Alfredo Greñas

El escudo de la Regeneración (1890)


Xilografía
14.5 x 12 cm
Registro AP: 0823


No sin ironía, El escudo de la Regeneración se publicó en el periódico El Zancudo el 20 de Julio de 1890, aniversario de los ochenta años de la independencia de Colombia frente a España. Esta xilografía de Alfredo Greñas subvierte todos los símbolos patrios contenidos en el escudo oficial de la República de Colombia, y se alza como una fuerte crítica al proyecto de la Regeneración abanderado por Rafael Núñez y Miguel Antonio Caro. El proyecto, cuyo punto culmen es la Constitución de 1886, instauró definitivamente el sistema de gobierno centralista, anulando cualquier posibilidad de administración autónoma por parte de los departamentos que conformaban el país, además de establecer un concordato con la Iglesia Católica en el que era innegable la influencia de la religión en la toma de decisiones políticas fundamentales para el destino del país.

 

En su escudo Greñas reemplaza el cóndor por un gallinazo; la granada y las cornucopias, símbolo de abundancia, por un cráneo y dos huesos; el gorro frigio, una alusión a la libertad tomada de la revolución francesa, por un gorro vulgar; el canal de Panamá y los dos océanos, por un lagarto que parece engullir el territorio. Finalmente, la cinta que lo enmarca reza: “Ni libertad ni orden, Regeneración”, en contraposición al lema de Núñez “Regeneración o catástrofe”. 

El periódico El Zancudo fue una herramienta capital para la oposición a los ideales de Núñez y Caro; desde él se dio una respuesta crítica a la Regeneración a partir de la caricatura política de manera sistemática. En esta ocasión, la crítica operaba subvirtiendo uno de los símbolos fundamentales que configuran el concepto de lo nacional. En adelante, el uso del escudo y la tergiversación de sus símbolos para criticar una situación política determinada se hará tanto en caricatura como en las artes plásticas: desde Alfredo Greñas, pasando por Ricardo Rendón, Juan Cárdenas y Pepón, a lo largo de todo el siglo XX, hasta Bernardo Salcedo con su obra Primera Lección (1970). 

Alfredo Greñas es una de las figuras más relevantes en la historia de la caricatura política en Colombia. Grabador de la escuela de Bellas Artes y alumno de Alberto Urdaneta, su obra crítica y aguda se desarrolló creando distintos periódicos de oposición a los gobiernos de la Regeneración, entre ellos El postaEl Clandestino, El progreso, El demócrata El Zancudo. La incisiva denuncia contra la Regeneración como un proceso de retroceso y muerte política del país sacudió a la clase dirigente de entonces, sus caricaturas ridiculizaban a Rafael Núñez (que suele aparecer con unas tijeras), Miguel Antonio Caro (que aparece bajo la forma de un cangrejo), y Holguín. Todo esto le valió al artista la cárcel en Cartagena, y luego el exilio en Costa Rica, lugar donde muere el 16 de septiembre de 1949. 

Esta obra hace parte del portafolio Graficario por la lucha popular en Colombia, de 1977.

Por Luisa Fernanda Ordóñez

Bibliografía

Arciniegas, Germán. 1975. El Zancudo: la caricatura política en Colombia (siglo XIX). Bogotá: Arco.

González, Beatriz. 1989. Caricatura en Bucaramanga, Bogotá: Banco de la República.
Disponible en: http://www.lablaa.org/blaavirtual/todaslasartes/cari/cari2a.htm

Citas:

"Ese simple grabado sencillísimo y parco, en medio de la ligereza y travesura que parece guió la mano del dibujante, es una expléndida (sic) fotografía moral de la regeneración".
El zancudo citado por Beatriz González.

“El escudo de la Regeneración es uno de sus más famosos íconos: el cóndor cierra sus alas y está encadenado. Nueve estrellas, que son calaveras, lo enmarcan y corresponden a los radicales muertos en La Humareda. ‘Ni libertad ni orden’, proclaman dos cintas a lado y lado del cóndor. El escudo propiamente dicho presenta en la primera banda una calavera y dos tibias, en la segunda un bonete clerical, y en la tercera un caimán se come el canal de Panamá. Dos banderas enmarcan el escudo: uno ostenta una calavera y el otro una cruz. De las astas penden escapularios. Abajo salen dos garras que sostienen una cinta que dice Regeneración.”
Beatriz González

 

 

Comentarios () | Comente | Comparta c