El renacimiento afrocolombiano

Este periodo inició en 1991 con dos hechos significativos:

Primero, la expedición de la Constitución Política Nacional en 1991 y segundo, el despertar del movimiento social étnico afrocolombiano. Por primera vez en la historia jurídica de la República de Colombia se incluyó a las poblaciones afrocolombianas en la Constitución Nacional y sus leyes reglamentarias, reconociéndolas y protegiéndolas como "grupo étnico", sujeto especial de derecho y con derechos étnicos, en especial, el derecho de diferenciación positiva considerado por la Corte Constitucional como un derecho fundamental.

La Constitución Política Nacional ha posibilitado el desarrollo de una legislación especial integrada por más de 12 leyes donde se establecen mandatos especiales a favor de la población afrocolombiana como grupo étnico. Ha faltado una campaña pedagógica de sensibilización tanto al interior como al exterior de las comunidades afros para que todo el país comprenda la pertinencia de los derechos afros y se solidarice exigiendo políticas publicas concretas para su realización.

El renacimiento afrocolombiano estuvo precedido por importantes acontecimientos que se sucedieron durante la segundos cincuenta años del siglo XX ellos son:

* La presencia masiva y el excelente desempeño de la juventud afro en los deportes como el fútbol, basketball, boxeo, atletismo, béisbol, pesas; pasando la persona afro a ser la cara visible y representativa de la nación dentro y fuera del país.

* El surgimiento de un notorio movimiento de valoración y práctica de las manifestaciones culturales afrocolombianas, en especial, de la música y de la danza, que se convirtieron en representaciones del ser colombiano y de la cultura nacional, en menor medida la literatura y la poesía donde se destacaron Manuel zapata Olivella, Jorge Artel, Miguel A. Caicedo, Sofonías Yacup.

* El acceso de las personas afros al sistema educativo, primero a la primaria, y después a la secundaria y a la universidad, aunque realizando grandes sacrificios en las ciudades del interior del país. Creación de las universidades Diego Luis Córdoba en Quibdo, y en Buenaventura la Universidad del Pacífico y del Valle, así como diversos programas de profesionalización de los docentes.

* El liderazgo y protagonismo político individual de reconocidos personajes afros que reivindicaron dentro de los partidos los derechos de la población afrocolombiana tales como: Diego Luis Córdoba del Chocó, Natanael Díaz del Cauca, dignos sucesores del talante de Luis Antonio Robles del Magdalena.

* El nacimiento del proceso organizativo y reivindicativo étnico promovido por grupos estudiantiles universitarios en la Universidad Nacional de Bogotá, la del Cauca en Popayán, y en Cali en las universidades del Valle y Santiago de Cali. Así mismo surgieron grupos de intelectuales organizados en Instituciones como el Centro de Estudios Afrocolombianos y la Fundación para la Investigación Folclórica Afrocolombiana liderados por el Doctor Manuel Zapata Olivella, la Fundación Palenque dirigida por Delia Zapata Olivella, el Movimiento Nacional de las Negritudes, el Centro para la Investigación de la Cultura Negra, la Revista Negritud y el Periódico Presencia Negra orientados por Amir Smit Córdoba, la Fundación Cultural Colombia Negra, y el Circulo de Estudios de la Problemática de las Comunidades Negras de Colombia Soweto en Pereira liderado por Juan de Dios Mosquera Mosquera. En agosto de 1997 se realizó en Cali el Primer Congreso de la Cultura Negra de las Américas, cuyo presidente fue el Doctor Manuel Zapata Olivella.

* El surgimiento en 1982 del Movimiento Nacional por los Derechos Humanos de las Comunidades Afrocolombianas CIMARRON y su pensamiento El Cimarronismo contemporáneo, liderado por Juan de Dios Mosquera. CIMARRÓN se convirtió en la escuela de formación ideológica y organizativa para los activistas y promotores del despertar de la conciencia étnica provocado por la Ley 70 de 1993. En este mismo tiempo surgieron las primeras organizaciones étnicas como la Asociación Campesina Integral del Atrato ACIA en Quibdó la asociación campesina del Alto San Juan ACADESAN, la Asociación Campesina de Negros Unidos del Anchicayá en Buenaventura, la Organización de Barrios Populares OBAPO de Quibdo y la Coordinadora Nacional de Comunidades Negras en Cali que se convirtió después en el Proceso de Comunidades Negras PCN liderado por Carlos Rosero.

* La realización de masivas protestas y movilizaciones cívicas que lograron impacto nacional, reclamando la dotación de servicios públicos y la atención y presencia presupuestal del gobierno nacional, deben recordarse el paro cívico departamental del Chocó en 1987 y en Tumaco El Tumacazo en 1988.

* La presencia masiva de líderes afros en las direcciones regionales y nacionales del movimiento sindical colombiano, especialmente, en los sectores portuarios, ferrocarrileros, bananero, azucarero, y en las juntas directivas de las UTC, CTC, la CSTC, entre ellos se destacaron Tulio Cuevas, José Raquel Mercado y Pastor Pérez.

Comentarios () | Comente | Comparta c