Como puedes darte cuenta, los Muiscas constituíamos una Nación muy organizada.

Varias familias formaban un clan, varios clanes una tribu y varias tribus un cacicazgo. Además cada persona, según su oficio, pertenecía a un grupo. Los caciques y usaques nos dirigían, los gêchas o guerreros nos defendían. Los jeques o sacerdotes nos curaban y nos ponían en contacto con los dioses. Los artesanos y los mineros hacían nuestra vida más agradable y bella.

Los comerciantes nos traían cosas nuevas y raras. Nosotros, los que cultivábamos la tierra, éramos el grupo más numeroso. Les dábamos comida a todos los demás. Eramos la vida de nuestro pueblo. Así, cada grupo ayudaba a que todos viviéramos en orden y paz.

 

Comentarios () | Comente | Comparta c