AVALANCHA DEL RÍO PÁEZ

Cuando Morillo se aproximaba a Santafé en 1816, las familias y las autoridades que estaban comprometidas con la causa libertadora huyeron en su mayoría al sur del país. Al mando del Batallón Socorro iba Custodio García Rubira (Rovira) quien se dirigía a Popayán. Hacia la misma ciudad se encamina María Josefa Piedrahíta (Pepita).

Pepita, nacida en Cartago, era hija de María Petrona Sanz y de José Joaquín Piedrahíta, dueño de parte de las minas de oro de Marmato y residente en Santafé de Bogotá. En Neiva doña Pepita, de apenas diez y seis años, conoció a García Rovira de treinta y seis, iniciándose un romance. Acordaron continuar el viaje a Popayán por el páramo de Guanacas pero antes de partir debieron esperar durante varios días refuerzos de tropas de Santafé para enfrentar a las de Sámano en el Cauca.

Como García Rovira desconocía que, el sábado 22 de junio, la Comisión Legislativa del Congreso de las Provincias Unidas lo había elegido como Presidente Dictador de la Nueva Granada, continuó su camino rumbo a Popayán y pernoctó con su tropa en el único lugar habitado, "el tambo de Gabriel López’ Estando allí fueron informados por el vicepresidente Liborio Mejía que en la batalla de la Cuchilla del Tambo (29 de junio de 1816) Sámano al frente de dos mil hombres había derrotado a los setecientos soldados del ejército patriota.

Ante esta situación decidieron regresar a La Plata pero antes se realizó en esas montañas el matrimonio de Custodio y Pepita por recomendación del cura fray Francisco Antonio Florido que veía con malos ojos que el novio llevara su prometida al anca de su caballo. El matrimonio se realizó el lunes 1 de julio de 1816.

De regreso a La Plata se encontraron con el derrotado coronel Pedro Monsalve quien al mando de cien hombres era perseguido por el coronel español Carlos Tolrá al frente de ochocientos soldados. Los patriotas fueron aniquilados en el puente sobre el río La Plata, Liborio Mejía y Antonio Monsalve cayeron presos. El presidente García Rovira, que venía retrasado en compañía de su esposa, no participó en el combate y al tratar de regresar para escapar por otra ruta ocurrió un terremoto (11 de Julio de 1816) que desencadenó avalanchas, obstruyendo los caminos, quedando intransitables tanto para caballos como para seres humanos; esto facilitó la captura por las tropas de Toirá. El presidente y su familia fueron conducidos a Santafé a donde llegaron después de venticinco días de penosa marcha, ya que los españoles acostumbraban traer a los prisioneros a pie y descalzos.

García Rovira fue fusilado en la "Huerta de Jaime" el jueves 8 de agosto de 1816; por orden de Pablo Morillo. Después de su muerte escribió: "Dr Custodio García Rubira, alias el estudiante era gobernador y capitán general de la provincia del Socorro, general de la república, miembro del congreso y presidente interino, mandaba las tropas en la acción de Cachirí, donde fue derrotado por las del rey; aprehendido después de sufrir segunda derrota en las inmediaciones de la ciudad de La Plata, se le pasó por las armas por la espalda por falta de verdugo que lo ahorcase y su cadáver fue puesto pendiente de la horca y se le confiscaron sus bienes". Además Morillo ordena que le coloquen este inri en la horca "García Rovira el estudiante, fusilado por traidor’

Liborio Mejía nació en Rionegro (Antioquia), fue vencedor en las batallas del Alto Palacé, Calibío, Tasines y El Palo; fue fusilado en Bogotá el 31 de septiembre de 1816 a la edad de venticuatro años.

El 16 de noviembre de 1827 a las seis y cuarto de la tarde se sintió en Bogotá y en todo el sur-occidente colombiano un sismo que ocasionó cuantiosos daños y víctimas, tuvo su origen en los volcanes del Huila y Puracé represando los ríos Páez y Suaza. Este se represó durante cincuenta y cinco días y al romperse el dique inundó el valle del alto Magdalena ocasionando a su paso destrucción; se calcula que sólo en Neiva hubo más de doscientos muertos.

El 6 de junio de 1994 un temblor grado seis en la escala de Richter, produjo el represamiento del río Páez y la consiguiente avalancha con saldo de mil cien muertos.

Comentarios (0) | Comente | Comparta c