Memoria cultural del Pacífico

Nuevas posibilidades para la región Pacífica

Además de las tradicionales fuentes de ingreso como la pesca, la madera, la minería, que siguen teniendo validez para lograr un desarrollo sostenido y de real beneficio para la comunidad de la Región Pacífica, surgen otras opciones para complementar su economía con origen en necesidades de los países desarrollados para los cuales la región Pacífica tiene respuestas adecuadas.

Tales opciones son El turismo ecológico y la Venta del oxígeno de sus bosques, o sea el "El Oro Verde". Para el primero la región cuenta con escenarios naturales imponentes, la riqueza biológica de sus parques naturales y manglares, el espectáculo de las ballenas jorobadas y de la fauna y flora submarinas, la experiencia de las selvas primarias y de sus plantas y animales exclusivos. Se requiere conformar una cultura popular orientada hacia el turismo, a dar información y adecuada atención al turista, formar guías profesionales y crear una infraestructura de paradores y hoteles, integrados con empresas de transporte costero, fluvial y aéreo, pero sobre todo recuperar la seguridad y la paz en el país, condición básica para atraer la inversión hacia este tipo de actividad.

La venta del oxígeno de sus bosques, el oro verde, es una opción nacida del protocolo de Kioto, por el cual las naciones industrializadas se obligan a reducir sus emisiones de dióxido de carbono (Co2), causante del 55% de la contaminación mundial y del efecto invernadero. Por este compromiso los gobiernos y empresarios de esos países comprarían a través de la financiación de proyectos de conservación del medio ambiente en la Costa Pacífica colombiana, el aire puro que necesitan para reducir sus niveles de Co2.

Esto es atractivo para tales países y empresas, porque para ellos es más barato financiar los proyectos ambientales y de reducción de emisiones en otras áreas y no en su propio territorio. Su inversión se traduce en bonos o certificados de reducción de emisiones (CRE) que validan su esfuerzo en el cumplimiento del Protocolo de Kioto, orientado a tener un ecosistema mundial más saludable para las futuras generaciones.

La economía para los países contaminadores radica en que por ejemplo, en Estados Unidos dejar de producir una tonelada de Co2, constaría $186 dólares y en el Japón $580 dólares y en cambio producir una tonelada de oxígeno, para equilibrar ese Co2, costaría solo $15 dólares en el Pacífico. Colombia podría tener un ingreso anual por este concepto de $435 millones de dólares iniciales, de los cuales buena parte se irrigaría en la Región Pacífica, Principalmente en el Chocó.

Se requiere que el Estado trabaje en este tema, obtenga una certificación de nuestra calidad ambiental y elaborar proyectos para recuperar 1,2 millones de hectáreas de bosque degradados en el Pacífico (22,6%).

Otra opción, posiblemente más próxima en el tiempo, es la construcción de la autopista Buenaventura - Caracas, para la cual ya se tienen criterios acordados entre los dos países y algunos proyectos concretos.

Esta opción nace del incremento y globalización del comercio mundial y de las leyes de la competencia que exigen menores costos y tiempos de entrega en los productos de exportación y Venezuela que tiene grandes explotaciones de minerales estratégicos, necesita una salida por tierra al Pacífico, para competir en los mercados de Japón y del Asia con esos productos. De los estudios realizados se ha concluido que la ruta más factible a corto plazo, es la salida por Buenaventura.

Para que se haga realidad esta opción se necesita la construcción del túnel Armenia-Ibagué que está en licitación, la continuidad de las autopistas en doble calzada como los tramos existentes Cali-Palmira y Buga-Tuluá, desde Buenaventura hasta la frontera con Venezuela. Este país ya tiene sus tramos listos.

Además se requeriría una capacidad portuaria dos o tres veces mayor a la actual, para lo cual Buenaventura se prepara con sus puertos alternos en ejecución, y una legislación especial, que se facilita con la declaratoria del puerto como zona -Económica Especial.

Esta autopista no solo traerá minerales de Venezuela sino turistas e inversionistas para todo el Litoral del Pacífico, que aprovecharían las ventajas de la nueva legislación.

Esta opción unida a la recuperación de la línea férrea de Buenaventura-Armenia darán una gran capacidad de movilización de carga por Buenaventura- Esta recuperación está ya en proceso.

Comentarios () | Comente | Comparta c