Enrique Grau

                 
  Enrique Grau
Jaula en Nueva York Carboncillo, pastel sobre papel
  116 x 77 cms.
  1990
 
Enrique Grau
Fayum
Mixta I 19 x 74 cms.
         1971

   Hace parte de un grupo de artistas que en los 50 inauguran una nueva etapa del arte colombiano que entra en consonancia con los postulados del arte del siglo XX. Grau en 1958 gana el primer premio en dibujo en el XI Solón de Artistas Colombianos con la obra titulada Naturaleza muerta lunar, un bodegón trabajado con formas geométricas que apuntan a una clara síntesis formal. Este artista cartagenero nacido en 1920, cuenta con una amplia producción en la que se privilegia tanto la obra bidimensional como la tridimensional. A la colección del Museo pertenecen dos obras, una de ellas titulada Fayum de 1971 y otra jaula en Nueva York de 1980. La primera es una tempera en la que el dibujo se convierte en el soporte evidente de sus figuras, un rostro masculino y dos manos, elementos que repetidamente aparecen en su trabajo, siempre definidos por unas líneas precisas a partir de las cuales se despliega el carácter volumétrico de su figuras. Al respecto Germán Rubiano comenta: "Desde su famosa Mulata cartagenera -1940- Crau demostró su inclinación por los valores plásticos. Sus figuras pintadas siempre son dibujadas y táctiles."32 Esta obra hizo parte del homenaje que se le rindió al artista en 1991 cuando en distintas salas de Bogotá y posterior-mente en otras ciudades del país, se mostraron de forma simultánea varias exposiciones conformadas con diversas etapas de su trabajo. Al Museo de Arte de la Universidad Nacional le correspondió mostrar la obra tridimensional y esta pieza con su carácter de caja, envuelta con cinta aislante a la manera de las momias egipcias, se localiza como una pieza que el dibujo rebasa lo puramente bidimensional. Jaula en Nueva York, es un pastel realizado con vibrantes colores que hace parte de su producción más reciente.

 

      "Popularmente siempre se ha pensado que el dibujo es un trazo sobre una superficie plana, realmente el dibujo tiene muchas otras realidades y aplicaciones.
      Del dibujo plano al volumétrico. Del trazo ágil al técnico de ingeniería. Existe también el dibujo tridimensional, aquel que resbala por la superficie de una escultura encontrándose y  alejándose con gran sensibilidad del plano.
      Si uno analiza las distintas formas y transformaciones del dibujo, este viene a ser el esqueleto vivo de toda obra de arte visual, desde el arte de las cavernas hasta los vericuetos del cubismo.
 
      ¡Que viva el dibujo!"

  

32 Rubiano Germán, Ensamblajes, plegable del Museo de Arte Universidad Nacional, Octubre 10 de 1991
Comentarios () | Comente | Comparta c