Estas islas se llaman de los Lucayos, corrompido el nombre de Yucayoneque, una isla dellas; descubrió las casi todas Joan Ponce de León, gobernador que fué de la isla de San Juan, queriendo descubrir lo que había por la parte del norte: son muchas islas y las más, pequeñas; la gente dellas era de mejor parecer que la de las otras islas, de las cuales cautivaron los españoles de las islas en obra de veinte años mucho número de indios, diciendo que los llevaban al paraiso, porque creían que después de muertos y habiendo purgado sus pecados en tierra fría del

Estas islas se llaman de los Lucayos, corrompido el nombre de Yucayoneque, una isla dellas; descubrió las casi todas Joan Ponce de León, gobernador que fué de la isla de San Juan, queriendo descubrir lo que había por la parte del norte: son muchas islas y las más, pequeñas; la gente dellas era de mejor parecer que la de las otras islas, de las cuales cautivaron los españoles de las islas en obra de veinte años mucho número de indios, diciendo que los llevaban al paraiso, porque creían que después de muertos y habiendo purgado sus pecados en tierra fría del norte se iban al paraiso, y así se despoblaron todas.

Bahama, isla de la mar del Norte, de doce á trece leguas en largo leste-oeste y siete ú ocho de ancho; el medio de ella en 26 grados y medio, de la cual se dice la canal de Bahama; descubrió la Joan Ponce de León.

La canal de Bahama, dicha de la isla precedente, está entre la Florida y los bajos de los Mimbres, que llaman Biminí, la cual tendrá doce leguas de largo, nordeste -susudueste, hasta ponerse en 28 grados de altura, por la cual vienen las corrientes de la Nueva España, tan recias, que aunque el viento sea próspero no puede embocar por medio della navíos ningunos, aunque por los lados ya han entrado; y al desembocar, aunque el viento sea contrario, llevan las corrientes los navíos, porque son más recias cuanto mayores las brisas, que vientan al contrario de como la creciente corre.

Biminí, isla de la mar del Norte como cuatro ó cinco leguas de largo nortesur, el medio della en 25 grados y dos tercios, á la parte de la Florida, al principio del bajío grande de Biminí ó Abacoa, que tendrá más de cincuenta leguas lesteoeste y norte-sur treinta ó cuarenta: descubrió la Joan Ponce de León, gobernador que había sido de San Juan, habiendo ido á descubrir por aquella parte del norte.

Abacoa, isla enmedio del bajío grande de Biminí, de largo como diez ó doce leguas norueste-sueste, y por la parte del nordeste tres islillas al largo de la costa; el medio della en 25 grados y cuarto: esta la pone Joanoto delante de Bahama entre ella y la Florida.

Yucayoneque ó Locayoneque, isla de la mar del Norte, la más septentrional al norte de la Habana, que tendrá de largo más de veinte leguas leste-oeste y de ancho cuatro ó cinco leguas, en 27 grados de altura, de la cual se llaman lucayos los indios de las islas circunvecinas.

Cigateo, isla grande de la mar del Norte, que parece debe tener más de treinta leguas en largo leste-oeste, y por la parte del levante la mitad de ancho, que estará la mitad della en 26 grados y medio, encima de Cuba ochenta ó noventa leguas.

Curateo, isla pequeña de la mar del Norte, conjunta á la costa de Cigateo por la parte del sur, en 26 grados.

Guanima, isla de la mar del Norte, quince leguas de largo norueste-sueste, y de ancho por la parte del sur ocho ó

diez leguas; el medio della en 25 grados y dos tercios.

Guanay, isleta pequeña de la mar del Norte, de tres ó cuatro leguas de largo, la primera que se descubrió de las Indias; el medio della en 25 grados al oriente de Guanima, junto della: descubrióla el almirante D. Cristóbal Colón, año de 92 (1492) á 11 de Octubre, á dos horas después de media noche, y púsole por nombre San Salvador.

Yuma, isla de la mar del Norte, de quince ó veinte leguas de largo noruestesueste, y siete ú ocho de ancho por la parte del poniente; el medio della en 24 grados y dos tercios al sur de Cigateo; descubrióla el almirante D. Cristóbal Colón el primer viaje que hizo á las Indias, año de 92, y púsole por nombre Isabela, en memoria de la reina Católica doña Isabel.

Xumeta, isla de la mar del Norte, doce ó quince leguas de largo noruestesueste, el medio della en 23 grados y tres cuartos, al norte de la Española cuarenta ó cincuenta leguas.

Samana, isla de la mar del Norte, de seis ó siete leguas de largo leste-oeste; está cercada de bajos; el medio de la isla en 24 grados y un cuarto entre Guanima y Xumeta; descubrióla Colón en el primer viaje antes de llegar á la Española; púsole por nombre Santa María de la Concepción.

Triángulo, isla de la mar del Norte, de siete ú ocho leguas de largo noruestesueste, y en frente del tres isletas en triángulo; la mitad de la isla en 24 grados y medio.

Yabaque, isla de ocho ó diez leguas de largo noroeste-sueste; la mitad en 22 grados y medio.

Miraporvos, tres isletas en triángulo ó rodeadas de bajíos; el medio della en 21 grados y tres cuartos al sur de Xumeta.

Mayaguana, isla veinte leguas de largo leste-oeste, y diez ó doce de ancho; la mitad della en 23 grados, como treinta leguas al norte de la Española.

Guanahaum, una de dos isletas de la mar del Norte que están entre la isla Mayaguana y la de Inagua; el medio Bella en casi 21 grados y un cuarto, como veinte leguas al norte de la Española.

Inagua, isla de la mar del Norte, de diez ó doce leguas de largo nordestesudueste; la mitad della en 20 grados y tre cuartos, como siete ú ocho leguas a norte de la Española.

Caycos, una isla pequeña de hasta cuatro ó cinco leguas, que tiene, nordeste della otras dos más pequeñas; la una llamada Haniana, que distará della como dos ó tres leguas, y otra que se llama Cancibaya, que estará della como siete ú ocho leguas; todas tres cercadas de bajíos, y el medio de Caycos en 71 grados y 27 de altura.

Mazarey, isla del Norte en 20 grados y tres cuartos, la cual tiene al nornordeste della, cinco ó seis leguas, otra isleta que se llama Caneyba, la una y la otra pequeñas y cercadas de bajíos.

Abreojo, un bajío grande de la mar del Norte, de más de quince ó diez y ocho leguas en largo y ancho, la mitad dé¡ en 20 grados y dos tercios.

 

DESCRIPCIÓN DE LA ISLA DE SAN JUAN DE PUERTO RICO

La isla de San Juan de Puerto Rico, que por otro nombre llaman Boriquen, y es la primera de las islas pobladas de españoles, y donde antiguamente se hacía la primera escala de las Indias, está en 64 grados y medio y 66 y tres cuartos de longitud del meridiano de Toledo, y desde 17 grados de altura hasta 18 grados y medio; de manera, que de largo leste-oeste debe tener cuarenta y cinco ó cincuenta leguas, y según algunos más ó menos; y de norte á sur desde veinte hasta treinta. Hay en esta isla al presente tres pueblos de españoles, poblados, en los cuales habrá como doscientos vecinos españoles, que son muchos menos de los que ha habido; indios de los naturales no hay ninguno, que todos se han acabado, y así no hay sino un pueblezuelo de advenedizos.

Es toda esta isla gobernación por sí, desde su descubrimiento, al proveer de S. M. y del distrito de la audiencia de Santo Domingo: hay en ella gobernador y oficiales reales, tesorero y contador; hay un obispado en esta isla que se dice del nombre della, que tiene por distrito la dicha isla, y la isla de la Mona y la Margarita, y en toda su diócesis habrá hasta diez ó doce clérigos, porque á causa de ser todo tan pobre no quieren parar, y solo un monasterio en todo el obispado.

El primer español que tuvo noticia desta isla, y la descubrió, se llamaba el capitán Joan Ponce de León, teniente en la villa de Higuey por el Comendador mayor de Alcántara fray Nicolás de Obando, gobernador de la Española; con cuyos poderes pasó á poblarla por los años de 1510, y la llamó San Juan de Puerto-Rico por su nombre, y por el puerto muy bueno que tiene, y después fué gobernador propietario della.

El temple desta isla es participante de mucho calor y húmedad como las demás islas deste paraje, aunque ésta es templada y sana por la disposición del suelo della de muchas sierras, valles, llanuras y quebradas, y de muchas y buenas aguas de fuentes, rios y arroyos; y así toda ella es fértil de pastos para ganados, de vacas, caballos y yeguas, cabras y ovejas y puercos, de que hay grande copia, mansos y cimarrones como en la isla Española; y así en esta como en ella, los perros cimarrones hacen mucho daño en los ganados, y los pastos se van estrechando por los muchos guayabos que nacen repastados de las vacas que comen el fruto dellos. Hay palo santo, bálsamos, robles, cedros, laureles, hobos, murtos, magueis, china, y de todos los árboles que hay en las otras islas, cañafístolas y algodonales, de todas las frutas de la tierra y de las que de España se han llevado; se dan mucho los naranjos, sidras y todo agrio, uvas y ciruelas, y otras muchas de Castilla: no se coge trigo ni cebada, pero dicen que se da muy bien en partes; hay mucho maiz y yuca de que se hace el cazabí; mucho arroz, habas, garbanzos, lechugas, rábanos, melones, nabos y cebollas, y todas las más legumbres y hortalizas de España, aunque algunas, como en las otras islas, no granan: dáse en ella bien el azúcar, de que hay muchos ingenios; es muy rica de minas y nacimientos de oro, de que no se saca por haberse acabado los naturales; hay minas algunas de cobre, que tampoco se benefician por el costo y trabajo; hay salinas en dos ó tres partes, y también hay salitre, aunque no se beneficia, y mucha yerba de sosa para vidrio, de que se ha hecho experiencia y sale bueno: hay mucha piedra y buenas canteras en esta isla; y en el valle de Coamo hay unos baños de agua caliente provechosos: ha sido siempre esta isla infestada de los indios caribes de las islas comarcanas.

La principal grangería que agora tiene es el ganado, cueros, y principalmente el azúcar, que se da con gran abundancia en esta isla, en la cual hay como una docena de ingenios o más; váse la población de los españoles disminuyendo, porque como no se saca oro, no vienen mercaderías, y así las demás grangerías no se contratan. Indios hubo muchos, y muchos caciques al principio de su descubrimiento, más que en otras, por ser ésta tan fértil y apacible, los cuales todos se han acabado por enfermedad, guerra y desesperación y excesivos trabajos; agora hay junto á Guadianilla un pueblezuelo llamado Cibuco, no de los naturales de la isla, sino de los extranjeros que se habían traido á ella por esclavos, que como se pusieron en libertad se recogieron allí, y así no hay mención que sean de nadie ni que tributen cosa alguna.

 

DESCRIPCIÓN PARTICULAR DE LOS PUEBLOS DE SAN JUAN

 

SAN JUAN DE PUERTO RICO

La ciudad de San Juan de Puerto Rico está en 65 grados de longitud de la ciudad de Toledo, á que responde 930 leguas, y en 18 de altura: hay en ella como doscientos vecinos españoles, y reside en ella el gobernador y los oficiales y la catedral, desde el año de 12 (1512) que se erigió, en la cual residen muy pocos clérigos por la pobreza de los diezmos.

Hay en esta ciudad un monasterio de frailes dominicos, de pocos religiosos, pero de suntuoso edificio, dos hospitales pobres y otras dos ermitas. Fundóla Joan Ponce de León por el año de 9, cerca de donde agora está en el puerto viejo, que llaman de Caparra, y llamóle Puerto Rico por la bondad del puerto que tiene; pasóle después de allí por ser lugar enfermo, especialmente para niños, á causa de el aceche que tienen las aguas en aquel sitio, que en quitándoles la leche se morian: habiendo estado allí esta población como doce años, se pasó donde agora está, que es una península, pequeña como media legua, que se hace en la costa del norte desta isla. A la parte del oriente del dicho puerto éntrase á la isla y ciudad por una puente, como dos tiros de ballesta larga, de piedra y de madera, la cual se ha hecho porque la parte del oriente, por donde se juntaba con la tierra, se ha hecho tan hondable, que con la pleamar se ahogaban algunas bestias y personas; por la cual puente entran á la ciudad todos los bastimentos y cosas necesarias.

El suelo de esta isleta, que toda es ejido de la ciudad, es bien asombrado de pradería: no hay en él agua corriente; en la ciudad hay algunas fuentes de ruin agua, pero hay buenos algibes de que beben, y de una buena fuente que está junto á la mar.

La ciudad tiene de lejos buen parecer, por las muchas palmas de cocos muy altas que hay en ella, y los edificios que son razonables; habrá en ella como doscientas casas de piedra y tapiería, y de madera, de que hay abundancia en la isla; la principal grangería de los vecinos es el azúcar, ganados y cueros. Reside en esta ciudad el gobernador desta isla y los oficiales reales; hay en ella dos fortalezas, una que llaman el Morro á la entrada de la canal del puerto, á una parte, que tiene su plaza de armas y en ella seis piezas de artillería, las cuatro buenas y las otras razonables; la otra, que es la principal, más adentro del puerto sobre la mar, bien edificada de cantería, en que hay su plaza de armas, aunque más pequeña de lo que debiera ser, y nueve piezas de artillería; y de entrambas hay un alcaide y dos plazas de artillería con salario.

 

GUADIANILLA

La villa de Guadianilla, que por otro nombre se llama San Germán el Nuevo, porque se hizo esta población de la de San Germán que llaman el Viejo, está en la costa de la dicha isla en 18 grados y 1/3, treinta y tres leguas de la ciudad de Puerto Rico hácia el sur, 16 del primero sitio casi al sueste, y dos leguas antes del puerto de Mosquitos, por otro nombre dicho Guanica. Es pueblo de cincuenta vecinos españoles; no consta del tiempo de su fundación ni de la causa de su segundo nombre, aunque la causa de haberse mudado de donde estaba, fue estar en la otra parte tan expuesta á los cosarios franceses, que la robaron y destruyeron dos ó tres veces.

Alcanza esta ciudad la mejor comarca y más fértil desta isla, y los vecinos della son los más dellos ricos de la grangería de ganados y cueros y azúcares; tiene una iglesia con un vicario, y un cura que hay, es desta vicaría y de la isla de la Margarita; hay en ella un hospital con alguna renta; está cerca desta villa Cibuco, un pueblo de indios de que arriba se hizo mención.

 

EL ARRECIBO

El puerto del Arrecibo, que está en la costa del norte treinta y dos leguas á la banda del oeste de la ciudad de Puerto Rico, y al norte de Guadianilla, tendrá como treinta vecinos; llámase así de un rio grande que se junta á una punta donde este pueblo está; hay grandes grangerías de hatos de vacas y de puercos, y hay mucha pesquería y mucho aceite de tortuga; hay en este pueblo algunos indios con los españoles.

 

PUEBLOS DESPOBLADOS

El primer pueblo que se pobló en esta isla, como arriba se ha dicho, le fundó Joan Ponce de León, en un valle que está cerca del Puerto Rico, de donde se mudó por ser sitio enfermo á causa de estar en tierra paludinosa, ó de malas aguas, y por no ser bien fuerte contra los caribes.

Poblóse otro pueblo, año de 1510, que llamaron Guanica, en la costa del sur casi al cabo della hácia el occidente en una muy buena bahía, el cual se mudó de allí por lo muchos mosquitos, y es muy buen puerto, y el pueblo se pasó á otro sitio de la costa occidental desta isla, que se llama la Aguada, y lo llamaron Sotomayor, porque lo pobló la primera y segunda vez Don Cristóbal de Sotomayor, primero gobernador con título que hubo desta isla, el cual se despobló dentro de dos años porque le mataron á él y todos los cristianos que con él había.

 

HIDROGRAFÍA Y DESCRIPCIÓN DE LA COSTA DE LA ISLA DE SAN JUAN

Toda la costa desta isla de la mar del Norte, es costa brava y no limpia de arrecifes, sin abrigo ni puerto alguno si no sea el de San Juan de Puerto Rico, que por su bondad tiene este nombre, capaz de dos leguas de largo y una de ancho; es una ensenada grande de mar muerta, donde aunque de fuera haya muy grandes tormentas allí no se siente; muy fondable de la mar limpia, de manera, que aunque un navío cargado dé en seco lo sacan sin hacerse mal, y pueden llegar con el costado á la tierra: hay en él un rio de agua dulce, y abundancia de leña y madera para hacer navíos; tiene á la entrada dél una canal que corre norte-sur por entre una fortaleza; á la parte del leste hay una isleta llena de peñascos y bajíos; á la parte del oeste hay otra boca chica que la finar va haciendo por la parte del poniente de la ciudad, por donde no pueden aun entrar navíos en el puerto.

Más adelante por la costa sale el rio Luisa, rio grande donde hay dos ingenios de azúcar; luégo hay otro rio que llaman Canoua, hay en él un ingenio de azúcar: salen de las sierras del Loquillo, que son muy altas, dos rios grandes así llamados. La cabeza de la isla de San Juan, que es á la parte y punta desta isla más oriental junto á las sierras del Loquillo, está en 17 grados y 1/2

Hay en la cabeza de la isla un puerto que se dice Santiago, y dende á dos leguas otro que se dice Yabucoa, que el uno de los dos se debe de llamar por otro nombre Puerto hermoso, donde está un ingenio de azúcar, que se ha despoblado por los indios caribes.

Está más al poniente un puerto que se dice Guayama, que está poblado de ciertas haciendas de ganados y estancias.

Más al poniente están dos rios llamados Niabón y Xacua.

Dende á seis leguas está la villa de Guadianilla.

Dos leguas más adelante está un rio que llaman de Mosquitos; es muy buen puerto; llámase Guanica por otro nombre.

Luégo está la punta de Cabo Rojo, seis leguas de Guanica, y en ella hay salinas que se cuajan si las benefician.

Más adelante, volviendo al norte, está un puerto que llaman de Piñas, y otro que llaman Mayagüez.

Luégo está la bahía de San jerónimo el Viejo, y la boca del rio de Guanabo ó la Aguada; más al norte está la punta del Buhio del Azúcar, que debe ser la que se dice punta Delgada.

Volviendo hácia el leste por la costa, está el rio de Culebrinas y el de la Aguada; aquí se hace un buen puerto abrigado de la brisa, y hay donde pueden hacer aguada los navíos; dende á siete leguas de la costa, la boca del rio de Guahataca, todo esto es costa brava, sin puerto alguno; y más adelante sale un rio que se dice Camuy.

Desde á tres leguas se hace una punta pequeña con un morro donde sale un rio grande, que se dice el Arrecibo, á la boca del cual está la población de españoles arriba dicha.

Desde este rio, hasta seis leguas, se hacen unos peñascos fuera en la mar, como un cuarto de legua; junto á ellos sale otro rio que se llama el Guayaney.

Dos leguas más adelante sale otro que se dice Cibuco; tres leguas más adelante sale un gran rio llamado Toa, donde hay un ingenio de agua, de hacer azúcar, y dos ingenios trapiches de caballos que tienen el servicio por la boca deste rio; y luégo una legua adelante está el dicho Puerto Rico.

 

ISLAS PERTENECIENTES Á LA ISLA DE SAN JUAN

La isla de la Mona: en 17 grados y 1/2 de altura y de tres leguas de contorno, redonda y baja, que se puede surgir en ella en un buen surgidero; hay maíz, cazabí, y buenos melones, y algunos indios; es de la diócesis de San Juan, y junto á ella está otra isleta que llaman el Monico.

Una isleta entre San Juan y la isla Española al nordeste de la isla dicha Monico, como cinco leguas, y otras cinco de la costa de San Juan.

Aberianas: cuatro ó cinco isletas á lo largo de la costa del sur de San Juan de Puerto Rico, enfrente de Puerto hermoso.

Beyeque: un isleoncillo arrimado á la costa de la isla Española, por la parte del sur.

Pasage: un isleoncillo de tres ó cuatro leguas al levante de la isla de San Juan, cinco ó siete leguas de -las sierras del Loquillo.

Santa Cruz: isla de la mar del Norte de quince ó diez y seis leguas, el medio della en 16 grados y 2/3 y conócese por el sur á dos leguas á la mar en que es baja y tiene unos mogotes, y no se ha de llegar á ella con dos leguas.

Saba: un isleo pequeñete al leste de Santa Cruz, cinco ó seis leguas apartado della.

Isla de Santa Ana: un isleoncillo pequeño al oriente de la isla de San Juan, dos leguas dél al les-nordeste.

Virgines: dos isletas grandecillas de á cinco ó seis leguas de largo, cercadas de otros ocho ó diez bajíos en la mar del Norte, de las cuales la mayor, que es como ocho leguas, se dice Vírgen gorda, y tiene la otra al les-nordeste; el medio della está en 18 grados y 1/4 de altura.

Isleos blancos: los que están al poniente de la Vírgen gorda en la mar del Norte.

Anegada: isla de la mar del Norte, seis ó siete leguas de largo del este-oeste; la mitad della en 18 grados y 2/3 cercada. de bajíos.

Sombrero: un isleoncillo de la mar del Norte, cercado de bajíos, en 18 grados y 2/3.

El Águila: isla de la mar del Norte. diez ó doce leguas de largo nordeste sudueste; el medio de ella en 18 grados.

San Martín: isla de la mar del Norte, diez y seis ó veinte leguas de largo leste oeste, y cinco ó seis leguas norte sur, cercada toda por el norte y levante de isleos; el medio de ella en 17 grados y ½.

San Estacio: isla de la mar del Norte, de ocho ó diez leguas de grandor; el medio della en 16 grados y ¾.

San Cristóbal: isla de la mar del Norte, ocho ó diez leguas de largo al nordeste sueste; la mitad della en 16 grados y algo más.

San Bartolomé: isla de la mar del Norte, de ocho ó diez leguas; el medio de ella en 16 grados y 2, con un arrecife á la punta que mira al levante.

Barbada: isla de la mar del Norte, en 17 grados de altura cercada de bajíos.

La Redonda: isla de la mar del Norte, pequeña, dos leguas poco más de largo, entre Monserrate y las Nieves en el medio.

Monserrate: isla de la mar del Norte, cuatro ó cinco leguas de largo, en 15 grados y 1/2.

La Antigua: isla de la mar del Norte, de diez ú once leguas de largo, de ancho cinco ó seis, cercada de bajíos; la mitad della en 15 grados y 2.

Guadalupe: isla de la mar del Norte, quince ó diez y ocho leguas de largo leste oeste, y ocho ó nueve de ancho; el medio della ceñida como un istmo, la mitad del medio della en 60 grados y 14 y 1/2.

La Deseada: en 14 grados y 2 al levante de la isla de Guadalupe, como cinco ó seis leguas; descubrióla el Almirante Colón en el segundo viaje que hizo á las Indias año de 93, y llamóla Deseada, porque fué la primera que en aquel viaje vio, y por el mucho deseo que llevaba de ver tierra: navégase desde las Canarias en demanda desta isla, yendo á la Nueva España, aunque está en menor altura que la Española, que vuelven á reconocer los que navegan á la Nueva España, porque todas las otras islas de barlovento son peligrosas de bajíos; conócese esta isla, yendo en demanda della, en que está echada leste oeste, y la parte del leste es tan baja que parece un espolón de galera.

Marigalante: una isleta como cuatro ó cinco leguas al sudueste de la Deseada; descubrióla Colón en el segundo viaje, y llamóla así, porque la nave en que él iba se llamaba Marigalante: conócese en que es más pequeña que la Deseada y mas rasa y pareja.

Dominica: isla de la mar del Norte en 13 grados de altura, doce leguas de largo norueste susueste, y como diez leguas de ancho; descubrióla Colón en el segundo viaje un domingo; así la llaman Dominica; hay agua y leña en ella, y así las flotas llegan á tornar agua en ella (aunque con peligro de los Caribes que hay en ella); tiene buenos surgideros á la parte del norueste, hay buenos rios, y en ellos oro, y no hay bajo ninguno que no se eche de ver; vése quince leguas á la mar, por ser tierra alta, más que las otras islas, y montosa, y en mar en fuera parece dos islas basta que se ván llegando cerca.

 

ISLAS DE LA MAR DEL NORTE, PERTENECIENTES A LA COSTA DE TIERRA FIRME DE LA AUDIENCIA DE LA ESPAÑOLA

La navegación de la costa de Tierrafirme desde la Trinidad, es leste oeste, y la mayor parte del año corren las aguas al viento por las brisas, que son ordinarias en aquella costa, y así no se puede navegar desde el Nombre de Dios, por la costa á la Trinidad, sin subir en altura y desembocar la canal de Bahama; y áun para Cartagena, es menester salir al mar la vuelta del norte ó nornorueste hasta que rinda el viento que deje venir para montar la Cabeza de Cativa, y así en las demás partes de la costa.

San Vicente: una isla casi en forma de cruz, en 59 grados y en 11 y 1/2 de altura, como seis leguas de Santa Lucía; no tiene indios, y si los tiene son de los de la Dominica.

Barbudos: una isla, la primera y más oriental de la mar del Norte, echada leste oeste, como tres ó cuatro leguas, en 12 grados de altura y algo más.

Tabago: una isla diez y seis ó diez y siete leguas leste oeste, tres ó cuatro leguas de la punta de la Galera de la Trinidad; el medio della en 10 grados.

 

DESCRIPCIÓN DE LA ISLA DE LA TRINIDAD

La isla de la Trinidad está entre 58 grados de longitud y 61, y entre 9 y 10 grados de latitud; de manera que viene á tener de largo leste oeste como cincuenta leguas, y de ancho norte sur como veinte ó veinte y ocho leguas: descubrióla el Almirante D. Cristóbal Colón año de 97 navegando desde las islas de Cabo Verde al oeste, y llamóla Trinidad por tres montes ó morros que se ofrecen en ella primero á la vista; y aunque en los años pasados se capituló con algunas personas que la fuesen á descubrir, no consta de lo que hicieron más de que el año de 69 se capituló con Juan Ponce de Leon, Contador y Alcaide de Puerto-Rico para que él la poblase; y habiendo desembarcado en ella, dicen que se perdió por haber desembarcado en aquella isla en parte muy mala para su defensa y para poder hacer asiento: afirman que es buena tierra, fértil y de muchas cabañas y rios de agua, aunque como no se ha vuelto desde entónces á poblar, no se entiende las cosas que en ella se crian, ni si hay oro en ella ni otros metales; solamente se sabe que está poblada de muchos indios de dos naciones, una de los Caribes de la misma isla, y otros de los Auracas que han venido de la Tierrafirme donde están.

Boca del Drago, que llamó así Colón cuando descubrió la isla de la Trinidad, se hace entre la punta de Paria y unas dos isletas que están entre ella y la parte septentrional y occidental de la Trinidad.

Los Testigos: siete isletas, el medio dellas en 10 grados y 2/3 como siete ú ocho leguas de la costa de Paria; descubriólas Colón corriendo aquesta costa año de 97 y llamólas así; son inhabitadas y sin provecho, aunque en torno dellas hay muchos ostiales y placeles de perlas.

La isla dicha Sola; una isla pequeña cinco ó seis leguas de los Testigos al norueste, y como diez de la Margarita.

Los Frailes: tres ó cuatro isleoncillos pegados á la punta más occidental y septentrional de la Margarita; descubriólos y llamólos así el Almirante D. Cristóbal Colón el dicho año de 97; son inhabitables y desaprovechados, y tienen en la mar placeles y ostiales de perlas.

Coche: una isleta entre Tierrafirme y la isla de la Margarita que tambien es desaprovechada, seca y estéril.

 

ISLA DE LA MARGARITA

La isla de la Margarita: el medio della en 62 grados y 1/2 de longitud y 11 grados y 3/4, quince ó diez y seis leguas de largo, y treinta ó treinta y cinco de costa; hay en toda ella dos pueblos, y en ellos como sesenta vecinos: el de la Margarita, junto al mar que bate en una fortaleza que tiene, en que hay como treinta y cinco ó cuarenta vecinos; y dos leguas la tierra adentro el Valle, que dicen de Santa Lucía, en que habrá como quince ó veinte vecinos.

Dióse por gobernación al licenciado Marcelo de Villalobos, oidor de la Audiencia de Santo Domingo, año 1525, para él y para un heredero suyo que él nombrase, el cual nombró á doña Aldonza Manrique, su hija, que también tiene facultad para nombrar después de sus días la persona que quisiere; es del obispado de San Juan y vicaría de San German.

Descubrió esta isla el Almirante Colón, y llamóla la Margarita por su mujer, que dicen que se llamaba así: toda ella es falta de agua, aunque fértil de árboles y pastos para ganados; no se habita la mitad della, que se dice el Macanao, por falta de agua; hay alrededor muchos ostiales de perlas, y de la parte del norte un buen puerto y ancon; es esta isla continuamente infestada de cosarios de la mar del Norte 1 ; á la cual aportó el tirano Francisco de Aguirre 2 que bajó del Pirú y salió á la mar del Norte por el rio de las Amazonas y de Orellana, y en esta isla dió garrote á D. Juan de Villandrando, yerno de la dicha doña Aldonza Manrique, y gobernador por ella en la dicha isla.

 

CUBAGUA.-ISLA

Cubagua: isla de perlas, entre la costa de Tierrafirme y la Margarita, cuatro leguas de la costa, y una legua de la Margarita á la banda del norte, como ciento sesenta leguas de Santo Domingo. Descubrióla el Almirante Colón año de 97 ó 98: bojará esta isla como tres leguas, es llana y salitral y estéril de todo género de yerbas y de árboles, que no hay ningunos sino algunos guayacanes: no hay agua ninguna para beber, ni animales ni aves más de algunas marinas: tiene un buen puerto á la parte del norte, y por delante á una legua la isla de la Margarita, y en la punta del oriente un manadero de un licor como aceite, y corre por la mar dos leguas; tráese el agua para beber de Cumaná siete leguas della, y la leña de la isla de la Margarita: á la redonda desta isla es todo placeles de ostiales en la mar; de que hay gran cantidad: fundóse en ella, por el año de 23 (1523), la ciudad de Caliz, que se despobló después y se pasó al Cabo de Vela.

La isla dicha de la Tortuga, en 64 grados y 10 y 2/3 al poniente de la Margarita seis ó siete leguas, y cinco ó seis leguas de circunferencia, es toda arenal estéril y desaprovechada, y no hay en ella habitación alguna.

La isla de la Urchilla, que por otro nombre se llama Yaruma, seis ó siete leguas de la isla de la Tortuga y en la altura della al poniente, descubrióla Colón cuando la Margarita, es toda arenales, estéril y deshabitada como la de la Tortuga, aunque es mayor que ella.

Roca: seis ó siete isleoncillos juntos al poniente de la Urchilla, ocho ó diez leguas; islas bajas y rasas con la mar, desaprovechadas y de bajos peligros.

Isla de Aves: en 11 grados y 1/2, de cuatro ó cinco leguas en contorno, y á la parte del oriente tres ó cuatro isleoncillos; descubrióla Colón cuando las demás, y las deste paraje; es isla baja y rasa con la mar, desaprovechada y de malos bajos.

Roques: tres isleoncillos en triángulo, cerca de la isla de Boynare 3   por la parte del oriente, de la calidad de las dos islas precedentes.

 

CHOROGRAFÍA DE LA GOBERNA CIÓN DE VENEZUELA Y NUEVA ANDALUCÍA DESCRIPCIÓN DE LA GOBERNACIÓN DE VENEZUELA Y RIO DE LA HACHA

La provincia de Venezuela, en la costa de Tierrafirme, por la parte de oriente parte términos con la gobernación que antiguamente fué de Cubagua, y agora se nombra de Serpa ó la Nueva Andalucía, por el meridiano 65 grados de longitud de Toledo, en la punta ó parte que llaman Maracapanas, desde donde va corriendo la costa de la mar del Norte 7 grados al poniente, á que corresponden ciento veinte leguas hasta el Cabo de Vela, por donde parte términos con el río de la Hacha: en la costa y la tierra adentro parte términos con Santa Marta, que es de la Audiencia del Nuevo Reino. Norte sur tendrá de travesía setenta leguas la tierra adentro, desde la costa que corre por el paralelo 10 hasta la jurisdicción de la ciudad de Mérida, que estará en 6 grados, por donde parte términos con el Nuevo Reino; aunque los límites desde allí hasta el Cabo de la Vela no va norte sur, sino nornorueste susueste, y así por la parte del sur se le estrechan los términos entre el Nuevo Reino y la gobernación de Serpa, no embargante que los gobernadores de Venezuela han entrado por allí la tierra adentro descubriendo muchas leguas.

Hay ocho pueblos de españoles: los cuatro ciudades, en que habrá como doscientos vecinos españoles o pocos más, todos gente muy pobre; y de los cinco pueblos cincuenta y cinco ó sesenta mil indios tributarios, porque de los demás pueblos no hay relación ni están contados: hay oficiales reales en esta provincia; es gobernación por sí con título de S. M., desde el año de 28 (1528), sujeta á la Audiencia de la Española; de oficiales reales en ella hay- tesorero y contador; toda esta provincia es diócesis de un obispo, sufragáneo á la Española, desde el año de 32 que se erigió la catedral: descubrió esta provincia el Almirante Colón año de 1498, y llamóse esta provincia Venezuela, por la similitud que tiene con Venecia una población que está en medio del lago de Maracaybo, puesta sobre el agua, encima de una peña llana. El primer gobernador que en ella hubo fué Alonso de Alfinguir 4 , alemán, en nombre de los Velzares, á quien el Emperador empeñó esta tierra año de 28. El temple de esta provincia es húmedo, y más caliente que frio: fértil de maíz y algodón y otros mantenimientos, y árboles y frutas de la tierra, y en toda ella hay grandes muestras y señales de mucho oro, y buenas minas descubiertas, sin que hasta agora se entienda que haya otro metal; sácase poco oro por la pobreza de los vecinos.

Aunque al principio de su descubrimiento había grande multitud de indios, ahora no hay tantos, ni los que hay se pueden saber á causa de no estar reducidos en poblaciones, de manera que se puedan contar, sino que viven de dos en dos ó tres ó más en un bohio, ó casas apartadas á tiro de arcabúz: no dan de tributo á sus encomendadores nada, porque no lo tienen, y así de lo que sirven es de ayudarles á hacer las sementeras y algunas casas de paja; y estos repartimientos, según afirman, andan de unos dueños en otros por dejación y tácita renunciación que de ello se va haciendo, contra lo guardado en todas las otras partes de las Indias. Los indio son de poca capacidad, desnudos y sin gobierno, porque no tienen caciques, más de algunos indios principales á quien respetan y ayudan en sus labranzas; pero no porque les tributen ni den nada por razón de señorío: no los obedecen, y así andan derramados por los montes y lugares más ásperos por huir de los españoles: son todos carniceros de carne humana, y muy pobres en extremo. Hay en esta gobernación la laguna de Maracaybo y su comarca, y las provincias de Coro, Borborata, y la de Caracas, que son á la costa; y en la tierra adentro, las provincias que llaman el Valle de las Damas y Bariquicimeto, Tocuyo, Coycas y otras muchas á la parte del sur, con mucha diferencia de lenguas.

 

DESCRIPCIÓN PARTICULAR DE LOS PUEBLOS DESTA GOBERNACIÓN

 

CORO Ó VENEZUELA

La ciudad de Coro, que comunmente llaman Venezuela, la primera población que se hizo en esta provincia, está, según la graduación que en esta suma se va siguiendo, en 79 grados y á y 10 grados de altura, setenta leguas del pueblo más cercano de esta gobernación; habrá en ella como treinta vecinos españoles, todos pobres, ninguno encomendero, v sólo como doscientos indios tributarios en ocho poblezuelos; es esta ciudad cabeza desta gobernación y donde reside el gobernador, de ordinario, y la catedral y obispado, y por ser tan pobres las rentas de la iglesia nunca la residen de una dignidad ó un canónigo arriba; y hay pareceres que la catedral se pase de aquí á otro pueblo, por estar setenta leguas ó más de todos los de su diócesis y los caminos muy ásperos y trabajosos de rios, lagartos y tigres.

Poblóla el año 28 Alonso de Alfinguer 5 , primero gobernador desta provincia por los alemanes.

Las grangerías y contratación de la tierra son muy pocas, sino sean algunos caballos y gallinas, y algunas frutas que se contratan en el rio de la Hacha; tiene dos puertos esta ciudad pero entrambos poco frecuentados.

Aunque en la comarca de esta ciudad dicen que, antes que los indios se hiciesen esclavos, habia de cien mil indios arriba, al presente no deben haber quedado, como queda dicho, doscientos indios Caquetios, que era una nación muy doméstica y amiga de cristianos, los cuales están repartidos en ocho pueblezulos que se llaman Paraguachoa el rio de Altocuyo, Sauca, Miraca, Urra que, Santana, Hurehurebo.

El lago de Maracaybo, que tiene m de ochenta leguas de bojeo, estará de Coro como doce ó quince leguas, y el medio della poblada toda de indios.

 

TOCUYO

El segundo pueblo de españoles que en esta gobernación se fundó, es la ciudad de Tocuyo, diez leguas de Segovia, de buen camino llano, y veinticinco de Trujillo; tendrá como cuarenta y cinco ó cincuenta vecinos, y en la comarca y jurisdicción desta ciudad, que serán como veinte leguas de término, hay como cincuenta y tres repartimentos, y en ellos veinte mil indios, grandes carniceros de carne humana.

Poblóla el gobernador Juan de Carvajal año de 55, que aunque el sitio es enfermo la comarca es abundante de mantenimientos y regalos; es muy aparejada para toda labranza, [y reside en este pueblo Gutierre de la Peña, capitán general en el vencimiento del tirano Lope de Aguirre] 6 .

 

NUEVA SEGOVIA

El cuarto pueblo que se fundó en esta provincia es la Nueva Segovia, en la provincia de Bariquicimeto, veinte leguas de la Nueva Jerez y diez del Tocuyo; habrá en él como treinta y cinco ó cuarenta vecinos españoles, los treinta encomenderos, y en su comarca seis ú ocho mil indios repartidos en treinta repartimientos: reside en este pueblo el gobernador desta gobernación ó él teniente dél y los oficiales reales, tesorero y contador, y pobló este pueblo el sobredicho Juan de Villegas año de 52: la comarca y términos desta ciudad, que serán como veinte leguas, es de buenos indios de servicio.

 

NUEVA XEREZ

La Nueva Jerez o Mirua, veinte leguas al norte de la Nueva Segovia.

 

NUEVA VALENCIA

La Nueva Valencia, pueblo de españoles, siete leguas del puerto de Burburata, del mal camino de tierras de una sierra que llaman de Burburata y junto á una laguna grande, y en medio algunas islas pobladas de indios, que llaman de Tacarihua, de más de quince leguas, setenta leguas de Coro y veinte y cinco de Santiago de León, tendrá hasta siete ú ocho vecinos de los de Burburata, que se despobló en tiempo del gobernador Villasinda, año 53, por el temor de los cosarios: son los vecinos de este pueblo los más ricos de esta gobernación, á causa de que, por estar cerca deste puerto, contratan muy de ordinario con franceses las mercaderías que traen, que vuelven á vender después en la tierra; hay buenas minas de oro en esta provincia, y algunos repartimientos de indios de los que servian á Burburata.

 

TRUJILLO, Ó LA PAZ

El sexto pueblo de españoles que en esta provincia se fundó, se llama la ciudad de Trujillo ó de Nuestra Señora de la Paz, en la provincia de Coycas, á las espaldas de la laguna de Maracaybo, catorce leguas della y veinte y cinco ó treinta del Tocuyo, de malísimo camino; tendrá veinte y seis ó treinta vecinos, casi todos encomenderos, porque en la comarca de los Coycas donde está, que tendrá veinte y cuatro ó veinte y cinco leguas de largo y ancho, habrá como treinta repartimientos, ó más, yen ellos quince ó diez y seis mil indios, algo mas capaces para la doctrina cristiana que los de las otras partes: pobló este pueblo año de 57 Diego García de Paredes con licencia de los alcaldes de Tocuyo.

 

PROVINCIA DE CARACAS

La provincia de Caracas comienza en la punta ó cabo de la Cadera, que está al poniente de Cumaná y va corriendo treinta leguas al poniente hasta el puerto de Burburata; hay en toda ella dos pueblos solos de españoles y entrambos ochenta ó noventa vecinos españoles, y en su comarca como diez ó doce mil indios, repartidos en otros tantos repartimientos como vecinos españoles: es tierra sana y fértil, rica en minas de oro, que pasa de veinte quintales, muy pobladas de naturales, gente belicosa, grandes flecheros de yerbas, caribes que sirven mal por ser tan rebeldes; y así mataron al capitán Juan Rodriguez Suarez, y otra vez al capitán Rodrigo de Narvaez, con más de sesenta soldados: la costa desta provincia es toda costa bravía, y serranías muy altas.

 

SANTIAGO DE LEÓN

El puerto de Santiago de León en la dicha provincia de Caracas, seis ó siete leguas dentro de la dicha tierra, y tres leguas de Caravalleda, de cincuenta ó sesenta vecinos y otros tantos repartimientos de indios, en que habrá como seis ó siete mil dellos, gente belicosa y brava, como queda dicho, poblóle el capitán Diego de Losada año de 67, por mandado del gobernador don Pedro Ponce de León.

 

CARAVALLEDA

Nuestra Señora de Caravalleda: pueblo de españoles en la provincia de Caracas junto á la mar; habrá en él como quince ó veinte vecinos; aunque tiene puerto, pero es malo y no para poder parar en él mucho tiempo los navíos, y poblóle el mismo que á Santiago, y el mismo año.

 

CARORA

Como veinte leguas de Tocuyo hácia la banda de Coro, se pobló el año de 69 una ciudad, llamada de Carora, por el capitán Juan del Tejo; no se cuenta entre los pueblos poblados hasta ahora, por ser tan nueva población, hasta ver si permanece, aunque se tenía esperanza que vendría á ser buen pueblo; tenía cuarenta vecinos españoles, y la comarca es tierra sana y de buenos indios naturales.

Así mismo envió el dicho gobernador don Pedro Ponce á poblar en la costa del lago de Maracaybo, de la parte occidental que cae hácia el rio de la Hacha: por que no se sabe el suceso dello, no se hace más memoria della.

 

PUEBLOS DESPOBLADOS DESTA GOBERNACIÓN

Pueblos despoblados hay algunos, como se ven en los mapas de Santa Cruz, en esta provincia, aunque de ninguno hay razón de lo que fuese, sino del pueblo de Burburata, que por los insultos que en él hacían los cosarios se vino á despoblar año de 53, y de parte de sus vecinos se comenzó a poblar la Nueva Valencia.

 

HIDROGRAFÍA Y DESCRIPCIÓN DE LA COSTA DE VENEZUELA

Islas de Perito: cinco ó seis isletas junto á la costa, al poniente de Maracapana.

Rio de Oynare: entre Maracapana é Higueroto al occidente del rio de Ornare.

Cabo de la Codera: entre el rio Oynare y puerto Flexado

Golfo Triste: junto á Burburata, al poniente.

Cabo de Farallon blanco: junto al golfo Triste, que debe ser el mesmo que punta Seca.

Puerto de Sardinas: junto á Burburata, al levante dél.

Burburata, pueblo y puerto de españoles, que se despobló por el año de 53 por los cosarios que acudían á él; es el mejor puerto desta provincia, y de los buenos de las Indias, por su capacidad, limpieza y seguridad con que pueden estar en él los navíos; y es de muy grande importancia la conservación dél por ser escala y puerto para Nuevo Reino, y todas las provincias del Pirú, por donde entran y pasan gran número de personas cada año sin licencia; y si franceses se apoderan dél sería malo de cobrar.

Punta baja: al poniente del golfo Triste junto á él.

Pargauachoa: una punta ó rio al poniente de Punta baja.

Abriana: una ensenada ó bahía entre el cabo de San Román y golfo Triste.

Paraguana: una ensenada ó bahía al poniente de San Román junto dél

Caritia: un rio junto á Paraguana, á lo mesmo con él.

Cabo de San Román: una punta de, tierra al sur de la isla de Aruba y levante de Venezuela.

Golfo de Venezuela: á la entrada canal de la laguna de Maracaybo.

Boynare: isla de ocho ó diez legua de largo y siete ú ocho de ancho, en 6 grados de longitud y 1/4 y 11 y 1/2 de altura está poblada de ganado vacuno y ove juno, para que es buena tierra, y esta encomienda de un Lázaro Bejarano, vecino de Sevilla, que acaba en él la sucesión.

Curazao ó Curacaute: en 68 grados y 1/3 11 y 1/2 catorce leguas de largo, toda cabañas y pastos para ganados, aunque no tiene rios porque no hay sierras dedo salgan; hay en ella muchos ganados de vacas y ovejas; no hay en ella metal ninguno: al tiempo que los indios se hacían esclavos, dicen que se sacaron della de cien mil ánimas arriba; agora habrá como ciento cincuenta indios casados: tiene dos puertos muy buenos y seguros, adonde acuden de ordinaria franceses, [y en el de Santa Bárbola, que es mas frecuentado, murió Juan de Buen tiempo] 7 ; por la parte del norte desta isla no se puede desembocar por ser la costa muy brava, y las peñas muy tajadas y altas.

Aruba: isla, norte sur con el cabo de San Román en Venezuela, cuatro Ó cinco leguas dél, y otras tantas de largo norte sur; es, como las dos precedentes, del dicho Lázaro Bejarano, en que tiene mucho aprovechamiento de sal, lana y ganado caballar.

Mitare: un rio junto á la canal de Maracaybo, al occidente de Venezuela.

Capatárida: sitio de algún pueblo despoblado, junto al rio Mitare al poniente dél.

Cacay: un rio ó pueblo despoblado en la costa del golfo de Venezuela al poniente de Capatárida.

Los Monges: tres isleoncillos pegados á una punta de tierra, sin nombre, que está á la entrada del golfo de Venezuela; es una tierra baja en la mar; encima del puerto hace unas barrancas bermejas.

Bahía honda: al poniente de los Monges.

Coquibacoa: una punta en la mar, llana, y la tierra adentro hace una sierra tendida y pelada.

El Portete: entre el Cabo de la Vela y Bahía honda; es tierra despoblada y sin agua, donde hay algunos indios llamados guaxidros 8 que se sustentan de pescado y caza de conejos y venados porque no tienen labranza ni casas; la costa es de arena, y encima del puerto hace un cerrejoncillo redondo.

Cabo la Vela: donde se acaba la gobernación de Venezuela; es tierra llana y hace un rostro en la mar, y encima, á manera de una mesa, con un farallon que sale fuera cuanto un cuarto de media legua, y entre la tierra y el farallon puede pasar cualquier nao.

 

RÍO DE LA HACHA

La ciudad del rio de la Hacha, y antes Nuestra Señora de los Remedios, y también más antiguamente Nuestra Señora de las Nieves, sesenta leguas y más de Venezuela y treinta de Santa Marta en 71 grados de longitud y 10 y 1/2 de latitud, entre los términos y confines de las gobernaciones de Venezuela y Santa Marta en la costa de la mar del Norte, tendrá como cuarenta ó cincuenta vecinos, sin indios, porque en su comarca no hay sino unos pocos encomendados en un vecino della; es este pueblo como gobernación por sí, sin ser sujeto á ninguna otra más de á la Audiencia de la Española, adonde van las apelaciones de los pleitos: gobiérnase por dos alcaldes ordinarios, que se eligen cada año, y un alguacil mayor y otro menor; y hay en ella dos oficiales reales, tesorero contador, y en lo espiritual de la diócesis del arzobispado de Nuevo Reino hasta el año de 74 que Santa Marta se hizo obispado, que se puso en su diócesis.

Tiene de término y jurisdicción ocho leguas por la costa, hasta los confines de Santa Marta, y veinte hasta el Cabo de la Vela, por do parte términos con la gobernación de Santa Marta, y ocho leguas la tierra adentro.

Ase mudado este pueblo tres veces desde su primera fundación, que se pobló en el Cabo de la Vela, adonde se llamó Nuestra Señora de los Remedios, y por ser el suelo muy cálido, húmedo y muy lluvioso y enfermo, y no haber en la comarca tierra para huertas ni sementeras, ni agua que beber, se pasó junto al río de la Hacha, de quien tomó nombre; y, el rio se llama así por una hacha que se hallaron en él los primeros pobladores.

La comarca donde ahora está, es poco fértil, aunque se coge maíz, y hay muchos ganados y estancias dellos en la ribera del rio de la. Hacha y del rio de Tapia, que está entre la Ramada, dos leguas della, y seis del rio de la Hacha: no hay en su jurisdicción hasta agora muestras ningunas de oro ni de otros metales; hay unas salinas que se cuajan, en cierta parte de la costa, que son de poco provecho por estar lejos y dejarse de cuajar algunos años.

 

COSTA DEL RÍO DE LA HACHA

En toda la costa de esta comarca no hay puerto ninguno, porque todo es bahía, costa baja, buen surgidero y estancia para cualesquier navíos; aunque hay tres ó cuatro rios son de poca agua y no puede entrar en ellos aun barcos pequeños. Desde el Cabo de la Vela hasta la ciudad, que serán veinte leguas, se pescan y sacan las ostias de las perlas: sácanlas los indios ó negros que hay para ello, los cuales van en unas canoas dentro en la mar hasta una legua de la costa, y en cinco ó seis brazas de agua se zambullen hasta el fondo é hinchan unos chinchorros ó taleguillas de red que llenan de los ostiones grandes que hallan, porque los pequeños no son de provecho; pónelas en el barco, habiendo salido el indio sobre el agua, y otro indio paje, que está en él, tira de un cuerda, con que está atado el chinchorro, y después vuelve á zambullirse cuantas veces es menester hasta cumplir su jornal. La grangería de las perlas se muda muchas veces, como se van acabando los ostiales, á seis y á ocho leguas, todo en circuito del Cabo de la Vela, y con ello se mudan todos los bohíos y los instrumentos que hay para sacar las perlas.

 

DESCRIPCIÓN DE LAS PROVINCIAS DE CUMANÁ, Y NOTICIAS DE LA GOBERNACIÓN DE SERPA Y LA GUAYANA Y DE LOS INDIOS ARUACAS

La gobernación de Serpa, que llamó la Nueva Andalucía, y en lengua de indios la Guayana, según la capitulación que con él se asentó año de 69, por la parte del levante comienza desde la boca del rio Marañón, cuya boca está 3 ó 9 grados dentro de la demarcación de Castilla y en 32 ó 33 grados de longitud del meridiano de las Canarias, y 49 ó 50 del meridiano de Toledo, más ó menos, según diferentes geógrafos; desde donde va corriendo la costa al poniente, como ochenta ó cien leguas, hasta la boca del rio de las Amazonas, y desde allí por la costa y provincia que llaman de los Aruacas ciento sesenta ó ciento ochenta leguas hasta la punta del Gallo, junto á la isla de la Trinidad, de donde vuelve la costa al occidente hasta Maracapana en la costa de Tierrafirme, por donde se junta con la gobernación de Venezuela y desde allí, al mediodía la tierra adentro, por el morro que llaman de Perito, se le asignaron trescientas leguas de largo y ancho 9 [que según las cartas de Santa Cruz pasan cerca de cien leguas adelante del rio de las Amazonas por el mediodía, y por la parte del oriente pasan también más de otras ciento de la boca del rio de las Amazonas hasta el rio de Marañón, contra la intención del Consejo, á lo que se puede colegir, así por quedar la gobernación tan desproporcionada de grande, como porque después de se le haber asignado los límites de su gobernación, se le manda que haya de tomar la posesión de toda la costa hasta el rio Marañón, y como también porque los Omaguas y Omegas, cuyo descubrimiento y gobernación se di' á D. Pedro de Silva con las provincias del Dorado, según se describen por San. ta Cruz, todas se vienen á incluir dentro desta gobernación como quiera que sea."] Aunque por ser estas provincias no bien descubiertas hasta agora, no se puede tener de ellas cierta noticia, y lo que en general se sabe es, que en la demarcación de estas gobernaciones hay muchas y diferentes naciones de indios, y todos bárbaros, y por la mayor parte valientes y guerreros, sin órden ni gobierno; y la tierra, aunque en partes fértil del maíz y casi toda con muestras de oro, es generalmente pobre y de poca codicia.

 

DESCRIPCIÓN DE LA PROVINCIA Y COMARCA DE CUMANÁ

La provincia de Cumaná en la costa de la mar del Norte, entre la gobernación de Venezuela y la isla de la Trinidad, en la longitud de la Margarita é isla Cubagua, tiene sólo un pueblo de españoles que se llama la Nueva Córdoba, de muy pocos indios, que pobló Fr. Francisco Montesinos, y otros dicen que Serpa, la primera vez que quiso entrar á las provincias de Guayana y le mandaron volver del viaje.

La provincia de Maracapana y las bocas de Santa Fé, fueron pobladas en otro tiempo, y por ser muy belicosos los indios Tagares, Cumanagostos y Cachopatas, que quemaron un monasterio de frailes, se despobló la tierra; mataron después estos indios al capitán Diego Hernández de Serpa: pártese la gobernación suya con la de Venezuela por el puerto desta provincia dicha Maracapana.

Perito: una comarca de indios, quince ó veinte leguas de la mar la tierra adentro, donde está el morro de Perito, que llaman, por donde ván los términos de la gobernación de Serpa: son los indios buena gente, amigos de cristianos y grandes labradores de maíz.

Los indios Palenques, es otra comarca de muchos pueblos de indios, cercada de grandes estacadas de madera, con que se fortalecen por las guerras continuas que traen con sus comarcanos; son pocos amigos de cristianos.

 

HIDROGRAFÍA Y DESCRIPCIÓN DE LA COSTA DESTA COMARCA

Punta Anegada, ó Punta del Gallo: al sur de la isla de la Trinidad, y entrada del golfo del Drago que otros llaman de Paria.

Rio de Paria, ó de Urapary: segun diversas descripciones al poniente de la punta Anegada, que baja de la provincia de Paria y entra en el golfo de Paria en 61 grados de longitud y 7 y 1/2 de latitud.

Golfo del Drago: dicho así por las bocas del Drago que están entre la isla de la Trinidad y Tierrafirme, que son dos isletas que las llamó así el Almirante Colón cuando descubrió esta costa, y por otro nombre golfo de Paria, por tener á la parte del sur la provincia de Paria.

Camary: una punta ó ensenada al poniente del rio de Paria junto á un rio. Cae en esta comarca el rio de Amana, de donde tienen origen los indios caribes, que dicen de Amana, que tienen comida y despoblada la mayor parte de los naturales hasta las espaldas de la sierra de Cumaná.

Aldea rio ó Punta del rio de Paria, en la costa de la parte del sur.

Rio Orinoco, y según otros de Paria, un rio grande que entra en lo interior y más metido á la tierra del golfo de Paria en 63 grados de longitud y 7 y 1/2 de latitud, y á la boca dél un isleoncillo grande; muestra tener su nacimiento, según algunas descripciones de Santa Cruz, más de cien leguas la tierra adentro, hasta ponerse en norte sur con el golfo de Venezuela, debajo casi de la equinoccial, en el cual entra por la parte del poniente el rio Nare, y el rio Carary cuarenta ó cincuenta leguas más abajo; también por el poniente y más abajo, el rio Caura, y por el sur más abajo el rio Apur, por la parte del occidente el rio de la Guayana, como cuarenta ó cincuenta de la mar por el oriente, de donde traen sus nacimientos y nombre por pasar por la provincia de Guayana, que según se tiene, por nueva de los indios Aruacas, es tierra bien poblada y de muchos indios, buena gente, y entre este y la mar el rio Guarico, por el occidente.

Cabo de Salinas: junto á las bocas del Drago, tres ó cuatro leguas de la Trinidad en 61 grados y 9 grados de altura.

Cabo de Tres Puntas: al poniente del cabo de Salinas quince ó diez y seis leguas; está por aquí el Puerto Santo, buen puerto, aunque por estar la tierra despoblada no sirve sino á los franceses cosarios para reparar sus navíos.

Corinta, ó cabo de Araya: de cabo de Tres Puntas, quince ó veinte leguas, al principio del golfo del Cariaca, es tierra muy seca y estéril y sin agua; tiene una salina grande y gran pesquería, de donde se provee Santo Domingo.

Golfo de Cariaco: entre la punta de Araya y el rio de Cumaná, entra diez y ocho leguas á la tierra la vuelta del leste, por la parte del norte; es deshabitado, y por la costa del sur tiene algunos indios amigos de cristianos.

Rio de Cumaná: 73 grados y 1/2 de longitud y 9 de altura; baja de la sierra que se dice Deypuri, es de agua dulce, y de donde se provee Cubagua y la Margarita; no se puede navegar sino en canoas: cinco ó seis leguas el rio arriba hubo antiguamente, á la boca deste rio, una fortaleza, cuando la pesquería estaba en Cubagua.

Rio de Uchiri: un rio pequeño y de agua dulce por el cual navegan los indios en canoas.

 

DESCUBRIMIENTOS Y NOTICIAS DE LAS PROVINCIAS DE LA GUAYANA

Por Tierrafirme han entrado, en demanda de la Guayana y de las otras provincias Diego de Ordáx, que partió de España, año de 27 (1527), con cuatro navíos y ochocientos hombres en ellos á conquistar las provincias de la Guayana, y habiendo ascendido por el rio de Paria doscientas leguas, hasta una angostura que hace el rio, se volvieron y deshizo la armada, sin haber ellos hecho nada: entró con él Serpa, que dió después desta provincia grandes nuevas de riquezas. jerónimo de Artal, contador de la dicha . y después conquistador desta provincia, también acometió á entrarla dos veces, y la última con cuatrocientos hombres por la costa de Cumaná; la primera volvió perdido, y la segunda desbaratado por un Antonio Sedeño, gobernador de la Trinidad, que se metió la tierra adentro y se anduvo por ella muchos días, sin querer salir della ni obedecer á la Audiencia que le envió dos jueces, á los cuales entrambos prendió y quitó las provisiones, y al fin murió de enfermedad, y la gente se hizo los parcialidades y se dieron una batalla en que todos se perdieron. Fué al dicho descubrimiento Jorge Espera, gobernador de Venezuela, con más de cuatrocientos hombres, v tras él Ferdirman, segundo gobernador de Venezuela, que tampoco hicieron cosa de provecho; después deste Bartolomé Velzar, que los indios le echaron de la tierra, habiendo entrado en ella más de quinientas leguas, que debieron ser hartas menos Begun le que parece por las descripciones.

Año de 69 (1569) partió de España el capitán Serpa con cuatro navíos y en ellos más de setecientos hombres; de-embarcó en Cumaná con doscientos ochenta hombres, y queriendo entrar la vía de Guayana, mataron los indios de Maracapana á él y á muchos de los suyos que todos se perdieron y desbarataron; v así en las dichas provincias no hay población ninguna de españoles, ni cosa. descubierta, de manera que se pueda escribir con certeza; dicen que es tierra muy rica de oro, y por la relación de los indios Aruacas se entiende que es tierra bien poblada de muchos indios y buena gente.

 

NOTICIA DE LOS INDIOS ARUACAS

La provincia y tierra de los indios Aruacas, contenida en el descubrimiento de Serpa, son como doscientas leguas ó más de costa desde la isla de la Trinidad al levante hacia la boca del río de las Amazonas, en que hay muchas poblaciones de indios, y en la tierra mucha caza de dantas, puercos y venados, y otros muchos animales y caza de volatería, y grandes tierras llanas para pastos de ganados y tierras de labores; y así estos indios Aruacas son grandes labradores, y tienen sus poblaciones la costa de la mar. Segun la memoria que conservan de sus antepasados, dicen que estos rios y tierras fueron antiguamente poseidos de indios caribes, á quien ellos las quitaron por sus malo: usos y costumbres, habiendo venido en unos navíos de hacia donde sale el sol; y así traen continuamente guerra con ellos, y los tienen por muy grandes enemigos: son de buena disposición y de rostros nobles; préciense de caballeros y andan desnudos; son de buenas costumbres, aman la virtud, castigan el vicio; y creen que hay en el cielo un gran señor que premia los buenos y castiga los malos, y que las ánimas de los que viven bién ván con él; tienen escuelas en que les cuentan las hazañas de sus antepasados, y les enseñan á conocer las estrellas del cielo; son muy amigos de cristianos y grandes trabajadores; y así castigan los ociosos: en el invierno entienden en sus labores, y el verano hacen sus armadas de treinta ó más piraguas, que son unos navíos de un madero solo en que caben treinta ó cuarenta hombres, y vánse á buscar las armadas de los indios caribes, con los cuales pelean bravamente, y si pueden los cautivan en la mar y en los pueblos, para servirse de ellos de esclavos. No parece haberse descubierto esta provincia hasta agora, ni haberse dado la conquista dellos á nadie; solo se sabe esto por relación de un morisco de la gente que entró con Diego de Ordáx á la. conquista del Dorado, año de 27 (1527), que estuvo entre ellos doce años.

 

COSTA DE LOS ARUACAS

Cabo Raso: junto á la isla de la Trinidad, al sur della.

Rio Salado: junto á cabo Raso al poniente.

Rio de Canoas: más al poniente de río Salado.

Rio Dulce: un río grande que viene de la tierra adentro y tiene á la boca dél una isla.

Rio Fermoso: al oriente del rio Dulce en 5 grados de altura.

Punta Turabaja: al oriente del rio Fermoso.

Rio Salado: al oriente de punta Turabaja.

Arboleda: al oriente de rio Salado.

Rio Bajo: en 4 grados de altura.

Aldea: al oriente de rio Bajo.

Furna: entre Aldea y el rio de Pracel.

Rio de Vicente Pinzón: 2 grados y 3/4de altura.

Rio de la Vuelta: al oriente del rio de Vicente Pinzón.

Las Planosas: tres isletas pequeñas á la boca de un rio.

Furna Grande: junto á cabo Blanco, en la entrada y boca del rio de Orellana, á la parte occidental.

 

HIDROGRAFÍA DEL RIO DE LAS AMAZONAS

El rio de Orellana, y por otro nombre de las Amazonas, y rio Dulce, el medio de su boca y entrada en la mar del Norte en 54 grados de longitud del meridiano de Toledo, debajo de la línea equinoccial, descubrióle Pinzón año de 500, y navególe el capitán Francisco de Orellana año de 43 (1453) desde las provincias del Quito hasta la mar; que habiendo entrado con Gonzalo Pizarro el dicho año en demanda de la provincia de la Canela, y habiendo navegado por el río abajo muchas leguas, y llegado á un salto que hace el rio muy grande, por falta de mantenimientos, envió Pizarro al dicho capitán Orellana á buscarlos el rio abajo, el cual no quiso, ó no pudo volver el rio arriba, y así le navegó todo, y salió con dos bergantines al mar del Norte; habiendo visto por toda la costa dél mucha diversidad de provincias y suertes de tierras, y muchas naciones, grandes poblaciones de indios bravos y belicosos, y en partes políticos y curiosos; y entre ellos mugeres guerreras que le parecieron Amazonas, de donde unos le llaman de las Amazonas, y otros de Orellana del nombre del mesmo capitan. Dicen que tiene de boca cerca de cincuenta leguas, y que la tierra adentro es muy ancho, y que en más de quinientas leguas arriba está todo lleno de islas, y muchas dellas habitadas, y que corre mil quinientas leguas, dando vuelta por debajo de la equinoccial, desde su nacimiento, que aunque son muchas por línea derecha, si comienza como se tiene entendido desde las provincias y sierras de los Andes, del paraje de la ciudad del Cuzco y más adelante, no son muchas; y se puede bien afirmar, que sea este el mayor rio del mundo: entran en sus corrientes rios caudalosos y muy grandes, como son los que descienden de las dichas sierras de los Andes y vertientes del Pirú, y entre ellos el rio de Vcamya que viene desde Guanco.

Otro rio que viene de Santiago de la Frontera.

El rio Juncata, que viene desde Quito.

El rio Tomebamba, y el rio Macas, y el rio de los Quixos, con otros brazos muy grandes y muy caudalosos que des aguan en él por la parte del poniente y vertientes de todo el Nuevo Reino y Nueva Andalucía, y por la parte de medio dia de hácia las provincias del rio de la Plata, con quien ha querido decirse comunica, aunque no parece verosímil hasta que de estas tierras y rios se tenga más entera noticia.

También hay quien afirma, que por otro brazo más cerca de su boca se comunica con el rio Marañón, que abajo se describirá; de lo cual también es argumento la opinión de algunos, que han creido ser estos dos rios uno mesmo, y así han llamado á este también Marañón, como fué el tirano Lope de Aguirre y los que con él vinieron, á quien él llamaba Marañones, por haber salido desde las provincias del Perú por este rio hasta la mar del Norte.

Pasado el rio de las Amazonas, en la boca oriental dél, está un cabo que se nombra el Cabo Bajo.

Más al oriente un rio que se llama el rio de Pascua, y al oriente deste otro que se llama Visto de lejos; y cerca del río Marañón, al poniente dél, otro que se dice rio de Esclavos, y en las cartas de Portugal, de San Miguel.

 

RIO MARAÑÓN

Rio Marañón: en 49 ó 50 grados de longitud más o menos, según diferentes descripciones, 3 grados de latitud austral, quinientas leguas del cabo de San Agustín, y según otros muchas menos, como en efecto debe ser, tiene quince leguas de boca, y en ella muchas islas, algunas pobladas, y el rio arriba muchos árboles de incienso, muestras de mucho oro y esmeraldas, muchos ganados: tiene dos brazos grandes, el uno que viene de hácia el mediodía y tierras del Brasil; el otro por entre el mediodía y el occidente, de hácia las provincias por do corre el rio Orellana, por el cual brazo quieren decir algunos que se comunica con él, como dello es argumento la opinión de algunos que creen que es todo un rio, y los llaman á entrambos de un nombre, como en la descripción del rio de Orellana queda referido; y en algunas cartas portuguesas describen los nacimientos de este rio, que sale de una laguna grande que quiere sentir que sea la del Dorado, pretendiendo caer este rio y ella en la demarcación de Portugal; pero todo es incierto, y lo más fingido, mientras no hubiere más averiguación.

 

1 Desde aquí hasta la terminación del párrafo esta tachado el original.
2 Equivocado el nombre por el de Lope, que así se llamo el traidor Aguirre.
3 Otros llaman Bonayre
4 Ambrosio de alfinger
5 Ambrosio de alfinger
6 Lo acotado se tacha en el original.
7 Lo que va entre paréntesis esta tachado en el original.
8 Ó indios Guajiros.
9 Lo que va en este paréntesis está tachado en el original.

Comentarios (0) | Comente | Comparta c