EPOCA DE LA NACIONALIDAD PANAMEÑA
 

CAPITULO UNICO
 

La Municipalidad de Panamá.- La Junta de Gobierno de la República.-El Tratado Hay-Bunan Varilla.-Actitud de Colombia.- La Convención Nacional.-Manuel Amador Guerrero, Presidente de la República.
 

La Municipalidad de Panamá.-La Municipalidad de Panamá aceptó é hizo suyos, en la noche del 3 de Noviembre, los hechos cumplidos durante la tarde de ese día, por medio de una Acta de Independencia firmada por los miembros de la Corporación. Dispuso en consecuencia encomendar á la dirección del nuevo Estado á una Junta de Gobierno, compuesta de los señores don José Agustín Arango, genitor del proyecto de la Separación, don Federico Boyd y don Tomás Arias, colaboradores en él; convocar para el día siguiente al pueblo de la capital á Cabildo Abierto, con el objeto de que adhiriera al movimiento secesionista que acababa de efectuarse y que fué acogido con marcadas manifestaciones de entusiasmo por las demás municipalidades del país, en representación de sus comitentes.

 

La Municipalidad de Panamá, signataria del Acta de la Independencia
 

La Junta de Gobierno de la República.-Posesionada la noche del 3 la Junta de Gobierno, empozó la obra de organización de la República, creando para atender á los diversos ramos del servicio público un Gabinete integrado por seis Ministros, así: Gobierno, Eusebio A. Morales; Relaciones Exteriores, Francisco V. de la Espriella; Justicia, Carlos A. Mendoza; Guerra y Marina, Nicanor A. de Obarrio; Hacienda, Manuel E. Amador; é Instrucción Pública, Nicolás Victoria J., y por su excusa, á Julio J. Fábrega.

 

Dr. Carlos A. Mendoza. Ministro de Justicia

El tratado Hay-Bunau Varilla.-La Junta de Gobierno acreditó como Ministro de Panamá ante el Gobierno de Washington al señor Felipe Bunau Varilla para que gestionara el reconocimiento de la nueva nacionalidad, lo que hizo aquel Gobierno el 7 del mismo mes de Noviembre, ejemplo que siguió Francia, y sucesivamente todas las naciones del orbe.

 

 

Considerando además la Junta indispensable el concurso de algunas inteligencias del país para la elaboración del tratado sobre canal, resolvió enviar á Washington una comisión presidida por don Federico Boyd, la que llegó á su destino cuando se había firmado (18 de Noviembre) el tratado conocido con el nombre Hay-Bunau Varilla, sobre las líneas del anterior convenio Herran-Hay, ampliado con algunas concesiones á los Estados Unidos en compensación del deber que se les imponía de garantizar la soberanía de la República de Panamá.

Actitud de Colombia.-La independencia de nuestra Patria causó un gran estupor en Colombia, cuyo Gobierno hizo todos los esfuerzos por obtener la reincorporación del territorio que se apartaba de su autoridad. Con ese fin envió comisionados para entenderse con la Junta de Gobierno; pero las seducciones y los halagos que emplearon para satisfacer á los istmeños se estrellaron contra la irrevocable resolución de éstos de vivir desligados para siempre de la familia colombiana. Agotado los medios de la conciliación pacífica, apeló el Gobierno colombiano á los de la fuerza; pero impotente para efectuar invasiones por mar, protegidas como estaba  las costas panameñas por buques de la armada americana, se aventuró á despachar  una expedición por las inhospitalarias selvas del Darién, sin conseguir otro resultado que abonarlas con los cuerpos de los que fallecieron á les rigores del clima y de los sufrimientos.

La Convención Nacional.-La Junta de Gobierno convocó á elecciones para miembros de la Convención Constituyente de la República, á razón de ocho diputa dos por la Provincia de Panamá y cuatro por cada una de las demás, inclusive la de Bocas del Toro, que se creó para el efecto. Las elecciones se verificaron con el orden más, perfecto, habiéndose votado por una sola lista, acordada previamente en la comunidad de los partidos, que borraron momentáneamente sus líneas divisorias. De ese modo, cada colectividad se esmeró en es coger para formar la representación nacional un personal inteligente y capaz, no igualado con posteriorida.

 

 

Instalada la Convención el 15 de Enero de. 1904, eligió Presidente al Dr. Pablo Aroseména y Primero y Segundo Vicepresidentes, á los doctores Luis de Roux y Heliodoro Patiño, respectivamente. Un mes después expedía la Constitución del país, carta modesta que garantiza los beneficios de la libertad para todos los habitadores del territorio istmeño, y que ofrece algunas peculiaridades, como la reserva, para la posteridad, de parte de la suma obtenida de los Estados Unidos por la concesión de excavar el canal, y el artículo lo que facilita á esa Nación para restablecer el orden constitución en la República de Panamá cuando hubiere sido turbado. Como corporación legislativa, la Convención dictó basta el mes de Julio, en que duró reunida, las leyes orgánicas de la República; fundó su sistema monetario sobre la base del talón de oro; adoptó provisionamente la bandera y el. escudo de la Nación, y los códigos colombianos en todo aquello que no pugnara con la Constitución y las leyes del nuevo Estado. La labor fué, pues, laboriosa y digna.

Manuel Amador Guerrero, Presidente de la república. -Atenta Convención á los muy importantes servicios prestados por el doctor Manuel Amador Guerrero (cartagenero) á la causa de la independencia istmeña, lo eligió unánimemente Presidente Constitucional de la República, haciendo en su favor una excepción, contraria á precepto terminante de la Carta fundamental, de que deben ser panameños de nacimiento los individuos llamados á ocupar la primera magistatura de la Nación.

 

Doctor Manuel Amador Guerrero 
 

La posesión del Dr. Amador Guerrero tuvo lugar el 20 de Febrero en el Parque de la Independencia de la capital, donde una multitud de nacionales y extranjeros pudo presenciar con intenso regocijo la coronación de la obra iniciada por un núcleo de hombres que, por ese solo hecho, son acreedores á la eterna gratitud del pueblo istmeño.
 

Comentarios () | Comente | Comparta c