PUNTAS DE PROYECTIL EN EL VALLE DE POPAYÁN

CARLOS HUMBERTO ILLERA MONTOYA
Profesor de arqueología y etnología en la Universidad del Cauca, Popayán

CRISTOBAL GNECCO VALENCIA
Alumno de la Escuela de Graduados de Artes y Ciencias, Washington University, St. Louis, Estados Unidos

p44.jpg (42806 bytes)

 

Introducción

No es usual que en el panorama arqueológico de Colombia se registren hallazgos controlables de puntas de proyectil, y menos aún si éstas presentan rasgos diagnósticos que les evitan caer en el "limbo" de ejemplares descontextualizados y no significativos, que son los más, hasta ahora, en los escasos encuentros de esta índole realizados en el país. En este artículo queremos presentar y discutir el hallazgo de seis puntas de proyectil en el municipio de Popayán, cinco de ellas procedentes de un mismo sitio -La Elvira- y una sexta de otro situado pocos kilómetros al sur 1.

Todas estas piezas, entonces, provienen de dos yacimientos localizados en el valle de Popayán, una altiplanicie disectada que forma parte de la cavidad interandina recubierta por materiales volcánicos del terciario. Esta cavidad fue rellenada en épocas relativamente recientes, incluso holocénicas, por mantos sucesivos de cenizas volcánicas, en ocasiones considerablemente espesos. Por lo demás, el valle forma parte, con su característico relieve ondulado, del sistema de bosque húmedo subtropical (bh-st).

Es importante anotar que ya antes en la zona se han registrado y estudiado sitios y conjuntos de útiles arqueológicos, significativos y particulares en el suroeste colombiano. De estos conjuntos sobresale la industria de obsidiana -muchas veces microlítica-, con fechas hasta de tres mil años, y que se relaciona con otras series culturales que van desde utensilios líticos arcaicos hasta otros plenamente agrarios y cerámicos. Las cinco puntas de La Elvira fueron encontradas en superficie junto con notables cantidades de artefactos de obsidiana y otros materiales líticos y algo de cerámica; esto, desde luego, no significa una asociación categórica, ya que el sitio fue removido recientemente, y en buena parte, en labores urbanísticas2.

 

Antecedentes

Los hallazgos de puntas de proyectil en el país han sido hasta el momento siempre relevantes por lo poco frecuentes. Sin embargo, a excepción de las dos posibles puntas "cola de pescado" (la encontrada en Manizales -Reichel, 1965- y la de Bahía Gloria -Correal, 1983-) y de los tres ejemplares "Restrepo" (Reichel, 1965; Correal, 1983; Ardila, 1985), ninguna de las puntas encontradas en Colombia ofrece mayores indicadores diagnósticos. De hecho, se trata de piezas muy variadas morfológicamente, sin contexto alguno -salvo uno que otro caso- y, en términos generales, producto del azar más que de la intención; así, es poco lo que permiten adelantar en interpretaciones o relaciones, a no ser aquellas fundadas en atributos visiblemente menores. Tanto Reichel (1978) como Bray (1982) y Ardila (1985), han enfatizado la poca significación tipológica de este grupo de puntas.

p46.jpg (34801 bytes)
Municipio de Popayán. Localización de los hallazgos

En el valle de Popayán ya han sido encontrados varios ejemplares (Méndez, 1984), aunque algunos de ellos compartan con los aquí descritos algunas características morfotecnológicas3., son conjuntos poco relacionables. Dos de esos ejemplares han sido tratados como puntas, con la indicación de haber sido hallados en contexto estratigráfico fechado, pero de las fotos y dibujos que acompañan el informe arqueológico se desprende que deban ser vistos con mayor cautela, lo que quizás los apartaría del concepto de "punta de proyectil" (nunca tan amplio como para ser usado en forma apresurada) para situarlos en otro lugar del andamiaje tipológico.

Debe destacarse que las puntas que mencionamos, provenientes igualmente del valle de Popayán, se han localizado en una zona cercana a la de los hallazgos materia de este informe y, en todo caso, en la misma zona geográfico-ambiental. La suma de estos dos grupos -dejando de lado otras puntas no registradas en el informe pero conocidas- produce más de diez puntas de proyectil confiables, número nada despreciable y ciertamente sugestivo en el marco de nuestro conocimiento de la prehistoria de la región.

 

Descripción formal

PUNTA No. 1

p47.jpg (11676 bytes)

Sitio de procedencia: La Elvira, sector II.

Material: obsidiana.

Color: café claro traslúcido.

Descripción: punta bifacial triangular asimétrica, de bordes rectos ligeramente aserrados, provista de pedúnculo con tendencia a cónico y escotadura basal profunda. Es evidente la presencia generalizada de retoque bifacial, en la hoja y en el pedúnculo, hecho por presión en los bordes y la escotadura (excepto en la porción mesial del borde derecho). Las secciones transversal y longitudinal son asimétricas.

La punta fue muy probablemente simétrica, fracturándose quizás en el borde derecho de la hoja (cara A); ello obligó a rebajar esta parte, obteniéndose un borde abrupto sin retoque.

Medidas:

-Largo total: 67,0 mm.

-Largo axial: 63,0 mm.

-Ancho máximo: 38,0 mm. (parte inferior del tercio medio)

-Largo del pedúnculo: 22,0 mm.

-Ancho del pedúnculo: en la base, 20,0 mm; en los hombros, 25,0 mm.

-Espesor mesial: 8,0 mm.

-Espesor del pedúnculo en los hombros: 8,5 mm.

-Espesor máximo: 9,0 mm.

-Relación largo del pedúnculo/largo total: 1:3 Relación ancho máximo/ largo total: 1:1,7

-Angulo de la punta: 50

-Peso: 17,722 gr.

PUNTA No. 2

p48.jpg (8922 bytes)

Sitio de procedencia: La Elvira, sector I

Material: obsidiana

Color: café claro traslúcido

Descripción: punta bifacial triangular simétrica, con bordes ligeramente convexos, acanaladura unifacial centrada (cara A), y pedúnculo cónico con ligera escotadura basal (causada por el impacto recibido al desprender la lasca de acanalamiento). Retoque bifacial. Las secciones longitudinal y transversal son simétricas.

Medidas:

-Largo total: 55,0 mm.

-Ancho máximo: 44,0 mm. (parte inferior del tercio medio)

-Largo del pedúnculo: 21,0 mm.

-Ancho del pedúnculo: en la base, 14,0 mm.; en los hombros, 23,0 mm.

-Espesor mesial: 8 mm.

-Espesor del pedúnculo en los hombros: 7,0 mm.

-Espesor máximo: 8,5 mm.

-Relación largo del pedúnculo/largo total: 1:2,60 -Relación largo de la lasca/ largo total: 1:1,48

-Relación ancho máximo/largo total: 1:1,25 -Angulo de la punta: 60

-Peso: 16.330 gr.

PUNTA No. 3

p49.jpg (9569 bytes)

Sitio de procedencia: La Elvira, sector II

Material: basalto

Color: gris patinado

Drescripción: punta bifacial triangular simétrica, con bordes rectos aserrados y pedúnculo cónico con escotadura basal. Retoque bifacial, probablemente a presión en los bordes del pedúnculo y la hoja. Presenta la huella de desprendimiento de una lasca de adelgazamiento en la mitad derecha (cara A) del pedúnculo. La aleta izquierda se observa algo más elevada que la derecha. Secciones longitudinal y transversal asimétricas. Presenta fractura en el extremo distal.

Medidas:

-Largo total: 63,0 mm.

-Largo total proyectado: 70,0 a 72,0 mm.

-Largo axial: 61,0 mm.

-Ancho máximo: 42,0 mm. (parte inferior del tercio medio)

-Largo del pedúnculo: 24,0 mm.

-Ancho del pedúnculo: en la base, 18,0 mm; en los hombros, 28,0 mm.

-Espesor mesial: 7,5 mm.

-Espesor del pedúnculo en los hombros: 8,0 mm.

-Espesor máximo: 8,0 mm.

-Huella de la lasca de adelgazamiento: 21,0 x 12,0 mm.

Relación largo del pedúnculo/ largo total proyectado: 1:3,0 aproximadamente.

-Relación Incho máximo/largo total proyectado: 1:1,6 aproximadamente.

-Angulo de la punta: 50 -Peso: 17,328 gr.

PUNTA No. 4

p50.jpg (11325 bytes)

Sitio de procedencia: La Elvira, sector II

Material: lidita

Color: amarillo-ocre

Descripción: punta bifacial lanceolada simétrica con hombros, de contorno romboidal truncado en uno de sus extremos, base ligeramente convexa, bordes rectos aserrados. Retoque bifacial, a presión en los bordes. En el tercio proximal de la cara B se observa la huellade desprendimiento de una lasca de rebajamiento. Secciones longitudinal y transversal asimétricas.

Medidas:

-Largo total: 77,0 mm.

-Ancho máximo: 41,0 mm.

-Altura media de los hombros: 31,0 mm.

-Ancho basal: 14,0 mm.

-Espesor mesial: 9,0 mm. Espesor basal: 3,0 mm.

-Espesor máximo: 9,0 mm.

-Relación altura hombros / largo total: 1:2,4

-Relación ancho máximo/ largo total: 1:1,8

-Angulo de la punta: 47

Peso: 27,716 gr.

PUNTA No. 5

p51.jpg (10180 bytes)

Sitio de procedencia: La Elvira, sector II

Material: lidita

Color: gris oscuro en la porción distal y gris claro en las porciones mesial y proximal

Descripción: punta bifacial lanceolada con hombros ligeramente insinuados, aproximadamente simétrica; bordes convexos; base recta en diagonal con leves retoques en la cara A. Retoque bifacial a presión en los bordes. En la cara A se observa la huella de una lasca de adelgazamiento. Sección longitudinal asimétrica y sección transversal asimétrica concoidal. La punta fue elaborada sobre una lasca concoidal, lo que obligó a una mayor elaboración en la cara A.

Medidas:

-Largo total: 59,0 mm.

-Ancho máximo: 37,0 mm. (en la mitad aproximadamente)

-Altura hasta los hombros: 25,0 mm.

-Ancho de la base: 14,0 mm.

-Espesor mesial: 8,0 mm.

-Espesor máximo: 9,0 mm.

-Huella de la lasca de adelgazamiento: 26,0 x 16,0 mm.

-Relación ancho máximo/ largo total: 1:1,6

-Relación altura hombros/ largo total: 1:2,3

-Angulo de la punta: 55 -Peso 17,541 gr.

PUNTA No. 6

p52.jpg (9377 bytes)

Sitio de procedencia: Alto Cauca

Material: lidita

Color: verde oliva oscuro, veteado en la porción dista] i Descripción: punta bifacial lanceolada simétrica, con aletas levemente proyectadas formando un pedúnculo incipiente; bordes rectos notoriamente aserrados. Base irregular en diagonal (es posible que la punta sufriera fractura en el lado izquierdo de la base, produciendo la irregularidad y eliminando la eventual escotadura). Retoque bifacial a presión en los bordes. Se observan huellas de lascas de rebajamiento en sus dos caras, especialmente en la porción mesial. Secciones longitudinal y transversal asimétricas. Presenta fractura en el extremo distal.

Medidas:

-Largo total: 82,0 mm.

-Largo total proyectado: 90,0 mm. aproximadamente.

-Largo total proyectado: 88,0 mm. aproximadamente.

-Ancho máximo: 47,0 mm (parte inferior del tercio medio)

-Altura hasta los hombros: 28,0 mm.

-Ancho de la base: 21,0 mm. -Espesor mesial: 7,0 mm.

-Espesor a la altura de los hombros: 8,0 mm.

-Espesor máximo: 8,5 mm.

-Relación altura de los hombros, largo total proyectado: 1:3,2 aproximadamente.

-Relación ancho máximo; largo total proyectado: 1:1,9 aproximadamente.

-Angulo de la punta: 45 -Peso: 32,037 gr.

 

Discusión

Si consideramos en su conjunto las seis puntas que hemos descrito, resulta evidente que muy poco tienen que ver con las anteriormente encontradas en territorio colombiano. Por contraste, es por lo menos inquietante que entre ellas y algunas ya bien definidas y caracterizadas de la sierra norte del Ecuador podamos ver no sólo similitudes morfológicas sino también tecnológicas, similitudes que pueden traducirse en términos de rasgos diagnósticos.

Es lícito cuestionar la validez de los atributos en los que descansa esa diagnosis, y lo es aun más si consideramos que el conjunto que evaluamos es relativamente pequeño y en proceso de documentación; sin embargo, también es lícito hacer uso de esos rasgos cuando se los encuentra y analiza exhaustivamente, viendo en ellos no una simple convergencia sino toda una implicación histórica, ya bien sustentada por la investigación.

En la punta No. 2 se puede observar un claro acanalamiento unifacial, mientras que en las No. 1, No. 3 y, posiblemente, No. 6, existe escotadura en la base; además, en los ejemplares No. 3, No. 4 y No. 5, el adelgazamiento basal es notorio en su intención 4.

Estos tres atributos -acanalamiento, escotadura y adelgazamiento basal- son quizás algunos de los mejor y más detenidamente estudiados para las series de puntas de proyectil de la zona de la sierra norte ecuatoriana, por la implicación de temporalidad temprana que se los atribuye.

Cabe decir que la acanaladura, en particular o en el sentido general de la tecnología de acanalamiento (que, siguiendo a MayerOakes-1981, incluiría también otros rasgos como el adelgazamiento en la base), no es exclusiva de un tipo ni tiene asignaciones temporales estrechas y precisas; en nuestro caso, la punta No. 2 se asemeja notablemente al tipo de "pedúnculo ancho" (Broad stemmed) de El Inga 5, de acuerdo con Bell (1965) y remitiéndonos al detallado análisis de Mayer-Oakes (1981), tipo al que podrían pertenecer también la No. 1 y la No. 3. Aunque en estas últimas no existe la acanaladura y no es preponderante el adelgazamiento basal, la forma del pedúnculo y la escotadura parecerían buenos argumentos a su favor para esta adjudicación; ya antes se ha dicho que el escotamiento en la base se relaciona estrechamente con tipos diagnósticos tempranos como las puntas "cola de pescado" (Bate, 1983), pero nos parece que en nuestro caso esa sugerencia es excesiva. Sin embargo, sí pensamos en una relación de estas puntas con la tecnología de acanalamiento, o de adelgazamiento basal, o de ambos a la vez.

Las puntas No. 4, No. 5 y No. 6, son casos distintos de las anteriores. En rigor, son piezas sin pedúnculo -aunque la No. 6, la única que no procede de La Elvira, lo tenga incipientemente-, pero ya sabemos que en series más amplias representan un tipo participante de la tendencia tecnológica de que hablamos; no en vano las No. 4 y No. 5 exhiben una especial intención de adelgazamiento basal. En El Inga hay piezas muy similares agrupadas en el tipo "lanceolado con hombros" 6 -El Inga shoulderer lanceolate-, pero allí son consideradas como intermedias y, quizás, como preformas; desde luego, en este caso, con una muestra tan relativamente pequeña, sería absurdo afirmar lo mismo, sobre todo si tenemos en cuenta el estado actual de nuestro conocimiento al respecto.

p54.jpg (17333 bytes)

El hecho de que esta discusión se oriente a examinar rasgos diagnósticos tempranos en las puntas de La Elvira y del Alto de Cauca, no quiere decir, de forma alguna que la cronología atribuida a los tipos que sirven de fondo a esta evaluación -El Inga broad stemmed y El Inga shoulderer lanceolate- deban traspasarse a las primeras. Ante esta posibilidad vale la pena hacer algunas consideraciones: primero, no debemos olvidar que una constante de los depósitos con obsidiana en el valle de Popayán es la presencia -en ocasiones mínima, pero presencia de todas formas- de cerámica en posición y superficie (en el caso de La Elvira la existencia de cerámica superficial "asociada" alas puntas, quizás pueda explicarse en términos de una lamentable mezcla de estratos), segundo, no hay dataciones, en Colombia y en particular en el valle de Popayán, para puntas localizadas en un razonable contexto interpretativo, lo que hace recaer todo el peso de un análisis como el que aquí realizamos en atributos tipológicos; tercero, la aproximación a nuestra prehistoria niega las relaciones lineales inflexibles propuestas como modelos analíticos y más bien tiende a considerar el desarrollo histórico en forma más amplia y tolerante. Todo esto se resumiría diciendo que aún requerimos de un mayor trabajo de investigación para conocer con precisión de asuntos como el de la cronología de estos hallazgos. De hecho, esta posibilidad ampliaría de manera considerable nuestra visión del pasado.

p55.jpg (17559 bytes)

Por último, es necesario anotar que a esta relación que hemos trazado entre las puntas aquí examinadas y las de la sierra norte del Ecuador, debe sumarse el hecho de que las primeras se asocian a útiles de obsidiana, que a su vez ya han sido relacionados con aquellos que acompañan a estas últimas (Gnecco, 1982). Este aspecto debe tenerse en cuenta en la perspectiva de una tendencia histórica del sur de Colombia hacia el norte del Ecuador en épocas relativamente tempranas.

 

Agradecimientos

Queremos agradecer la ayuda brindada por el profesor Gonzalo Correal y el antropólogo Gerardo Ardila, cuyos comentarios e indicaciones nos resultaron de especial validez. El antropólogo Diógenes Patiño permitió generosamente la publicación de la punta No. 1 y la antropóloga Liliana Muñoz actuó de manera idéntica con la punta No. 6. Para ellos nuestro máximo reconocimiento.

 

BIBLIOGRAFIA

Ardila, Gerardo. El hombre temprano en Colombia, ms. 1985.

Bate, Luis Felipe. Comunidades primitivas de cazadores-recolectores en Sudamérica, t. I, Caracas, Academia Nacional de la Historia de Venezuela, Italgráfica. 1983.

Bell, Robert. Archaeological investigations at the site of El Inga, Ecuador, University of Oklahoma, Norman. 1965.

Bray, Warwick. Projectile points from the Colombian Andes, mimeo. 1982.

Correal, Gonzalo. "Evidencia de cazadores especializados en el sitio de La Gloria, golfo de Urabá", en Revista de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, Bogotá, vol. XV, núm. 58, págs. 77-82. 1983.

Gnecco, Cristóbal. Los árboles: un sitio en el valle de Popayán, ms. 1982.

Mayer-Oakes, William. Early man projectile points and lithic technology in the ecuadorian sierra, mimeo, Texas Technological University. 1981.

Mayer-Oakes, William y Cameron, William. "A fluted lanceolate point from El Inga, Ecuador", en Nawpa Pacha 7-8, Berkeley, págs. 59-65. 1970.

Méndez, Miguel. Puntas de proyectil de Cajibío, Cauca, Popayán, Editorial de la Universidad del Cauca. 1984.

Reichel-Dolmatoff, Gerardo. Colombia, Londres, Thames and Hudson, 1965. "Colombia indígena. Período prehispánico", Manual de historia de Colombia, t. I, Bogotá, Colcultura, págs. 32-115. 1970.

Schobinger, Juan. Prehistoria de Suramérica, Barcelona, Labor. 1969.

 

1
La punta No. 1 fue encontrada accidentalmente; las No. 2, No. 3, No. 4 y No. 5 proceden de recolecciones sistemáticas de superficie adelantadas durante el fin del año pasado y principios de este, por un grupo de estudiantes de antropología de la Universidad del Cauca, dirigidos por el profesor Carlos Humberto Illera. La No. 6 se encontró en una recolección intencional, aunque no sistemática, por la antropóloga Liliana Muñoz.
2
El sitio de La Elvira está situado en la margen derecha de la vía Cali-Popayán, en el km. 129. Es una cima ligeramente aplanada, con pendiente prolongada hacia el norte, por donde fluye el río Blanco, y suave hacia el oeste, donde está la quebrada de El Medio. Para efectos de la prospección, el sitio fue dividido en dos sectores: el I, en la parte alta de menor inclinación, y el II, parte baja hacia el oeste del anterior, y de inclinación menos pronunciada.
3
De las puntas de proyectil del municipio de Cajibío descritos por Méndez (1984), las llamadas "El Arado" y "La Balsa (vivero)'" exhiben un notorio adelgazamiento basal; la punta de "La Capilla Sur" encuentra algunas similitudes morfológicas con las No. 4, No. 5 y No. 6, a su vez. relacionadas con el tipo lanceolado con hombros de El Inga. Sin embargo, en la pieza de "La Capilla-Sur", el pedúnculo está mucho mejor insinuado que en nuestras tres puntas. Por desgracia, en el informe sobre las puntas de Cajibío, el aspecto tecnológico relativo al adelgazamiento está poco enfatizado, lo que imposibilita que tracemos relaciones más sólidas y fundadas.
4
Mayer-Oakes (1981) define así el adelgazamiento basal: "[ ... ]cuando las huellas de lascamiento iniciadas en el extremo proximal de la punta tienden a adelgazarla más que a darle forma plana y grosor normales" (página 16).
5
Este es un tipo diagnóstico del complejo El Inga II y se cree que aparece después de las puntas acanaladas sin pedúnculo. Aunque algunas de las piezas base de este tipo sean más grandes que nuestros ejemplares, este "estereotipo", por definición, contempla la flexibilidad en el rango de variación de las dimensiones; de hecho -ya lo sugirió Mayer-Oakes, 1981-, el mayor tamaño en los casos de El Inga puede estar representando solamente una especialización que no comprometería el sentido de la caracterización.
6
Mayer-Oakes, 1981.

 

Comentarios (0) | Comente | Comparta c