, sin obstáculo alguno porque la guarnición de Panamá se adhirió al acta de la separación. El Gobernador de Veraguas rehusó secundar el movimiento; pero habiendo marchado Herrera con tropas sobre Santiago, se sometió. Nombrados Herrera é Icaza Jefe y Vice-jefe del se convocó una Convención para constituir el Estado, la que reunida en Junio de 1841 ratificó el acto popular del 18 de Noviembre, formuló la Constitución del Estado y eligió unánime mente á los mismos (Herrera e Icaza) para los cargo  de Gobernador y Vice Gobernadór de la nueva entidad Política.

 

Dr. Carlos de Icaza

Solo trece meses y días duró este orden de cosas puesi tan pronto como el Gobierno neogranadino logro  vencer á los revolucionarios, preparó en el Cauca una expedición militar para invadir el Istmo; empero, deseando su jefe, el General Tomás C. de Mosonera  agotar los medios pacíficos antes de hacer uso de la fuerza, envió como comisionado al Comandante Julio Arboleda, quien no obtuvo buen éxito, obteniéndolo en cambio el Coronel Anselmo Pineda y el doctor Ricardo de la Parra, comisionados por el doctor Rufino Cuervo y recomendados por el General Juan José Fiórez, Presidente del Ecuador. Un convenio celebrado el 31 de Diciembre de 1841 reincorporó el Istmo á la Nueva Granada.

Administraciones dé Chiari y de Pineda.-A mediados de 1842 vino de Bogotá á posesionarse de la Gobernación de Panamá don Miguel Chiari, panameño avecindado en aquella ciudad, donde había desempeñado importantes Hombre de carácter moderado y de elevadas dotes intelectuales, fue considerado como el más á propósito para gobernar en el Istmo y calmar la excitación causada en éste por las ocurrencias que pusieron fin á la existencia del Estado Libre. Durante su corta administración abrió Chiari una es cuela en Portobelo; trabajó por higienizar la capital, y á ese fin pensó en la construcción de un acueducto; abrió campaña contra la plaga de tinterillos reinante, que por reprobados medios enmarañaba y prolongaba los pleitos con el fin de explotar á los litigantes, y en.. su mensaje á la Provincial emitió el concepto de que con aquéllos se debían llenar las bájas del ejército.

 

Don Miguel Chiari

Renunció el mando por motivos de salud y tener que atender á sus intereses abandonados, siendo muy sentida su determinación.

 

Coronel Anselmo Pineda

El Coronel antioqueño. Anselmo Pineda reemplazó en propiedad (1843) al señor Chiari en la Gobernación de Panamá. El nuevo Gobernador, uno de loa más notables que tuvo Panamá, dejó en la provincia un grato recuerdo. Fundó una sociedad filantrópica cuyo objeto era promover el mejoramiento de las masas populares, su educación intelectual, moral y religiosa, extirpar. los vicios, hacer mejorar la condición económica de la provincia, propagar el hábito del ahorro y el amor al trabajo. Estableció planteles de enseñanza, que funcionaban los domingos, para que se instruyeran los obreros; creó sendas escuelas de sombrerería en Penonomé, Los Santos y Panamá, para dirigir las cuales hizo venir maestros del Tolima; asimismo abrió escuelas de zapatería e y Panamá; hizo componer los caminos y reparar las murallas de la capital; construyó cárceles y estableció un cuerpo dé policía destinado á perseguir á los criminales y á los vagos. Al asumir el mando sólo funcionaban en la Provincia cinco escuelas, número que elevó á doce con las que por primera vez se abrieron en Macaraeas, Penonomé, Parita, Natá y Antón. para varones, y en La Chorrera y La Villa de Los Santos para niñas.

La navegación por vapor en el Istmo; Gobierno del General Barriga.-Para dar abasto al comercio entre los puertos europeos y latino-americainos fundóse en 1839 una compañía de navegación inglesa (la Royal Wets India Mail Steam Packet Company) que estableció una línea regular de vapores mercantes entre South ampton y algunos puertos de la América Meridional; y como los ensayos resultaron satisfactorios, el itinerario comprendió después. el Istmo de Panamá. Como con secuencia, en 1844 fondeó en el puerto de chagres por primera vez un buque de vapor. Otra empresa inglesa (la Pacific Steam Navigation Company) extendió iguamente su itinerario, por el lado. del Pacífic al istmo, y así en 1845 e inauguró un mensual de vapores entre Panamá y Valparaíso con escala en puertós de Colombia, del Ecuador y del Perú; de manera que la ciudad de Panamá en el Pacífico, y el pueblo de Chagres en el Atlántico, comenzaron á tener nuevamente algo de vida económica, aunque modesta.

 

General Joaquín María Barriga

A Pineda lo reemplazó interinamente en 1845 el señor José de Obaldía y poco después en propiedad el General Joaquín María Barriga, de los libertad de Colombia, quien sólo permaneció unos siete meses en el mando, tiempo que. le bastó acreditarse como buen gobernante y captarse el cariño de los pana al extremo de que en las posteriores elecciones de 1849 para Presidente de la República, obtuvo para aquel alto puesto los sufragios de la Provincia de Panamá Joaquín María Barriga. Reemplazado en la Gobernación por el Coronel Tomás Herrera, Barriga pasó á la Comandancia General del Istmo, hasta que nombrado Secretario de Guerra por el nuevo Magistrado de la Nueva Granada, General Tomás Cipriano de Mosquera, partió para Bogotá, su tierra natal, á principios de 1846.

Comentarios () | Comente | Comparta c