Breviario de Ideas Politicas

CONTENIDO

 

Contenido

Introducción

CAPITULO I / El liberalismo clásico

Las tres direcciones de la evolución
El liberalismo
Las ideas de John Locke
El liberalismo y el Estado
El siglo XVIII o la embriaguez de la libertad
Los fisiócratas
La democracia representativa
La Ilustración
Las declaraciones de derechos
Conclusiones

CAPITULO II / El liberalismo moderno

Las ideas de Keynes
La política de Roosevelt
Las ideas de Kennedy
El liberalismo moderno en Colombia
El pensamiento de Alfonso López Pumarejo
Lleras Restrepo y el liberalismo moderno
Las ideas de Agudelo Villa
Liberalismo político y liberalismo económico

CAPITULO III / El socialismo

La conjuración de los Iguales
El socialismo utópico
1848
El marxismo y las ideas socialistas

CAPITULO IV / El socialismo posible

Socialismo y desarrollo
La auto-gestión
Conclusiones

CAPITULO V / La social-democracia

La social-democracia alemana
El revisionismo
La guerra mundial y la social-democracia
La social-democracia alemana de hoy
Socialismo y social-democracia en España
La social-democracia en América Latina
La social-democracia en Colombia
Conclusiones generales

CAPITULO VI / El comunismo

Socialismo y comunismo
Conclusiones

Datos del Libro


INTRODUCCIÓN

Este pequeño libro es de divulgación. Quien espere hallar en él disquisiciones agotadoras sobre cada uno de los temas enunciados, es mejor que prescinda de su lectura. Es bien difícil decir algo novedoso sobre cualquiera de las ramas que integran el pensamiento político. En cambio nos parece que es muy útil explicar, con la mayor claridad posible, el contenido y la trayectoria del credo liberal, del credo socialista en sus diferentes variantes, y del comunista. Sobre todo, es utilísimo señalarle a un lector que no tiene tiempo disponible para adentrarse en el examen de estos tópicos, las relaciones y diferencias entre el liberalismo de izquierda o democrático y el socialismo, o entre éste y el comunismo. Todavía son muchos los colombianos, inclusive de cierta cultura, para los cuales todos los partidarios del cambio social son comunistas.

Llevado de su deformación profesional como catedrático, el autor estima que el método pedagógico más aconsejable es el que parte de la base de que los alumnos saben muy poco, por no decir, nada, de la materia que se va a exponer. El docente, como también el escritor público, debe tener por eso el coraje de decir cosas elementales. Sobre todo en un medio como el nuestro, donde se cree que es muestra de sabiduría complicar lo que es diáfano de suyo. De ahí la sencillez, ya enunciada, de los datos y de las reflexiones que. constituyen este Breviario.

Es una realidad afortunada el interés, mas aún, la curiosidad, que existe hoy en el común de las gentes por tener una in formación para orientarse en el dédalo de las grandes cuestiones políticas de nuestro tiempo. En la Colombia actual, el ciudadano ordinario sabe que ninguno de los partidos tradicionales, en plena desagregación ideológica, puede ofrecerle lo que sí tuvieron sus padres y abuelos: un conjunto, así fuera modesto, de principios en los cuales creer. Ahora, cada uno, desamparado, viajero en la noche, tiene que abrirse su camino. El autor de este volumen, dueño del privilegio de haber contado con ciertos ratos libres, ofrece la presente contribución a la tarea difícil de orientarse en tantas tesis como solicitan la atención del hombre de la calle.

Cuando en los últimos años volvimos a la actividad política, como uno de los fundadores del Movimiento "Firmes", nos dimos cuenta de lo benéfico que sería poner en manos de los militantes y de los posibles adherentes una especie de Diccionario que les aclarara las inevitables dudas. La bibliografía indicada, no muy extensa, servirá para los mismos fines. Si no se insiste en el propósito de explicar lo más posible; puede ocurrir, para poner un ejemplo, que el proyecto de social-democracia, presentado por algunos liberales como sustituto de su antiguo bando, pase ante los ojos de muchos como el verdadero socialismo.

Inicialmente figuraba dentro del plan un capítulo destinado al eurocomunismo. Pero a medida que avanzaba la redacción, esa tendencia o escuela, que parecía muy promisoria, se fue desdibujando, y hoy carece de poder de irradiación. El único miembro de la trinidad constituida al efecto, que ofrece cierta permanencia, es el partido español, pues el comunismo italiano persevera extrañamente en la línea de llegar a participar en la conducción del Estado mediante la alianza ("el compromiso histórico") con la Democracia Cristiana, no con las otras fuerzas de izquierda. En cuanto al otro socio, el comunismo francés, ya sabemos que volvió al regazo soviético.

Finalmente, conviene decir que esta publicación se halla guiada; en primer lugar, por el deseo de ayudar a restablecer la importancia de las ideas, venidas a menos ante la explosión del pragmatismo de estos días, y en segundo lugar por la convicción que tenemos acerca de la necesidad de llegar en nuestro país a la convergencia de diversas corrientes sociales y políticas, que tengan una orientación democrática y progresista, única manera de iniciar en firme la reconstrucción nacional. Por eso, si se fijan aquí las diferencias entre las varias corrientes de izquierda, al final se abre la perspectiva de que manteniendo cada una su identidad, lleguen, junto con otras organizaciones de signo renovador, a un entendimiento que sería promesa de salud para la república.

 

Comentarios () | Comente | Comparta