Memoria cultural del Pacífico

Características del Océano Pacífico frente a Colombia

Así es Colombia. El Espectador. Julio, 1986

Corrientes del Pacífico

Hay una serie de movimientos aparentemente contradictorios, que hacen de nuestro Pacífico un océano de difícil navegación.

La corriente de Humboldt, procedente de la Antártida, se enfrenta a una corriente ecuatorial cálida. Una parte del Litoral es bañada por una corriente fría, llamada corriente de Colombia, hija de la Humboldt y que concluye por calentarse en el Golfo de Panamá.

Las corrientes circulares llegan a generar lo que se denomina "el fenómeno del Niño", que tiene influencia en el clima mundial- La zona produce una enorme evaporación. E resultado es aumento de precipitación. Las lluvias son cuantiosas en la zona de influencia. Nuestra costa chocoana tiene uno de los más altos niveles de pluviosidad del mundo.

La desviación que se produce en la corriente de Humboldt y que se llama corriente Ecuatorial Sur, efecto del choque de las aguas frías con las aguas cálidas, nos han privado de la pesca, por ejemplo de la anchoa. La corriente de Humboldt es muy rica en zooplancton y de ella se alimenta esa especie. La contracorriente Ecuatorial es más rica en fitoplancton, es decir de alimento vegetal.

La suma de las dos corrientes hace de su zona de influencia un lugar intermedio, en donde hay diferentes especies pero pocos ejemplares, en comparación con la fría.

Mareas

En el Atlántico y en el Pacífico las mareas son diversas: en el Caribe apenas ascienden a 1.4 metros la máxima, mientras en el Pacífico el promedio es de 4 metros. La amplitud de las mareas depende de la profundidad y anchura de los fondos oceánicos.

El Caribe es mucho menos profundo que el Pacífico en las cercanías de nuestras costas. La diferencia en las mareas ha influido decisivamente en el perfil de las costas. Hay 2 mareas altas y 2 bajas durante el día con período de 12.25 horas.

Los maremotos

En el Pacífico se producen maremotos, el origen es la sismicidad de la zona.

Un maremoto el 31 de enero de 1906 produjo la destrucción de Tumaco. Una ola que se calcula entre 60 y 70 metros de altura se lanzó sobre la isla del Morro, frente al
Puerto, la superó y destruyó buena parte de la ciudad. También fue barrida toda la isla de Gorgonilla.

ISLAS COLOMBIANAS EN EL PACÍFICO

 

El Fenómeno del Niño

Pacífico Colombia. Expolisboa 98
Diego Samper, Ediciones 1998

En el Pacífico se presenta con cierta periodicidad una surgencia muy marcada/ proceso por el cual las aguas de alguna profundidad se intercambian con las de la superficie, que produce el sobrecalentamiento de las aguas, conocida como el Fenómeno del Niño o del Pacífico, el cual modifica los intercambios atmosféricos marinos y cuyas consecuencias se manifiestan en el comportamiento del régimen de lluvias y sequías en ciertas regiones del planeta, entre ellas Colombia, la cual significa que este fenómeno afecta el clima mundial.

Escorrentía del Pacífico

La cuenca colombiana del Pacífico presenta numerosos ríos, de tramos relativamente cortos y gran caudal, siendo los principales: San Juan, Patía, Mira, San Juan de Micay y el Baudó.

Este alto caudal determina un considerable arrastre de sedimentos calculado en 35.000 millones de metros cúbicos por año, que se depositan frente a las costas, formando complejos sistemas de barras y bajos sumergidos e intermareales, planos de lodo, playas arenosas y fango arenosas.

Río San Juan
Es muy caudaloso y a lo largo de sus 380 kms de longitud drena una hoya de 15.189 km2. Es rico en aluviones de oro y platino y termina en un extenso delta formado por varias bocas. Es navegable en 300 Kms.

Río Patía
Tiene una longitud de 460 kms y una hoya de 22.497 ktn2. Desciende bruscamente de la montaña hasta un valle cálido, cortando la cordillera occidental en la Hoz de Minamá, atravesando luego selvas muy húmedas de gran pluviosidad, que se van convirtiendo en un extenso manglar kilómetros antes de su desembocadura.

Río Mira
Nace en el nudo de los Pastos, en la frontera con el Ecuador, sirve de límite con ese país un considerable trecho y en territorio colombiano tiene un curso de más de 140 Kms hasta su desembocadura en Cabo Manglares.

Río San Juan de Micay
Nace en el Cerro Guabio y tiene cerca de 240 Kms de los cuales 80 son navegables.

Río Baudó
En el Chocó, de poca extensión pero de gran caudal que lo hace navegable.

Río Atrato
Aunque desemboca en el Atlántico, conforma en todo su recorrido la región del Chocó, conectada hasta la frontera con Panamá con la Costa Pacífica y vinculada a ésta por características raciales, culturales, climáticas y económicas.

Considerado uno de los más caudalosos del mundo, nace en el cerro Plateado, en la Cordillera Occidental.

Llega a su desembocadura en el mar Caribe, a través de 16 bocas, después di recorrer 750 Kms, por una región caracterizada por la abundancia de lluvias que provocan su permanente y torrentoso caudal y que da origen a rápidos saltos y caudales, a pesar de lo cual es navegable en 500 Kms.

La superficie de su hoya hidrográfica es de 35.000 Km2, tiene reservas de oro, plata y una gran riqueza forestal.

Otros ríos importantes son: Sanquíanga, Naya, Anchicayá, Dagua, Calima.

El relieve de la zona costera del Pacífico

La plataforma continental del Pacífico colombiano es relativamente reciente, por lo cual aun hoy está expuesta a importantes cambios de forma.

Su extensión es más reducida en aquellos lugares que presentan frentes de compresión, como los de Bahía Málaga y Cabo Corrientes,, mientras que su máxima amplitud llega hasta los 51 Kms en la Bahía de Buenaventura, frente a Boca Raposo. La zona de quiebre, que es la profundidad donde termina la plataforma, es muy variable y oscila entre un mínimo de 100 metros y un máximo de 130 metros de profundidad.

El relieve de la zona costera coincide en gran medida con las cinco provincias geológicas identificadas. Estas son, de norte a sur, la cordillera de Jurado, formada por basaltos de origen oceánico con turbiditas y calizas arrédrales; la serranía de los saltos, compuesta por rocas básicas y sedimentarias dentríticas; la cuenca del Atrato-San Juan que es una llanura aluvial formada por sedimentos provenientes de las provincias de saltos, precordillera y cordillera occidental; la precordillera occidental o serranía de Chajeadó, constituida por rocas ígneas y sedimentarias dentríticas y la cordillera occidental formada por rocas básicas del grupo diabásico y rocas metamórficas del grupo geológico Dagua.

Esta conformación es producto de la acción de tres placas tectónicas: la placa Caribe, al norte; la placa de Nazca al suroeste y la placa Suramericana al sureste.

Esta interacción ha generado tres sistemas de fallas en la zona del Pacífico norte de Colombia: el sistema de fallas de dirección noreste, originadas por el movimiento de la placa de Nazca y la Suramericana; las fallas de dirección sureste, producidas por la comprensión de la placa de Nazca y la del Caribe. El tercer sistema, de menor importancia, resulta de la compensación de los dos sistemas principales y produce fallas de ajuste de dirección noreste.

Esta dinámica tectónica hace que la región pacífica esté expuesta a fuertes movimientos telúricos y presente riesgos de terremotos y maremotos o tsunami.

En el Pacífico colombiano, los procesos de sedimentación son principalmente terrígenos (originados por escorrentía de los ríos) y constituye el 95% del material de playas y fondos asociados, compuesto por lodos terrígenos y arenas lodosas. Los sedimentos de origen biológico representan solo el 5% del total y están conformados por arenas carbonatadas biógenas y arenas lodosas.

De Cabo Corrientes hacia el norte, éstas se distribuyen en el depósito externo de la plataforma, con excepción de bahía Octavia y la ensenada Tribugá, donde se encuentra en el nivel cestero.

Comentarios (0) | Comente | Comparta c