ATÜKAA

 

CERÁMICA

 

... nadie me enseñó...

aprendí mirando a mi abuela y a las viejas.

Hacían la masa, luego la vasija

y yo comencé a hacer como ellas...

183-1.jpg (30711 bytes)

 

Con barro, chüja y con arcilla, sirua, las mujeres Wayuu moldean vasijas y diversos objetos de uso cotidiano.

La forma y el tamaño se trabajan "a ojo" y se decoran con dibujos que están en la memoria.

 

Objetos de Chüja

 

Chüja es un barro oscuro que se encuentra en forma de terrones duros y compactos, dos o tres capas bajo la superficie terrestre. 184-1.jpg (8423 bytes)

Con el barro se trabajan ollas, calderos, olleras y platos de diferentes formas y tamaños, decorados con dibujos en bajo relieve. Estas vasijas presentan un color negro intenso y una textura porosa, muy poco lisa.

Las ollas wushu y los calderos siwarai, sirven para cocinar y calentar los alimentos.

Son vasijas de boca ancha, con un reborde grueso, cuerpo redondo abarrigado y asiento curvo, ideal para colocarlos sobre las piedras que forman el fogón. Algunas ollas llevan tres o cuatro pequeñas agarraderas u orejas, ubicadas un poco más abajo de la boca.

La forma y tamaño de ollas y calderos varía según la necesidad, encontrándose desde unas muy pequeñas de diez centímetros de alto, hasta las más grandes de treinta o cuarenta centímetros de alto.

Ollas y calderos tienen una boca más o menos ancha, generalmente con reborde y en ocasiones con dos; a veces llevan dibujos y bolillas alrededor de la boca.

185-1.jpg (7927 bytes)

 

Las olleras atükia son platos semiplanos y gruesos, de forma circular con asiento curvo, usados para colocar sobre ellos las ollas calientes. Las chiviwas, similares a los atukar, son platos hondos o soperos, que a veces llevan un borde ensanchado a manera de ala. Olleras y platos se decoran con los mismos dibujos de las ollas y calderos alrededor del borde.

186-1.jpg (13946 bytes)

 

Para trabajar el barro y la arcilla son necesarias algunas herramientas sencillas: una piedra de moler ipa, que sirve para moler y refinar los terrones de material, convirtiéndolos en polvo o arenilla.

187-1.jpg (9473 bytes)

Un colador asatia, indispensable para colar el material molido, separando la arenilla de las piedras que pueden llevar los terrones. El colador puede ser la concha dura del coco, un calabazo o un tarro agujereado.

Un plato casi plano del tipo atükia, utilizado para amasar el material y para apoyar las vasijas mientras se elaboran. Un trozo pequeño de shi’ipa concha del coco, empleada como paleta para raspar, pulir y dar un terminado liso a las vasijas.

Dos palitos o pui: uno de punta aguda y uno sin punta, usados pata trazar los dibujos de bajo relieve o incisión sobre las vasijas y para abrir los agujeros de las orejas.

 

 

 

 

Comentarios (0) | Comente | Comparta c