Felipe González Toledo

 

Felipe González Toledo nació en Bogotá el 27 de julio de 1911 y falleció en la misma ciudad el 31 de agosto de 1991. Fue redactor en los diarios El liberal, La razón, El Espectador, El Tiempo y la revista Sucesos.

Permaneció al frente de la máquina de escribir aún a avanzada edad, cuando escribía las columnas "hace 25 años" y "hace 50 años" del periódico El Tiempo.

En 1973 Colcultura editó el libro Trece Crónicas, una antología de los trabajos de González Toledo publicados en la prensa. Otras de sus crónicas figuran en la antología de grandes reportajes realizada por Daniel Samper Pizano. (Intermedio Editores) y en Crónicas de otras muertes y otras vidas, selección de textos de sucesos (Universidad de Antioquia).

Dos años antes de su deceso, González Toledo recibió la orden Guillermo Cano del CPB, entidad de la cual fue presidente en alguna ocasión. Felipe había contraído matrimonio con Doña Elvira Mariño, con quien tuvo cinco hijos.

Uno de los maestros de la reportería policíaca fue Felipe González Toledo. Los lectores no se perdían sus crónicas sobre casos que escandalizaron al país, como el de Teresita la descuartizada, el cadaver enmaletado, el asesinato de Gaitán, el juicio al "Doctor Mata", los suicidas del Salto de Tequendama, los misterios del apartamento 301... Esta es una antología de aquellos crímenes. La hizo el mismo González Toledo. Sin embargo, en un acto de creatividad las volvió a escribir, cuando estaba a punto de cumplir los 80 años. Se trata de las únicas páginas escritas por él de manera deliberada para un libro. Las incluídas de "el crímen del prebendado", más que una crónica, un relato magnífico, uno de los mejores que se haya escrito ultimamente en Colombia.

 

 

El tristemente célebre "Doctor Mata", Nepomuceno Matallana (de sombrero de corcho), conversa con Felipe González Toledo (extremo derecho), durante la reconstrucción en el páramo de Calderitas de uno de los crímenes que se atribuyó el "Doctor Mata". También aparecen Hipólito Herrera (a pie), colaborador de Matallana, e Iván Arévalo, funcionario de la Seguridad.

Comentarios () | Comente | Comparta c