CAPITULO II

 

EL ‘ALABAO´

El nombre de este aire típico (alabao = alabado) se deriva sin duda de una oración muy popularizada entre la población negra y mestizo de Colombia: -"Bendito y alabado (sea) el Santísimo Sacramento del altar . . . " . Tan popularizada, que hasta no hace muchos años, los campesinos saludaban a sus amos y superiores con la siguiente fórmula, bien curiosa por cierto : -‘‘Bendito y alabao, mi amo". "Alabao" es el nombre genérico de ciertas oraciones cantadas, propias del ritual funerario de los velorios y de la celebración de las fiestas de los santos del calendario católico. Pero este tipo de cantares se ha desplazado del terreno religioso al profano. Examinemos dos ejemplos: los alabaos titulados Padre mío San Antonio y Tío Guachupecito.

15.jpg (26252 bytes)

El texto de este alabao es una verdadera plegaria fúnebre de caracter narrativo y suplicatorio al mismo tiempo. Las estrofas, formadas por dos versos octosílabos, alternan con un estribillo suplicatorio:

El enjuermo taba grave:ayúrenme acompañá.

Padre mio San Antonio, no lo rejes condena.

El enjuermo se murio:ayúrenmelo a velá.

Padre mio San Antonio, no lo rejes condena.

Prendómole cuatro vela para no prendele má.

Padre mio San Antonio, no lo reje condena.Ya lo meten al cajón para no sacalo ma.

Padre mio San Antonio. no lo rejes condena.Ya lo meten o la iglesia, ya lo guerven a saca.

Padre mio San Antonio. no lo rejes condena.Ya lo meten entre er hueco para no sacalo ma.

Padre mio San Antonio. no lo rejes condena.

En la anterior transcripción del texto, se ha procurado respetar la fonética regional, en que el sonido de la "d’’ se convisrte en ‘‘r" suave, se eliden la ‘‘s’’ final y la ‘‘r’’ que precede a la ‘‘l’’, la ‘‘y’’ suena como ‘‘r’’ suave cuando es inicial de vocablo, la ‘‘l’’ final se convierte en ‘‘r’’, etc.

La melodía es muy sencilla, como puede verse. Consta de dos períodos bimenbres. El motivo antecedente del primero está formado por dos células rítmicas: la primera (a) consiste en una síncopa de negra y dos corcheas; la segunda (b), consta de cinco valores iguales. El segundo motivo contiene otras dos células que integran un esquema rítmico asimetrico (c):

16.jpg (20672 bytes)

El motivo antecedente (d) del período correspondiente al estribillo es análogo al de la estrofa y consta de dos células rítmicas. El segundo motivo (consecuente) es de estructuración asimétrica (e) y está formado también por dos células, la primera de las cuales es análoga a la inicial del motivo conclusivo de la estrofa:

17.jpg (4888 bytes)

Por lo demás, el carácter de este cantar es claramente tonal, y sus funciones armónicas implícitas, como es obvio, son elementales:1) T-D-SD-T y II) T-D-T-

CONTINUAR                                        

INDICE

 

 

Comentarios (0) | Comente | Comparta c