Memoria cultural del Pacífico

La palabra hablada

Oratoria sagrada

En Buenaventura sobresalieron dos figuras en Oratoria Sagrada, con modalidades distintas:

El Presbítero y Doctor José Ramón Bejarano párroco de la Catedral por 35 años continuos. Su formación era completa pues se doctoró en Teología en Roma y además era poseedor de buena cultura literaria, lo cual le permitía ser un gran orador sagrado y además por ser conocedor del medio y de sus defectos era capaz de fustigar con fuerza y razones en sus sermones, hasta llegar a parecer impositivo en sus últimos años.

La otra figura es la de Monseñor Gerardo Valencia Cano, quién a pesar de no ser de Buenaventura aprendió a conocer la esencia del alma del negro y sobretodo sus carencias y congojas.

Por eso su oratoria fue directa y reivindicatoría de este grupo humano a sus ojos desplazado injustamente y padeciendo, cien años después de haber cesado la esclavitud, la otra esclavitud que es la carencia de educación adecuada y de espíritu de progreso. Por esto su oratoria fue unas veces dedicada a dar esperanza y formación a la masa anónima carente de metas y escasa de oportunidades y otras veces fue fustigante y dura contra el sistema económico-político que permitía y hasta justificaba tales injusticias, y contra los grupos indiferentes a quienes no les importaba tal estado de cosas. Por esto fue injustamente llamado el Obispo Rojo, cuando en realidad era un alma profundamente sensible ante la injusticia.

Oratoria política

Cesar Contó

Este chocoano de personalidad múltiple y de nivel Presidencial, se destacó también por su oratoria que podía ser unas veces de gran profundidad, por su gran cultura, por ser poseedor de dos lenguas (ingles e italiano) además del español, en el que fue filólogo, y ser en otras punzante y mordaz, al punto que en el parlamento se evitaba enfrentarse a él, porque se reconocía su capacidad de respuesta y el manejo magistral de la palabra emocionada.

Además fue protagonista en los vaivenes y enfrentamientos militares y conocía a fondo los hechos, los antecedentes y las personas, lo cual le daba mucha seguridad a su argumentación y fuerza a su oratoria, siempre destacada en un medio de grandes oradores especialmente políticos.

Julio Arboleda

Caucano y de gran cultura literaria, que le llevó a ser periodista, poeta y dramaturgo.

Políticamente estaba en el bando opuesto al de Cesar Contó y en las guerras civiles, lo derrotó en una batalla y lo tuvo preso.

Fue también orador de fama y de recursos gracias a su cultura adquirida en Inglaterra e Italia. En cierta forma tuvo una formación muy similar a la de Contó y es lástima para el país, que buena parte de la capacidad de ambos, se haya desviado hacia la guerra fratricida, perdiéndose la oportunidad de grandes creaciones literarias, si hubieran desarrollado su mejor actividad en las artes de la paz. Es ejemplar su discurso para posesionar al Presidente Mallarino.

Diego Luis Córdoba

Abogado chocoano reconocido como uno de los creadores del movimiento sindicalista colombiano, cuyas primeras bases y leyes fueron por él expuestas en el Parlamento, en el cual fue Senador destacado por muchos años.

Su oratoria parlamentaria basada en jurisprudencia y en conceptos de los mejores pensadores, que éí conocía a fondo, le sirvió para abrirle camino, en medio hostil, a los derechos de la mujer y de los grupos étnicos y negros.

Adán Arriaga Andrade

Chocoano y abogado. Figura de primer orden en la política nacional. Con su oratoria sería y razonada logró como primer ministro del trabajo, crear conciencia en los niveles empresariales de la conveniencia de tener una legislación de protección al trabajador y de establecer caminos y metodologías para resolver los conflictos laborales, sin apelar a la violencia por ninguna de las partes.

Le tocó laborar, sin desmerecer en ningún momento su pensamiento y la importancia de su oratoria, al lado de figuras nacionales que llegaron a ser históricas como Carlos Lleras Restrepo, Darío Echandía, Carlos Lozano y Lozano, Alberto Lleras Camargo, Alfonso Palacios Rudas y participar con brillantez con ellos en la elaboración y aprobación de la Reforma Constitucional de 1936.

Carlos Holguín

Fue Presidente de la República por separación del cargo que hizo Rafael Nuñez en 1888 y el era el designado elegido por el congreso. Abogado de San Bartolomé. Nació en Novita, Chocó, 11 de julio de 1832 murió el 19 de octubre de 1894. Fue orador elocuente y uno de los más hábiles parlamentarios de su tiempo. Su visión política de gran alcance, hacía que cuando tomaba la palabra fuera escuchado por todos, pues sus ideas eran siempre importantes y de gran visión.

Comentarios () | Comente | Comparta c