JAIME, RAÚL (Medellín, 1967). Reside en España. Ha traducido parcialmente al poeta norteamericano William Carlos Williams.
Libro propio: |Ciclo natural (1992).

 

JARAMILLO, MANUEL JOSÉ (Abejorral, Antioquia, 1904; Medellín, 1978). Estudios en la Universidad de Antioquia. Crítico de arte y literatura. Novelista. Sus versos aparecen en |Poemas de Antioquia (1962).
Otros libros: |Conversaciones de Porfirio Barba-Jacob (1946) y |La obra de E. González Martínez.

 

JARAMILLO, SAMUEL (Bogotá, 1950). Economista de la Universidad de los Andes (donde es profesor), especializado en desarrollo urbano en Francia e Inglaterra. Investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Económico. Director de la revista de poesía Buziraco y de la colección «Caja de Pandora» de Nueva Poesía Colombiana (1980) de la U. Pedagógica Nacional.
Libros: |Ásperos golpes (1973); |Habitantes de la ciudad y de la noche (1980); |Geografías de la alucinación (1982); |Selva que regresa (1988), primer premio de poesía Universidad de Antioquia. Ulrika hizo una antología de estos cuatro: |Bajo el ala del relámpago (1995). Otro: |Cuatro ensayos sobre poesía postnadaísta en Colombia.
Ganador de la beca «Ernesto Sábato» de crítica literaria del Festival de Arte de Cali y la Beca de Creación de Colcultura en poesía y novela. Los libros resultantes son: |Doble noche, poesía, y (Francisco José de) |Caldas, la luz y la tiniebla.
Andrés Holguín escribió: «En su labor poética hay un cuidadoso trabajo con el lenguaje, con la expresión, con los símbolos. Una contenida emoción y una febril angustia, soterrada, recorren los poemas. Silencioso, introvertido, sensible, Samuel Jaramillo se acerca con devoción y amor a la poesía. Poesía, por ello, otra vez auténtica, reencontrada misteriosamente para decir la soledad o el amor del hombre».
Y Gabriel Jaime Franco: «Pero tal vez ningún poeta ha expresado mejor nuestro desarraigo y nuestros palos de ciego en la búsqueda de una identidad como Samuel Jaramillo. Su libro |Geografías de la alucinación es una valiente reflexión sobre su generación, un sobrecogedor examen de la orfandad y el desvío de miles de jóvenes que vieron escaparse muchos de sus más altos sueños por una derecha astuta y una izquierda desunida que no supo definir las verdaderas urgencias populares, pues mientras los niños colombianos seguían muriéndose en las calles y en los hospitales, ellos discutían todavía sobre la caracterización de la sociedad colombiana».

 

JARAMILLO, VÍCTOR RAÚL (Sonsón, Antioquia, 1966). Profesor de filosofía del arte en la Escuela Popular de Arte. Dirige un consultorio filosófico para el estudio a través del lenguaje. Estudió pintura y música.
Libros: |Tatuajes de vientos (1992); |Jornada de silencio (1994).

 

JARAMILLO AGUDELO, DARÍO (Santa Rosa de Osos, Antioquia, 1947). Bachiller de San Ignacio en Medellín. Grado en ciencias jurídicas y socioeconómicas en la Universidad Javeriana de Bogotá, donde también fue profesor. Cursó en International Writing Program de la Universidad de Iowa. Ha desempeñado una brillante carrera en entidades públicas y privadas, especialmente en asuntos artísticos y culturales, como la Subgerencia Cultural del Banco de la República, cuyo boletín bibliográfico dirige. Miembro de los consejos de redacción de la Colección Simón y Lola Guberek y de la revista Golpe de Dados, entre otras.
Literariamente consolida sin precipitudes una de las obras poéticas más hondas y trascendentes de la última mitad del siglo. Sus primeros poemas aparecieron en los libros colectivos |¡Ohhh! (1970) y |Antología de una generación sin nombre (Madrid, 1970), preparada por el poeta español Jaime Ferrán. Esta promoción, con algunas variantes, también ha sido bautizada como la «generación desencantada» por Harold Alvarado Tenorio y como la «generación de Golpe de Dados» —la revista de Mario Rivero— por el crítico norteamericano James Alstrum en la |Historia de la poesía colombiana (1991). En esta, Darío Jaramillo se encargó del capítulo sobre las antologías. La aguda obra crítica y la investigación histórica —una de sus pasiones primordiales— goza también de amplio prestigio, ya internacional.
Libros de poesía: |Historias (1974) —parcialmente traducida al inglés con el título de |Poetic corner—; Tratado de retórica (1978) —premio nacional de poesía «Eduardo Cote Lamus» 1977—; |Poemas de amor (1986) y |Del ojo a la lengua (1995) —sobre grabados de Antonio Roda— y las reediciones de 77 poemas (1987) —antología de los tres anteriores y sobre la cual se hicieron los libros |Antología poética (Caracas, 1992) y |Cuánto silencio debajo de esta luna (México, 1992); es autor también de las novelas |La muerte de Alec (1983) —galardonada en concurso de Plaza & Janés—; |Cartas cruzadas (1995) y |Novela con fantasma (1996); de un volumen de breves textos de ficción, |Guía para viajeros (1991), así como de varias compilaciones con prólogos suyos, entre ellas |Nueva Historia de Colombia (1976); |Sentimentario —antología— (1985); |Antología de lecturas amenas (1988); |Poemáquinas (1992); Pombo (1983) y |Mil y una notas de Rogelio Echavarría (1995).
Obtuvo el primer lugar en concurso que escogió el mejor poema de amor, durante el encuentro «La poesía tiene la palabra» en Medellín en 1989.
En sus primeros libros de versos —juguetones, irónicos e irreverentes— tomó «el camino crítico de la antipoesía, un camino por cierto autodestructivo pero que en Darío Jaramillo logró sus mejores momentos, al menos en lo que a la poesía se refiere», dijo David Jiménez. Y James Alstrum: «Hasta la fecha, |Poemas de amor constituye el mayor aporte de Jaramillo Agudelo a la poesía postnadaísta y ha recibido una gran acogida crítica y popular. El éxito de este libro se debe, sin lugar a dudas, a su tratamiento novedoso y logrado del tema amatorio. Tal logro resulta de la lúcida sencillez de las imágenes, el distanciamiento curioso de una voz narrativa íntima que salva al verso de caídas sensibleras, y más que nada, el diestro manejo de la reiteración para dotar al poema de efectos musicales al mismo tiempo que lo encuadra... Jaramillo exhibe todo el virtuosismo lírico de un poeta que ha consolidado y domina por completo su propio lenguaje, a la vez que ha perfeccionado el recurso de la intertextualidad en semblanzas líricas con alusiones y epígrafes bien escogidos y a tono con el tema de la composición poética».
Y Charry Lara: «Otra de las cualidades que mejor se aprecian en Jaramillo es el extrañamiento que ellos impusieron al lenguaje preconcebidamente poético. Sus voces son en cambio, casi siempre, las que oímos en labios de seres cotidianos. O mejor, aquellas del habla a solas para sí mismo. Es de los poetas que prefieren emplear (sus propias palabras) como súbitas iluminadoras de realidades».

 

JARAMILLO ARANGO, ROBERTO (Sonsón, 1881; Bello, 1965). Estudiante y profesor del Seminario Mayor de Medellín, se ordenó sacerdote en Santafé de Antioquia. Eminente humanista, filólogo, sociólogo, historiador, ensayista y crítico, miembro de la Academia Colombiana de la Lengua, rector de la Academia de Idiomas de Medellín y profesor emérito en la Universidad de Antioquia. Terminó sus días en sosegado retiro como cura de Bello, entregado a sus estudios clásicos, traduciendo a Horacio, contemplando la choza y la obra de Marco Fidel Suárez, apacentando su rebaño y tomando tal cual aguardiente con los poetas de Medellín, que iban frecuentemente a visitarlo, especialmente los más jóvenes, que lo veneraban y lo amaban, como Carlos Castro Saavedra, a quien casó (¿a escondidas de la familia de la novia? Es un chisme que ya no ofende...). El padre Roberto escribió ensayos artísticos y literarios y un libro de cantares que denominó |En silencio (1960). León de Greiff, tan parco siempre en el elogio de sus contemporáneos, dijo de él lo máximo, si se entiende la minimización que hizo de los otros: «Jaramillo Arango es uno de los poetas que en Antioquia han sido...». Otro libro: |El salmo de mi vida (1965).
Marco Fidel Suárez le prologó al padre Roberto el libro que con las mejores traducciones de Horacio, en verso, publicó la Presidencia de la República.

 

JARAMILLO CÓRDOBA, FEDERICO (Medellín, 1831-1882). Descendiente del general José María Córdoba, sobre quien escribió una biografía novelada, su padre y un tío fueron fusilados por orden de Mosquera. Estudió en Bogotá en el colegio regentado por Lorenzo María Lleras. Abogado, historiador y orador del cual dijo «Ñito» Restrepo que poseía «una voz que, modulada al compás de una guitarra, arrancaba lágrimas de tristeza, así como en la tribuna patriótica y política era el trueno del entusiasmo y el rayo de la ira». Improvisador —y por consiguiente olvidado— tiene, entre los que recuerdan sus coterráneos, el poema |A la Inmaculada Concepción.

 

JARAMILLO ESCOBAR, JAIME (Pueblorrico, Antioquia, 1932). Amigo de infancia de Gonzalo Arango y su condiscípulo en el Liceo de Andes, en su reencuentro en Cali atendió al llamado del «profeta» del Nadaísmo a ser corresponsal de su secta, con Jotamario y Elmo Valencia. Si le creemos a Eduardo Escobar, Jaime fue inspector de policía, amén de tipógrafo, técnico de computadores, editor y publicista por más de veinte años. Coordina el taller de poesía de la Biblioteca Pública Piloto de Medellín hace más de diez años.
En |su Antología crítica de la poesía colombiana (1979), Andrés Holguín dice algo en lo cual no se equivocó: que «X-504» (seudónimo de Jaramillo Escobar cuando «Gonzaloarango» le publicó sus primeros versos en |13 poetas nadaístas, 1963) es el gran poeta de la secta. O de la tribu, como los llama una escritora española, Esperanza López Parada. El mismo Holguín agrega: «Este insondable X-504 resulta imprevisible, insobornable. Al asomarnos a sus versos nos hallamos ante un abismo. Su aventura sigue abierta, inédita. Parece buscar, con amargura contenida, y mucha dulzura íntima, una serenidad que constantemente se le niega. A veces, cambia su tono duro, se torna plácido, melancólico, triste, o abatido sin dolor; también sin esperanza. Otras veces, el poema parece desenvolverse en dos niveles, uno de pavura, otro mordaz sobre las cosas cotidianas. En esta lírica, impresionante, de la vida diaria, es difícil que se le supere».
Lo prueba, pues y después, toda su obra publicada en los libros |Los poemas de la ofensa (1968) —premio nadaísta 1967—; |Extracto de poesía (1982); |Sombrero de ahogado (1984) —Premio «Cote Lamus» 1983—; |Poemas de tierra caliente (1985) —Premio Universidad de Antioquia 1983—; |X-504 poeta (Porto Alegre, Brasil, 1986); |Selecta (1987); |Alheña & azúmbar (1988); |Poemas principales (Caracas, |1995).
Darío Jaramillo Agudelo dijo de |Los poemas de la ofensa que «es uno de esos pocos libros producidos por la literatura colombiana en los últimos 30 años que aparecen ante la sensibilidad de hoy como lo más sagrado de nuestra poesía».
La revista Poesía, que publican en Medellín Elkin Restrepo y amigos, en su número 11 da a conocer nuevos poemas de Jaramillo Escobar, y allí dice José Manuel Arango, otro de sus directores: «El peatón desprevenido que lo vea pasar, con maletín en la mano, para su taller de poesía en la Biblioteca Piloto, no sospechará —si no sabe quién es Jaime Jaramillo Escobar— que ahí va uno de nuestros poetas mayores».
El poeta venezolano Juan Lizcano completa el retrato de este poeta reacio a que lo retraten: «¿Quién podría creer que ese hombre pequeño, aparentemente débil y de modales y trato cortés y pulido, vestido |souare como dicen los gringos, abstemio, ni fuma ni bebe, ascético en el comer, discreto y al parecer con vocación de funcionario, es un decidor poderoso, un lector de sus poemas avasallador y de gran dominio escénico, un atrevido fundador de estilo y más que eso, un hombre compenetrado con los problemas de su país y partidario de los pobres, adverso al brutal desarrollo capitalista actual, jefe de un humilde taller de poesía fundado en Medellín, concurrido por universitarios y gente del pueblo, donde su gestión asume un aire de apostolado de la poesía? ¿Quién podría creer que el Nadaísmo alcanzaría con el genio excepcional de Jaramillo Escobar un poder de representación poética inusual, el cual reviviría la acción juglaresca medieval, no sólo con el fin de distraer al público, sino de relatar leyendas, hechos históricos y acontecimientos actuales, mezclados con suertes de circo y prestidigitaciones narradas por el poeta?».
El poeta brasileño Paulo Hecker Filho, traductor de su obra, dice: «Su verso o versículo, claro, enérgico, avanza solo y exime de las imposiciones del prestigio. No repite nada de lo visto, pero en cuanto es él mismo, mayor es su poder. Amplía, altera el cuadro de la poesía colombiana y por esto mismo de la América Latina. No que vaya a dejar seguidores, pues, siendo tan fiel a sí mismo, es en rigor inimitable. Pero prolonga el horizonte de la poesía latinoamericana con su creativa libertad, su ambición, que no teme a la prosa, de modificar de raíz la poesía y por lo tanto el mundo, su indubitable y propio dón lírico».

 

JARAMILLO MEDINA, FRANCISCO (Angostura, Antioquia, 1884; Yarumal, 1919). Vivió, estudió, trabajó y murió en esta «falduda y fría» pero activísima—desde su «Calle Caliente» hasta su vieja «Carretera»— ciudad que, por mucho tiempo era considerada un «puerto sin río». Pacho era hermano de Teresita, la novia ideal de Porfirio Barba-Jacob, su amigo y corresponsal de siempre. Parte de sus versos, escritos «delante de los pórticos divinos del siglo XX», fueron recogidos por sus familiares en |Poemas (Medellín, 1937), con su canto |Progreso, primer premio en los juegos florales de la capital antioqueña en 1912. Otro libro de Jaramillo Medina: |El frío de la gloria publicado años después de que estaba en ella, en 1922.

 

JARAMILLO MEZA, JUAN BAUTISTA (Jericó, Antioquia, 1892; Manizales, 1978). Estudió en San Ignacio en Medellín. Periodista, historiador, ensayista y prolífico poeta (escribió 23 libros de versos). Fundó, entre otras publicaciones, las revistas Azul (1919) y Manizales (1940), esta última dirigida hasta su muerte, al lado de su esposa, la poetisa Blanca Isaza. Junto con ella, asimismo, fue coronado como poeta en el primer centenario de Manizales en 1951. Fue miembro de la Academia de Historia y poesías suyas fueron laureadas en La Habana —ciudad que visitó— y en la capital caldense.
Jaramillo Meza fue uno de los íntimos de Porfirio Barba-Jacob, quien le escribió pocos días antes de su muerte que en su casa pasó «los días más deliciosos de mi vida» y le afirmó finalmente: «Tú, generoso; tú, comprensivo; tú, siempre hidalgo; tú magnífico en todo, el mejor de mis amigos hasta la hora de mi ruina... Quiero que tú, que me has querido de verdad y has admirado mis versos, y que, además, eres hombre de orden y de acción, seas el testamentario de mi poesía en Colombia». Jaramillo Meza le cumplió: publicó un libro con sus versos —para ayudarlo en su enfermedad terminal— y póstumamente en 1972, otro con la biografía del |«El errante caballero del infortunio», como lo llamó.
Algunos de sus libros: |Bronce latino (1915); |Blasón (1961) |Playas y tumbos (1927); |Senderos de otoño (1935);Poesías (1951) y |El poeta y su comarca (1962).

 

JARRÍN, HUMBERTO (Cali, 1957). Primer premio del III Concurso Nacional Poesía «Ciudad de Chiquinquirá» en 1995 con el libro |La piedra iluminada. También ha escrito narrativa y teatro. Otros libros suyos: |Herramienta de trabajo (1982); |Líneas de alfanje (1988); |Oniria o el Continente de los Sueños (1991).

 

JIMÉNEZ, CARLOS (Cali, 1947). Estudió arquitectura y filosofía y se ha dedicado al periodismo y a la crítica de arte. Vivió en México, Francia y España. Jefe de la sección de arte y literatura de la revista El Europeo y correponsal en España de ArtNexus.
Libros: |Travesía del ojo (1985); |Prosas del Gallinazal (1990); |Cambio de sentido (1992); |Del espacio arquitectónico a la arquitectura como mercancía —con Hugo García— y |Extraños en el paraíso: siete ojeadas al arte de los ochenta (1992).
Ricardo Sánchez dice que Jiménez «es un poeta de lo erótico», que |Travesía del ojo es una biografía del ojo y de los sentimientos y que recrea el paisaje de Cali y su leyenda, «narra una tragedia y exalta como en fiesta al agua del río» frente a un urbanismo que lo destruye todo.

 

JIMÉNEZ, DANIEL (Puerto Berrío, Antioquia, 1970). Estudiante de derecho de la Universidad de Antioquia.
Libro: |Permanencia en la melancolía (1992).

 

JIMÉNEZ, DAVID (Medellín, 1945). Máxima figura de la nueva poesía y de la mejor crítica como lo demuestra elocuentemente su currículo y bibliografía: licenciado en filosofía y letras en la Pontificia Universidad Bolivariana de Medellín. Máster en sociología de la literatura, en la Universidad de Essex, Inglaterra. Profesor de literatura de la Universidad Nacional de Colombia. Su primer libro de versos, |Retratos, ganó el premio nacional de poesía Universidad de Antioquia 1987. El segundo, |Día tras día (1997), fue premio Colcultura 1996. También ha publicado |Historia de la crítica literaria en Colombia (1992), |Fin de siglo, decadencia y modernidad (1994) y |Rafael Maya (1989) y es autor de los capítulos Romanticismo y Poesía finisecular en la |Historia de la poesía colombiana publicada por la Casa Silva en 1991 y La nueva poesía, desde 1970, en la |Gran Enciclopedia de Colombia, tomo 4, publicada por Círculo de Lectores en 1992.

 

JIMÉNEZ, RAFAEL DARÍO (Aracataca, Magdalena, 1957). Secundaria en Santa Marta. Licenciado en comunicación social en la Universidad Autónoma del Caribe en Barranquilla. Fundador y director de la revista Aracataca. Coordinador de publicaciones del Instituto de Cultura del Magdalena. Ha escrito cuentos y compilaciones literarias, biográficas y periodísticas. Organizó dos encuentros de escritores colombianos en Santa Marta, en 1988 y 1989. Coautor de la |Antología poética del Magdalena (1988) y compilador de la |Obra poética de Gregorio Castañeda Aragón (1994).
Sus libros de poesía: |Hondero de estrellas (1979); Entusiasmo y perseverancia (1982); |Confesión de parte (1995).

 

JIMÉNEZ, TOBÍAS (Guatapé, Antioquia, 1876; Medellín, 1931). Magistrado del Tribunal Superior de Antioquia, muy querido y respetado, su muerte repentina causó profundo duelo. También fue diputado a la Asamblea de Antioquia y miembro del Congreso Nacional. Sus poemas aparecen en las antologías regionales de la época.

 

JIMÉNEZ TRUJILLO, MANUEL (Amalfi, Antioquia, 1900; Medellín, 1965). Estudió en la Normal de Varones. Maestro, pues, y periodista: redactor de El Espectador y colaborador de diarios y revistas de Paraguay, Brasil y Bélgica. Ganó orquídea de oro en Medellín. León de Greiff lo llamó «romancero de América».

 

JORDÁN, GENTIL (Popayán, 1863-1913). Hijo de Wenceslao Jordán, también periodista y versificador, dividió su vida entre la medicina y la literatura. Fue epigramista y a su romanticismo se refirió Guillermo Valencia, con motivo de su muerte, en un soneto cuyo primer cuarteto dice: «Cruzó como un fantasma por la vida, sin otra luz en su tenaz desvelo / que el amor, ni otros ecos en su duelo/ que los ayes de un arpa dolorida».

 

JUFED TOMÁN —Juan Federico Torres Mantilla— (Bogotá, 1965). Bachillerato en el Gimnasio Campestre, economía y filosofía en la Universidad de los Andes y literatura en la Javeriana. Libros: |Sin viento para el ave (1984) |Mañana vendré (1984); |Padre, en tus ojos encomiendo mi espíritu (1985); Sueño para leer —infantil—, en tres entregas (1990, 1991, 1992); |La isla era el tesoro —colectivo—— (1998).
Enrique Serrano escribió que «Jufed Tomán es un poeta indescifrable. Sus preocupaciones siempre han sido infantiles, esenciales, previsibles por mujeres, mezcladas con apasionado enamoramiento por las palabras mismas. Siempre ha sido un excelente conversador, un hábil tejedor de juegos de palabras, un fiscalizador implacable del lenguaje. Sin esfuerzo, y constantemente, en la expresión se juega todo. Diríase que la forma lo cautiva tanto como el contenido, y que su veneración por la poesía es platónica «en estado salvaje»: dulce y, a la vez, contundente. Es por tanto, un poeta de elegancia innegable, temáticas laberínticas, plagado de flujos inconscientes, ligados al juego, al misterio y al esplendor del descubrimiento».

 

JULIO ROMERO, PEDRO BLAS (Cartagena, 1945). Dirige talleres infantiles. Obtuvo el premio nacional de poesía «Jorge Artel» de la alcaldía de la capital de Bolívar. Su libro |Poemas de Calle Lomba indaga y exalta el espíritu de Getsemaní, el antiguo barrio de esclavos de Cartagena y eje actual de múltiples personajes y manifestaciones que reivindican una forma del ser popular». Es miembro de la Asociación de Escritores de la Costa, que lo candidatizó a un premio nacional.

 

JUNIELES, JOHN J. (Sincé, Sucre, 1970). Escritor y periodista, coordinador del suplemento literario Solar, de El Periódico de Cartagena. Premio de poesía Universidad de Cartagena (1991); premio nacional de Cuento Caribe (1991); premio de crítica cinematográfica del Comité de Cine en la U. de Cartagena en el Festival de Cine de 1992; premio nacional de cuento Universidad Externado de Colombia (1995), entre otros.
Libros de poesía: |Papeles para iniciar el fuego (1993); |Temeré por mí al final de estas líneas (1996).

Comentarios () | Comente | Comparta c